Los rumores decían que el Nasdaq se alegraría de la victoria de Obama y el Dow Jones de la de McCain. Hoy ambos índices han empezado subiendo más de un 3% a la par. Las empresas .com han confiado claramente en el, ahora, vencedor. Los grandes poderes financieros, incluso en plena crisis, prefieren al, ahora, perdedor. La gran cuestión será si el nuevo presidente del mundo rompe con el saber hacer neocon que se inició con la dimisión de Nixon, San Benito que ni republicanos ni demócratas han sabido quitarse de encima. Muchos tienen esperanza en el Cambio.

Muchos comparan al nuevo presi con JFK , que en muchas cosas se parece más a McCain que a Obama, por ejemplo, fue héroe “guaperas” de la II Guerra Mundial. Es uno de los presidentes más queridos y admirados, sin embargo, durante su gobierno tuvo lugar la invasión de Bahía de Cochinos, la crisis de los misiles de Cuba, la construcción del Muro de Berlín, así como los primeros eventos de la Guerra de Vietnam. Por supuesto, los americanos amantes de JFK le echan la culpa de todo esto a Eisenhower, faltaría más. JFK no tuvo otro remedio que seguir los designios de Ike.

Otros comparan al nuevo presi con el Clinton de su primera legislatura (aunque ha vencido como el mejor Clinton de la segunda). Clinton acuñó en su campaña la famosa frase “Es la economía, idiota” para criticar a Bush padre. Ahora muchos llaman “tonto” a Bush hijo. Clinton fue un buen presidente del mundo en su primera legislatura. Su segunda legislatura fue de “prensa rosa.” Muchos dicen que Bush hijo será recordado como el peor presidente de la historia de EEUU, aunque todo depende de los logros del nuevo ocupante de la Casa Blanca.

¿Qué pasará con “nuestro” nuevo presi? Ya veremos. Por de pronto, la comunidad universitaria e investigadora norteamericana lo deseaba. ¡Enhorabuena a los neotech!

PS: Algunos dicen que los americanos nos han dado una lección de democracia… esperemos que Obama no olvide que ha sido votado democráticamente por sus “conciudadanos” del mundo entero.

dibujo20081104jetMe he enterado por Kanijo que traduce un artículo de NewScientist y por Daniel de Eureka quienes me han llevado con sus hábiles manos a Peter Woit, John Conway, Tommaso Dorigo, Luboš Motl, Carl Brannen, Matti Pitkanen, Adam Falkowski, Geoff Brumfiel, y a algunos otros.

Posible descubrimiento de nueva partícula elemental en el detector CDF del Tevatrón (13 eventos a día de hoy), que el detector D0 del mismo Tevatron tendrá que confirmar o desmentir el próximo año. De existir, el LHC también debería observarla en un par de años.

Toda nueva partícula es un hecho interesante, en especial cuando nadie la había predicho con anterioridad (¿se tratará de un Higgs “leptónico” exótico de 300 GeV?). Ha habido muchas falsas alarmas y esta también puede serlo. Los físicos teóricos saltan de sus asientos ¡eureka! y el circo comienza. Ya hay explicación utilizando la teoría de cuerdas, teorías poco ortodoxas que también explican los resultados “anómalos” de PAMELA para la materia oscura, etc.

Al grano, hay que leer un artículo experimental de 70 páginas enviado a Physical Review D, en concreto CDF Collaboration, “Study of multi-muon events produced in p-pbar collisions at sqrt(s)=1.96 TeV,” ArXiv preprint, 6 Oct 2008 (16 autores son españoles). El mesón Y (Upsilon) formado por una pareja de quarks bottom-antibottom es inestable y se desintegra en un picosegundo produciendo muones (electrones “pesados”) con una vida media de unos microsegundos. Sorprendentemente, lo que se ha observado no es fácilmente explicable. Parece que hay una “partícula” un poco extraña, con una masa de unos 300 GeV (unas 300 veces la masa del protón) y una vida media de unos 20 picosegundos, mucho más larga de lo que cabría esperar, que se descompone en un “chorro” (jet) de muones (más de 2 muones). Los chorros de hadrones son hoy algo estándar (ver la figura) y se deben a la existencia de los quarks y gluones que forman los hadrones. Pero los chorros de muones no son una conclusión del Modelo Estándar y pueden indicar física más allá del Modelo Estándar.

