http://es.youtube.com/watch?v=Xr8sEjwEeow

Imagina una bacteria unicelular. ¿Cómo la verías? ¿Con un microscopio o a simple vista? En el fondo del mar hay bacterias de 3 cm. de diámetro, que se ven a simple vista. El vídeo muestra las encontradas en las Bahamas. Mikhail V. Matz, Tamara M. Frank, N. Justin Marshall, Edith A. Widder, Sönke Johnsen, “Giant Deep-Sea Protist Produces Bilaterian-like Traces,” Current Biology, Article in Press, 2008 . Más vídeos.

En el siguiente vídeo (en inglés) el propio Misha Matz, nos cuenta la importancia de su descubrimiento.

http://es.youtube.com/watch?v=BQslM6ZAdnU

Aquí tenéis una foto en detalle de dichas bacterias gigantes (alucinante). (c) Misha Matz.

dibujo20081207bacteria

dibujo20081207gaiaesaLa mayor parte de la materia del universo es materia oscura. Es oscura porque no interactúa con la fuerza electromagnética, por lo que parece transparente. Sabemos, o creemos saber, que existe, pues no ha sido detectada de forma directa aún (el famoso “si no lo veo, no lo creo”). Creemos saber que existe por sus efectos gravitatorios sobre la materia visible ordinaria (bariónica). Quizás el LHC (Large Hadron Collider) del CERN detecte este tipo de materia. O quizás no. ¿Qué se puede saber sobre ella usando la Astronomía? Gerard Gilmore, “How Cold Is Cold Dark Matter?,” Science, 322, 1476, 5 December 2008 , trata de dar respuesta a esta pregunta.

¿Cómo influye la materia oscura en la evolución de las estructuras del universo a pequeña y gran escala? Si lo supiéramos en detalle podríamos diferenciar entre los múltiples candidatos a materia oscura que han sido propuestos.

A gran escala en el universo tenemos que recurrir a los datos del fondo de microondas obtenidos por el WMAP, que nos indican cómo era el universo cuando contaba sólo unos 300 mil años tras la Gran Explosión. La materia oscura caliente (partículas de pequeña masa que se mueven a velocidades ultrarrelativistas) y la materia oscura fría (partículas de gran masa que se mueven a velocidades no relativistas) generarían una distribución de “grumos” a diferente escala. La comparación entre simulaciones numéricas y los datos experimentales del WMAP muestra que la materia oscura contiene cierta contribución caliente (neutrinos masivos), ondas gravitatorias, y radiación, aunque la componente dominante es materia oscura fría (posiblemente algún nuevo tipo de partícula aún desconocido).

A pequeña escala en el universo, la escala de las galaxias, nos tenemos que limitar a nuestro Grupo Local de galaxias, al que pertenece nuestra Vía Láctea. Los datos observacionales más recientes indican que el número de galaxias satélite enanas (en concreto alrededor de la Vía Láctea) es mucho mayor del que se pensaba. La formación de estas galaxias enanas, en los primeros mil millones de años de historia del universo, estaba dominada por la materia oscura. El número de estas galaxias satélite es mucho mayor de lo que se pensaba y sus estructuras luminosas tienen un tamaño de mínimo de unos 300 años luz. Esta última característica depende del tipo de materia oscura considerada. Sin embargo, todavía los datos no son lo suficientemente exactos como para discriminar sus propiedades más importantes. La materia oscura es clave para entender la dinámica galáctica y esta última para entender muchas de las propiedades de la primera.

La misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) llamada Gaia, que se lanzará en 2011, medirá de forma muy precisa las distancias absolutas y las velocidades transversales de más de mil millones de estrellas con una magnitud inferior a 20. Estas medidas de paralaje permitirán identificar gran número de las propiedades de la materia oscura en nuestro entorno cercano.

La materia oscura es un buen ejemplo de cómo la astrofísica y la física de partículas elementales se dan la mano. Lo inmensamente grande y lo infinitamente pequeño. Maravillas de la física moderna.

dibujo20081205aguaysuperficiehidrofoba

Odiar al agua es fundamental para la vida.

