Manuel Fernández Ordóñez nos cuenta en detalle qué pasó en Fukushima hace un año

He leído hoy el documento “Fukushima. Un año después,” de Manuel Fernández Ordóñez, que nos cuenta en detalle qué pasó en el reactor número 1 de Fukushima las primeras horas del accidente (y con menos detalle lo que pasó en las unidades 2, 3 y 4). No sé si lo que Manuel relata es correcto o no, pero por lo que yo he leído parece bastante fiable. Si te interesa saber qué pasó en Fukushima te recomiendo leer este documento. Para ir abriendo boca, permíteme extraer algunos detalles.

Visión esquemática del camino elegido para el venteo del reactor 1. Fuente: TEPCO.

Por lo que cuenta Manuel, el asunto clave fue el venteo (pág. 43). “Conviene aclarar que no existía un protocolo establecido para proceder al venteo de la contención en caso de pérdida total de electricidad, por eso el método de venteo tuvo que ser improvisado. (…) Listo el plan, únicamente quedaba notificarlo a las autoridades y esperar la confirmación de las mismas para llevarlo a cabo.”

Pero como nos cuenta en “Oiga, sin prisa. Total, sólo tenemos tres reactores fundiéndose” (pág. 46): “Con un esquema de venteo bajo el brazo, a la 01:30 de la madrugada del sábado 12 de marzo, los oficiales de TEPCO informan al Primer Ministro de Japón, al Ministro de Economía, Comercio e Industria y a la Agencia de Seguridad Nuclear de sus planes para proceder al venteo. El Gobierno informó a TEPCO que tenían programada una rueda de prensa para las 03:00 de la madrugada y que no se procediera al venteo antes de la rueda de prensa. Diga que sí, oiga, que no hay prisa. Ya nos sentamos aquí durante un par de horas a contemplar las bonitas estrellas.”

“Tras la orden de evacuación decretada por el Primer Ministro, las operaciones de venteo quedaban, de momento, paralizadas. A las 06:50 de la madrugada, el Ministro de Industria ordena que comiencen las operaciones de venteo, sin embargo, en la central recibieron noticias de que algunos residentes en la zona de evacuación aún no habían abandonado la misma. La operación de vento se volvía a posponer.” Como nos cuenta en la pág 47: “Por si no tuvieran bastante en la central, a las 07:11 llega a la misma el Primer Ministro de Japón. Hasta las 08:04 estuvo allí el buen hombre. Casi una hora haciendo que el director de la central y demás encargados del accidente se preocuparan de lo que no se tenían que preocupar. Está bastante claro que a lo único que fue allí es a hacerse la foto y a molestar.”

En el capítulo “¿Quién va a abrir la válvula?” (pág. 48) nos cuenta: ”A las 09:03 de la mañana del sábado 12 de marzo, la central recibe la confirmación de que ya no queda ningún residente en la zona de evacuación y se pone en marcha la operación para ventear, por fin, el reactor 1. (…) Para lo operación se juntaron tres equipos de dos hombres cada uno. El primer equipo consigue abrir la válvula motorizada MO-210 tras recibir 25 mSv. (…) Inmediatamente después sale el segundo equipo para tratar de abrir la válvula AO-90. (…) La operación era imposible, a los pocos instantes de entrar en la sala de la cámara de supresión tuvieron que dar la vuelta por las altas tasas de dosis en su interior. En el corto tiempo que estuvieron allí, uno de los operadores recibió 106 mSv, excediendo el límite de 100 mSv establecido en la legislación. Cuando los hombres volvieron a la sala de control, los superiores decidieron no enviar al tercer equipo por la imposibilidad de completar la misión con éxito. Necesitaban un plan B.”

Fotograma del momento de la explosión de hidrógeno que tuvo lugar en al unidad 1. Fuente: NHK.

“El nuevo plan consistía en abrir, de forma remota, la válvula AO-72. (…) A las 14:00 (casi 24 horas después del terremoto) el compresor estaba instalado y funcionando. Media hora después, ¡se estaba venteando, por fin! (…) A las 14:53 de la tarde, el tanque desde el que estaban inyectando el agua en el reactor se vació. La dirección de la central ordenó entonces que comenzara la inyección de agua del mar para refrigerar el reactor, así estarían varias semanas. (…) Sin que se conozcan aún los motivos exactos, una cantidad apreciable de hidrógeno comenzó a acumularse en la parte superior del edificio del reactor número 1. Hay varias hipótesis. (…) A las 15:36 de la tarde del sábado, 12 de marzo, el mundo entero pudo ver en sus televisores la explosión que tuvo lugar en el edificio del reactor 1.”

