V Carnaval de Biología: Ellas también investigan

Quique organiza la V Edición del Carnaval de Biología en su blog Feelsynapsis y propone como tema estrella en su «Post Inaugural» todo un reto para mí «Ellas (también) investigan.» La edición del carnaval empezó el 8 de junio y finalizará el 1 de julio. Afirma Quique que «Me di cuenta que no somos conscientes del papel de las féminas en la ciencia. Y pensé que podría ser una buena oportunidad para dar a conocer los nombres y los trabajos más relevantes  llevados a cabo por mujeres, para dejar patente el trabajo de las investigadoras, que con su esfuerzo han contribuido al avance de la Ciencia.» Eso sí, también entrarán otros temas, aparte del tema propuesto. Mi primera participación en el carnaval será alrededor de mi entrada previa «Machismo y ciencia, feminismo y literatura, tópicos y topicazos,» 14 diciembre 2008. Por cierto, sobre mujeres y ciencia, como primera aproximación, conviene leer en la wikipedia «Women in science

“The chief distinction in the intellectual powers of the two sexes is shown by man’s attaining to a higher eminence, in whatever he takes up, than can woman – whether requiring deep thought, reason, or imagination, or merely the use of the senses and hands.” Charles R. Darwin, «Descent of Man,» 1871.

«La idea de que las mujeres no avanzan en ciencia al mismo ritmo que en otras actividades debido a su incapacidad innata para ello ha sido considerada en serio por ciertos catedráticos de renombre. Ben A. Barres (neurobiólogo de la Universidad de Stanford) nos explica por qué esta hipótesis es completamente errónea en “Does gender matter?,” Nature 442: 133-136, 2006 [copia gratis]. Ben nació mujer pero cambió de sexo y ahora es hombre. Ben lo tiene claro: La razón de la diferencia de género en ciencia no es otra que la discriminación. No hay pruebas científicas de que los niños tengan ninguna ventaja sobre las niñas en ciencia. Por el contrario, la evidencia científica está a favor de que la discriminación social está detrás de esta diferencia. Y Ben sabe de lo que habla porque sufrió la discriminación de género en sus propias carnes. Nos cuenta que cuando estudió en el MIT (Massachusetts Institute of Technology), cuando era la única mujer en su clase, fue capaz de resolver un complejo problema matemático. Ninguno de sus compañeros varones fue capaz de hacerlo. El profesor afirmó en público, ante todos, «seguro que tu novio te lo ha resuelto.» Más tarde solicitó una beca postdoctoral en Harvard con 6 artículos en revistas impactadas, que perdió ante un varón, con solo uno. Protestó y le dijeron que su currículum era mejor, pero que preferían al varón. Se cambió de sexo. Dio un seminario, ya como “Ben” y uno de los catedráticos que asistió, que la conoció previamente como mujer, afirmó: “Hoy, Ben Barres ha dado un gran seminario, está claro que es mucho mejor que su hermana.” Pero Ben y su hermana eran la misma persona.»

Para más detalles merece la pena leer a Cornelia Dean, “A Conversation with Ben A. Barres. Dismissing ‘Sexist Opinions’ About Women’s Place in Science,” The New York Times, July 18, 2006. Para los que entiendan inglés, merece la pena ver este vídeo de Google que presenta una charla del propio Ben A. Barres titulada «Some Reflections on the Dearth of Women in Science,» Harvard University, March 17, 2008 [Power Point slides].

[googlevideo=http://video.google.com/videoplay?docid=608750863703097892]

La ausencia de mujeres en los puestos más elevados de la escala científica no es un fracaso de la mujer, sino de las ciencias, que no han sido capaces de atraer y retener a las mujeres mejor dotadas para una carrera científica (como sí han logrado hacer con los hombres). Ello ha supuesto una pérdida de (bio)diversidad en el (eco)sistema científico que ha significado un enorme desperdicio de talento y creatividad. El déficit estructural en la ciencia que provoca que las mujeres sean tratadas de manera diferente es el último responsable de la baja representación de las mujeres en la élite científica. Los múltiples obstáculos legales, políticos y sociales bloquean la participación plena de las mujeres en las ciencias. La ciencia necesita tanto a los hombres como a las mujeres. Reconozco que es un tópico, pero las mujeres en investigación son más minuciosas, detallistas y perfeccionistas; además los hombres están más preocupados por su carrera científica y por acumular poder, cuando a las mujeres estos aspectos acientíficos les preocupan menos (según los estudios estadísticos de opinión). ¿Qué es hacer ciencia de calidad para un hombre y para una mujer? Las encuestas indican que los hombres hacen hincapié en la creatividad y la presentación de la investigación con calidad, mientras que las mujeres hacen hincapié en la integridad y la exhaustividad de los proyectos. El progreso de la ciencia necesita de ambos enfoques (y de todos los intermedios). Más información sobre el papel de la mujer en la biología en Louise Luckenbill-Edds, «The Educational Pipeline for Women in Biology: No Longer Leaking?,» BioScience 52: 513-521, June 2002.

