El artículo de Nature que encumbró a Uri Geller como mito de los poderes psíquicos

La conferencia que impartió el 14 de mayo en Bilbao James Randi, “el mago que desenmascaró a Uri Geller,” me recordó que aún no he hablado en este blog del artículo que apareció en la prestigiosa revista Nature en 1974 sobre los poderes psíquicos de Uri Geller. Tras dicho artículo la fama de Geller llegó al extremo de aparecer en el programa de TVE “Directísimo” en 1975, uno de los momentos más famosos de dicho programa de Iñigo. Para los pocos que no lo recordéis, os dejo el siguiente vídeo de youtube (el momento más “doblador de cucharas” de toda la televisión española).

El artículo en cuestión es Russell Targ & Harold Puthoff, “Information transmission under conditions of sensory shielding,” Nature 251: 602 – 607, 18 October 1974 [pdf gratis]. Presenta los resultados de varios experimentos sobre telepatía en los que intervenía Uri Geller, quien encerrado en una habitación blindada tenía que realizar un clásico truco de magia, dibujar en papel una copia de los dibujos que otras personas habían realizado con anterioridad e introducido dentro de sobres opacos y bien sellados. Se realizaron 13 experimentos en 7 días; en los primeros, alguno de los experimentadores que se encontraba en la habitación conocía el dibujo que había dentro del sobre, por lo que no era posible saber si Geller usaba poderes paranormales o algún tipo de información subliminal; en los últimos experimentos se evitó esta posibilidad eligiendo los sobres aleatoriamente de forma que ninguno de los presentes supiera lo que había dibujado en el sobre. No siempre Geller fue capaz de lograr su hazaña, llegó a alegar razones “paranormales” como que había perturbaciones “mentales” que le impedían una buena conexión telepática. Incluso cuando logró la hazaña, su mérito es discutible pues los dibujos que realizó se parecen al original como una nube con forma de conejo a un conejo. Aún así, los investigadores concluyeron de su estudio que Geller había acertado más de lo esperado por puro azar (obviamente no tuvieron en cuenta la posibilidad muy razona ble de que usara algún “viejo” truco de magia).

Geller necesitó, según el experimento, hasta 20 minutos de “conexión psíquica” para realizar sus dibujos. ¿Qué tipo de respuestas ofreció Geller? El artículo presenta varios ejemplos. Permíteme que te muestre algunos. En el dibujo de arriba tienes un diablo (target) que fue ofrecido en un sobre cerrado a Geller en tres ocasiones; los resultados que dibujó (responses 1, 2 & 3) son muy diferentes entre sí; salvo en el tercer caso, donde aparece algún tridente, interpretar que estos dibujos son copias “razonables” del original es bastante discutible. Por supuesto, en otros dibujos lo hizo algo mejor, como en el racimo de uvas de abajo (figura b); pero en la figura a de abajo aparecen dos respuestas (responses 1 & 2) bastante alejadas del objetivo (target). No sé qué opinarás tú al respecto, pero a mí no me convencen.

Los que quieran ver más ejemplos de dibujos “telepáticos” de Geller pueden consultar el artículo técnico [pdf gratis]. Yo no soy aficionado a la TV, pero hay una serie llamada “El Mentalista” (no recuerdo la cadena) donde el actor protagonista imita a los mentalistas capaces de realizar lo que Geller hizo delante de los investigadores. Como bien sabrás, James Randi acusó a Geller de ser un charlatán y éste lo demandó ante los tribunales de justicia en varias ocasiones.

