El efecto de no ir en ayunas ante una analítica clínica

0 Comentarios

¿Es necesario ir en ayunas a un análisis de sangre? Buena pregunta que wochi contesta aludiendo al siguiente listado de análisis que requieren y que no requieren ayuno. ¡¿Qué hay de verdad en esto?! Visto a través de Menéame, donde los comentarios merecen una buena lectura.

Muchos médicos afirman que los niveles de azúcar y colesterol cambian en función de lo que se haya comido “justo antes” del análisis y no reflejan correctamente los valores propios (mejor observados en ayuno). Por supuesto, la ingesta de comida previa al análisis afecta al nivel de glucosa, que sí se ve fuertemente afectado, como es natural. Sin embargo, los daneses A. Langsted, J.J. Freiberg, B.G. Nordestgaard, “Fasting and Nonfasting Lipid Levels: Influence of Normal Food Intake on Lipids, Lipoproteins, Apolipoproteins, and Cardiovascular Risk Prediction,” Circulation 118: 2047-2056, 2008, muestran que los niveles en sangre de lípidos, lipoproteínas y apoliproteínas prácticamente no cambian en un análisis clínico si se toma comida “normal” antes del análisis (por ejemplo, un desayuno mediterráneo). Estudiaron más de 33 mil personas en Copenhagen. Por ejemplo, los cambios tras comer respecto a ayunar en sustancias como el colesterol fueron muy pequeños, menores de -0.2 mmol/L para el LDL y menores de -0.1 mmol/L para el HDL, o para los triglicéridos, menores de +0.3 mmol/L.

Sin embargo, otro estudio reciente de los norteamericanos Steven R. Craig, Rupal V. Amin, Daniel W. Russell, Norman F. Paradise, “Blood Cholesterol Screening: Influence of Fasting State on Cholesterol Results and Management Decisions,” Journal of General Internal Medicine 15: 395-399, 2000 , sólo de 181 pacientes, muestra que los niveles de colesterol se pueden predecir en el 95% de los casos tanto si se ayuna (al menos 12 horas sin comer) como si no se ayuna antes del análisis clínico. En el 5% restante indican que es más fiable el dato en ayuno, por lo que recomiendan que se siga exigiendo ayunar antes de los análisis clínicos.

El nulo efecto del ayuno en la medida de los triglicéridos también se muestra en los estudios comentados en Paul M Ridkera, “Fasting versus Nonfasting Triglycerides and the Prediction of Cardiovascular Risk: Do We Need to Revisit the Oral Triglyceride Tolerance Test?,” Clinical Chemistry 54: 11-13, 2008 .

Estos y otros estudios muestran que ciertos análisis químicos se ven afectados muy poco por haber o no ayunado (se recomienda entre 8 y 12 horas de ayuno, caso de ayunar), sin embargo, también nos muestran que el médico que ha de interpretar el análisis debe saber si se realizó el análisis en ayuno o no. Esta información es importante para integrar e interpretar toda la información del análisis.

Como la mayoría de los médicos están acostumbrados a interpretar los análisis clínicos de personas en ayuno, no debemos saltarnos “a la torera” la recomendación de ayuno y siempre que lo hagamos debemos informar a nuestro médico de que lo hemos hecho. Si no, podemos caer en el 5% de casos de análisis mal interpretados debido a no haber respetado el ayuno.

Como recomienda muy bien wochi en su comentario, siempre debemos consultar con nuestro médico todas las acciones que deseemos tomar (como no ayunar antes de un análisis clínico). Nunca debemos tomarlas de muto propio. Cuanto más sepa nuestro médico mejor será su diagnóstico. Si por lo que sea te haces el análisis sin ayunar, díselo a tu médico, sin vergüenza, sin miedo, y trata de recordar lo que comiste. Así él podrá interpretar mejor tu analítica. Tú lo agradecerás con un mejor diagnóstico y tu médico lo agradecerá por tu sinceridad. Y por supuesto, pregúntale a tu médico, que te explique todas tus dudas. No le tengas miedo. Nunca te quedes con la duda.

Recuerda, la Internet y Google te dirán lo que quieras oír, no lo que necesitas oír. No le preguntes a la Internet y a Google por tus enfermedades, pregúntale a tu médico y éste no te convence, busca una segunda opinión (algunos médicos no tienen don de gentes).