A quienes aburren estos comentarios generales sobre el papel de la mujer en la ciencia y/o a quienes prefieren ir al grano y leer las biografías de grandes científicas europeas, les recomiendo el libro «Mujeres en la ciencia» publicado por la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea. «Mediante este libro quisiéramos homenajear a las mujeres científicas europeas de todas las épocas», continúa el Comisario Potocnik. «El libro narra las interesantes historias de diversas heroínas de la ciencia europea, algunas conocidas, pero otras muchas no, y mediante sus relatos enriquece y completa la historia del conocimiento científico destacando su lado femenino.» La publicación se puede descargar de la web en formato libro en pdf y audiolibro, y describe la biografía y los apasionantes logros de científicas sobresalientes como Emmy Noether, Rosalind Franklin, Marie Curie-Sklodowska y Hildegard von Bingen. Los audios en MP3 de cada biografía están muy bien también para practicar el inglés.



6 Comentarios

  1. Esto me recuerda el siguiente acertijo:

    Este es un acertijo muy curioso. No tiene trampa. Piensa un poco antes
    de leer la respuesta.

    Advertencia: Ten en cuenta que no hay trampas, no hay nada escondido y
    todo está a la vista. NO TE ADELANTES A VER LA RESPUESTA , INTENTA RESOLVERLO PRIMERO.

    Algo más: Trata de pensarlo sólo porque vale la pena. En particular,
    porque demuestra la manera sesgada en que a veces pensamos al leer ciertos textos, o al
    menos lo interpretamos de manera prejuiciada.

    ARGUMENTO

    Antonio, padre de Roberto, un niño de 8 años, sale conduciendo su coche
    desde su casa en Madrid en dirección a Valencia.

    Roberto, va con él.

    En el camino ocurre un terrible accidente. Un camión, que venía en
    sentido contrario se sale de la autopista y embiste de frente al vehículo de Antonio.

    El impacto mata instantáneamente a Antonio, pero Roberto sigue con
    vida.

    Una ambulancia del hospital de emergencias de Valencia llega casi de
    inmediato, advertida por quienes fueron ocasionales testigos, y el niño es trasladado al
    hospital.

    Nada más llegar los médicos de guardia empiezan a tratar al niño para
    intentar salvarle la vida pero, luego de intercambiar opiniones y estabilizar sus
    funciones vitales, deciden que la situación de Roberto es muy grave. Necesitan consultar.
    Además, advierten el riesgo de trasladar al niño a otro hospital y por eso deciden
    dejarlo internado allí, en Valencia.

    Luego de una junta de médicos se comunican con el Hospital Infantil de
    Madrid y finalmente conversan con una eminencia en el tema a quien ponen en conocimiento
    de lo ocurrido. Como todos coinciden que lo mejor es dejar a Roberto en Valencia, la
    eminencia decide viajar directamente de Madrid hacia allá. Y lo hace.

    Al llegar la eminencia los médicos que lo trataron le presentan el caso
    y esperan ansiosos su opinión.

    Finalmente, uno de ellos es el primero en hablar:
    ¿Cree usted estar en condiciones de salvar al niño?, pregunta con un
    hilo de voz.

    Y obtiene la siguiente respuesta:

    ‘¡Cómo no lo voy a salvar, haré todo lo posible, si es mi hijo!’

    Bien, hasta aquí la historia. Está en ti el tratar de pensar la manera
    en que esta historia tenga sentido. Insisto en que no hay trampas, no hay nada oculto. Y
    antes de que leas la solución, quiero agregar algunos datos:

    a) Antonio no es el padrastro.
    b) Antonio tampoco es un cura.

