El artículo de Jesús Guillera Goyanes, “Historia de las fórmulas y algoritmos para pi,” Gaceta de la Real Sociedad Matematica Española, 10(1):159-178, 2007, nos presenta algoritmos y fórmulas tan interesantes como los de Arquímedes, Viete, Wallis, Newton, Comtet, Gregory, Leibniz, Machin, Euler, e incluso Gauss y Ramanujan. Los algoritmos de Borwein están entre los más eficientes. El artículo acaba de ser traducido al inglés (“History of the formulas and algorithms for pi,” Jesus Guillera, ArXiv preprint, 5 Jul 2008 ).

A los interesados en el artículo también les gustará la propia tesis doctoral del autor, “Series de Ramanujan: Generalizaciones y conjeturas,” defendida el 2 de julio de 2007. El trabajo de Ramanujan todavía nos deparará muchas más sorpresas en el futuro.

Tampoco me puedo resistir a recomendaros el artículo “Fun with Fourier series,” Robert Baillie, ArXiv preprint, submitted on 1 Jun 2008 , del que extraigo la figura de abajo, como botón de muestra.

Saber exactamente dónde se encuentran las interneuronas colinérgicas en el estriado ayudará a descubrir el origen de ciertas patologías psiquiátricas, como la esquizofrenia.

La elaboración de mapas de distribución de ciertos tipos de neuronas, en concreto de las interneuronas colinérgicas, podría aclarar la causa de la aparición de algunas enfermedades mentales, como la esquizofrenia. Así se ha puesto de manifiesto en un estudio dirigido por Javier Bernácer, biólogo e investigador del laboratorio de Neuromorfología Funcional de la Clínica Universitaria de Navarra.

En el trabajo, que se publica en PLoS ONE, han colaborado los doctores José Manuel Giménez Amaya y Lucía Prensa, de la Universidad Autónoma de Madrid. El trabajo se ha centrado en el estudio de la distribución de este tipo de neuronas, las interneuronas colinérgicas (que utilizan acetilcolina como neurotransmisor) en el estriado, una estructura cerebral subcortical donde coexisten diferentes tipos de neuronas.

“En concreto, el estriado es el área cerebral en la que se planifican los movimientos voluntarios, además de estar implicada en su programación y en el modo de ejecutarlos”, ha explicado Bernácer.

Procesos

Se trata de una estructura en la que se producen también procesos cognitivos y emotivos. Es un núcleo cerebral en el que ocurren procesos de tipo asociativo, sensorimotores y límbicos. El estriado es un área muy extensa; en concreto, es el mayor de los núcleos subcorticales del cerebro. El trabajo ha consistido en investigar si las interneuronas colinérgicas se distribuyen en él de forma homogénea o si su cantidad varía según las regiones.

Cabe señalar que estas interneuronas son las encargadas de la organización interna del estriado; en definitiva, organizan y regulan su funcionamiento. Además, las colinérgicas están implicadas en diferentes procesos de aprendizaje, sobre todo en la respuesta a estímulos externos que conlleva la obtención de una recompensa, “y en lo que más nos interesaba a nosotros, en la aparición de enfermedades mentales como la esquizofrenia”.

En concreto, se ha podido demostrar que en ciertas regiones existe una pérdida de este tipo de neuronas, por lo que se sabe que podrían estar implicadas en el desarrollo de algunas enfermedades psiquiátricas.

La principal conclusión obtenida del estudio revela la existencia de una distribución heterogénea de las interneuronas colinérgicas en todas las regiones del estriado. Además, el trabajo ha podido constatar que, en general, la mayor densidad de interneuronas se concentra en la zona posterior de este núcleo cerebral, una región que “suele quedar fuera de muchos estudios. El ensayo destaca la importancia de las regiones posteriores del estriado y la necesidad de que se tengan en cuenta, tanto en estudios funcionales como en patológicos”.

Para la investigación se ha utilizado como metodología la estereología que “es la más adecuada para hacer recuento de neuronas, ya que permite hacerlo en una estructura tridimensional, en un determinado volumen, como el que tienen los pequeños cortes de cerebro con los que trabajamos”.