Para mí, la cuestión clave en este asunto no es si Geller es un charlatán (o un mago), obviamente lo es, sino cómo aceptó el editor de Nature que se publicara en su prestigiosa revista un artículo como el de Targ y Puthoff. En 1973 Nature cambió de editor, David Davies (geofísico del MIT) sustituyó a John Maddox, quien volvió a ser editor a partir de 1980. Un editorial de Davies explica la razón de la publicación en 1974 del artículo Targ y Puthoff de una forma muy sencilla: el artículo es un ejemplo del rigor con el que hay que hacer investigaciones en parapsicología y temas afines; aunque sus conclusiones pueden ser incorrectas, Nature tenía que publicar el artículo para dar ejemplo sobre cómo hay que aplicar el método científico en estos asuntos. Obviamente, la justificación no se sostiene por ningún lado y en mi modesta opinión lo que Nature y su nuevo editor buscaban era una noticia llamativa que apareciera en todos los medios. Maddox era muy conocido, Davies también quería serlo. Además, revistas como Nature y Science respaldan parte de su prestigio gracias a sus múltiples apariciones en los medios. Una pena, pero hoy en día aún siguen así las cosas en el mundo de las publicaciones científicas.

No quiero profundizar más en este tema, pero tampoco deseo acabar esta entrada sin recordarte que no te dejes engañar, porque no te pueden engañar, eres muy inteligente, tanto como James Randi y como a él, no te pueden engañar.

PS: En Menéame, onnabancho extrae un par de párrafos del libro ”Flim Flam!,” de Randi, en el que se dedica un capítulo entero a Targ, Puthoff y Geller. Os traduzco dichos párrafos de Randi:

“Cuando el artículo científico titulado ”Information Transmission Under Conditions of Sensory Shielding” apareció en octubre de 1974 en la revista británica Nature, ya había dado muchas vueltas. Desde 1972, Russell Targ y Harold Puthoff, sus autores, lo habían enviado a varias publicaciones de EE.UU. como parte de los resultados de su proyecto de investigación en el Instituto de Investigación de Stanford (Stanford Research Institute o SRI). Todas lo habían rechazado. Su aceptación por Nature fue algo realmente curioso, especialmente porque el artículo fue retenido por el editor sin que apareciera en la revista durante 8 meses, un tiempo sin precedentes en esta revista, mientras se realizaba un proceso de pulido del artículo, que fue calificado por el editor como un conjunto de retazos diversos pegados sin ton ni son (traducción libre del inglés “a ragbag of a paper”).

Nature es una de las revistas científicas más prestigiosas del mundo. Por ello que se aceptara para publicación este artículo tan inusual causó inicialmente una gran sorpresa, máxime cuando todo el mundo sabe que los estándares de calidad de Nature son muy altos. Lo que mucha gente no sabe es que el artículo fue aceptado tras un largo proceso de revisión y poda en el que las partes más descabelladas fueron siendo eliminadas a petición de los editores de la revista. El editor de Nature publicó un extenso editorial que abría dicho número de Nature en el que explicaba que el artículo de Targ y Puthoff se publicaba para que los científicos de otros campos pudieran ver en qué se estaba convirtiendo el campo de la parapsicología. El editorial calificaba los resultados y conclusiones del artículo como “débiles,” “desconcertantemente vagos,” “limitados,” “defectuosos” e incluso “ingenuos.” Aún así, Nature aceptó el artículo iniciando una larga cascada de publicidad en los medios. Incluso el New York Times cayó en la trampa, considerando dicho trabajo científico como respetable. Si el Times hubiese sabido lo que sabemos ahora, habría cubierto la noticia de la publicación del trabajo de Targ y Puthoff en sus páginas de espectáculos y entretenimiento.”

25 Comentarios

Participa Suscríbete

Leo

Te preguntas: ¿a ver que dan en NATGEO? ves que pasan una de arqueólogos y dices: que interesante lo dejamos aquí.
De repente muestran una toma de un dibujo ancestral en el muro de una cueva y el conductor dice: “probables extraterrestres”.
Socorrrrrooooooooo!!!!

Carlos Boya

jejejejejeje. Me encanta que pongan en evidencia a los charlatanes, principalmente a seudoeconomistas, baqueros y politicos que le dicen a la gente que 1+1=3…

Noke in the Cloud

Aloha Emulenews,

Sabía que Geller era un ilusionista, más que un mentalista, pero desconocía lo del artículo de Nature y… totalmente de acuerdo con lo que comentas.

Un saludo!