    AHORA SÍ, TE DEJO EN COMPAÑÍA DE TU IMAGINACIÓN.
    ESO SÍ, TE SUGIERO QUE LEAS OTRA VEZ LA HISTORIA, PIENSA, Y CRÉEME, EL
    ACERTIJO ES MUY SENCILLO DE RESOLVER.

    La respuesta en un próximo comentario …

  2. SOLUCION:

    Lo notable de este problema es lo sencillo de la respuesta. Más aún,
    pensarás ¿Cómo es posible que no se me haya ocurrido?

    La solución es que la eminencia de la que se habla es la MADRE de
    Roberto. Pero tenemos tan interiorizada la idea que las ‘eminencias’ son hombres que no
    se nos ocurre que pueda haber sido una mujer.

    Y esto va más allá de que puestos ante la disyuntiva explícita de
    decidir si una eminencia puede o no ser una mujer, nadie dudaría en aceptar esa
    posibilidad, sea uno mujer u hombre.

    Sin embargo, en este caso falla. No siempre se nos ocurre la respuesta
    correcta.

    Más aún: muchas mujeres que no logran resolver el acertijo, al conocer
    la solución se sienten atrapadas por la misma conducta machista que ellas mismas
    condenan.

    En fin, creo que es un ejercicio muy interesante para analizar nuestros
    propios prejuicios y laberintos internos, al margen de nuestro género.

  3. La solución es muy simple, la eminencia médica es el otro padre de Roberto, que es hijo adoptivo de una pareja de gays.

    Si por un momento has pensado que la eminencia era su madre es porque eres un fascista que no reconoce los derechos de gays y lesbianas, también eres mala persona.

    Muy científico todo el artículo, a mí de pequeño me dijeron que tartamudeaba, a mi hermana no, seguro que fue porque me discriminaban por ser varón…

  4. Mira qué casualidad, en un blog en el que se habla de conceptos como rupturas de simetría, igualdades universales y demás…, en donde se habla y comenta sobre las dificultades de comprobar experimentalmente todas esa teorías…

    … pues resulta que, alegremente, se rechazan todos los datos experimentales y se abraza el dogma de que los hombres y las mujeres tenemos exactamente el mismo potencial para la ciencia (qué casualidad, igualdad total, simetría total).

    Curioso, cuando menos.

    Mientras nadie me demuestre lo contrario los datos dicen lo que dicen, también en otras áreas de conocimiento dicen lo contrario y nadie argumenta que son los varones los discriminados.

  5. Pues se sabe que hombres y mujeres son diferentes : en el promedio del cociente intelectual hay una pequeña diferencia en favor de los hombres de 5 puntos , tambien hay diferencia en varianza , que es mayor en los hombres http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/education/4183166.stm .
    Lo mismo pasa con los test sat de matematicas : la proporcion de hombres en los niveles superiores es de 5 a 1 comparada con la de las mujeres y eso que a los test sat se presentan mas mujeres que hombres .
    El autor del blog ingora todas esas evidencias y se empeña en todo el rollo patatero de que si la ciencia es incapaz de retener a la mujer y bla bla . En fin a cada uno le hace feliz una cosa – a los niños por ejemplo les encantan los reyes magos-
    E

  6. Habría que fijarse que los test de inteligencia tienen un sesgo relacionado a la gestalt de los individuos. Hay ligeras divergencias en la gestalt de personas de diferente sexo (a los varones heterosexuales nos atraen las mujeres y a las mujeres heterosexuales los hombres, aquí ya vemos una diferencia en cuanto a nuestras gestalts) y entre etnias (si a un niño pigmeo le mostras una foto le costará mas percibir la «profundidad» en la imagen, pero a un niño estadounidense blanco le haces distinguir que movimiento en un arbusto es causado por el viento o por un animal y va a contestar de manera mas herrada que la del niño pigmeo.). El CI es mal medido por los test de IQ en poblaciónes que no tienen gestalt de Yanky promedio. Si considera alguien que este comentario lo hizo alguien que es resentido o algo simil por tener un IQ bajo de acuerdo a estos tests, esta equivocado (de acuerdo a que test de IQ me fije, entre 130 y 160)

Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 22 junio, 2011
Categoría(s): ✓ Biología • Ciencia • Mujeres en la ciencia • Personajes • Prensa rosa • Science
Etiqueta(s): ,