Francis en Magazine: Listado de genios científicos de la actualidad

Por Francisco R. Villatoro, el 29 julio, 2019. Categoría(s): Ciencia • Colaboración externa • Noticias • Personajes • Recomendación • Science ✎ 30

Te recomiendo leer el artículo de Marta Ricart @mricartainet, “¿Hay todavía genios científicos?”, Magazine, 28 Jul 2019 (en portada “Los Einstein de hoy. ¿Hay genios científicos en el siglo XXI? ¿Quiénes son?”). Marta me pidió un listado de genios científicos actuales; he destacado a científicos vivos y, a ser posible, jóvenes. Por supuesto, mi lista tiene todos los sesgos que puedes esperar de una lista como ésta (en el artículo aclaro que “no es una lista rigurosa desde el punto de vista cienciométrico”).

El artículo entrevista al experto Dean Keith Simonton, Universidad de California-Davis (EE.UU.), el gran experto mundial en creatividad y genialidad (que no se quiere mojar en un listado de genios). También se entrevista a la física y divulgadora Sonia Fernández-Vidal, y a un servidor. Te copio de forma libre la parte correspondiente a mi entrevista, así como mi lista original de genios (a la que Marta ha añadido unos pocos).

¿Qué se entiende por genio científico? Los expertos en filosofía de la ciencia no se ponen de acuerdo sobre la definición de genio científico. Yo diría que un genio científico es el que aporta ideas originales, útiles y sorprendentes que dan pie a revoluciones científicas que llevan a cambios de paradigma. Un punto clave es el factor sorpresa; como cuando tienes “una palabra en la punta de la lengua” y no eres capaz de pronunciarla. Los expertos ante una idea genial se dan cuenta de que la han tenido delante durante mucho tiempo, así que la aceptan con naturalidad y la incorporan a su bagaje como expertos, como si siempre la hubieran conocido. Por ello el genio no sabe que es un genio hasta que se lo dicen los demás, pues son ellos los que aprenden mucho más con sus aportes que con los de los demás.

¿Quién podría cumplir hoy (o en la época contemporánea) los requisitos de genio científico? Hoy en día hay entre 5 y 15 millones de científicos, según si se tienen en cuenta solo las ciencias naturales, o también las demás ciencias. La producción científica es enorme, más de 2 millones de artículos al año, y está muy repartida en áreas de conocimiento, miles. En cada una de esas áreas hay genios científicos, por lo que al menos hay uno por cada área científica, y en muchas de ellas hay varios. Comparar un genio como Sydney Brenner (Nobel Medicina 2002) con otro como Murray Gell-Mann (Nobel Física 1969) es imposible (ambos fallecieron en 2019). Sus contribuciones son tan diferentes que son incomparables, pero en ambos casos son geniales.

Einstein se considera un genio, ¿Higgs o Hawking serían equiparables? ¿Steve Jobs sería un genio? Santiago Ramón y Cajal era un genio comparable a Albert Einstein, pues revolucionó la Neurociencia tanto como él revolucionó la Física. Stephen Hawking también era un genio, comparable a Einstein, por sus aportes a la futura teoría cuántica de la gravitación, y será considerado así en los próximos siglos, pero como esta teoría aún está en desarrollo, ahora mismo es difícil valorar dichas  contribuciones. Sin embargo, Peter Higgs no es un genio de la misma talla; su única contribución a la Física le ha permitido obtener el Premio Nobel en 2013, pero su fama es producto de las circunstancias más que de la genialidad; Higgs estuvo en el momento justo en el lugar adecuado, nada más. Por otro lado, Steve Jobs, como Bill Gates, no son científicos, sino tecnólogos e innovadores; sus ideas son geniales, pero más próximas a las ideas artísticas de Pablo Picasso, que a las ideas científicas de Stephen Hawking.

¿Sería distinto hoy a la época de Einstein o de Darwin o de Copérnico? La ciencia trabaja distinto hoy ¿no? ¿sería un genio quien curara el cáncer? Cuidado, en rigor, Nicolás Copérnico no era científico, en su época no existía el método científico como tal; acepto que se le llame filósofo natural, o astrónomo (de hecho, astrónomo aficionado), pero como no usaba ningún método científico no se le puede llamar científico; hasta el siglo XVII no podemos hablar de ciencia en el sentido moderno del término (por cierto, el término científico se inventó en el siglo XIX). Charles Darwin era un científico como Einstein, pero Nikola Tesla o Thomas Alva Edison no lo eran, como Jobs.