Noke in the Cloud

Reblogged this on Open Science's Blog and commented:
Interesante artículo de Fancis (th)E mule Science’s News sobre el artículo publicado en Nature donde se concluye que Uri Geller podía poseer poderes psíquicos y que guarda relación con la conferencia de James Randi impartida el pasado 14.

Fer137Fer137

Pues yo pensaba que Uri Geller era un charlatán, sin ninguna duda… hasta esta entrada de emulenews.
Tras ver las imagenes del pdf creo que sus multiples aciertos en los dibujos son bastante impresionantes.

emulenewsemulenews

Fer137, no te engañes, son puros trucos de magia. Cualquier mago entrenado es capaz de hacer cosas parecidas…

josejuan

“son puros trucos de magia”

Precisamente porque soy excéptico, no me sirve esa respuesta.

Si Uri está en la sala, el sobre está cerrado, no es visible su contenido, nadie de allí dentro sabe lo que hay, nadie grita desde fuera “¡es una cabra!”, nadie lleva pintado en la frente el dibujo en cuestión, etc… los dibujos se tomaron de un diccionario, el de Oxford tiene 600,000 palabras, supongamos que únicamente 1 de cada 60 palabras se puede dibujar. Entonces la probabilidad de que Uri no acierte nada (con dos intentos en 13 experimentos no acierte nunca una selección de entre 10.000 elementos) es de 0.9974 (es decir, la probabilidad de que acierte “algo” es 0.0026). Sin embargo, en 2 resultados lo clava (uvas y pájaro).

O se detecta el truco (más bien, trampa) o no hay mentalista que valga.

¿Alguien sabe qué trampa hizo?

Fer137Fer137

El que un ilusionista sepa hacer un truco bajo sus propìas premisas y condiciones es algo totalmente distinto a que lo pueda hacer cuando son unos cientificos o unas personas inteligentes quienes diseñan el experimento, el entorno, el protocolo, para descartar precisamente cualquier truco.
De lo contrario el premio Randy ya se habría concedido a cualquier ilusionista.

Fer137Fer137

josejuan, estaba contestando a emulenews, no a ti. Por lo de “Cualquier mago entrenado es capaz de hacer cosas parecidas…”

Fer137Fer137

Visto el pdf yo descartaría que fuese un truco que engañe a los experimentadores si no se quieren engañar, ni que los aciertos en los dibujos no sean significativos, que lo son. Creo que quedarían dos posibilidades:

1-Que lo hiciese realmente por algun tipo de clarividencia.
2-Que los investigadores (o alguno de ellos) estuvieran conchavados con él y buscando esos resultados.

ArtemioArtemio

Después de consultar la biografía de James Randi en la Wiki leo con estupor que tiene por títulos el de mago y escapista (¡?). Con estas credenciales ¿está el señor Randi facultado para pronunciarse acerca de la cientificidad de un experimento?

¿El hecho de ser mago supone de modo automático ser un charlatán? Si es así, el señor Randi, además de mago y escapista, es un charlatán.

radomirezradomirez

Estoy igual que fer137 tenía mis dudas sobre Geller pero si el experimento es como se dice entonces a mi basta el puto dibujo del tridente como para realizar mas y mas test, quiero decir es demasiado interesante como para dejarlo así nomas… aunque comprendo el temor que a muchos les daría si se demostrase algo así (la clarividencia) pues se les derrumba su mundo. Pero mejor pensarlo así: es parte del mundo y hay que investigarlo…

Carlos LetoCarlos Leto

Estimados todos,

Soy un ilusionista profesional y profesor de cartomagia en una prestigiosa escuela de magia en Madrid, probablemente de las mejores de Europa en su disciplina.
Conozco personalmente a ambos señores, nuestro querido y admirado Randi explicó como los ilusionistas realizamos, con métodos naturales los efectos que Geller pretende explicar por sus supuestos poderes paranormales. Lo cierto es que en este tipo de pruebas realizadas con rigor cientifico siempre que se han realizado con seriedad en ambitos universitarios o cientificos han obtenido el mismo resultado, los logros no pueden diferenciarse de lo que haría cualquier mago bien adiestrado.
Curiosamente ambos personajes conviven ahora en mi facebook, Randi sigue su encomiable lucha conta la superchería y Geller hizo fortuna con la radiestesia aplicada a la prospección petrolifera y como supuesto siquico.
En un mundo en el que la superchería se ha instalado en todos los ambitos con absoluta normalidad (según leo a veces en este blog, incluso en el científico), no debería de sorprendernos que el eveneno se haya inoculado hasta en las publicaciones cientificas.

