El clima del mundo de Juego de Tronos (Game of Thrones)

Dibujo20171226 earth vs game of thrones winter Samwell Tarly

El invierno se acerca… como saben todos los aficionados a la serie de televisión Juego de Tronos (Game of Thrones). El clima del planeta de Juego de Tronos es caótico, siendo la duración de sus estaciones impredecible (para los astrólogos en la serie); el verano y el invierno duran varios años (periodos orbitales) luego la causa debe ser la precesión del eje de rotación del planeta. Científicos de las universidades británicas de Bristol, Cardiff y Southampton, bajo el pseudónimo de Samwell Tarly, han usado un modelo climático para simular el clima de este mundo de ficción ideado por George R. R. Martin.

El Muro (The Wall), la región más al norte de Poniente (Westeros), que separa los Siete Reinos (Seven Kingdoms) de las tierras salvajes tiene un clima boreal similar al de Laponia (norte de Finlandia), mientras que Roca Casterly (Casterly Rock), la fortaleza de los Lannisters, tiene un clima subtropical húmedo similar al del norte de las Islas Canarias (España). Se ha tratado de ajustar las predicciones climáticas a los acontecimientos ocurridos en la serie, así que los resultados obtenidos serán de interés para todos sus seguidores. Por cierto, debo confesar que yo no estoy entre ellos; por ello dedico esta entrada a los dos Héctor del podcast Coffee Break: Señal y Ruido.

Los interesados en más detalles deben consultar a Samwell Tarly, @ClimateSamwell, “The Climate of the world of Game of Thrones,” Philosophical Transactions of the Royal Society of King’s Landing 1: 1 (2017) [PDF v1.0]. La revista es ficticia, como es obvio. El modelo climático desarrollado, llamado CitCM3 (Citadel Coupled Model version 3), está basado en el artículo de El modelo climático desarrollado, llamado CitCM3 (Citadel Coupled Model version 3), está basado en el artículo de Paul J. Valdes, Edward Armstrong, …, Jonny H. T. Williams, “The BRIDGE HadCM3 family of climate models: HadCM3@Bristol v1.0,” Geoscientific Model Development 10: 3715–3743 (2017), doi: 10.5194/gmd-10-3715-2017.

Recuerda lo que dice Samwell Tarly, “siempre quise ser un maestro… pero ya me cansé de leer sobre los logros de mejores hombres. [A] veces, un hombre debe tomar decisiones difíciles que pueden parecer erróneas para otros… pero que sabe que son acertadas a la larga”.

Dibujo20171226 Known World from Martin 2012 GoT Samwell Tarly

George R. R. Martin sitúa las aventuras de sus juegos de tronos en el hemisferio norte de su mundo, el llamado Mundo Conocido (Known World). El modelo climático requiere conocer el hemisferio sur del planeta; se ha supuesto que existe un nuevo continente con una geografía similar al del hemisferio norte, como muestra la figura izquierda. Usando el superordenador del ACRC de la Universidad de Bristol se pueden simular unos 200 años de clima por cada día terrestre. Como condiciones de contorno para el modelo climático se han usado estimaciones de la topografía de los continentes (altura de las montañas, profundidad del oceáno, etc.); la figura derecha muestra el mapa usado (digital 10 elevation model).

La reconstrucción climática se basa en los pasajes de los libros de Martin que describen el clima y la meteorología de los diferentes reinos. Por ejemplo, que “las tormentas de invierno son peores, pero las de otoño son más frecuentes”, o que “en Volantis, las nosches son casi tan calientes como los días”. Algunos pasajes describen la duración de las estaciones como “este gran verano fue el último. Duró diez años, dos vueltas, y dieciséis días”. ¿Qué órbita planetaria puede explicar un planeta con este clima y estas estaciones?

Dibujo20171226 Near-surface air temperature and 70mbar winds GoT Samwell Tarly

El modelo climático requiere estimaciones del radio del planeta, velocidad de rotación, distancia a la estrella y periodo orbital. Para lograr que las estaciones (invierno y verano) duren más de un año (periodo orbital) se introduce una precesión (cambio en la inclinación del eje de giro del planeta) a lo largo de su año; recuerda que la precesión de la Tierra tiene un periodo de unos 26 mil años (terrestres). Para lograr un invierno permanente en el hemisferio norte (y un verano permanente en el hemisferio sur) se ajusta el periodo de precesión a un año; el problema es que a los 3 años el modelo climático ofrece un hemisferio norte superfrío y uno sur supercaliente (como muestra esta figura).