“Imagina que eres una molécula de agua sobre una superficie hidrofóbica (que repele el agua). Quizás tengas la suerte de formar con otras moléculas de agua una gota,” como las que recientemente hemos observado en nuestros paraguas o en las hojas de los árboles. “Pero, ¿qué pasa si estás dentro en la parte de la gota de agua que está cerca de la superficie hidrofóbica?” Te gustaría huir de la superficie, pero no puedes. ¡Qué frustración! Sufres el llamadao “efecto hidrofóbico.” Nos lo cuentan Steve Granick y Sung Chul Bae, “A Curious Antipathy for Water,” Science 322: 1477-1478, 5 December 2008 .

El efecto hidrofóbico es fundamental, por ejemplo, en biología (para la vida misma). Un ejemplo típico son las cadenas de aminoácidos, de los que la mitad son hidrofóbicos y la otra mitad hidrofílicos, permitiendo que las proteínas se plieguen de una forma muy complicada (estructura terciaria), fenómeno en gran parte supeditado al efecto hidrofóbico. Otro ejemplo, el hecho de que el agua y las grasas (como el aceite) no se mezclen es fundamental para al autoensamblado de estructuras moleculares como las membranas celulares. De hecho, nuestras células retienen agua en su interior gracias a este efecto.

A Kirk Douglas borracho, la borrachera le hace estar más sereno que nunca (lo confiesa su personaje, claro).

Los “borrachos” siempre han sido hidrófobos. Cada día están menos de moda los borrachos. Los nanotubos de carbono están cada día más de moda. ¿Son “borrachos” los nanotubos de carbono? Perdón. ¿Son hidrófobos? Sí. ¿Qué consecuencias tiene la hidrofobicidad del agua dentro de un nanotubo de carbono? Las moléculas de agua forman cadenas largas dentro del nanotubo, gracias a enlaces de hidrógeno (debidos a la polaridad de las moléculas de agua), mostrando una sorprendente propiedad: el flujo de dichas cadenas de agua en el nanotubo carece de fricción. ¿Cómo? Comportamiento “superfluido” para el agua dentro de un nanotubo de carbono. ¡Increíble! Más aún, el comportamiento es reversible. Si se baja la temperatura por debajo de 8°C, el nanotubo de carbono se vuelve hidrófilo y el comportamiento anterior desaparece. Esta observación experimental abre grandes posibilidades para el uso de los nanotubos de carbonos en la detección selectiva de compuestos químicos controlados por la temperatura. Especialmente de compuestos solubles en agua.

Realmente, un comportamiento muy extraño. ¿Por qué? Los estudios por ordenador muestran que el comportamiento hidrofóbico del agua depende mucho del tamaño del objeto hidrofóbico y de su curvatura. Las moléculas de agua ante materiales hidrófobos de radio de curvatura menor que un nanómetro no son capaces de “notar” su hidrofobicidad. El comportamiento hidrofóbico habitual se observa en objetos cuya superficie es más plana que esto.

El mundo “nano” siempre repleto de sorpresas. Su aprovechamiento, la nanotecnología, nos reserva muchas más sorpresas.

Odiar al agua es fundamental para la vida del “borracho.” También será fundamental para gran número de aplicaciones nanotecnológicas. Borrachos y tecnólogos compartiendo algo en común. Será el placer por el buen vino. Será el placer por la cerveza bien fresca. Hay que cantar: “Que será, será,” … vamos, canta con Doris Day.

http://es.youtube.com/watch?v=i7jG91sPvf0

Todas las sociedades humanas tienen un sistema penal (con un sistema “judicial” más o menos justo, unipersonal, pluripersonal o democrático). Sustentar un sistema penal requiere un alto coste. ¿Cuáles son los beneficios sociales de un sistema penal? Simon Gächter, Elke Renner, Martin Sefton, los estudian en “The Long-Run Benefits of Punishment,” Science 322: 1510, 5 December 2008 . Si vas a leer el artículo, cuidado, el artículo tiene una sola página, pero el suplemento online tiene 24 páginas y debería ser lectura obligada.