Hasta hace no mucho la pulsera “powerbalance” se vendía en las farmacias y todas las noches los canales de televisión nos bombardean con ofertas de videntes y echadores de cartas. ¿No deberían detenerles a todos por estafa pura y dura?. Señores mientras de dinero nadie pregunta.

Explicación para entendidos:

Movimiento de relojes parados o efecto Geller:

El efecto Geller es una combinación de una hábil manipulacion marketiniana y de un concepto matemático muy conocido llamado “ley de los grandes números o distribución de Poisson”, basicamenten consiste en calcular la probabilidad de que se sature una centralita telefónica (analogica como la que tenía nuestra incipiente TVE en la época del “Directísimo” de Iñigo), atendida por un par de señoritas recibiendo llamadas de todo un país, (antes solo había dos canales y “Directísimo” tenía audiencias de millones de expectadores). Como os podeis imaginar es muy probable que al menos 200 personas llamaran alertando de que “en casa el reloj se movió solo”, previamente Geller había condicionado el “reloj” apropiado que había que cojer, (de esos antiguos que funcionan con cuerda de resorte), solo el sacarlo del cajon ya puede hacer que el resorte devuelva parte de la energía almacenada y lo ponga en funcionamiento por un breve espacio tiempo. Las centralistas se saturaraon y una hábil campaña de su manager bastó para generar unos cuantos titulares. Nada de magia pura física.

Doblamiento de metales:

Repsecto a esto no describiré los metodos naturales que empleamos los magos, solo comentaros que son exactos a los empleados por Geller. Yo diría que son más convincentes los nuestros. Recientemente, gracias a la aparición de nuevos materiales con “memoria” como el NITINOL y otros, muchos de los efectos de supuesta teleplastia, realizados por los siquicos de antaño, pueden reproducirse en condiciones de laboratorio (cucharas que se retuercen dentro de tubos de ensallo cerrados con lacre, …etc.), recordad que muchos descubrimientos cientificos fueron logrados y explotados por los magos desde tiempos inmemoriales, (desde el cine -espectaculos de fantasmagoria con linternas mágicas- hasta la electricidad que producía el almidon de las patatas, pasando por la Proporción Aurea de la teoría general de mezclas, brillantemente empleada por el Matemago Martin Gardner). La magia de hoy es la ciencia del mañana.

En todo caso ¿no os parece suficientemente mágico el entrelazamiento cuantico, la superposición o que pudieran existir 11 dimensiones con nosotros?, quizá ya lo esté explotando algun mago en sus efectos.

Saludos y enorharabuena por este interesantísimo blog!

radomirezradomirez

y lo de las cucharas como lo explicas? entiendo que siempre las cucharas no las trae el mismo geller a los shows donde las dobla. y también te falta explicar las “coincidencias” en los dibujos… si fueran simples circulos triangulos cuadrados etc… entendería la suspicacia, pero no lo son… tal como dijo alguien arriba entre las 10000000000000000 posibles dibujos que pudo hacer hay demasiada cercanía con los originales.

