Un objeto de 2.7 kilogramos enfriado casi hasta su estado cuántico de mínima energía

Dibujo20090926_Optical_layout_LIGO_interferometer_using_Fabry–Perot_cavities_and_Response_function_mirror_displacement_various_levels_damping

El observatorio de ondas gravitatorias LIGO (Laser Interferometer Gravitational-wave Observatory) requiere tecnologías punta al borde de lo imaginable. Sus investigadores han logrado un detector de ondas gravitatorias por interferometría capaz de medir desplazamientos de sólo 10−18 m. en una banda de 100 Hz. centrada en 150 Hz. Para conseguirlo han enfriado dicho dispositivo de 2.7 kg. a una temperatura de 1.4 μK. (microKelvins). ¿Imposible? Lo parece pero no, lo han logrado B. Abbott et al. “Observation of a kilogram-scale oscillator near its quantum ground state,” New J. Phys. 11: 073032, July 2009. Un objeto macroscópico que se comporta como un objeto cuántico que oscila únicamente con 200 estados cuánticos alcanzables (sólo 10 veces por encima del límite cuántico teórico). Raya lo imposible. Pero la detección de ondas gravitatorias así lo requiere.


2 Comentarios

Participa Suscríbete

MairabeMairabe

He encontrado este sitio gracias a “la bella teoría”, blog del que soy lectora habitual, y llevo varios días buceando entre tantísima información interesante.

Sólamente saludar, como nueva lectora, y dar las gracias por este fantástico blog.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>