Mejor recuento

A partir de estas muestras se hace una estimación del número de neuronas que hay en cada milímetro cúbico de ese tejido. “En definitiva, se trata de contar la cantidad de neuronas existentes en una fracción del tejido y a partir de ahí hacer una estimación de las que hay en todo el núcleo”.

En esta primera fase el estudio se ha practicado en cerebros sanos. El siguiente objetivo será investigar la distribución de las interneuronas colinérgicas en el estriado de cerebros patológicos, por ejemplo de esquizofrénicos o de personas con otras enfermedades mentales, y comparar los resultados con los cerebros sanos ya estudiados. Para obtener muestras de cerebros de pacientes será muy útil la colaboración con los otros.

Comentario de Jose Megias Verges “elevado” a entrada.

Noticia relacionada: Logran elaborar mapas neuronales para descubrir el origen de la esquizofrenia, Clínica Universitaria, Universidad de Navarra.

Artículo original: PLoS ONE, published 14 Nov 2007, “Cholinergic Interneurons Are Differentially Distributed in the Human Striatum,” Javier Bernácer, Lucía Prensa, José Manuel Giménez-Amaya.

La geometría en el s.XIX recorrió un “extraño” camino. De la geometría euclidiana, aparentemente la geometría del mundo que nos rodea, bien fundamentada axiomáticamente pero con la “lacra” del axioma de las paralelas, ¿es un teorema? ¿debe ser un axioma? ¿podemos definir geometrías que no lo cumplan? Gauss, la “zorra” de las matemáticas, que borraba con su “rabo” las huellas de su pensamiento, aunque gracias a su diario personal, recuperado más tarde, aunque de forma incompleta, sabemos que demostró que era posible una geometría con una variante de dicho axioma, válida para la esfera (durante muchos años, Gauss se dedicó a la geodesia). Otros la descubrieron más tarde, la geometría no euclídea, junto a otras variantes, nombres como Lobachevsky o Bolyai.

¿Pero qué hace que una teoría matemática sea o describa una geometría? El programa de Erlangen de Klein nos ofrece una respuesta. Un conjunto de objetos invariante ante la acción de un grupo ES una geometría, por lo que se denominan a las acciones del grupo como transformaciones “geométricas.” La teoría de grupos, que Galois elevó a la gloria del álgebra, era elevada por Klein al cielo de la geometría. Ya en el s.XX, la teoría de semigrupos la elevaría al sumum del análisis. La teoría de grupos como metamatemática. ¡Qué pensaría Klein de los fractales!

El libro “Indra’s Pearls: The Vision of Felix Klein,” de David Mumford, Caroline Series y David Wright, Cambridge University Press, 2002 , merece, en este sentido, una lectura cuidada y un disfrute gráfico con sus impresionantes figuras (como la mayoría que adornan los libros sobre fractales, de gran belleza y profundidad geométrica). La página web que los autores del libro han preparado, nos ofrece gratuitamente más perlas. En este libro, los matemáticos disfrutarán de los grupos de Schottky, un tipo de transformación de Möbius, también llamados grupos kleinianos.

La gran belleza “matemáticas” de los fractales es que normalmente están asociados a los números complejos y estos son la manera “ideal” de representar los números. De ello ya se dió cuenta Cardano, que codescubrió cómo reolver ecuaciones polinómicas de grados 3 y 4 de forma general. Sin embargo, su fórmula tenía un grave problema. A veces “no era aplicable”. Un ejemplo sencillo es el polinomio , cuya raíz entera igual a 4 no es fácilmente “visible” en el resultado obtenido utilizando la fórmula del propio Cardano, en concreto, la fórmula siguiente

. Los que conocen los números complejos sabrán que ambos resultados son equivalentes. A los que no, les recomiendo “aprenderlo” (merece la pena, “El Camino a la Realidad,” Roger Penrose, es un buen punto de partida para entender cómo los números complejos son “el lenguaje numérico” de la realidad). Cardano se vio “obligado” a “crear” (o quizás “descubrir”) los números complejos, que hasta Euler y Gauss, siglos más tarde, no ganaron el estatus que tienen hoy en día (que Penrose “disfruta” en su libro, un libro “disfrutón” donde los haya, aunqe pesa “demasiado” como lectura playera del verano).