La cooperación (altruismo) y el castigo (sistema penal) se desarrollaron en paralelo durante la evolución de las primeras sociedades humanas. La cooperación altruista es muy barata. Un sistema penal junto con un sistema de castigo son muy caros. Si una sociedad humana pudiera subsistir sólo con la cooperación, los costosos sistemas de castigo serían innecesarios. ¿Qué beneficios “evolutivos” tiene la necesidad del castigo en las sociedades humanas? Normalmente, se interpreta el castigo como algo negativo, nunca como algo positivo (para la sociedad en su conjunto).

Los investigadores han desarrollado una serie de experimentos que muestran que a corto plazo, el castigo es visto como algo negativo, pero a largo plazo es visto como un “mal” necesario, beneficioso. Los experimentos indican que el castigo incrementa la cooperación entre los individuos, hace que los individuos y las sociedades funcionen mejor a largo plazo, minimizando los costes incurridos por el desarrollo del castigo gracias a que maximiza la cooperación.

En resumen, un sistema penal es necesario si queremos que una sociedad funcione. El alto coste de un sistema penal es muy inferior al beneficio en la confianza y seguridad que ofrece a los individuos, que les permite maximizar su cooperación mutua, clave para los beneficios conjuntos de toda la sociedad.

No describiré los detalles del experimento desarrollado por los autores (la información suplementaria del artículo lo aclara bastante bien).

He recordado este artículo, recién leído ayer, tras ver un reportaje en Informe Semanal sobre los niños “robados” por el franquismo en la década de los 1940, considerada por el Juez Garzón como Crimen Contra la Humanidad. Estos niños ahora son ancianos (de hecho, muchos ya han fallecido). ¿Qué beneficio puede tener para ellos que se remueva esta “mierda” de nuestra historia reciente? Para ellos, el beneficio será paupérrimo, pero para “nuestra España”, para nuestra sociedad en su conjunto, el beneficio será enorme, a medio y largo plazo. Debemos recordar, para tener siempre presente, lo que “hemos” sido capaces de hacer en honor a la “verdad”, la “ley” y el “orden.” No sólo los nazis tuvieron “locos” que cometieron crímenes de guerra en honor a la “verdad científica.” También en España los tuvimos. Supongo que en otros países aún seguirán teniéndolos. No debemos olvidar. El hombre es el único animal que tropieza más de una vez con la misma piedra porque le encanta olvidar. No debemos olvidar, para no volver a tropezar.

Al grano. Aparición de “Málaga” en Science, aunque no porque un malagueño haya publicado en Science, aunque algo es algo.

Extracto: “On 6 October, at the European Symposium on Research in Computer Security in Málaga, Spain, Garcia presented the team’s work, delivering a paper rich in conceptual detail but short on how-to pointers for hackers.” Aparecido en Adrian Cho “University Hackers Test the Right to Expose Security Concerns,” Science 322: 1322-1323, 28 November 2008 [“Summary: When students in the Netherlands picked apart the world’s most common smart card system, were they torpedoing its manufacturer or protecting the public’s right to know?“].

El grupo de Seguridad Informática de la Universidad de Málaga es de los mejores de España. Organizaron en octubre de 2008 el congreso internacional “European Symposium on Research in Computer Security,” donde un grupo de holandeses presentó un método para descifrar el código secreto más utilizado para las tarjetas de identificación RFID (el sistema “MIFARE Classic”).

Este sistema es ampliamente usado para abrir puertas de parkings, para el acceso al Metro de Londres, etc., pero también para acceder a centrales nucleares, a bases militares, y otro gran número de edificios de seguridad restringida.

Hackers o investigadores. Por el bien de la ciencia o por el bien del C.V. de estos investigadores.