La ciencia ha cambiado mucho desde finales del siglo XIX; en aquella época había científicos que lo sabían todo sobre Física, o todo sobre Química, o todo sobre Medicina; pero eso ahora es imposible. Más aún, ahora mismo no existe ningún científico que lo sepa todo sobre la teoría de la relatividad, o sobre física cuántica, o incluso campos más reducidos. La magnitud alcanzada por todas las áreas del conocimiento científico es tan enorme que es imposible que alguien conozca todo un campo (salvo en algunos campos que aún están en fase emergente). Hoy en día hay mucha ciencia que se realiza en grandes colaboraciones con decenas, cientos e incluso miles de científicos; entre ellos hay genios, pero sus contribuyentes se diluyen en el contexto de la colaboración.

Cuidado, el cáncer no es una enfermedad que se pueda curar, sino cientos de enfermedades que afectan a tejidos diferentes, con lo que solo podemos concebir que se vayan curando una a una. Ahora es inconcebible un genio que cure todos los cánceres, son demasiado diferentes entre sí. Sin embargo, una persona que cure un cáncer concreto será un genio, pero incluso sin necesidad de curar algún cáncer, hay muchos genios en oncología que están revolucionando áreas concreta de este extensa área de la Medicina.

¿Puede haber genios hoy en día si parece que ya las grandes explicaciones sobre la vida, el universo… están dadas? Por supuesto, más aún, no es cierto que las grandes explicaciones sean conocidas. Todo lo contario. Nadie conoce el origen de la vida, o el origen de la multiceluraridad, o el origen del cerebro, o el origen de la consciencia. Y con el universo pasa lo mismo, nadie conoce el origen del universo, o de la expansión cósmica, o de la materia oscura, o de la energía oscura, o de la asimetría materia-antimateria, o de los agujeros negros supermasivos. Y solo estoy poniendo unos pocos ejemplos, podría poner millones de ejemplos de misterios actuales en la ciencia que requieren de genios para ser resueltos.

Hay algunos filósofos de la ciencia, como Dean K. Simonton, autor de Scientific Genius (1988) y de Creativity in Science (2004), que afirman que nunca volverá a haber genios como Einstein, Darwin o Curie. Según su opinión la ciencia ahora es colectiva y no individual. Sin embargo, yo discrepo con dicha opinión; sinceramente creo que hoy en día hay miles de genios comparables a Einstein, Darwin o Curie.

Mucha gente confunde genio y fama; un genio científico puede serlo sin ser famoso para el público general y un científico famoso puede serlo sin ser un genio, y en muchos casos sin ni siquiera ser científico en activo. Habiendo tantos científicos en activo en el mundo es muy difícil que alcancen la fama mediática que alcanzaron muchos genios del pasado. Incluso la fama mediática alcanzada por Hawking, mucho menor que la de Einstein, es difícil de igualar en el siglo XXI para científicos jóvenes de genialidad comparable o superior. Pero en mi opinión, no suele puede haber genios, más aún, debe haber genios, pues los grandes misterios de la ciencia solo podrán ser resueltos gracias a ideas geniales. El avance de la ciencia necesita de los genios.

Los mayores genios científicos, quienes serían según usted. ¿Algún genio español actual? Hoy en día hay tantos genios científicos que es muy difícil elegir quiénes son las más relevantes. Mucha gente confunde genio y fama, muchos genios son completos desconocidos para el público general. Por poner un ejemplo, en Física Fundamental tenemos genios como Edward Witten, Juan Martín Maldacena, Steven Weinberg o Nima Arkani-Hamed están los genios más relevantes. En España tenemos muchos genios como el químico Avelino Corma, la bioquímica Margarita Salas, o el físico Luiz Álvarez-Gaumé, pero hay tantos que es muy difícil elegir.

Esta lista está muy sesgada por mi conversación por teléfono con Marta. Una lista más rigurosa desde el punto de vista cienciométrico me llevaría demasiado tiempo. Solo he indicado científicos vivos, dando preferencia a los más jóvenes (así que no menciono a Murray Gell-Mann, Stephen Hawking, Sydney Brenner o Steve Jobs). He seleccionado algunas mujeres, aunque es más difícil para mí, pues la mayoría de las más relevantes han fallecido.