Dibujo20171226 Near-surface air temperature 3 years winter GoT Samwell Tarly

Para obtener un clima más moderado se puede reducir el eje de rotación de los 23,5◦ de la Tierra a solo 10◦. El resultado es un clima parecido al descrito en por Martin. El único problema es el cambio de estaciones impredecible. No se puede reproducir con un movimiento orbital periódico de un planeta, luego la causa tiene que ser externa. Una posibilidad es que el paso cercano de un cuerpo externo (como un gran cometa) cambie el eje de giro del planeta de forma brusca e impredecible. Este es el punto más flojo del artículo. Futuros estudios serán necesarios para caracterizar la transición entre las dos estaciones (es decir, la primavera y el otoño) en función de las posibles causas del cambio brusco en la precesión del planeta.

Dibujo20171226 Northern Hemisphere winter and summer GoT Samwell Tarly

Gracias al modelo climático se pueden calcular mapas climáticos para la temperatura superficial (ver la figura), las precipitaciones (lluvia) y la presión atmosférica superficial (viento) en las dos estaciones (invierno y verano) en el hemisferio norte. Por supuesto, las predicciones realizadas con un único modelo climático deben ser tomadas con precaución, máxime debido a las incertidumbres asociadas a las condiciones de contorno e iniciales usadas. Lo habitual en climatología es usar varios modelos climáticos para garantizar las robustez de los resultados y su sensibilidad a las hipótesis iniciales.

En resumen, un curioso trabajo de simulación climática que será del gusto de todos los buenos aficionados a la serie Juego de Tronos. Para los demás es un buen ejemplo de lo que permitirán los futuros modelos climáticos de exoplanetas. Y, por supuesto, un nuevo trabajo curioso, pero inútil, muy al gusto de algunos lectores de este blog.


9 Comentarios

Participa Suscríbete

RicardoRicardo

Sorprende que hayan intentado explicarlo con ese nivel de detalle.
Un pequeño apunte, Rocadragón no es Rocacasterly.

Saludos.

Joan Rosello í ferrandoJoan Rosello í ferrando

¿podría ser debido a fluctuaciones en el flujo energético de la estrella? O a combinaciones de ambos factores, un periodo de precisión corto y una fluctuación del brillo de la estrella periódico pero no conmensurable con el periodo de precisión? Es una idea que me ha venido a la cabeza después de leerte, pero sin ningún análisis profundo

Enrique Moreno

Debo decir que no conozco nada de la serie excepto lo que oí en Coffee Break y ahora leí en este blog. Pero desde el primer momento pensé que quizás las estaciones impredecibles se deban a la existencia de algún fluido en el interior del planeta (tal vez un núcleo parcialmente solidificado, tal vez una franja en el manto en estado líquido) que provoque anisotropías en el interior del mismo las cuales varían con el tiempo y ello hace que varíen los ejes principales y se generen cambios en la precesión y el eje de rotación de manera caótica pero estable.
Por lo demás no veo tan inútil el trabajo en tanto en cuanto sirve de prueba fehaciente de que los modelos climáticos pueden ser perfectamente ajustados para que digan exactamente lo que el analista quiere que digan (véase calentamiento global de origen antropogénico y similares). En este caso añaden ad hoc un continente a medida, y en otros caso pueden ajustar otros parámetros del mismo modo.

Joan Rosello í ferrandoJoan Rosello í ferrando

Incluso pueden ser erupciones volcánicas que emiten gran cantidad de cenizas y hacen que se de un invierno que dure varios años. Esto creo que ha sucedido en alguna ocasión en la tierra

JulioJulio

En los libros se menciona una estrella que señala al norte, como la Estrella Polar en el mundo real. Si el movimiento de percesión fuera tan rápido no habría una estrella polar señalando siempre hacia el norte. Yo la explicación más probable que encuentro sería que el brillo de la estrella varíe ligeramente con las estaciones.

3ktop3ktop

A mí lo que siempre me ha llamado la atención es cómo serían los anillos de crecimiento de los árboles en ese universo. Árboles de medio metro de diámetro y tan solo 4 ó 5 anillos: la locura de los dendrocronólogos.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>