Lo primero que debemos recordar es que la interpretación de los datos experimentales requiere un modelo teórico que la sustente. La desintegración del mesón Y está regida por la cromodinámica cuántica (QCD). El cálculo teórico es tan complicado que hay varios valores “teóricos” y varias maneras de interpretar los resultados experimentales. Los valores teoría-experimento no coinciden (el cálculo más cercano entre ambos da un 1.25 +/- 0.26 en lugar de 1.00). De ahí la “anomalía” obsevada. ¿Podría el Modelo Estándar explicar los resultados observados? Nadie lo sabe, todavía. Muchos quieren creer que no, la esperanza de observar física más allá del Modelo Estándar nunca se pierde. ¿Confirmará el detector D0 los resultados de su hermano CDF? El análisis de los datos experimentales de D0 buscando este tipo de señal requerirá el desarrollo de nuevo software, lo que llevará cierto tiempo. Dada su importancia, seguramente el año que viene ya estará listo. Habrá que esperar.

Permitidme una apuesta de un lego ignorante. Un pentaquark podría explicar el resultado del Tevatrón.

PS: Dos apuestas tienen más éxico que una sola. Quizás se trate de un tetraquark.

PS2: Los cálculos QCD de la desintegración de la partículo Úpsilon se suelen realizar en el límite no relativista (ya que los quarks bottom son partículas tan pesadas que se mueven “lentamente”). Aún así, los cálculos no son sencillos. Los físicos teóricos podéis ver, por ejemplo, “Inclusive Charm Production in Upsilon(nS) Decay” o “Upsilon decay to two-charm quark jets as a Probe of the Color Octet Mechanism.” Los demás, conformaros con contemplar un diagrama de Feynman típico (en el segundo he dejado dos gluones libres, sin especificar, para que colgéis de ellos todo lo que se os ocurra que pueda explicar los resultados del CDF, posibilidades haberlas, hailas).

dibujo20081105upsilon

Los videojuegos son interesantes en educación, si están bien diseñados para ello, ya que influyen tanto en nuestras habilidades motoras como cognitivas. Por ejemplo, C.S. Green, D. Bavelier, “Enumeration versus multiple object tracking: the case of action video game players,” Cognition, 101: 217-245, August 2006 , demuestran que los juegos mejoran la memoria a corto plazo y permiten asimilar un mayor número de objetos; Fran C. Blumberg, Sheryl F. Rosenthal, John D. Randall, “Impasse-driven learning in the context of video games,” Computers in Human Behavior, 24: 1530-1541, July 2008 , demuestran que los juegos nos permiten mejorar nuestras habilidades a la hora de resolver problemas; e, incluso, Brendan Z. Allison, John Polich, “Workload assessment of computer gaming using a single-stimulus event-related potential paradigm,” Biological Psychology, 77: 277-283, March 2008 , muestran que los videojuegos pueden ser utilizados como experimento científico para evaluar nuestras habilidades cognitivas a la hora de adaptarnos a un entorno nuevo, ya que permiten controlar el número de estimulos que recibe el jugador cuando está inmerso en el juego.

Sin embargo, no todo es bueno en los videojuegos. Se acaba de publicar el artículo de Craig A. Anderson, Akira Sakamoto, Douglas A. Gentile, Nobuko Ihori, Akiko Shibuya, Shintaro Yukawa, Mayumi Naito, y Kumiko Kobayashi, “Longitudinal Effects of Violent Video Games on Aggression in Japan and the United States,” Pediatrics, 122: e1067-e1072, october 31, 2008 , quienes verifican que jugar videojuegos violentos es un factor de riesgo significativo para posteriores comportamientos agresivos, por lo que no se recomiendan dicho tipo de juegos a los jóvenes. El estudio ha utilizado jóvenes americanos (EEUU) y japoneses (con edades entre 9 y 18 años).