Matemáticas: Sin lugar a dudas destaca Terence Tao (UCLA), 43 años (17 julio), Medalla Fields en 2006, un polimatemático que trabaja desde en números primos hasta en las ecuaciones de los fluidos, muy famoso por su blog What’s New. Comparables en genialidad hay muchos otros matemáticos, pero no suelen ser polimatemáticos. Destaca entre los jóvenes Peter Scholze (MPI), 31 años, Medalla Fields en 2018, genio de la geometría algebraica. Hay muchos otros cuyo mayor logro es puntual, pero revolucionario, como Grigori Perelman, 53 años, que probó la conjetura de Poincaré, Thomas Hales, 61 años, que probó la conjetura de Kepler, o Andrew Wiles, 66 años, que probó el último teorema de Fermat. El fallecimiento prematuro de la genial Maryam Mirzakhani (1977-2017) me lleva a proponer a Sophie Morel (Univ. Paris-Sud), 39 años, una joven genio en teoría de números. También a Ingrid Daubechies (Univ. Bruselas), 64 años, la gran madre de la teoría de ondículas que ha mostrado su genialidad logrando que se apliquen a casi todo.

Física: Como físico debo destacar al genial Edward Witten (IAS), 67 años, único físico con Medalla Fields (1990), el gran motor de la teoría de cuerdas durante los últimos 40 años. Muchos cuerdistas son geniales, como Nima Arkani-Hamed (IAS), 47 años, el gran gurú de la actualidad, o Juan Martín Maldacena (IAS), 50 años, padre de la versión moderna del universo holográfico. En física aplicada hay multitud de físicos geniales, por ejemplo, el padre de los ordenadores cuánticos, David E. Deutsch (Oxford), 66 años. Hay muchas científicas geniales en Física, como Andrea M. Ghez (UCLA), 54 años, que ha revolucionado las técnicas de óptica adaptativa que han permitido estudiar las estrellas más cercanas al agujero negro supermasivo de nuestra galaxia. O también Lene V. Hau (Harvard), 59 años, cuyos aportes geniales en átomos ultrafríos y en nanotecnología la convierten en firme candidato al Nobel.

Química: Un campo de la ciencia que me pilla más lejos. Destacan Omar M. Yaghi (Berkeley), 54 años, el gran genio de la síntesis química de la actualidad, que ha revolucionado la química de nuevos materiales con sus múltiples aportes, y Charles M. Lieber (Harvard), 60 años, genial nanotecnólogo que ha revolucionado la nanociencia en varias ocasiones (ninguno de los dos tiene el Nobel pero atesoran múltiples contribuciones que lo merecen). Muchos otros químicos son geniales, pero sus contribuciones revolucionarias son más puntuales, como Kary Mullis (Nobel de Química en 1993), 74 años, que inventó la PCR (reacción en cadena de la polimerasa) que ha revolucionado la bioquímica (para muchos expertos hay un antes y un después de la PCR, que además ha sido un negocio milmillonario gracias a su patente).

Biología: Un campo inmenso con multitud de genios. La estructura del ADN (Nobel Medicinia 1962) fue obtenida por James Watson (91 años) y Francis Crick (falleció en 2004), pero en mi opinión, en cuanto a genialidad, Crick supera a Watson (y como ya falleció no cuenta en esta lista). Tras el ADN, el aporte más revolucionario, fuera de toda duda, ha sido el genoma humano (que aún no ha recibido el Nobel), tanto la iniciativa privada liderada por Craig Venter, 72 años, como la iniciativa pública (Human Genome Project, HGP) liderada por Francis Collins, 69 años, cuya genialidad es similar, aunque Venter se ha sabido vender mucho mejor. Venter destaca por el eco mediático de sus aportes adicionales a la biología y la vida sintéticas, donde colabora con otro genio, Hamilton Smith, 87 años, premio Nobel de Medicina en 1978. Hay varios genios en el campo de la edición genética vía secuencias CRISPR, pero destacan David R. Liu (Harvard), 46 años, y George M. Church (Harvard), 64 años, que están revolucionando este área a un ritmo increíble, año a año.

Hay muchas mujeres geniales en Biología. Por ejemplo, Nicole King (Univ. California, Berkeley), 49 años, experta en evolución de la multicelularidad, ha realizado los descubrimientos clave en este área de investigación tras su descubrimiento de los coanoflagelados. También Jane Goodall (Cambridge, UK), 85 años, ha revolucionado la primatología, y Sarah Blaffer Hrdy (Univ. California, Davis), 73 años, antropóloga y primatóloga ha revolucionado nuestra concepción sobre el papel de la mujer en la evolución de los humanos. Lydia Villa-Komaroff (UMMS y UN), 71 años, bióloga molecular que ha realizado grandes contribuciones a la bioingeniería, como la síntesis bacteriana de la insulina, el funcionamiento de la visión en mamíferos y el descubrimiento de las bases moleculares del Alzheimer.

