Los secretos del sfumato de Leonardo da Vinci en la Gioconda desvelados gracias a la fluorescencia de rayos X

Leonardo da Vinci estaba obsesionado con alcanzar la perfección, siempre mejorando su técnica pictórica. El Papa León X se quejó de que “¡este hombre nunca llegará a ningún lado!” ya que Leonardo prefería inventar un nuevo barniz a comenzar la última obra que le habían encargado. La Gioconda (también conocida como La Mona Lisa) es una obra (en teoría) inacabada. La inicó en 1503 y le dedicó 4 años, pero según cuentan nunca la dio por acabada, por lo que regresó a ella muchas veces durante toda su vida. ¿Qué secretos oculta esta obra? Un análisis gracias a un generador portátil de rayos X (para no mover el cuadro del Louvre, París) del  Sincrotrón Europeo de Grenoble, mediante la técnica de fluorescencia de rayos X, ha desvelado los secretos de la técnica de sfumato que utilizó Leonardo en esta obra maestra del esfumado. “El esfumado es un efecto vaporoso que se obtiene por la superposición de varias capas de pintura extremadamente delicadas, proporcionando a la composición unos contornos imprecisos, así como un aspecto de vaguedad y lejanía;  da una impresión de profundidad en los cuadros.” Los investigadores han determinado la composición y el grosor de las capas de pintura en la cara de La Mona Lisa, así como en otras  seis pinturas de Leonardo en el Louvre. Philippe Walter y sus colegas en el Centro de Investigación y Restauración de los Museos de Francia han descubierto que Leonardo logró una capa de esmalte marrón casi transparente encima del sonrosado de la mejillas de La Gioconda cuyo espesor es solo de 2-5 micrómetros (en la parte más delgada) y hasta 30 micrómetros (en la parte más gruesa). Este esmalte marrón es un pigmento terroso de óxido de hierro oscurecido con óxido de manganeso. Estos materiales fueron muy utilizados en el Renacimiento, pero el control del espesor de la capa de pigmento que logró Leonardo es excepcional. Los autores del estudio creen que usó su propia mano en lugar de un pincel (esto también lo hacían otros pintores al aplicar la técnica del esfumado). Walter y sus colegas han usado una técnica no invasiva para el análisis de obras de arte: la espectroscopía de fluorescencia con rayos X . Se bombardean los átomos del pigmento con rayos X de alta energía que provocan que los electrones se exciten a un nivel electrónico más elevado en cada átomo, desde el que más tarde decaen emitiendo nuevos rayos X cuya  energía revela la identidad de cada átomo. Este estudio de las capas de pintura de la Mona Lisa se ha publicado en Laurence de Viguerie, Philippe Walter, Eric Laval, Bruno Mottin, V. Armando Solé, “Revealing the sfumato Technique of Leonardo da Vinci by X-Ray Fluorescence Spectroscopy,” Angewandte Chemie International Edition, published online el 14 de julio de 2010.

PS (5 ago 2010): Un lector en Menéame (radioman) ha detectado que mi título era erróneo, por lo que lo he cambiado . Gracias, radioman.



4 Comentarios

  1. Lo que queria saber era sobre la tecnica del esfumato ,no se de fisica ni de quimica .podraian ayudarme más sobre está técnica? Gracias .

Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 4 agosto, 2010
Categoría(s): ✓ Ciencia • General • Historia • Noticias • Physics • Science
Etiqueta(s): ,