La asociación (correlación) encontrada entre agresividad y videojuegos violentos, en la línea de estudios anteriores, nos muestra que, como en todo, hay videojuegos “buenos” y “malos”. La mayoría de los videojuegos violentos son para mayores de 18 años, ¿por qué los padres permitimos a nuestros hijos jugar con ellos? ¿Por qué nuestros hijos quieren jugar a los mismos juegos que sus amigos, los juegos “prohibidos”?

http://es.youtube.com/watch?v=zpx6hJZ0-9o

¿Qué es la armonía? ¿Por qué ciertos acordes musicales suenan bien y otros suenan mal (disonantes)? Helmholtz ya trató de entenderlo en su libro “On The Sensations of Tone as a Physiological Basis for the Theory of Music,” 1863. ¿Cuál es la rama de las matemáticas más adecuada para “entender” la música? La geometría es la respuesta que nos ofrece Rachel Wells Hall, “Geometrical Music Theory,” Science, 320: 328-329, 18 April 2008 , quien nos comenta los resultados del artículo de Clifton Callender, Ian Quinn, Dmitri Tymoczko, “Generalized Voice-Leading Spaces,” Science, 320: 346-348, 18 April 2008 , donde se propone el uso de la teoría de grupos finitos para “entender” las reglas de la armonía musical (el uso “armónico” de acordes, ritmos y escalas musicales). El artículo es técnico y utiliza conceptos tan “exóticos” comos las orbivariedades (orbifolds) de gran actualidad en geometría moderna.

hola
Partitura y su representación como transición entre clases de equivalencia en el espacio OPT.

La geometría del temperamento musical, ¡qué palabro! siempre me recuerda a “el clave bien temperado,” de Bach. Mi profesora de piano, años há, siempre decía que “veía los colores” de la música (quizás fuera sinestésica). Cualquier combinación de las notas DO, MI y SOL suena a DO, tiene el “color blanco” del DO (forman un acorde de DO-Mayor). Estas combinaciones son equivalentes entre sí. Las clases de equivalencia vienen determinadas por una relación de equivalencia (simetría preservada por todos los miembros de la clase). Callender et al. introducen la relación de equivalencia denominada OPTIC (fundamental en la teoría de la armonía en la música de occidente). Dos secuencias de notas son equivalentes si una es el desplazamiento en una o varios octavas de la otra (O), si una es la reordenación o permutación de la otra (P), si una es la transposición musical de la otra (T), si una es la inversión de la otra (I), o si las notas son las mismas sin tener en cuenta las repeticiones, equivalencia cardinal (C). Cada clase de simentría según la relación de equivalencia OPTIC se corresponde con un grupo de simetría discreta. También podemos utilizar simetrías limitadas OP, OPT, etc.

Los autores del artículo (músicos, compositores y musicólogos) llevan años trabajando en la aplicación de la geometría a la hora de analizar obras musicales. De hecho, éste no es el primer artículo de uno de ellos en la prestigiosa Science, Dmitri Tymoczko ya publicó “The Geometry of Musical Chords,” Science, 313: 72-74, 2006 , que presentaba el programa de ordenador ChordGeometries para visualizar en 3D acordes y voces en “tiempo real” a partir de ficheros MIDI (o la interpretación en directo mediante una teclado electrónico). Si os gusta la música os resultará “gracioso” el susodicho programa (de todas formas, para que no haya descontentos, primero debéis ver el vídeo).

http://es.youtube.com/watch?v=Rtt1msnwlZQ

Por cierto, Glenn Gould, en mi modesta opinión, toca demasiado rápido las Goldberg.