Medicina: El científico vivo más citado es un médico que ha revolucionado en varias ocasiones nuestra manera de entender las enfermedades a escala global, Graham A. Colditz (WUSM), 64 años, epidemiólogo experto en cáncer. Pero hay muchos otros, Robert S. Langer (MIT), 71 años, nanotecnólogo padre de la vehiculación de fármacos, Shizuo Akira (Osaka), 66 años, que ha revolucionado la inmunología en varias ocasiones. También destaca Solomon H. Snyder (Johns Hopkins), 80 años, el creador de la neurociencia molecular, ha revolucionado la neurociencia en varias ocasiones. Entre las investigadoras geniales tenemos a Francoise Barre-Sinoussi, 71 años, Nobel de Medicina en 2008, fue la descubridora del virus del SIDA. Nancy A. Moran (Univ. Texas), 65 años, entomóloga y bióloga evolutiva, ha realizado aportes muy relevantes en la versión más moderna de la evolución darwiniana, con énfasis en la deriva genética y la simbiosis. May-Britt Moser (Univ. Oslo), 56 años, Nobel de Medicina 2014, es la madre del concepto de GPS en el cerebro, cómo representamos el espacio que nos rodea; entre quienes le conocen era el genio detrás de su exmarido, con quien compartió el Nobel.

Informática: Stephen Wolfram (Wolfram Research), 59 años, estaba considerado un genio de la física cuando se pasó a la informática y al mundo empresarial, creador del software matemático Mathematica, lidera la idea de que el universo debe ser descrito mediante algoritmos en lugar de leyes físicas. Mucha gente llama genios a muchos informáticos, Tim Berners-Lee, 64 años, padre de la WWW (World Wide Web), HTML y HTTP, pero realizó dicho trabajo con Robert Cailliau, 72 años, y no ha realizado más contribuciones. También a los grandes tecnólogos como Bill Gates (Microsoft), 63 años, Larry Page (Google), 46 años, Sergey Brin (Google), 45 años, y muchos otros, pero su genialidad es más empresarial que científica.

El listado está muy sesgado, obviamente, y faltan multitud de genios. Aún así, ha sido la base para el que Marta Ricart ha seleccionado para su artículo en Magazine. De nuevo, te recomiendo la lectura de su artículo.



30 Comentarios

  1. Y Freud, con su polémica teoría de la mente ¿se podría considerar un científico? o solo es un ¿filósofo original intentando interpretar la naturaleza humana? o Marx, ¿con sus aportes a la explicación de la economía y su conexión con la sociedad y la historia? ¿Se podría considerar un científico o solamente lo califican así quienes hacen propaganda lanzada desde posiciones políticas interesadas?

      1. Si, yo también los veo más bien como filósofos. Figuras que aportaron al campo del pensamiento, sus pensamientos son válidos (que no necesariamente correctos) en el sentido de que una crítica razonada (positiva o negativa) a los mismos hace avanzar el pensamiento.

  2. Gran selección de genios Francis 🙂

    Obviamente Francis no ha enumerado todos los grandes genios de nuestro tiempo. Me gustaría añadir en rubro de física teórica a

    Cumrun Vafa: Teoría F, prominente fenomenólogo de cuerdas, las conjeturas Swampland, la termodinámica de agujeros negros en teoría de cuerdas, una infinidad de ideas geniales en supersimetría, simetría espejo, el más grande experto en teoría de cuerdas topológica del mundo, teoría M topológica, pionero en teorías enumerativas de estados supersimétricos, sistemas supersimétricos fuertemente acoplados y probablemente el físico de cuerdas mas influyente de estos días.

    Andrew Strominger: Soy gran admirador de su obra; llena de originalidad y física maravillosa que requerían un hombre de su brillantez, la física no habría sido igual sin este genio. La física estadística de agujeros negros, el descubrimiento de la importancia de los espacios Calabi-Yau, la conjetura SYZ, gravedad cuántica en bajas dimensiones, su trabajo en cuerdas topológicas, gravedad 3d y otros trabajos menos apreciados pero inmensamente espectaculares en campos como la cosmología cuántica, gravedad euclídea y teoría de cuerdas heteróticas.