Por cierto, yo leí “The Road to Reality” de Penrose al poco de salir en Gran Bretaña (encargé a un amigo que viajaba a Escocia que se hiciera con una copia para mí). “Supersesgado” hacia sus “twistors,” yo, que no soy “nadie”, hubiera escrito el mismo libro con un enfoque completamente diferente, sin embargo, he de reconocer que como “La nueva mente del emperador”, engancha, … “sesga” al lego… pero engancho incluso al técnico. Ya ha pasado a la la historia de la divulgación científica, no por lo que quiere Penrose, “reivindicar los twistors,” sino por que varias generaciones de jóvenes se formarán como físicos y matemáticos gracias a él. Amén, perdón, “que así sea,” en nombre de Penrose, digno hijo de su padre.

El índice H de una revista internacional no es fácil de calcular utilizando el ISI Web of Science, ya que requiere datos históricos acumulados. Sin embargo, el SCImago sí lo permite calcular (aunque sólo es el índice H desde 1994, dado que se basa en datos de Scopus de Elsevier). ¿Cuáles son las dos revistas de investigación más prestigiosas del mundo en la actualidad? La mayoría de nosotros pensará que son Nature y Science, quizás por este orden. ¿Qué dice el índice H de SCImago al respecto?

1. Nature, 531 artículos citados más de 531 veces, según SCImago 2007;

2. Science, 521.

5. PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America), 339.

11. Physical Review Letters, 268

Los interesados pueden consultar el listado completo.

No me “desagrada” este orden. ¿Qué pasa con las revistas de … pongamos, Computer Science?

1. Bioinformatics 111; 2. IEEE Transactions on Pattern Analysis and Machine Intelligence 111; 3 IEEE Transactions on Information Theory 102; 4 IEEE Journal on Selected Areas in Communications 101; 5 IEEE Transactions on Communications 92; 6 IEEE Transactions on Image Processing 88; 7 IEEE Communications Magazine 84; …

Tampoco, “chirría” este otro orden. ¿Y con las de Mathematics, Computational Mathematics?

1 SIAM Journal on Numerical Analysis 45; 2 Applied Mathematics and Computation 37; 3 Mathematics of Computation 32; 4 Numerische Mathematik 32; 5 Journal of Computational and Applied Mathematics 31; 6 Computers and Mathematics with Applications 30; …

No sé, no sé, me gusta menos, … quizás porque estoy acostumbrado al índice de impacto del ISI que las ordena de forma completamente diferente.

Todos tenemos preconcepciones. “Sabemos” qué revistas internacionales son más prestigiosas, independientemente de su índice de impacto, muchas tienen índices de impacto “ficticios” (ya que muchos editores se dedican a la ingeniería del índice de impacto). El trabajo de SCImago (de algunos amigos granadinos) me gusta. No “coincido” del todo con sus resultados, pero en muchos casos muestra ser más “fiable” con la “intuición”, menos “paradójico” que el índice de impacto, que este año en MATHEMATICS, APPLIED coloca a la “prestigiosa” (en “casa” del Editor Principal porque no lo es en ningún otro lugar) INTERNATIONAL JOURNAL OF NONLINEAR SCIENCES AND NUMERICAL SIMULATION, como la de mayor índice de impacto y con diferencia, con un índice de impacto “paradójicamente” enorme para el prestigio que tiene. Eso sí, si ojeas los últimos números, ciertos matemáticos “muy buenos” están publicando en ella, supongo que aprovechando la burbuja “especulativa” de su índice de impacto.

Tug-of-war (“esfuerzo supremo”) el nuevo “palabro” de moda en físico-química. Me debo estar haciendo viejo. “Tug-of-war” para referirse a un tipo de choque (dispersión o scattering). Todavía me maravillan los científicos con el “don” del “titular” (capaces de poner un título que llame la atención, aunque no explique de qué va el contenido de su artículo).

