Archivo Diario:

“La clave está en que la velocidad del aire forma un ángulo aproximadamente constante con el campo de las isobaras (curvas de presión constante alrededor del ojo del huracán). En una tormenta tropical completamente desarrollada, que mantiene su forma y se mueve lentamente, el campo de presión adopta una forma radial casi simétrica, es decir, las isobaras son casi circulares. […]