Ellas las prefieren grandes

Dibujo20131204 figures representing the most extreme height shoulder-to-hip ratio and penis size - pnas org

Supongo que recuerdas la noticia que apareció en abril de 2013 sobre un estudio científico que afirmaba que a las mujeres les resultan más atractivos los hombres con un pene de mayor tamaño. Brian S. Mautz (Universidad Nacional de Australia) y sus colegas publicaron en PNAS que las mujeres prefieren penes de al menos 13 centímetros en estado flácido (algo que tienen menos del 5% de los hombres). También prefieren los hombres altos, con hombros anchos y caderas estrechas. El análisis factorial de estas características por separado indica que el tamaño de pene es tan importante como la altura en relación al atractivo de un hombre juzgado por una mujer. El artículo técnico es Brian S. Mautz et al., “Penis size interacts with body shape and height to influence male attractiveness,” PNAS 110: 176925-176930, 23 Apr 2013. Me ha recordado este estudio una noticia en Menéame, que se hace eco del artículo de Emma MacDonald, “Sorry lads, size really does matter,” Life & Style, Stuff.co.nz, 09 Abr 2013.

Buscaba una noticia para contribuir en la VIII Edición del Carnaval de Humanidades, alojado en el blog ::ZTFNews de Marta Macho (@MartaMachoS) del ZFT-FCT de la UPV/EHU, y este estudio psicológico sobre el atractivo sexual es una buena excusa (aquí otras contribuciones). Por cierto, se le mostraron a 105 mujeres 53 vídeos de hombres desnudos generados por ordenador y proyectados en un pantalla para que su tamaño fuera el natural (cada vídeo duraba 4 segundos y mostraba la figura 3D rotada 30º). Las mujeres eran de Canberra (Australia), heterosexuales y con edades entre 20 y 40 años. Ellas tuvieron que puntuar el atractivo sexual de cada hombre (o mejor dicho la imagen en gris sobre fondo negro de un hombre generado por ordenador). En los vídeos se varió la altura, el cociente entre la amplitud de hombros y la cintura, y el tamaño del pene dentro del rango observado en un estudio estadístico de hombres italianos; por ello el tamaño del pene flácido se varió entre 5 y 13 centímetros, sin considerar valores más grandes.

Al leer en los medios noticias sobre este tipo de estudios hay que tener mucho cuidado con la interpretación que hace el periodista de las conclusiones y prestar mucha atención a la metodología aplicada. Por ejemplo, Emma MacDonald nos contesta a la pregunta “¿cuándo un pene es demasiado grande? Lo más sorprendente del estudio es que las mujeres no consideraron ningún pene demasiado grande. […] El estudio no encontró un tamaño máximo para el pene, aunque se puede pensar que un pene muy grande puede ser bastante doloroso.”

Dibujo20131204 relationship attractiveness and penis size - pnas org

Como es obvio, estos comentarios están de más y en lugares como Menéame provocan menciones a actores porno, como Nacho Vidal. Lo cierto es que si nos limitamos al estudio, el pene (flácido) de mayor longitud mostrado a las mujeres tenía 13 cm, luego cualquier conclusión sobre penes de mayor tamaño es pura invención por parte de la periodista. Como muestra esta figura del estudio, el atractivo crece de forma monótona, sin que se alcance un valor máximo, pero la curva parece una sigmoide y si se hubieran considerado un rango de longitudes de pene más amplio es muy posible que se hubiera observado la existencia de un máximo.

Dibujo20131204 fit kit - penile width and length measurement

En este tipo de estudios siempre se considera el pene flácido. Hay pocos estudios sobre las medidas del pene en erección y casi todos se basan en medidas realizadas por los propios hombres. La famosa bloguera Debby Herbenick (Universidad de Indiana) y sus colegas publicaron hace poco una medida de la longitud y circunferencia del pene en erección de 1.661 hombres de Estados Unidos. El estudio indica que la longitud media del pene erecto es de 14,15 ± 2,66 cm, con una circunferencia media de 12,23 ± 2,23 cm, pero presentando una gran variabilidad, pues había penes erectos entre 4 cm (micropenes) y 26 centímetros (macropenes), con circunferencias entre 3 y 19 centímetros. Nos lo contó Debby en su blog “Our New Penis Size Study: Data from 1,661 Men in the United States,” My Sex Professor, 10 Jul 2013, siendo el artículo técnico Debby Herbenick et al., “Erect Penile Length and Circumference Dimensions of 1,661 Sexually Active Men in the United States,” The Journal of Sexual Medicine, AOP 10 Jul 2013.