Me ha sorprendido leer en Nature, el News and Views de Mark Brouard “When molecules don’t rebound,” Nature 454, 43-45, 3 July 2008 . Supongamos que tenemos una molécula simple formada por dos átomos unidos por un enlace que se comporta como un muelle, ¿qué pasa si otro átomo choca con uno de los dos átomos anteriores? ¿Se comprime el muelle y la molécula doble vibra? ¡Tan claro como el agua! Pues parece que no está tan claro (el agua de hecho es trasparente). La noticia trata sobre el artículo Stuart J. Greaves et al. “Vibrational excitation through tug-of-war inelastic collisions,” Nature 454, 88-91, 3 July 2008 . Estudian la colisión entre un átomo de hidrógeno y una molécula formada por dos átomos de deuterio (hidrógeno pesado) y han encontrado que pueden ocurrir tres cosas, las dos primeras ya eran conocidas, o se produce una reacción química o se transfiere energía del átomo a la molécula sin que se forme o se rompa enlace alguno en un proceso completamente inelástico, pero la tercera es novedosa (de ahí que se haya publicado en Nature), se produce una excitación vibratoria de la molécula que han bautizado colisión inelástica ‘tug-of-war’ en al que el átomo “rebota” prácticamente en la dirección de incidencia y la molécula no “recula” sino que se mueve “hacia adelante”, totalmente al contrario de lo que nuestra intuición dicta (contrario a lo que pasaría con dos bolas de billar, por ejemplo).

¿Por qué ocurre algo tan extraño? Parece ser que cuando se aproxima el átomo de hidrógeno hacia la bimolécula de deuterio se producen enlaces químicos transitorios que hacen que se alargue el enlace que une los dos deuterios en la molécula (el muelle se estira en lugar de comprimirse, como indica la intuición), conduciendo al comportamiento “paradójico” observado. Greaves et al. describen el proceso como un mecanismo de “reacción frustrada,” como si se formara temporalmente un enlace (reacción química) que rápidamente se rompe. Las animaciones (arriba la primera) de la información suplementaria están disponibles en la web gratuitamente junto a una buena explicación.

Hablando de Tug-of-war también parece interesante el artículo, a publicarse en PNAS, Melanie J.I. Müller et al. “Tug-of-war as a cooperative mechanism for bidirectional cargo transport by molecular motors,” Proc. Natl. Acad. Sci. USA 105, 4609-4614 ( 2008 ), ArXiv preprint, donde estudian el transporte intracelular (a través de la membrana celular) basado en motores moleculares que actúan como gruas (gracias a fragmentos citoesqueléticos). Algunso de estos microtúbulos pueden actuar de forma bidireccional (hacia o desde el interior de la célula) gracias, presumiblemente, al fenómeno del “esfuerzo supremo” (tug-of-war) que así adquiere una aplicación biológica de extrema importancia. Este fenómeno es una fuente de energía para un motor molecular. Increíble, mi hijo, “enamorado” de las grúas como está, disfrutaría viendo estas grúas moleculares en acción.

http://es.youtube.com/watch?v=xdNMJ_txew0

Los físicos, sobre todos los teóricos, están cada días más “asqueados” de la física teórica de partículas y campos, donde sólo los diestros en matemáticas abstractas logran publicar “matemáticas” (que no física). Cierto es que a los físicos experimentales y sobre todo los aplicados no les falta trabajo (en gran parte compitiendo con los ingenieros). Pero también es cierto que trabajos que antes sólo ocupaban los físicos, ahora también los ocupan los matemáticos. Pero, al grano, lo que quería decir es que ahora muchos físicos se están acercando a temas transversales, como biología (biología física, biología de sistemas, biología sintética, bioinformática, etc.) o ciencias sociales. La sociofísica es el tema de esta entrada. Artículos tan “curiosos” como un análisis de ola (mejicana le llaman) en los campos de fútbol, ¡publicado en Nature! Para los interesados en este fenómeno recomiendo el artículo original de Illes Farkas, Dirk Helbing, Tamas Vicsek, “Crowd behaves as excitable media during Mexican wave,” ArXiv preprint, pubilcado en Nature 419, p. 131, 2002, y el análisis sobre cómo se inicia el fenómeno espontáneamente en Illes J. Farkas, Tamas Vicsek, “Initiating a Mexican wave: An instantaneous collective decision with both short and long range interactions,” ArXiv preprint, publicado en Physica A 369, 830-840, 2006.