La historia de la ciencia está plagada de historias apócrifas, como la de Newton y su manzana, o la del hijo de Hamilton preguntándole a su padre, “papá, ¿ya has podido multiplicar tripletes?,” contestando reiteradamente éste, “no hijo, sólo puedo sumarlos y restarlos.” El divertido y curioso artículo de los franceses Sophie Morier-Genoud y Valentin Ovsienko, “Well, Papa, can you multiply triplets?,” ArXiv preprint, 30 Oct 2008 , aprovecha dicha frase para presentarnos una nueva visión algebraica de los cuaterniones como un álgebra graduada conmutativa (dicha visión no es posible para los octoniones). De esta manera, aunque no logran “multiplicar” tripletes, sí logran “sumarlos”. Los aficionados a la matemática disfrutarán con su fácil lectura.

Se dice que Hamilton descubrió el producto de los cuaterniones, tras más de dos décadas de darle “al coco” buscando el producto de tripletes (que es imposible), mientras paseaba por el puente Brougham Bridge de Dublín, en el que actualmente se puede contemplar la placa que vemos a la izquierda.

Por cierto, si vais a Dublín, no busquéis el puente “Brougham” (pronunciado en irlandés como “broom”) sino el puente “Broome” que se encuentra en la calle “Broombridge Road.” Desde el centro de la ciudad tenéis que tomar el bus número 20, por ejemplo, en la parada de O’Connell Street, al sur de Parnell Square [palabras de Baez en Dublin].

Para Hamilton, el descubrimiento de los cuaterniones fue su mayor descubrimiento. De hecho, se creó en las Islas Británicas la “secta” de los “cuaternionistas” que “ocultaba” ciertos secretos mágicos en la matemática de estos números que les permitía resolver problemas que otros matemáticos eran incapaces. A finales del s.XIX la interpretación de las rotaciones en el marco de las recién inventadas matrices relegó a los cuaterniones al reducto de los matemáticos. Actualmente su usan en gráficos por ordenador para interpolar rotaciones (interpolar matrices ortogonales garantizando la ortogonalidad es algo “ligeramente” más complicado).

Volviendo al artículo. Los autores interpretan el álgebra de cuaterniones (son números que forman un cuerpo no conmutativo) como el álgebra graduada Z2×Z2×Z2 que incluye una suma conmutativa de tripletes (¿el buscado “producto” de tripletes por Hamilton?). El estudio de las álgebras conmutativas graduadas sobre el grupo abeliano Z2 × Z2 × ··· × Z2 (n veces) adquiere gracias a esta relación un especial interés “histórico”. Por cierto, los octoniones no se pueden realizar con un álgebra conmutativa graduada (luego no tenemos un “producto” (suma) de 7-tuplas de números).

Para los no aficionados al álgebra, que habrán entendido poco, no quiero explayarme, al menos sirva el recuerdo al genial Hamilton y sus cuaternios.

Brougham Bridge en medio de Broombridge Road, Dublín.

Las jovencitas adolescentes quieren ser como sus actrices preferidas de televisión y cine. Quieren vestir como ellas, maquillarse como ellas, vivir como ellas, … Danica McKellar, además de actriz es matemático. Su libro “Kiss my math” trata de incentivar a las adolescentes a estudiar álgebra (elemental) y con ella, matemáticas en Educación Secundaria. Página web del libro. Página web de la actriz.

La actriz-matemático ya escribió el best-seller “Math Doesn’t Suck,” con un objetivo similar. Con sus libros sobre álgebra elemental pretende que las jovencitas se sientan menos intimidadas con las matemáticas, que piensen que son algo más que una obligación en la escuela (secundaria). La idea es buena, sin lugar a dudas.

McKellar es coautora del artículo L. Chayes, D. McKellar, B. Winn, “Percolation and Gibbs states multiplicity for ferromagnetic Ashkin-Teller models on Z(2),” Journal of Physics A, Mathematical and General, 31: 9055-9063, 1998 (versión gratis), citado 2 veces en el ISI WOS y 5 en Google Scholar. No lo he leído.

