El futuro de HAARP tras su cierre este verano

Dibujo20150526 haarp - darpa - alaska

Los magufos nunca se lo creerán, pero HAARP será desmantelado. O eso es lo que nos quiere hacer creer el gobierno… El último experimento del Programa de Investigación de Auroras Activas en Alta Frecuencia (High Frequency Active Auroral Research Program, HAARP), en  Gakona, Alaska, financiado por DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Defensa) se realizará en junio. El Gobierno de EE UU no lo seguirá financiando y será clausurado. La Universidad de Alaska debería aportar 2,5 millones de dólares al año si pretende continuar usando sus instalaciones. Aún no está claro que vaya a soportar el coste de una instalación que pronto estará obsoleta.

Nos lo contaron Sharon Weinberger, “US ionospheric research facility to close,” Nature News, 16 May 2014; Mark-Strauss, “Shutting Down Its Weather-Controlling Death Beam,” io9, 22 May 2014. Por cierto, recomiendo leer Maikelnai, “¿Por qué el proyecto HAARP es tan atractivo para los magufos?,” Naukas, 15 Mar 2011.

Dibujo20150526 atmospheric density vs altitude above sea level - above HAARP facility and NY city - arxiv

HAARP ha dado lugar a un sinfín de teorías sobre conspiraciones ocultas. La mayoría afirma que HAARP es una superarma capaz de provocar huracanes, tornados y terremotos. De hecho, en 2010, el difunto Hugo Chávez, expresidente de Venezuela, acusó a EE UU de utilizar HAARP para provocar un fuerte terremoto frente a la costa de Haití.

Con un coste inicial de 290 millones de dólares, cuenta con 180 antenas en un área de 300 m × 370 m capaces de inyectar energía en la ionosfera (hasta 3,6 MW (megavatios) de potencia radiada entre 2,8 y 10 MHz) y observar los cambios inducidos en la misma con espectrómetros para frecuencias entre 100 kHz y 1 GHz. Parece mucha energía, pero la capacidad de influir en la ionosfera gracias a HAARP es similar a la capacidad de influir en el Océano Pacífico lanzando una piedra. Para los científicos las conspiraciones alrededor de HAARP son una soberana tontería. Su investigación, muy especializada, es de interés sólo para los expertos.

Dibujo20150526 diameter power beams - current haarp transmitter array - arxiv

¿Qué futuro le espera a HAARP? Hay varias propuestas, pero la más prometedora, según un informe de la URSI (Unión Internacional de Ciencias de la Radio), son estudios de la ionosfera de interés para el futuro de la energía solar espacial (Space-based Solar Power, SSP). El uso de satélites que acumulen energía solar y la transmitan hacia la tierra mediante microondas requiere un análisis muy preciso de la interacción entre la alta atmósfera y las microondas. Para dicho programa de investigación habría que incrementar la energía de HAARP al menos hasta 5 MW y su frecuencia de emisión al menos hasta 2,45 GHz (con preferencia hasta alcanzar los 5,8 GHz). Nos lo cuentan M. Leitgab, A. Cowley, “Towards Space Solar Power – Examining Atmospheric Interactions of Power Beams with the HAARP Facility,” Proceedings to IEEE Aerospace 2014 Conference, Mar 1-8, 2014, arXiv:1401.1779 [physics.space-ph].

¿Quién va a financiar estas mejoras? Las aplicaciones civiles están fuera de los objetivos de DARPA y la energía solar espacial parece más una utopía que una realidad. Por todo ello, creo que HAARP será desmantelado de forma definitiva en un futuro próximo. Dentro de varias décadas, si el campo de la energía solar espacial se considera como una opción razonable, una nueva instalación tipo HAARP será construida. Hasta entonces los conspiradores tendrán  que buscar otro proyecto bandera.



Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 26 mayo, 2014
Categoría(s): ✓ Ciencia • Noticias • Physics • Prensa rosa
Etiqueta(s): ,