Uno de los padres de la sociofísica es Serge Galam, quien ha publicado una biografía técnica personal en “Sociophysics: A review of Galam models,” ArXiv preprint, 2008. En él revisa todos los modelos sociofísicos que ha desarrollado en los últimos 25 años (desde cuando los físicos se dedicaban a otras “cosas”, hasta ahora, que muchos le siguen cual “patitos a su pata”). Galam se ha especializado en sistemas de voto, toma de decisiones, análisis del terrorismo (ahora tan de moda desde el 11S) y dinámica de la transmisión de opiniones. Los análisis utilizando técnicas propias de los físicos muestran muchos comportamientos contra la intuición, las “paradojas” que llaman la atención tanto a propios (científicos sociales) como extraños (otros físicos que se apuntan al carro). Galam presume en su artículo de haber predicho “muchas” cosas, como la victoria de la extrema derecha en Francia en el año 2000 o el victoria del “no” francés a la Constitución Europea. Se pregunta Galam ¿es la sociofísica una “ciencia de verdad”? Y el mismo se responde, ¿alguien lo duda?

A los interesados en estos temas les recomiendo el artículo sobre sociodinámica de Wolfgang Weidlich, “Physics and social science-the approach of synergetics,” Physics Reports, 204(1):1-163, 1991, y “Thirty years of sociodynamics.: An integrated strategy of modelling in the social sciences: applications to migration and urban evolution,” Chaos, Solitons & Fractals, 24(1):45-56, 2005. Weidlich revisa las ideas básicas sobre modelado en ciencias sociales basado en variables de estado, transiciones probabilísticas entre estados, y las ecuaciones de evolución que las rigen. Fenómenos migratorios, crecimiento de ciudades y modelos de opinión política son algunos de los temas estudiados.

MP3 “Where are the zeroes of zeta of s?.”

Ya habíamos hablado de las “demostraciones” de la conjetura (hipótesis) de Riemann (el problema abierto, o sin resolver, más importante de toda la Matemática)[entrada1,entrada2]. Se acaba de publicar una nueva demostración, Xian-Jin Li, “A proof of the Riemann hypothesis,” ArXiv preprint, first submitted on 1 Jul 2008, quien utiliza técnicas de análisis de Fourier (y bases de Haar) para probar un refinamiento de la condición de positividad de Weil, ya presentado por Bombieri (medalla Fields), que implica la hipótesis de Riemann (los zeros de la función zeta no triviales tienen parte real exactamente igual a 0.5). El nuevo artículo, de 41 páginas, dice enmarcarse en la línea de ataque que Alain Connes (también medalla Fields) ha concebido para vencer la conjetura.

¿Es realmente una “demostración” de la conjetura de Riemann? Tengo que leerme el artículo, he estado muy liado con una visita de unos compañeros, pero el “paper” tiene “buena pinta,” … ¿Quién es el autor? El “chaval” hizo la tesis doctoral en 1993 bajo la dirección de Louis de Branges, lo que es toda una “garantía” (afirmó tener una “demostración” de la Hipótesis de Riemann años há, aunque se hizo “famoso” por su demostración de la conjetura de Bieberbach, en 1984, ahora llamado teorema de Bieberbach-de Branges, supuestamente para “ganar” dinero para dedicarse a Riemann; en 2004, volvió a anunciar una “nueva demostración”, sin embargo, su demostración tenía una contraejemplo, conocido desde ¡ 1998 ! ; aún así su apología sobre su demostración, de abril de 2008, merece la pena ser leída). La tesis de Li dirigida por de Branges se titulaba “The Riemann Hypothesis For Polynomials Orthogonal On The Unit Circle,” título de su paper en Mathematische Nachrichten, 166(1):229-258, 2006 (lo que indica que le ha costado publicarla bastante tiempo, aunque ha publicado “bastante” y en “buenas” revistas en los últimos años).

En resumen, el trabajo de Li tiene muy “buena pinta,” y reúne muchos de los ingredientes que matemáticos de la talla de Bomberi y Connes han estado “degustando” alrededor de la hipótesis de Riemann. Habrá que estar “atentos”.

Más información: Terence Tao (medalla Fields en el ICM de Madrid de 2006, uno de los matemáticos más geniales vivos en la actualidad) afirma en su blog que ha encontrado ciertos “problemas” con una descomposición presentada en la página 20 del paper y aparentemente es “clave” para la demostración. Alain Connes afirma en su blog que se ha leído la demostración hasta que no ha podido más, pues se encontrado con resultados que en su opinión no están “realmente” demostrados, según él, en su primera lectura, la técnica no funciona.