Carlos LetoCarlos Leto

Estimado Radomirez,
Gracias por leer mi comentario.
Com dije no es mi proposito desvelar los métodos “naturales” que empleamos los ilusionistas, lo que puedo asegurarte es que todos los doblamientos de cucharas u otros metales que he podido ver a Geller u otros paragnosticos siguen el mismo procedimiento que el que empleamos nosotros, aveces incluso torpemente ejecutado. Esto depende de la limpieza del ejecutante y del procedimiento empleado, en alguno de ellos se puede realizar con cucharas prestadas. Las he visto girar solas o incluso convarse en la mano del espectador, todo ello ejecutado “impromtu” con cucharas prestadas, romperlas, calentarlas y un sin fin de efectos,…a mi modo de ver demasiado explotado ya.
Las coincidencias en los dibujos tambien son facilmente explicables y se realizan por procedimientos naturales que conocemos todos los que nos dedeicamos a nuestro amado arte. Basta con asistir al espectaculo de cualquier buen ilusionista para verle hacer este tipo de ejercicios. De los españoles os recomiendo a Manolo Talman, y Anthony Blake entre los muchos buenísimos que me vienen a la cabeza. EL interesado en el tema puede encontrar información sobre los métodos empleados en la literatura especializada como “13 escalones al mentalismo” de Corinda (publicado en castellano por Páginas) o en la obra de Kaplan.

Los magos no engañamos, ilusionamos que es cosa distinta. Todo el mundo sabe que esperar de nosotros, hay un acuerdo tácito entre espectadores y actuantes. Del mismo modo que cuando ves una representación artistica, por ejemplo un cuadro del mar, sabes que realmente eso no es “el mar”; pero el ser humano como persona sensible es capaz de “emocionarse” ante el arte y percibir el “mundo interior” que el artista trasmite con su tecnica (plástica en este caso), esa “emoción” (nosotros la llamamos emoción mágica), si es real, por que la sientes tú, con la intensidad de la que seas capáz, igual que nos emocionamos -sentimos lo que se nos trasmite de un forma no racional-, cuando escuchamos el Nessun Dorma del Turandot de Puccini o cualquier música que te diga algo y te llege. Nuestro trabajo consiste en emocionar al publico no en engañarle ni hacerle creer que venimos de venus y tenemos poderes. Por esos algunos magos que trabajan esta rama terminan diciendo “…todo es fruto de su imaginación”, por que realmente lo es.

Por otro lado,
¿os habeís parado a pensar cuantas moléculas de metal tiene una cuchara?, ¿cuantas partículas tienen esas moléculas?, ¿que cantidad de energía debo aportar a la cuchara para poder doblarla?, si hay una energía que me permita hacerlo ¿por que no podemos medirla?, ¿se trarta acaso de algun tipo de iteración desconocida que casi no interactua con la materia como si se trataran de neutrinos? y si ese supuesto haz de energía psiquica me permite hacer eso con las particulas de una cuchara, ¿que no podría hacer con un haz de electrones que viaja por los cables de un ordenador?, ¿por que no están todos los supuestos psiquicos dedicados el boicot del ordenador de la Agencia Tributaria o trabajan para la CIA o manipulan particulas para encontrar el Boson de Higgs en lugar de invertir miles de millones de Euros en tener que construir caros aceleradores de hadrones?.

Escribo estas lineas desde un conocimiento profundo y real de nuestras tecnicas, las de los magos, y despues de haber visto muchísimos supuestos paragnósticos realizar estas supuestas proezas alimentando con engaños su codicia. Como dice nuestro queridisimo y admirado Randi en el video “…No te djes engañar” y yo añadiría “pero si dejate ilusionar”, siempre que se respeten los pactos de lo que hemos hablado.

Espero que ningun compañero de profesión se moleste por este extenso comentario pero sinceramente creo que la superchería no beneficia a nuestro amado arte.

Saludos cordiales!

josejuan

“Las coincidencias en los dibujos tambien son facilmente explicables…”

Por fácil que sea, no lo explicas (el motivo no importa), de hecho, parece ser uno de los trucos de Geller que se resiste a explicación convincente.

Si el experimento de los dibujos se hizo realmente en las condiciones descritas en el pdf, me gustaría oír esa sencilla explicación (el mentalismo aquí no sirve de nada del mismo modo que no te sirve para saber el número en el que cae un dado, repito, si se hizo el experimento como pone en el pdf).