La historia, merece ser contada…

Finales de 2006, Roel Verdult, en Nijmegen, Holanda, buscaba proyecto fin de carrera en informática en la Universidad Radboud. Flavio García, que era estudiante de doctorado, le propuso “un sistema de aparcamiento gratis” (descubrir el código secreto de las tarjetas de parking basadas en RFID para poder aparcar gratis). Difícil, quizás. Buena idea, quizás. En marzo de 2007 ya habían logrado decifrar el código. Un proyecto fin de carrera más. No, ni mucho menos, querían hacerlo público. Publicarlo. Y se encontraron de frente con los servicios secretos del Estado Holandés y con la compañía que fabrica las tarjetas de aparcamiento, NXP Semiconductors (con más de mil millones de tarjetas vendidas en todo el mundo). Les denunciaron ante los tribunales. Hackers universitarios, pero hackers al fin y al cabo. Querían prohibir que se divulgara el código secreto (“su” algoritmo). Sólo con 40 dólares, cualquiera podía descifrar una tarjeta RFID con dicho código. Los tribunales tenían la última palabra.

El artículo ha podido ser publicado en Málaga gracias a que un juez ha dictaminado que así puede ser. Ellos han hecho su “trabajo”: investigar. Si el sistema se ha podido violar es un problema de la compañía que no fue “lo suficientemente lista.” Eso sí, fue muy “listorra,” vistos los beneficios que ha obtenido. Pero el “chollo” lo han perdido.

El sistema MIFARE Classic es un sistema de clave privada. Lo ideal para que alguien “desee” descubrirlo. Podría haber sido un “hacker malintencionado.” Afortunadamente, han sido “hacker investigadores,” a priori, bienitencionados. Una vez alguien cuenta cómo funciona el algoritmo, todo el mundo sabe cómo descifrarlo (ya hay códigos en Internet para hacerlo; perdonad, pero omitiré enlaces). El sistema, una vez te cuentan cómo fuciona, es la típica “chorrada” que una empresa introduce en el mercado pero que sólo se sostiene “con alfileres”. ¿Por qué no estudiarán Seguridad Informática las empresas que trabajan en Seguridad Informática?

La empresa no lo tiene todo perdido. Dice que va a incorporar un sistema de clave pública en las nuevas tarjetas. Eso sí, una vez “se les ha visto el plumero” no les ha quedado otro remedio. ¡Tánto cuesta hacer las cosas bien!

En resumen, Málaga, en primera línea.

¿Tiene derecho un director de proyecto fin de carrera a pedirle a un estudiante que realice un trabajo “ilegal” o al menos “alegal” por el bien de su formación y por el del C.V. del director?

“Confesionario:” confieso que, por el mero placer de lograrlo, le dirigí a un alumno un proyecto fin de carrera en el que desciframos las tarjetas de teléfono de Telefónica (ya hace muchos años, ya habrán cambiado mucho). Logramos una tarjeta que funcionaba. Por supuesto, el título oficial del proyecto y sus objetivos eran “ficticios.” No nos hubieran permitido hacer lo que queríamos. Desafortunadamente, el alumno no aprobó todas las asignaturas de su carrera y el proyecto, acabado como estaba, nunca se defendió. Abandonó. Ahora sé que se dedica, sin título oficial, a la informática de gestión y que le va muy bien, según me contó la última vez que le ví, ya hace unos años. Una pena.

Una pena que “informáticos” muy competentes, formados básicamente con dinero público, no acaben sus estudios por “enconarse” (que no “encoñarse”) con algunas asignaturas y/o profesores. Una pena que no acaben y tengan que formar parte de las listas de “intrusismo oficioso” de la Ingeniería Informática en España. Una pena, pero al menos yo aprendí muchas cosas sobre seguridad informática que de otra forma nunca hubiera podido aprender. Por cierto, tampoco me han servido para nada más que para el mero placer de conocerlas.

El placer del conocimiento, ¡qué gran placer!