Yo me pregunto, la española Sofía Nieto (intérprete de Natalia en “Aquí no hay quien viva”) que ha estudiado matemáticas, ¿seguirá los pasos de la McKellar?

PS: Elena Sofía Nieto Monje fue Premio Extraordinario de la Licenciatura en Matemáticas de la Universidad Autónoma de Madrid, curso 2006/07.

PS2: Terry Tao, Medalla Fields en Madrid 2006, fue profesor de Danica (en 1997). Brandy Winn, coautor de Danica, confiesa Tao que fue su mejor alumno (tras Danica) en su curso de Topología. El artículo de Chayes-McKellar-Winn estudia un modelo simplificado (modelo de Ashkin-Teller) para un material magnético de tipo ferromagnético (como el hierro). Estos materiales se magnetizan por debajo de una temperatura crítica (de Curie). El artículo calcula esta temperatura crítica como la temperatura por debajo de la cual el sistema muestra percolación. Incluso cuando la barra no está magnetizada, los átomos de hierro en la barra con el espín en la misma dirección pueden formar un camino que conecte ambos extremos de la barra. La descripción matemática detallada de Tao (con su maestría usual) es muy recomendable para los interesados en este trabajo matemático-físico.

Algunos hablan del Teorema de Chayes-McKellar-Winn, aunque quizás sea un poco exagerado, ya que el fenómeno de la percolación incluso en sistemas tan sencillos como el modelo de Ashkin-Teller es suficiente complicado como para “batir” a las técnicas matemáticas rigurosas.

Prototipo de Intel de un procesador con 80 núcleos.

Procesadores de doble núcleo, de cuádruple núcleo, prototipos de Intel con 80 núcleos, ¿son los procesadores multinúcleo el futuro? Parece que no hay otra manera de mejorar el rendimiento de los procesadores actuales. Sin embargo, ingenieros de los Sandia National Laboratories, en New Mexico, utilizando simulaciones han mostrado que el problema de la tecnología multinúcleo es el cuello de botella del ancho de banda limitado de la memoria, como nos recuerda S.K. Moore, “Multicore is bad news for supercomputers,” IEEE Spectrum, 45: 15-15, November 2008 .

El resultado de estos investigadores muestra que el rendimiento de aplicaciones intensivas en datos (que requieren el acceso a enormes bases de datos) no mejora utilizando la tecnología multinúcleo cuando el número de núcleos supera 8. Más aún, para 16 núcleos empeora (los resultados de las simulaciones indican que 16 y 2 núcleos conducen a un rendimiento equivalente, en este tipo de aplicaciones). Por supuesto, los ingenieros en arquitectura de computadores, si desean que el mercado acepte de buena gana los procesadores multinúcleo con más de 8 núcleos, tendrán que resolver los problemas que se han detectado. Básicamente, la barrera de la memoria (“memory wall”) la gran disparidad entre la velocidad de cómputo del procesador (CPU) y la velocidad a la que fluyen los datos entre procesador y memoria.

¿Cómo incrementar el ancho de banda de acceso a memoria? La solución convencional, una buena jerarquía de memorias caché de diferente tamaño (tanto dentro como fuera del propio procesador) no parece prometedora (en aplicaciones que usan ingentes cantidades de datos), según las simulaciones. Según este estudio sería necesario que toda la jerarquía de cachés estuvieran dentro del propio procesador. Los ingenieros en arquitectura de computadores tendrán que resolver el problema de cómo lograrlo. La enorme velocidad con la que progresa este campo me hace pensar que cuando los procesadores multinúcleo con gran número de núcleos estén en el mercado ya se habrá logrado resolver el problema detectado por los investigadores de los Laboratorios Nacionales Sandia.