Yo me inclino por pensar que había un topo que hacía el truco fuera (recordemos que en los finales, ninguno en la sala conocía [se supone] el contenido del sobre), pero esta inclinación no demuestra nada.

Por supuesto que no hay que creer a cualquier iluminado, Geller ha ganado mucho dinero haciendo trampas demostradas, pero también hay mucho medalla de oro que después de ello se dopa porque ya no puede más, … es decir, que haga trampas en la cuchara no demuestra que lo hiciera con los dibujos (aunque me inclino…).

Precisamente porque Geller es de los más (si no el más) mediático, hay que descubrirlo.

Leo

A ver si de una buena vez algunos maduran y dejan de decir tonterías. Son ilusiones y no hay poderes sobrenaturales.

ArtemioArtemio

Me temo que la explicación de Carlos Leto no aclara mucho. No explica cual es el truco para doblar cucharas, porque si el truco se basa en el poder mental o la energía mental del mago en cuestión ya no es truco sino otra cosa. Tampoco debatimos sobre pactos previos entre el mago y el espectador, hablamos de ciencia, de si la menta humana es capaz de influir en la composición atómica y molecular de determinados objetos. Esto no lo aclara Carlos Leto sino que nos remite a un pacto (¿?)

Lo que me parece de chiste es que un individuo como Randi, que se dice mago, escapista e ilusionista se arrogue el papel de científico para denostar hechos en base al periclitado y anticientífico argumento de autoridad, “esto es así porque lo digo yo y esto no es así porque lo digo yo”. Yo no admiro a Randi, no porque sea mago y escapista, allá cada uno con sus aficiones, sino porque se ha prestado a ejercer de propagandista del método científico, no siendo él mismo un científico. Su proceder ha dañado a algunos científicos con un currículo intachable pero que han cometido el delito de investigar hechos que la ciencia canónica considera extravagantes o ridículos.

Carlos LetoCarlos Leto

Querido amigo,
Gracias por leer mi comentario.

Creo que no he debido de explicarlo del todo bien, los “trucos” o juegos de magia no se explican por que rompen el pacto de la ilusión que el mago hace tacitamente con los espectadores, pero he intentado dejar bien claro que todos estos supuestos efectos de teleplastia que los llamados !psiquicos” presentan como fruto de su poder o fuerza mental se producen por métodos naturales completamente dentro de la física conocida y explicada sin “energías” ni “poderes supuestos”, simple física y sicología aplicada al espectaculo de la ilusión (que no del engaño).

Respecto al comentario de si la mente es capaz de influir sobre la materia, de alguna forma he intentado dejarlo claro tambien, al plantear en mi comentario -con cierto sarcasmo-, que si crees que la mente es capaz de doblar cucharas y otros metales u objetos, que no haría con un haz de electrones al circular por el interior de un chip o de un acelerador de hadrones, dejando claro, que no es posible ninguna iteración remota sobre la materia más que la descrita por la física conocida. Si no fuera así esta gente no perdería el tiempo en espectaculos y trabajaría para la CIA o cualquier otra agencia de seguridad, donde seguro que ganarían mas dinero.

Nadie debate de pactos, la explicación del pacto la ofrecía como ejemplo para que se comprenda cual es el posicionamiento del ilusionista al respecto, que a pesar de lo que pudiera parecer, no se mueve en la ambiguedad, el pacto (tácito) con los espectadores es claro. Nunca me encontre un espectador formado que me dijera que las levitaciones, que yo mismo presento, las hago gracias a mi poder sobrenatural, todo el mundo entiende que es un juego de la ilusión (física, sicología aplicada); nosotros somos artistas, muchos con formación Universitaria científica como Martin Gradner conocidisimo matemático y divulgador científico, pero podría citaros muchos otros ,Juan Tamariz, por ejemplo, entre otras lincenciaturas, tiene la de física y en nuestra asociación de Madrid -Sociedad Española de Ilusionismo, circulo de Madrid-, tenemos Médicos, Doctores Ingenieros, Catedráticos, Economistas, Físicos, Biologos, abogados….etc), ninguno de nosotros dice “de verdad”, fuera del juego del espectaculo teatral que es el ilusionismo, que tengamos poderes sobrenaturales ni que procedamos del espacio exterior, Geller si lo decía.