El gobierno de “Josemari” (Aznar) separó las becas de investigación, hace años llamadas becas de formación de profesorado y personal investigador, en dos tipos “bien” diferenciados: becas de formación de profesorado universitario (FPU) y becas de formación de personal investigador (FPI). El gobierno de Rodríguez sigue mantenido dicha distinción. ¿Por qué dos tipos de becas predoctorales?

Las FPU son becas que solicita el estudiante, con un proyecto de tesis consensuado con un grupo de investigación que, además de su historial, aporta el C.V. del futuro director. La competencia es a nivel nacional y lo que más pesa es el expediente del alumno, aunque el gobierno de Rodríguez decidió normalizar dicha nota con la media de la carrera para evitar agravios comparativos entre universidades/facultades diferentes.

Las FPI son becas que se conceden a un grupo de investigación para cumplir con los objetivos de un proyecto concreto. El propio equipo investigador selecciona al candidato que considera más adecuado (que debe cumplir unos requisitos mínimos). En la práctica, becas a dedo.

Desde el punto de vista del estudiante de doctorado, ambas becas son del todo similares. Sin embargo, el contribuyente podría sentirse engañado por el “nombre” de las becas. ¿No deberían formar las becas FPU en docencia universitaria? ¿No deberían formar las becas FPI más en investigación que en docencia? De hecho, la mayoría de los doctores acaban impartiendo clases en la Universidad o se insertan profesionalmenteen en el Sistema de Ciencia y Tecnología Español, básicamente el CSIC e institutos de investigación universitarios.

¿Debemos preparar a los estudiantes de grado (durante la carrera) para que aprendan a investigar? Quizás de esta forma podrían incluir en sus C.V. ciertas publicaciones que les den más puntos a la hora de obtener una beca FPU, FPI o equivalente.

¿Debemos preparar a los estudiantes de doctorado (durante su beca FPU o FPI) para que aprendan a enseñar? El C.A.P. y cursos similares se consideran imprescindibles para la docencia en educación secundaria, por qué no también en la universitaria. ¡Tánto se diferencian ambos tipos de docencia!

dibujo20081206classperiodtypical50minuteEn la Universidad de Wisconsin-Madison llevan unos años desarrollando el Programa de Docencia para Becarios (Teaching Fellows Program) que pretende desarrollar las capacidades docentes de los becarios de investigación. El foco está en las técnicas de enseñanza basadas en el alumno (os suena “bolonios”) y en las técnicas de enseñanza activas, con énfasis en que los estudiantes de grado aprendan a “investigar” de mano de los jóvenes doctores, en sus primeros años como docentes, cuya prioridad es la investigación y no la docencia.

Dicen que la experiencia está siendo un éxito. Así nos lo contaban en Science la semana pasada, Sarah Miller, Christine Pfund, Christine Maidl Pribbenow, Jo Handelsman, “Scientific Teaching in Practice,” Science 322: 1329-1330, 28 November 2008 (“Summary: A new generation of university scientists is learning to teach using a scientific teaching approach”). La verdad, el artículo no da muchos detalles. Los autores se ponen unas cuantas “flores” y se vanaglorian del gran éxito que está teniendo la experiencia. La figura de la izquierda muestra la distribución “recomendada” a los becarios de los 50 minutos típicos para la duración de una clase de 1 hora.

¿Cómo medir si el programa está funcionando correctamente? Mediante la nota obtenida por los profesores “primerizos” en las encuestas al alumnado (que en EEUU son más serias y se las toman más en serio que en España). En una escala de 1 de 3, la media de los primerizos se encontraba en 2.0 y la nueva media de los “nuevos primerizos,” tras superar el programa de formación en docencia para becarios, ha subido hasta 2.5. Además, los propios “ahora profesores” destacan que el programa les ha ayudado mucho y están muy contentos por la experiencia.

La información suplementaria online (31 páginas, el artículo “en papel” tiene sólo 2) nos detalle la implementación con la nueva metodología de un curso de biología (incluye temario, casos de estudio, encuentas pasadas a los alumnos, etc.). Para los biólogos puede ser de mucho interés. Para los demás también tiene cierto interés, al mostrar un ejemplo práctico de proyecto docente con cierto detalle. La información suplementaria también incluye información sobre los alumnos que han superado el Programa de Formación como Docentes.