Fotograma de una de las cámaras web que TEPCO tiene instaladas en la central nuclear. Fuente: TEPCO.

En la página 54 leemos: ”La explosión no causó, únicamente, una liberación del material radiactivo que se había acumulado en el interior del edificio del reactor, sino que ocasionó otros muchos daños. (…) Todos los esfuerzos que se habían hecho para inyectar agua en los reactores se habían perdido a causa de la explosión. Había que empezar de nuevo. (…) A las 18:25 de la tarde del sábado 12 de marzo el Primer Ministro japonés ordenó la evacuación de toda la población en un radio de 20 km alrededor de la central nuclear de Fukushima. (…) Poco después, los trabajadores consiguieron recuperar la inyección de agua del mar en el reactor 1 y siguieron con este procedimiento durante varios días. No fue hasta el día 20 de marzo, 9 días después del terremoto, cuando fueron capaces de recuperar la electricidad del exterior de la central nuclear.”

En “Aún faltaba el reactor 4″ (pág. 60) nos cuenta: “La primera explosión de hidrógeno tuvo lugar en el edificio del reactor 1 a las 15:36 del sábado 12 de marzo. La siguiente explosión, también de hidrógeno, tuvo lugar en el edificio del reactor 3 el lunes 14 de marzo a las 11:01 de la mañana. Unas cuantas horas después, el martes 15 de marzo a las 06:00 de la madrugada algo aún indeterminado sucedió en la zona de la cámara de supresión del reactor 2. Pero, aproximadamente a la misma hora, una nueva e inexplicable explosión de hidrógeno tenía lugar en el reactor 4.”

“Pero, ¿este reactor no estaba parado y sin combustible desde noviembre de 2010? Efectivamente así era. (…) Hoy sabemos que la explosión tuvo lugar debido a una acumulación de hidrógeno procedente de los venteos del reactor 3. Los reactores de Fukushima compartían ciertas instalaciones. Así, además del edificio de turbinas, los reactores 3 y 4 compartían la chimenea de venteo de gases. Debido a la pérdida de electricidad, ciertas válvulas quedaron enclavadas en determinadas posiciones, dejando un camino abierto que comunicaba el edificio del reactor 3 con el 4. De este modo, cuando se procedió a los venteos del reactor 3, parte de los gases de venteo alcanzaron el reactor 4, acumulándose en la parte superior del edificio. Con esos gases iba, por supuesto, hidrógeno producido en la oxidación del combustible del reactor 3.”

El resto ya lo conocen.”

Más información reciente en español en: Vicente Torres, “Video endoscópico de un reactor nuclear muy contaminado de Fukushima: 1/19/2012,” Amazings, 25 Ene. 2012; Colaborador invitado (edición de Francis), “Las barbaridades que se han dicho sobre Fukushima,” Amazings, 30 Ene. 2012; Colaborador invitado (edición de Francis), “El estado actual de Fukushima,” Amazings, 31 Ene. 2012.

Más información en español de hace un año en: ”Amazings contra la desinformación nuclear,” Amazings, 13 Mar. 2011; Arturo Quirantes, “Conociendo cómo funciona un reactor nuclear,” Amazings, 14 Mar. 2011; Operador, “Carta de un jefe de sala de control de una central nuclear española,” Amazings, 21 Mar. 2011.

Más información en este blog: “Se cumplen 6 meses del desastre nuclear de Fukushima Daiichi,” 11 septiembre 2011; “La radiactividad y los niños en los colegios de la ciudad de Fukushima,” 19 mayo 2011; “Un mapa que presenta los riesgos para la población de la radiactividad alrededor de Fukushima Daiichi,” 25 abril 2011; “Vídeo de Nature sobre la emergencia nuclear de Fukushima,” 21 abril 2011; “¿Ya se dicho todo sobre la central nuclear de Fukushima?,” 13 marzo 2011.