Trataré de manteneros informados al respecto.

R. M. Kiehn, en el verano de 1986, estaba visitando a un viejo amigo en Río de Janeiro, Brasil, cuando observó en una piscina ondas no lineales de tipo solitón, a las que bautizó como solitones de Falaco. Este tipo de ondas pueden ser reproducidas fácilmente por cualquiera que disponga de un laboratorio… digo, de una piscina. El video de youtube muestra dos parejas de solitones de Falaco. Sorprendente este tipo de defectos topológicos de la superficie del agua (que generan la sombra oscura) son similares a los defectos topológicos en 2 dimensiones que aparecen en Teorías de Cuerdas (así que si tienes una piscina puedes “jugar” a experimentar en teoría de cuerdas, ¡qué suerte tienes!, y a visualizar fenómenos que sólo las grandes “mentes” pensantes de esta teoría pueden “concebir”).

El experimento es fácil de reproducir para quien disponga de piscina. Si calienta el Sol, como este verano. Se selecciona un objeto circular o disco (por ejemplo un Frisbee) y se “medio”-sumerge en la piscina mientras es golpeado suavemente en la dirección de su eje. Tras el “golpecito” se retira lenta y suavamente el objeto, generando energía cinética y momento angular que se imparte al agua. Los bordes del objeto generarán un par de vórtices de Rankine en la superficie del agua. Estos vórtices de Rankine, bajo la luz del Sol, generarán dos depresiones con curvatura gaussiana negativa, que proyectarán sobre el suelo de la piscina dos puntos oscuros o discos negros, con ciertos brazos espirales difusos debidos a cáusticas. Puede que la primera vez no te salga. Pero si lo intentas varias veces verás que es fácil convertirse en un experto experimentador en la generación de vórtices topológicos (que bien suena) en tu propia piscina (y en las de tus amigos, no lo pruebes en las suyas hasta que tengas dominado este experimento de Teoría de Cuerdas). Recuerda que tienes que afirmar que estás experimentando con la teoría que NO tiene confirmación experimental.

Si sabes algo de teoría de cuerdas, por favor, evita deleitarles con una aburrida charla sobre la materia. A mí al menos me ha dado muy mala “reputación”.

Más información: Artículo técnico de Khien, Monografía científica, Solitones de Falaco como Agujeros Negros, Más sobre lo mismo, para acabar y no aburrir.

Michael Worobey es un especialista en filogenética evolutiva, el estudio estadístico de la tasa de mutaciones en los genes como predictores del momento en que se produjeron cambios sustanciales en el contenido de los mismos. Se ha especializado en el estudio de los genes de virus responsables de enfermedades. Dos de sus alumnos han protagonizado una noticia de emulenews en Menéame. Copio de allí “Marlea Gemmel de la Universidad de Arizona ha demostrado que la cepa del virus del sida VIH-1 infectó a humanos por primera vez en 1908 (y no en 1931 como se creía antes). Aunque en esa época los niveles de presencia de virus en humanos eran muy pequeños. Más aún, Joel Wertheim, de la misma universidad, ha demostrado que el virus del sida existe en monos desde hace sólo algunos cientos de años (y no millones de años como antes se creía). Nuevas sorpresas sobre el virus del sida. Esperemos que estos estudios tengan consecuencias clínicas.”

Estos estudios van en contra de las “teorías de la conspiración sobre el SIDA como arma biológica o instrumento de control de masas,” o sobre el origen de la enfermedad en humanos en los 1950s debido a la contaminación de muestras de vacunas contra la polio contaminadas con virus VIH de monos (el poliovirus para las vacunas orales contra la polio se cultivaba en los riñones de chimpancés antes de ser administrados a la población en África Central entre 1957-1960). Obviamente, la imposibilidad de estos orígenes “exóticos” es imposible de probar. Aunque los estudios de Worobey y otros los hacen estadísticamente poco “probables”.