¿Para cuándo una experiencia de este tipo en la Universidad española?

Por cierto, hoy en día fundamental para entender cualquier artículo publicado en Science, Nature y otras revistas de prestigio el leerse la información suplementaria online, ya que lo publicado en “papel” se reduce a un mero esbozo, tipo marketing, del artículo. Como nos comenta Daniel Shriner, “Putting Materials and Methods in Their Place,” Science 322: 1463, 5 December 2008 .

La ciencia es el método científico. Los tabajos publicados deben ser reproducibles, por ello es fundamental que se incluya una descripción detallada de todos los métodos utilizados. La costumbre hoy en día es que aparezcan en la información suplementaria (“Supplementary Materials”). Esta información es tan importante para poder entender el artículo que debería estar en el propio artículo. La estructura tradicional de un artículo científico: Introducción, Métodos y Materiales, Resultados, y Discusión, debería preservarse. Ahora muchas revistas recomiendan que la sección de Métodos se relegue a un apéndice o la suplemento.

Las publicaciones científicas, cada día, menos científicas (en aras a ahorrar costes de publicación). Una de las grandes “lacras” de la ciencia moderna.

dibujo20081205librorecomendableparaninos

dibujo20081205librorecomendable1

Por cierto, el nuevo editor de blogs de WordPress es una “patata.” ¿Por qué le encantará tanto a los informáticos cambiar lo que funciona bien con la excusa de que podría funcionar mejor? Se nota que “aman” al señor Bill Gates que nos enseñó que lo normal es que un sistema operativo “pete.” Si tu automóvil falla, lo devuelves al vendedor. Si tu sistema operativo falla, te resignas. ¿Hasta cuándo?

Esta entrada es para probar el nuevo editor de WordPress, ¿soy el único “bloguero” de WordPress al que no le gusta? ¡¿Tanto les costará que elegir el editor sea una decisión personal del “bloguero”?!

Al final me resignaré y me acabaré acostumbrando, ¡es el tercer “gran” cambio en lo que va de año!

dibujo20081204phdnsfHace poco, Carlos, en la Singularidad Desnuda nos mostraba la conexión entre paro y estudios de tercer ciclo en EEUU, en “Al Mal Tiempo, Postgrado.” Su gráfica incluía datos hasta 2005 que mostraban que “a más paro, más postgrados.” Los datos hasta 2007 muestran un incremento del 6.5% respecto a 2006 en el número de tesis doctorales leídas. El incremento ha sido sostenido desde 2003. El número de doctores que no son ciudadanos de EEUU ha crecido un 6% mientras que el número de ciudadados de EEUU sólo un 3.6%. Parece que “se nota la crisis en EEUU.” Esperemos que el comentario de Carlos “pan para hoy, hambre para mañana,” no se cumpla para estos nuevos doctores. Aunque en Science, hoy, apuntan en esa línea recordándonos que obtener el doctorado no es el final del camino (“The achievement of the Ph.D. credential is not the end game”).

dibujo20081204copernicoSe confirma, el de la foto es Nicolás Copérnico, autor de “De Revolutionibus Orbium Coelestium.” Hace unos años, en 2005, unos arqueólogos polacos encontraron un esqueleto de un hombre de unos 70 años bajo el suelo de una catedral medieval polaca en Frombock. El análisis de los huesos y la reconstrucción forense de la cara parecían indicar que se trataba del mismísimo Copérnico. ¿Cómo confirmarlo? Copérnico no dejo herederos. Sin embargo, sí dejó cabellos en una copia del Calendarium Romanum Magnum que le perteneció que se encuentra en los archivos de la Universidad de Uppsala, en Sweden. El ADN mitocondrial de dichos cabellos corresponde con el de los huesos. Lo dicho, se confirma que la foto (reconstruida) es de Nicolás Copérnico. ¡Cómo avanza la ciencia forense!