PS (13 marzo 2012): Gran artículo de Antonio Martínez Ron, “Las 24 horas más largas de Fukushima,” lainformacion.com: “Desde la llegada del tsunami a la central de Fukushima Dai-ichi hasta la primera explosión en el edificio de contención del reactor número 1 transcurrieron exactamente 24 horas. Ésta es una reconstrucción de los acontecimientos clave y los minutos interminables en los que se precipitó el segundo mayor accidente nuclear de la historia.”

17 Comentarios

Participa Suscríbete

emulenewsemulenews

Gracias, abuela, olvidé poner “http://” y por eso no funcionaba el enlace. Ya está arreglado.

seitam

Hace una hora que han emitido por TV3 en el programa “30 minuts” un documental sobre el accidente de Fukushima. Comparándolo con el texto leído, el documental es mucho más superficial y con algunas diferencias. De todas formas es ameno y explicativo. Si alguien lo quiere ver (en catalán) supongo que estará disponible en breve en su web.

Dario

Estimado Francis:

como siempre, excelente trabajo, gracias.

¿Podrìas arreglar lo del enlace del Dr. Fernàndez Ordoñez? Es necesario leerlo a fondo para entender.

Un abrazo.

Alnair

Buena ilustración de la falacia de los protocolos de seguridad. No todo se puede preveer; no todo se puede calcular.

Por eso existen las pruebas y experimentos, para ver si las cosas funcionan como se pensaba. Los coches se impactan para probar su seguirdad. Las centrales nucleares no se puden “accidentar” para probar si funcionan bien los sistemas de seguidad.

Antonio Altamira Asis

En mi opinión, los protocolos de seguridad nuclear son bastante acertados. Lo que no se puede preveer es la incompetencia de un político o la cobardía de un responsable público/privado.
Desde un principio, estuvo claro que ambas explosiones pudieron haberse evitado.
Pero hay que alabar al pueblo japonés: ojalá que que una catástrofe similar no pase en España. Ya hemos visto lo repugnante que ha resultado la politización del “Prestige”, del “11-M”, o de “la paz de ETA”. Que Dios se apiade de nosotros. O si no, mejor, que nos atice con todas sus fuerzas a ver si espabilamos de una vez.
Saludos,
Antonio.

Merkel diciendo digo donde dijo DiegoMerkel diciendo digo donde dijo Diego

Los protocolos son todos errados de pe a pa. En la industria nuclear, dueños y gobiernos pastelean y todos son juez y parte, y así no hay puta cosa seria ni que funcione. No hay un puñetero organismo independiente que audite la industria nuclear (normal, es un puto pesebre), así que los protocolos ellos se los guisan y ellos se los comen. Y evidentemente, qué cosa más absurda llegar a pensar que una central quede completamente aislada de la red eléctrica, la verdad que me gustaría ver los planes de contingencia de esta gente para un caso de guerra (o terrorista), porque serían de risa de no ser de llanto.

Si cuando Alemania le dio la patada en el culo y por la vía expeditiva, no es sino porque han visto las orejas la lobo. Japón no es la URSS (personalmente siempre consideré más seria la URSS), y Alemania en muchas cosas está por debajo de Japón. Así que…

Fer137Fer137

” Lo mas triste es que esto se va ha volver a repetir.”

¿Un enorme tsunami en Japon con 20.000 victimas, o que a causa de ello hubiera un accidente nuclear sin ninguna victima ni herido grave?

Merkel diciendo digo donde dijo DiegoMerkel diciendo digo donde dijo Diego

Hay muertos. Debidos directamente al accidente.

Tenemos un problema tecnofílico que no nos ayuda nada a delimitar las cosas, y juega en contra de la percepción de la ciencia en la opinión pública. El principal problema con la energía nuclear es que es un fraude (económico en primer lugar, político en segundo, y tecnológico en tercero y no último), como lo prueba que es un pesebre donde todos los que pinchan y cortan son juez y parte, y no existen controles independientes; y como lo prueba el hecho de que los estados tienen que hacerse cargo de todos los costos de explotación ocultos (incluyendo cosas tan “triviales” como los seguros, que ninguna empresa privada los cubre). Se está manipulando como científico un negocio impresentable e innecesario (Japón se las está arreglando muy bien con prácticamente todos sus reactores parados, y Alemania no tuvo problema en exportar este invierno electricidad a Francia, a precio de oro, y de productores de medio pelo porque molinillos y demás no están en manos de los gigantes del chantaje energéntico).

