Invento que reduce el consumo de gasolina en el motor de tu coche en un 20%

En NeoFronteras (Noticias de Ciencia y Tecnología) encontré “Un dispositivo simple ahorra un 20% de combustible,” 1 de Octubre de 2008 , que me llevó a “Simple device which uses electrical field to boost gas efficiency developed by Temple University researcher,” September 25, 2008 , que a su vez me llevó a a buscar los artículos del Dr. Rongjia Tao sobre el tema. Encontré el artículo R. Tao and X. Xu, “Reducing the Viscosity of Crude Oil by Pulsed Electric or Magnetic Field,” Energy & Fuels, 20 (5), 2046 -2051, 2006, y el más reciente R. Tao, K. Huang, H. Tang, and D. Bell, “Electrorheology Leads to Efficient Combustion,” Energy & Fuels, In Press, September 12, 2008 , origen de la noticia.

Reducir la viscosidad del petróleo crudo es una de las prioridades de la industria del petróleo, ahorraría muchísima energía en su extracción. Lo más fácil, incrementar la temperatura, no es factible. El Dr. Rao propone en su artículo de 2006 el uso de campos magnéticos y/o eléctricos pulsados para reducir la viscosidad del crudo. El único problema es que no es una reducción permanente, dura sólo unas horas, aunque el proceso es fácilmente repetible. Parece que no se ha hecho rico con el invento, quizás la industria petrolífera no confía mucho en su invento porque se generan chispas en el crudo y quizás se hayan “acojonado” un poco.

En su trabajo de 2008, el Dr. Rao propone mejorar la eficiencia del motor y reducir las emisiones contaminantes mediante una nueva tecnología de inyección de combustible basada en utilizar campos eléctricos intensos pulsados para reducir la viscosidad del diesel antes de entrar en el inyector (atomizador). En los pistones del motor, el diesel entra en forma de gotas, gracias al inyector, ya que de esta manera se incrementa el área de contacto entre el combustible y el aire (oxígeno) lo que mejora la combustión (un motor más eficiente) y se reducen las emisiones (combustible no quemado). Hay varias propuestas comerciales de inyectores de combustible por atomización que tratan de reducir el tamaño de las gotas de diesel, pero requieren cambios importantes en el motor. El sistema del Dr. Rao es mucho más sencillo y puede ser acoplado en el motor por un mecánico de automóviles (las fotos muestran el dispositivo en dos ejemplos concretos). Por ello, es un dispositivo útil para el parque automovilistico actual y para el futuro. ¿Se convertirá en millonario el Dr. Rao?

El dispositivo lo único que hace es someter al flujo de diesel antes de entrar en el inyector a un campo eléctrico de 1.0 kV/mm entre dos electrones en forma de rejilla. Su consumo eléctivo es bajo, menor de 0.1 W. En el estudio presentado por el Dr. Rao, tras la aplicación del campo eléctrico durante 2 segundos, la viscosidad se reduce aproximadamente en un 9 %. No es mucho y 2 segundos es mucho tiempo.

De hecho el mismo nos confiesa que sus resultados en el Cornaglia Iveco no fueron los esperados. Tuvieron que subir el campo eléctrico hasta 1.3 kV/mm y conseguir que a 1900 rpm el diesel fluyera por su dispositivo durante 1 segundo (quizás poco tiempo para que todo vaya bien). Los resultados en el Mercedes-Benz 300D, en el que han conseguido que el diesel pase por su dispositivo durante 5 segundos son algo mejores. En laboratorio, el motor incrementa su potencia (caballos de vapor) en un 20.4% con el mismo consumo de combustible. No lo confiesa, pero creo que este coche es el del Dr. Rao, ya que confiesa que usándolo en carretera durante 6 meses ha observado una reducción de su consumo de un 20% en autopista y entre 12-15% en ciudad.

Lo dicho, ¿se convertirá en millonario el Dr. Rao? No lo sé pero lo seguro es que afirma haberse ahorrado algo menos de un 20% en combustible durante 6 meses, lo que no es poco, habida cuenta de lo caro que ha estado el diesel en los últimos meses.

Por cierto, el petróleo ya está por debajo de los 80$ el barril (el Brent está en $78.68). Hace un año que no se veían precios así. El próximo 18 de noviembre se reunen los países de la OPEP para tratar de ver qué les conviene más, un petróleo barato o recortar la producción. Obviamente, la crisis conlleva una baja de la demanda. Lo malo de un petróleo barato es que conlleva una reducción en la inversión en energías renovables, lo que podría perjudicarnos a largo plazo.

Si baja el crudo (petróleo), bajarán la gasolina y el gasóleo. No, lo siento, no es tan fácil. La mayor parte de su precio es debido a los impuestos de los carburantes, que no bajarán (menos aún en plena crisis). Además, el tipo de cambio euro-dólar, con cierta correlación con el precio del crudo, también nos afecta negativamente (el petróleo se compra y vende en dólares no en euros). El resultado es que, si hay una bajada en el precio será pequeña, como la vivida en septiembre de un 4.19 % y 4.17 % para la gasolina sin plomo de 95 octanos y el gasóleo de automoción, respectivamente. Por ejemplo, el pasado 29 de septiembre, la sin plomo se vendía a una media de 1.144 euros por litro, frente a los 1.194 euros que costaba el 1 de septiembre.


Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>