dibujo20081204catmatrixdejavuTodo el mundo sabe lo que es un déjà vu, en Matrix, un fallo en el sistema cuando alguien reconfigura o ajusta Matrix. ¿Qué es en realidad? Hay dos teorías. Una supone que ocurre cuando una nueva experiencia visual parece familiar porque recuerda a un suceso pasado. La otra describe el déjà vu como un fallo en nuestros circuitos cerebrales que nos hace tener la sensación de recuerdo cuando vemos algo concreto. Los psicólogos Akira R. O’Connor y Christopher J.A. Moulin, han estudiado a un enfermo de epilepsia que sufre un déjà vu cada pocos minutos confirmando la segunda teoría (al menos para los enfermos de epilepsia). Por supuesto, el estudio nada dice de los que no somos epilépticos. Para los interesados en los detalles técnicos: “The persistence of erroneous familiarity in an epileptic male: Challenging perceptual theories of déjà vu activation,” Brain and Cognition, 68: 144-147, November 2008 .

dibujo20081204diabetesiiLa diabetes de tipo 2 está asociada a la obesidad, que provoca una reducción de la sensibilidad del organismo a la hormona insulina. ¿Por qué? Nadie conoce los detalles, pero hay evidencia de que es debida a una inflamación del tejido adiposo, provocada por macrófagos que se infiltran en este tejido. La Dra. Guadalupe Sabio y sus colaboradores han ido más allá y han encontrado que una respuesta inflamatoria en los adipocitos juega un papel muy importante en la regulación de la sensibilidad a la insulina en el hígado. El estudio es importante porque sugiere que fármacos antiinflamatorios podrían servir para prevenir la diabetes de tipo 2 en las personas obesas. Por supuesto, el estudio es muy preliminar y se requieren estudios clínicos para confimar o desmentir dicho tratamiento. Para los interesados en detalles más precisos recomiendo “Fat Stress and Liver Resistance,” y para los interesados en más detalles técnicos, la fuente original “A Stress Signaling Pathway in Adipose Tissue Regulates Hepatic Insulin Resistance.”

dibujo20081204perovskitestructureLa tectónica de placas en la Tierra depende de las propiedades térmicas del magma de su manto (superior e inferior), formado en un 80% por perovskita. Esta transferencia de calor se produce por conducción, advección y radiación. ¿Cuál es la importancia relativa de estos fenómenos? La radiación a altas presiones y altas temperaturas en la perovskita es mucho más importante de lo que se pensaba, como han mostrado Hans Keppler y sus colaboradores. El espectro de absorción de la perovskita en las condiciones reinantes en el manto inferior (unos 125 gigapascales de presión y unos 3300 a 4300 ºK) muestra que es mucho más transparente en el infrarrojo cercano de lo que se suponía. La conducción de calor en el manto inferior está dominada por la radiación. Para los interesados en los detalles técnicos “Optical Absorption and Radiative Thermal Conductivity of Silicate Perovskite to 125 Gigapascals.”

Las mentiras de Bolonia, visto en Menéame, me ha hecho escribir el siguiente comentario. Quizás no lo he meditado lo suficiente, pero ahí va.

“El problema con el proceso de Bolonia es que el Gobierno nos quiere ignorantes y quería aprovechar el proceso para hacer una reforma en profundidad del sistema de educación superior español. O sea, matar dos pájaros de un tiro. Pero el tiro les ha salido por la culata. La mayoría de las reformas que hemos ido observando en los últimos años han tenido un “marcha para atrás.” El gobierno decide reformar algo, “lo aprueba sin consultar,” la gente protesta, “lo cambia sin consultar,” y acaba casi lo mismo que había, con ligeros cambios. Y en todo el proceso mucha gente se ha encontrado “indefensa.” Sin “norte.” El gobierno nos quiere ignorantes “corderitos” pero muchos universitarios no lo somos. Han tenido 10 años (que es muchísimo tiempo) para dialogar, consultar, apalabrar, consensuar, … y no lo han aprovechado.