La encuesta se realizó online y con la excusa de ayudar a una empresa que fabrica preservativos. Se pidió a todos los hombres que, de forma anónima, seleccionaran el preservativo (condón) más cómodo para su pene en erección utilizando un kit de medida para condones. Uno de los datos que incluía la encuesta era cómo habían obtenido la erección y lo más curioso es que resultó que los hombres que recibieron sexo oral antes de la medición mostraron una longitud y circunferencia mayor (otros usaron la masturbación o incluso sólo su propia fantasía). Por lo que parece el modo de excitación influye en la erección. De hecho, estos resultados son consistentes con otras investigaciones similares.

Dibujo20131204 somatotypes and body regions - ectomorph - endomorph - mesomorph - sciencedirect

En este tipo de estudios en los que se valora el atractivo físico o sexual pueden influir muchos factores. En mi opinión, el rigor científico requiere eliminar el factor subjetivo en la toma de decisiones sobre el atractivo, por ello me parecen mucho más fiables los estudios que utilizan eyetracking (seguimiento del movimiento de los ojos), como el realizado por Barnaby J. Dixson (UUniversidad de Nueva Gales del Sur, Kensington, Sydney) y sus colegas, pero que no considera el tamaño del pene pues se muestran a las mujeres fotografías de hombres colocados de espalda. Su resultado es que las mujeres prefieren los hombres con cuerpos mesomórficos (hombres musculosos), seguidos de los ectomorfos (hombres delgados) y endomórficos (hombres obesos). La conclusión parece obvia. El artículo técnico es Barnaby J. Dixson et al., “Eye-tracking women’s preferences for men’s somatotypes,” Evolution and Human Behavior, AOP 30 Oct 2013.

Dibujo20131204 eyetracking - mean number of fixations - somatype - sciencedirect

En el estudio intervinieron 31 mujeres heterosexuales de Nueva Zelanda, con edades entre 22 y 59 años, que observaron las fotografías de los hombres en un monitor de vídeo mientras tenían la barbilla y la frente en sendos soportes (para facilitar el eyetracking). Los movimientos oculares indican que la atención se centra en la parte posterior superior e inferior de ambos ectomorfos y mesomórficos, es decir, la mujer identifica rápidamente la morfología del cuerpo y se centra en mirar los detalles más relevantes de la misma. En los hombres endomórficos la atención de la mujer se centra en la zona baja de la espalda y en la cintura. Hay que aclarar que el atractivo y la atención han sido vinculados por estudios previos (los humanos le prestamos más atención a lo que nos resulta más atractivo, más llamativo o más característico).

No soy experto en psicología evolutiva pero me parece muy arriesgado extraer conclusiones a partir de estos estudios sobre la influencia de la evolución humana sobre las preferencias a la hora de elegir pareja. El atractivo físico está correlacionado con la probabilidad de apareamiento y de éxito reproductivo, pero la elección de pareja es un proceso social y psicológico muy complejo en el que debe influir mucho el contexto (como los valores sociales, políticos e incluso religiosos). La morfología corporal y facial permite inferir propiedades relevantes sobre una posible pareja, como la edad, la salud y la fertilidad, pero en las complejas sociedades humanas no creo que sean factores determinantes.

4 Comentarios

Participa Suscríbete

VíctorVíctor

“Ellas LAS prefieren grandes”… Si el titular se refiere al miembro viril, debería utilizarse el artículo “LOS”. A no ser que se refiera al nombre vulgar de dicha parte masculina… 😉

Emilio MolinaEmilio Molina

Acabas de recordarme la frase: “Sólo hay tres formas de hablar del sexo: como un niño, como un pervertido o como un científico.”