Evidentemente, el tsunami se volverá a repetir a su debido tiempo. Como todos los desastres naturales. Y mucho me temo, que evidentemente, habrá accidentes nucleares todavía más graves, lo cual no será óbice para que se siga confundiendo la ciencia con la religión de la tecnología. Y ésta última religión tiene mucho de responsabilidad en prácticamente todos los problemas que nuestra civilización ha creado ex nihilo, como quien dice. Por no decir todos, dado que es la fuerza que ha permitido llevarlos a efecto.

Eso nos va a pasar una factura de mucho cuidado. Yo no acabo de entender por qué hay que andar de paños calientes con esta gentuza y considerar siquiera que tienen algo que ver con “la ciencia”, cuando son los primeros que prolongan la vida (es decir, los beneficios costeados por el Estado) de centrales obsoletas y peligrosas y recortan investigación e I+D con la misma sonrisa. La que ponen porque hacen sin cortapisas lo que les da la gana.

Fer137Fer137

” Hay muertos. Debidos directamente al accidente.”

Mientes. Simple y llanamente.

(Y el resto de tus comentarios unas cuantas típicas y falsas monsergas antinucleares)

Merkel se fía más de su institnto que de la fe ciega en la tecnojugueteríaMerkel se fía más de su institnto que de la fe ciega en la tecnojuguetería

No, yo no miento, quien ha mentido de forma sistemática todo el tiempo ha sido el gobierno japonés, hasta tal punto que el gobierno de otro país soberano se ha visto (dado su ajopringue con el tema y el mosqueo de su opinión pública) en el callejón sin salida de humillarlo públicamente ante la comunidad internacional. Incluso el ejército norteamericano ha desmentido sistemáticamente todas las mentiras que el gobierno japonés ha avalado a TEPCO, por las mismas razones que estoy apuntando y que no son falsas: porque en un pesebre donde el juez es parte, allá quien quiera pringarse, pero va a salir malparado. Todos los datos publicados hasta la fecha siguen estando en cuarentena, porque de quien ya ha mentido y con tan sumo descaro, no cabe esperar que diga la verdad voluntariamente. Ni la dirá.

Para la opinión pública, sobre todo el gruso masivo y más desinformado, la ciencia son pijaditas, maquinitas, coches, artefactitos, pijadas, comodidades que en realidad ni son eso siquiera, y como mucho, los avances en Medicina. Eso es todo. Cuando el grueso de la crisis (sobre todo la parte energética) nos alcance y obligue a recortes brutales en toda la juguetería (y no falta tanto para eso), el Emperador se va a ver muy desnudo de Dios, y nos vamos a encontrar en medio de una tormenta magufa que se caga la perra, porque basta leer libros de historia para ver por dónde van a ir los tiros (por donde van siempre en los colapsos: aquí te pillo, aquí te mato). La industria nuclear sólo va a crear problemas, incluso para desmantelarla, y a medida que la gente vaya viendo el cuadro al completo (que es pura y simplemente un subproducto del aparato militar de armamento, de ahí le viene eso de ser juez y parte, tan militar), vamos a tener muchos problemas para limpiar la mierda que habrá salpicado en todas direcciones y a todas partes.

Pero bueno, imagino que es mucho pedir que mucha gente lo vea. A fin de cuentas, había peña tomándose unos whiskies cuando la proa del Titanic ya estaba sumergida. La historia de Hipatia es muy recomendable, porque no fue una mártir, fue una cretina. La biblioteca, a tomar por culo. Y eso lo lamentados todos, no sólo los que jugaban con sus egos en esa altura de la historia.

Fer137Fer137

Interesante y clarificador el articulo. Hay un error en la pagina 15, cada grado en la escala Richter no es multiplicar 10, sino aproximadamente por 30.

Mr. RichterMr. Richter

Cada grado sí, es multiplicar por 10 porque es logaritmo base 10, eso es totalmente correcto, es la energía liberada lo que hay que multiplicar por 31,6 entre grados. Es decir, la magnitud de la sacudida es 10 veces mayor (la amplitud de las ondas sísmicas), la energía liberada, 31 veces mayor. Esa relación viene simplemente de la energía asociada a la onda, no de la escala en sí misma.

EoloEolo

Venteo por…refrigeración!

Qué cosas, a lo mejor lo “venteaban” con un pay-pay no?

Hay que joderse!

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>