La idea de que el virus VIH-1 infectó a humanos por primera vez en los 1930s apareció en la revista Science en el año 2000 (comentario de David M. Hillis, “Origins of HIV,” Science, 288(5472): 1757-1759, 2000, sobre el artículo técnico de B. Korber et al. (Los Alamos National Laboratory) “Timing the ancestor of the HIV-1 pandemic strains,” Science, 288(5472):1789-1796, 2000, quienes utilizaron supercomputadores junto a 5 muestras para su tarea, que se encontraron en sangre congelada para transfusiones que se encontró en Haití). Como el número de muestras era pequeño, se estimó como fecha más probable 1931, con un intervalo de confianza del 95%, pero no se puede descartar el intervalo 1915-1941. Sólo un análisis por estas técnicas (o su versión mejorada) que venga acompañado de más muestras puede mejorar esta estimación. Obviamente lo que se demuestra por este método es cuando el linaje del genoma del virus cambia para poder infectar a humanos y no el momento exacto en el que el virus pasa del chimpancé al hombre.

Michael Worobey y sus alumnos tienen una extensa historia en el análisis filogenético del virus del sida. Por ejemplo, con 5 muestras de sangre de haitianos tratados en Miami entre 1982 y 1983, donde encontraron virus VIH-1 grupo M subtipo B (Jon Cohen, “How HIV took the world by storm,” Science NOW Daily News, 29 october 2007, sobre el artículo M.T.P. Gilbert et al. “The emergence of HIV/AIDS in the Americas and beyond,” PNAS, 104(47):18566-18570, November 20, 2007, Open Access Article) revelaron genéticamente que este subtipo del virus se introdujo en Haití desde África Central alrededor de 1966, entrando en EEUU en 1969. La probabilidad de que el virus entrara en Haití desde los EEUU es de 0.00003, extremedamente pequeña (según su estudio estadístico, claro).

La noticia de emulenews en Menéame hace referencia a Elizabeth Pennisi, “Revising HIV’s history,” Science NOW Daily News, 25 june 2008 , nos indica que Marlea Gemmel, alumna de Worobey, analizó muestras de material genético del virus VIH-1 subtipo M obtenidos de tejido linfático almacenado en 1960 en un departamento de patología en la Universidad de Kinshasa en el Congo, que ha comparado con otras muestras ya conocidas del virus, como la más antigua conocida de muestras congeladas de sangre de 1959. El nuevo estudio filogenético indica que el virus VIH-1 infectó a humanos por primera vez en 1908. ichael Worobey et al, “Reply to Pape et al.: The phylogeography of HIV-1 group M subtype B,” afirman que sus estudios se basan no sólo las 5 muestras de secuencias génicas encontradas en pacientes haitianos, sino en otras 117 secuencias de 19 países.

Habrá que estar “al loro” de futuras confirmaciones de estos estudios, que espero tengan repercusión clínica (conocer cómo se adaptó el virus del chimpancá al humano puede que permita determinar sus puntos “flacos”, posibles dianas terapéuticas).

La gran pregunta “¿Para qué sirven los físicos?” ¿Cómo responderán en la Real Sociedad Española de Física (RSEF)? Puede que no os lo creáis, pero hasta a mí me sorprende su respuesta (bueno, una de ellas).

Pregunta: “Aún hoy… mi madre sigue sorprendiéndome frecuentemente con una profunda reflexión: – Pero tú hijo mío, ¿realmente en qué trabajas?” Respuesta: “soy, y siempre he sido, consultor.” ¿Cómo? Aclaración: me ocupo de “el desarrollo e implantación de modelos de gestión soportados por metodología TQM.” ¿Mande? Reaclaración: que “soy experto en “el diseño de estrategias competitivas focalizadas en el cliente”.” Ah!!! Bueno. Pero: “¿Qué hace un físico en una profesión como esta?” Opinión 1: “Ser físico te capacita para ser un excelente profesional en cualquier campo al que la vocación o la casualidad te derive.” Opinión 2: “Ser físico te proporciona una excepcional preparación universitaria para poder abordar cualquier proyecto laboral independientemente de la especialidad de la que se trate.” Opinión 3: “Ser físico te cualifica para aspirar a cualquier posición ejecutiva dentro de cualquier organización y en cualquier sector productivo.”

Lo dicho, un artículo que sorprende hasta al más “pintado” de los físicos (que según el artículo parecen más “ingenieros industriales”, los ingenieros para “todo” en España).

Bueno, un poco de humor, tres chistes de físicos.