La sandía en el verano o la Viagra del pobre

Un descubrimiento sorprendente sobre la sandía, tan presente en nuestra dieta Mediterránea durante el verano español, contiene citrulina en su parte blanca, sugiere que los cocineros tendrán que empezar a considerar el diseño de platos culinarios basados en la sandía como “afrodisíaco”, ya que esta sustancia es la alternativa “del pobre” a las pastillitas azules para disfunciones eréctiles en hombres. ¿Será éste el secreto de la virilidad veraniega del “semental” ibérico para las veraneantes norteeuropeas en la Costa del Sol?

La sandía (Citrullus vulgaris Schrad.) era ampliamente conocida como fuente natural y rica del aminoácido no esencial citrulina. La citrulina es un alfa-aminoácido no proteico, importante intermediario en el metabolismo de la eliminación del nitrógeno, es decir, en el ciclo metabólico de la urea. Deriva de la ornitina y es precursor de la arginina, que es un relajante de los vasos sanguíneos y tiene muchos efectos benéficos para la salud. En mamíferos, la mayor fuente de citrulina es el intestino delgado. Se ha utlizado médicamente para diferentes síndromes y enfermedades. La L-citrulina se administra oralmente a niños y adolescentes para el tratamiento de ciertas anemias. También ha sido utilizada como suplemento para la mejora de la actividad sexual y la disfunción eréctil.

Entonces, la noticia no es tan novedosa como mucha gente cree…

El descubrimiento del Dr. Patil se ha “vendido” con “todo el marketing” que tiene que venderse, este año, en el que se le ha nombrado director del Vegetable and Fruit Improvement Center, de la Texas A&M University. ¿Por qué los americanos (él es de origen indio) son así? ¿Cuándo aprenderemos a “vendernos” los españoles de igual manera?

Pero, a muchos lo que os interesará saber es … ¿cuánta sandía hay que comer al día? Los estudios indican que los niveles máximos de citrulina en sangre se alcanzan con un consumo de 6 copas de zumo de sandía al día (Penelope Perkins-Veazie et al. “Watermelons and health,” Acta Horticulturae, 731: 121-127, 2007 ). Lo que no es poco.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>