Tiene que ser difícil hacer entradas de este estilo :)

PelauPelau

Yo añadiría al menos una cuarta forma de hablar de sexo: como un enamorado.

Claro está que es la forma más subjetiva y carece de valor para estudios como éstos, que intentan cuantificar las preferencias instintivas (la selección de pareja potencial “a primera vista”).

Los sesudos resultados no hacen más que confirmar lo que cualquier púber “sabe” sin necesidad de que nadie se lo “aclare”. Pero de todas formas lo aclararemos (¡faltaba más!), porque este es un sitio de divulgación.

Es notorio que ellas, cuando la sociedad en que viven les permite expresar libremente su sexualidad, gustan exhibir cierta cantidad de centímetros cuadrados de piel, sin importarles demasiado que el térmometro se haya congelado o que el sol esté cayendo como una lluvia de plomo fundido.

Es que ellas son el sexo bello, tienen mucho para mostrar, y gracias a Dios les gusta mostrarlo. En cambio nosotros, al menos la mayoría de nosotros, normalmente vestimos de un modo que, comparado al de ellas, da la impresión de que tenemos “algo” que ocultar.

A no dudar que, si fuera por ellas, andarían desnudas. Es decir, completamente desnudas en vez de casi desnudas. Sería lo más natural del mundo. Si no lo hacen es sólo por pura imitación gregaria y solidaridad social para con nosotros. Pues evidentemente fuimos nosotros, no ellas, los inventores del taparrabos.

¿Por qué? ¿Con qué fin? ¿Alguien puede decirme para qué ostia sirve un taparrabos? ¿Acaso nos protege del frío o de otras inclemencias del medio? La respuesta es muy sencilla: en efecto, tenemos “algo” que ocultar. Y el taparrabos sirve para democratizar el “asunto”, muchachos.

Sucede que, bajo condiciones apropiadas, la incertidumbre del púdico taparrabos retarda e incluso anula el principio de exclusión de Paulina, permitiendo a los gluones menos “dotados” acercarse a distancias de interacción conversacional con partículas interesantes, y así, con algo de suerte, propiciar un feliz entrelazamiento cuántico, que sería altamente improbable si “el pequeñín” no fuese una variable oculta.

O sea que, si bien la interacción gravitatoria de larga distancia (proporcional a la masa del “paquete”) es importante, su efecto no es decisivo, pues a partir del invento del taparrabos hay otras fuerzas en juego. ¡No desesperéis, hermanos de armas cortas!

El taparrabos ES cultura, y ahora estoy hablando en serio. Mi humorada “cuántica” del “asunto” es una reflexión inspirada en las últimas palabras del artículo. ¿Qué tan determinantes son las preferencias instintivas versus las adquiridas y/o impuestas por la cultura?

Un lector superficial podría concluir que este tipo de estudios es una hermosa manera de despilfarrar el dinero de los contribuyentes, pues aparentemente sólo sirve para confirmar lo obvio. Pero, al cuantificar el fenómeno, puede revelar aspectos del mismo que NO son tan evidentes.

Por ejemplo, hace años vi un documental sobre estudios similares, menos rigurosos por un lado (sin eyetracking) pero más completos por otro, porque además de la edad, raza y cultura de las mujeres heterosexuales sometidas a estudio, también se consideró su ciclo menstrual.

Resultó muy interesante, aunque no del todo sorpresivo, constatar que cuando ellas estaban ovulando preferían en promedio hombres netamente masculinos, el clásico estereotipo del “macho alfa”. Esas mismas mujeres, cuando no estaban ovulando, preferían en promedio hombres de aspecto más “tierno” y “civilizado”, más lampiños y delicados, en una palabra: más “femeninos”.

He ahí una pista cuantificada de porqué “La donna è mobile, qual piuma al vento”. Pero el “asunto” no se agota aquí, ni mucho menos.

Ya se lo dijo Doc Brown a Marty McFly en Back To The Future III: “No más experimentos peligrosos con el Tiempo, ahora me dedicaré a investigar ese otro gran misterio del Universo: la mujer.”

AlbertoAlberto

“con circunferencias entre 3 y 19 centímetros.”

Circunferencias de 19 centímetros.

En serio.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>