Y ahora quieren que todo vaya como la seda. Y se quitan del medio a la única persona que parecía que lo llevaba bien encarrilado (Mercedes Cabrera). Universitaria que al menos dialogaba con los universitarios. La nueva tiene muchos “pájaros” en la cabeza y no tiene tiempo para dialogar. Están metiendo la pata una y otra vez y pretenden que veamos el proceso como algo positivo.

Los Principios de la Declaración de Bolonia son muy positivos y muy fáciles de incorporar en la Universidad Española. La reforma necesaria es ridículamente simple. Se podría haber hecho en muy poco tiempo. Lo que el Gobierno quiere hacer no tiene nada que ver con estos Principios y ese es el problema. Más aún, el gobierno no sabe muy bien qué va a poder hacer, no lo tiene claro y “dispara” a lo loco. Hoy he leído en El País que el gobierno quiere hacer una campaña de marketing para las reformas asociadas al Proceso de Bolonia, como hizo con el carnet por puntos. Ahora. Los últimos 8 años no han existido. Ahora. Es una pena. Como siempre.

¿Estará este “españolismo” en nuestros genes?”

¿Ha abusado El Naschie de su poder como editor principal de la revista de Elsevier “Chaos, Solitons, and Fractals,” que el mismo fundó? ¿Ha abusado con el consentimiento de Elsevier? ¿Se está “riendo” del resto de los autores de artículos de su revista? ¿Se está “riendo” de los gestores de Elsevier? Ya hemos hablado de este tema en este blog en dos ocasiones, la primera y la última. Ahora me limitaré a ofrecer algunos datos para la reflexión (que dejo en manos del lector).

Búsqueda en el ISI WOS : Author=((elnaschie ms) or (el naschie ms)), Timespan=All Years. Results: 383. Repartidos por años: 2008 (55), 2007 (26), 2006 (30), 2005 (44), 2004 (15), …, 1975 (5). Es decir, 170 en los últimos 5 años a día de hoy en el ISI WOS.

  • ¿Cuántos coautores tiene El Naschie? ALATHEL, S (6), KAPITANIAK, T (5), WU, CW (5), 5 autores con (2) y 13 autores con (1). Decididamente, escribe solo.
  • ¿En qué revistas escribe? CHAOS SOLITONS & FRACTALS (285), ZEITSCHRIFT FUR ANGEWANDTE MATHEMATIK UND MECHANIK (22), INTERNATIONAL JOURNAL OF NONLINEAR SCIENCES AND NUMERICAL SIMULATION (21), AIAA JOURNAL (7), JOURNAL OF ENGINEERING SCIENCES (5), …
  • “El Naschie is clearly a highly-cited author. Using ISI’s Web of Science, I counted 3,049 citations to his work, although 2,497 (or 82%) are self-citations. Since almost all of his work (indexed by ISI) is published in Chaos, Solitons & Fractals, this creates a significant upward bias on the Impact Factor of this journal.” [FUENTE]

El artículo más citado es “A review of E infinity theory and the mass spectrum of high energy particle physics,” El Naschie, MS, CHAOS SOLITONS & FRACTALS, 19: 209-236, 2004. Times Cited: 231.

  • ¿Quienes citan este artículo, el más citado en el ISI WOS de El Naschie? EL NASCHIE, MS (77), AGOP, M (16), HE, JH (11), TANAKA, Y (9) y MAREK-​CRNJAC, L (8). Hay muchísimos autores, la mayoría desconocidos, que lo citan al menos alguna vez.
  • ¿En qué revistas se han publicado los artículos que lo citan? CHAOS SOLITONS & FRACTALS (203) y INTERNATIONAL JOURNAL OF NONLINEAR SCIENCES AND NUMERICAL SIMULATION (20).

Los comentarios en BackReaction y n-Category Cafe serán también buen motivo de reflexión [son muchísimos comentarios, muchos malos, pero muchos otros directos al grano, el que tenga paciencia los disfrutará].