La londinense Elizabeth Rosemond Taylor

Aznar lo hizo, Rodríguez también, y sin lugar a dudas muchos otros. Cambiar de imagen para parecer más atractivo es fundamental a la hora de recabar el voto presidencial. Si Hillary fuera candidata, a pocos días de las elecciones americanas, me estaría preguntando cómo ha cambiado su imagen desde enero. Hoy me pregunto, ¿influye la “belleza” de Sarah Palin en el voto a McCain? No soy el único. Ella cree que sí, al menos su asesor de imagen está muy bien pagado. Rachel Zelkowitz, “Right Look Trumps the Right Stuff,” ScienceNOW Daily News, 31 October 2008 , nos recuerda que los estudios científicos indican que los votantes consideran políticamente más competentes a las (mujeres) políticas cuya cara es más atractiva.

Ya se había demostrado la importancia del atractivo (independientemente del sexo) en los candidatos a la presidencia en Alexander Todorov, Anesu N. Mandisodza, Amir Goren, and Crystal C. Hall, “Inferences of Competence from Faces Predict Election Outcomes,” Science 308: 1623-1626, 2005. Pero, ¿cómo influye el sexo del candidato?

Se acaba de publicar Joan Y. Chiao, Nicholas E. Bowman, Harleen Gill, “The Political Gender Gap: Gender Bias in Facial Inferences that Predict Voting Behavior,” PLoS ONE 3: e3666, october 31, 2008 [el artículo es gratuito y de fácil lectura]. El estudio de Joan Chiao, de la Northwestern University en Chicago, Illinois, utilizó caras de políticos (candidatos a la Cámara de Representantes Americana), tanto hombres como mujeres. En una primera fase se pidió a diferentes sujetos que midieran el atractivo, la competencia, lo dominante y lo próximo que aparentaban ser los correspondientes candidatos (tras presentar su foto durante sólo 1 segundo). Más tarde, se seleccionaron 106 conjuntos de parejas de fotos y se pidió a los sujetos que decidieran a quién votarían en una hipotética elección presidencial en la que se presentaran ambos candidatos (sólo en función de su cara).

Los resultados no dependen del sexo del votante (tanto hombres como mujeres muestran la misma tendencia). En general, los candidatos masculinos y femeninos en los que se ha percibido una mayor competencia son los preferidos (esto ya había sido demostrado en estudios anteriores y sirve de chequeo del presente estudio). La novedad: en el caso de las candidatas, el atractivo físico es el mejor predictor del resultado del voto (en hombres no es un buen predictor). Tanto hombres como mujeres votantes prefieren a las mujeres candidatas a las que han calificado (en el primer test) como más atractivas.

Para Chiao los resultados indican que la idea de que el candidato más atractivo es más capaz para su futuro cargo sólo se aplica a las mujeres (candidatas). ¿Ha tenido en cuenta este sesgo sexual McCain a la hora de elegir a Palin como futura vicepresidenta?

Rima IV

No digáis que agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira: Podrá no haber poetas; pero siempre habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso palpiten encendidas; mientras el sol las desgarradas nubes de fuego y oro vista;

mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonías; mientras haya en el mundo primavera, ¡habrá poesía!

Mientras la ciencia a descubrir no alcance las fuentes de la vida, Y en el mar o en el cielo haya un abismo que al cálculo resista;

mientras la humanidad siempre avanzando, no sepa a dó camina; mientras haya un misterio para el hombre, ¡habrá poesía!

Mientras sintamos que se alegra el alma sin que los labios rían; mientras se llora sin que el llanto acuda a nublar la pupila;

mientras el corazón y la cabeza batallando prosigan; mientras haya esperanzas y recuerdos, ¡Habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen los ojos que los miran; mientras responda el labio suspirando al labio que suspira;

mientras sentirse puedan en un beso dos almas confundidas; mientras exista una mujer hermosa, ¡Habrá poesía!

(Gustavo Adolfo Bécquer)

Fuente y explicación de la foto.