Esto nos perjudica a todos por que la supercheria y la supestición como sistema de conocimiento del ser humano (la verdad revelada) no nos ha llevado a ningun lado más que al oscurantismo,la perdida de libertad y la aniquilación mutua por defensa de esa verdad revelada; no así el método científico y no hay que ser un científico para darse cuenta de las bondades y logros de dicho método.

Si en tu afán de conocer el método natural -nada de poderes- que empleamos los ilusionistas, deseas una explicación sobre los efectos de teleplastia, te refiero a la literatura especializada que he comentado más arriba o a que pases por nuestra asociación donde el aficionado siempre es bien recibido, pero ya te aviso que no habrá atajos: el estudio sesudo y constante, la practica y la inteligencia mayor o menor que puedas poner en tu afición (todo absolutamente natural), serán el camino para obtener resultados, como ocurre con casi todo, sin esfuerzo no hay resultados.

Respecto a nuestro querido Randi del cual dices que no tine fiormación científica, quisiera contar como llegó Randi a convertirse en uno de los ThinkTank del escepticismo de referencia mundial:

Randi era un mago de soberbia formación universitaria, muy estudioso de su arte y con un muy buen espectáculo que tuvo que ver como el articulo de una “publicación científica” de referencia, permitia que un charalatán (procedente de una luna de Jupiter, según el mismo afirmaba sin pudor) se embolsara toda la fama, (y los contratos), sin haber recorrido el camino del esfuerzo y del estudio que todos hemos tenido que recorrer, solo con superchería y charlatanismo; ¿no crees que es un poco injusto?.

Por otro lado la fundación que el mismo preside, en su junta directiva (http://www.randi.org/site/index.php/staff.html), está plagada de reconocidos científicos varios de ellos con un Phd, por lo que no creo que haya duda sobre el conocimeinto que la organización tiene de los métodos científicos. Randi que está ya muy mayor el hombre, luchó toda su vida contra la pseudo ciencia, las operaciones psiquicas, la estafa al ser humano y la supestición tan instalad en nuestra sociedad y creo esta organización de referencia mundial para que científicos cualificados pudieran seguir su obra.

Esto es lo queArthur C. Clarke (que además de novelista era cientifico -colaboró en invención del radar y realizó otras muchas aportaciones a la ciencia-), dijo sobre Randi:

“I regard Randi as a national treasure, and perhaps one of the remaining antidotes that may prevent the rotting of the American mind.” — Arthur C. Clarke

Sobre tu afirmación de que “..su proceder ha dañado a muchos científicos de curriculo intachable que investigan hechos que la ciencia canónica considera extravagantes”, no veo en que modo la opinión de un tercero podría influir en experimentos o trabajos realizados con rigor científico, si el resultado es positivo y el experiemnto se ha hecho con garantías de doble ciego y el rigor científico requerido, no entiendo como la opinión de un tercero puede invalidar esos resultados; el problema es que esos trabajos o no han tenido el rigor científico adecuado o simplemente no han arrojado resultado positivo alguno, por lo que lamantablemente están perdiendo el tiempo y lo que es peor, el dinero de los que les financiamos.

Gracias de nuevo por atender mi comentario.
Espero haberlo dejado más claro esta vez.
Saludos cordiales

Carlos LetoCarlos Leto

Del Twitter de la policía de esta misma tarde:

“Detenido un supuesto chamán por abusar de mujeres en Madrid. Atraía a sus víctimas con un discurso esotérico y anulaba su voluntad con droga”

Gracias a Randi, esto ocurre menos, lamentablemente la gente que le da pábulo a la superchería colabora en que esto ocurra….

nananana

Nature de vez en cuando mete la patita al publicar según que cosas, me viene a la mente el artículo de Benveniste sobre la ‘memoria del agua’ que los homeópatas esgrimen por doquier

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>