Katharine Sanderson, “Sticky tape generates X-rays. How weird is that?,” Nature News, 22 October 2008 , nos comenta el artículo de los investigadores de la Universidad de California, Los Angeles, Carlos G. Camara, Juan V. Escobar, Jonathan R. Hird, Seth J. Putterman, “Correlation between nanosecond X-ray flashes and stick-slip friction in peeling tape,” Nature, 455: 1089-1092, 23 October 2008 , en el que muestran que “desenrollar” una cinta adhesiva en una cámara de vacío puede producir rayos X suficientes para tomar una imagen de uno de los dedos de los investigadores (como vuestra el vídeo; lo siento, está en inglés). La cinta utilizada es Photo Safe 3M Scotch Tape (ancho 19 mm, rollos de 25.4 m).

La triboluminiscencia es la producción de luz visible debido al movimiento relativo entre dos superficies en contacto (a veces nos saltan chispas cuando nos quitamos un abrigo de lana, por ejemplo). En laboratorio se había demostrado que también se producen rayos X. Los autores del artículo muestran dicho fenómeno con cintas adhesivas (de las habituales en cualquier escritorio). En un vacío moderado, se produce tanto emisión visible, como ondas de radio y emisión de rayos X (pulos de unos 100 mW, miliwatios). Estos fenómenos son similares a la descarga que algunos sufren al bajar de un coche y tocar el dedo la puerta, o en los hoteles con moqueta al tocar el picaporte de una puerta. Para mucha gente no es sólo un fenómeno visible sino también incómodo y/o doloroso. Los autores del artículo han observado pulsos de rayos X con una energía pico de 15 keV, suficientes para producir una imagen de rayos X en una película estándar de radiología.

La tribología es la rama de la ciencia que estudia los fenómenos asociados al rozamiento (fricción) entre superficies. La triboelectrificación es un fenómeno conocido desde la antigüedad aunque su explicación física microscópica no es conocida con todo detalle. Por ejemplo, para la cinta adhesiva de los vídeos se ha propuesto que el fenómeno es debido a las fuerzas de van der Waals pero su baja energía difícilmente puede explicar la generación de fotones (luz); este fenómeno fue descubierto N.E. Harvey, “The luminescence of adhesive tape,” Science, 89: 460-461, 1939 . De hecho, el fenómeno mostrado en el vídeo, la emisión de rayos X en un vacío moderado, se conoce desde hace mucho tiempo (fue descubierto en 1953 por los rusos Karasev, Krotova, y Deryagin, en un artículo en ruso).

Los investigadores californianos han utilizado un radiómetro de rayos X de alta eficiencia y han encontrado que los pulsos emitidos son ultracortos (duran nanosegundos) lo que indica que la emisión se origina en una región submilimétrica cercana al vértice entre la cinta que se despega y la que está adherida al tubo. En dicho vértice la acumulación de carga eléctrica durante el proceso de “despegado” de la cinta es muy alta, cuatro órdenes de magnitud superior a la habitual en otros fenómenos triboeléctricos similares.

Los autores del nuevo artículo en Nature proponen como explicación para el fenómeno observado el “efecto lente”, el enfoque (no lineal) de la radiación electromagnética emitida en el espectro visible que logra incrementar la energía final del pulso hasta el régimen de los rayos X: Conforme la cinta es despegada, el adhesivo acrílico se carga positivamente y el rollo de polietileno se carga negativamente, lo que produce una diferencia de potencial y un campo eléctrico que produce las descargas (chispas). En un ambiente con presión reducida (vacío), las descargas aceleran los electrones a energías en las que pueden emitir rayos X cuando colisionan con la cara de la cinta cargada positivamente (fenómeno de Bremsstrahlung). La intensidad de la emisión es suficientemente fuerte como para ser usada como fuente en fotografía de rayos X (utilizan en el vídeo una placa típica de las usadas en radiografía dental).

El vídeo aparecido originalmente en la revista Nature con una duración de 8:37 lo tenéis en youtube en:

http://es.youtube.com/watch?v=r63e5y3Z3R8