    Leonard Susskind: Padre de la teoría de cuerdas, complementareidad en física de agujeros negros, el modelo BFSS (un desarrollo realmente revolucionario), su trabajo en QCD, ER=EPR etc.. La intuición física del Susskind joven
    nada le envidia a la Feynman o Dirac.

    John Schwarz: Padre de la teoría de cuerdas, padre de su definición perturbativa (formalismo de RNS),construcción de la teoría I (y sus compactificaciones), demostró la consistencia de la teoría de cuerdas tipo I (primera revolución) y pionero en dualidades. Sin la manera en que vislumbró la teoría de cuerdas como una teoría cuántica de gravedad nuestros tiempos serían otros.

    Alexander Zamolodchikov: Las teorías de campos conformes en dos dimensiones son un campo que ha marcado un antes y después en la física teórica y este genial físico desarrolló mucho de la teoría. En mi opinión es un hombre extraordinariamente original.

      1. Muy buena pregunta El Cid.

        Es difícil evaluar a Lubos Motl porque estuvo poco tiempo en la academia (4 o 5 años después de graduado). Pero mi humilde opinión es que es un físico de cuerdas de primer nivel. Sus descubrimientos (matrix string theory) son poco conocidos, pero esto es una cuestión social(falta de aprecio a los modelos matriciales) que no quita mérito a que sus contribuciones sean muy profundas (definiciones completas y no perturbativas de la teoría de cuerdas!).

        Es una tragedia que Lubos dejara de publicar, pero en cuestión de asuntos personales más vale no hacer juicios.

        Saludos.

        1. Ramiro, Motl publicó entre 1995 y 2007 (en teoría de cuerdas entre 1997 y 2007). Tuvo buenos colaboradores y tiene artículos muy citados. ¿Se le puede considerar un genio científico? No lo sé, pero yo diría que entre los “genios cuerdistas” está entre los 100 primeros puestos, seguro no está entre los 10 primeros puestos, y tengo dudas de que esté entre los 50 primeros. ¿Cuántos cuerdistas hay en el mundo? Un número razonable puede ser 3000 de los que están en activo unos 500 (Motl cuenta como cuerdista que ya no está en activo).

          1. En mi humilde opinión, como lego total en una materia tan compleja, Lubos Motl hizo sus contribuciones a la teoría de cuerdas muy muy joven. Creo que antes de empezar el doctorado, por lo que, si sus contribuciones son tan profundas el merito es monumental. Aunque como pasará a todos los teóricos de cuerdas, sus verdaderas contribuciones se sabrán en un futuro, que probablemente no veremos, dado el potencial de la teoría y su complejidad intrínseca. De todas formas inteligencias tan elevadas también tienen sus vulnerabilidades y es por eso que ya no se encuentra en activo, algunas mentes como la suya no encuentra una adaptación fácil en la sociedad actual. No es el primer caso ni será el último…

          2. Respeto mucho su opinión Francis; estoy plenamente seguro de que es más objetiva que la mía. También estoy de acuerdo en que tracé erróneamente la cronología de su carrera, tomé arbitrariamente su tiempo en la academia como su tiempo después de recibir su doctorado y ciertamente este no es el mismo que su tiempo publicando.

            Mi valoración radicaba enteramente en su precocidad, en concreto hablaba del potencial que tenía Motl para haber hecho algo como https://arxiv.org/pdf/hep-th/9701025.pdf a tan temprana edad.

            Agradezco sus comentarios Francis.

          3. Ramiro, sin ánimo de discutir, Motl nació en 1973 y en 1997 tenía 24 años. ¿Llamas “temprana edad” a 24 años? Muchos genios a esa edad ya eran doctores y tenían múltiples artículos publicados. Por ejemplo, Wolfram publicó su primer artículo con 16 años y con 20 años defendió su tesis doctoral; a eso yo le llamo temprana edad (pero obviamente acepto que las circunstancias de juventud de Motl y Wolfram fueron muy diferentes).

          4. Mi opinión es que quizás, si le hubiesen dejado continuar su trayectoria profesional como físico teórico Lubos podría haber sido un físico de cuerdas de primera linea. Lo más triste de todo es que el entorno académico de muchas Universidades es mayoritariamente “progresista” y una persona como Lubos con una fuerte ideología de derechas no tiene cabida en estos organismos públicos. ¿Es esto progreso y tolerancia? Estos entornos “progres” están causando un daño tremendo ya que actúan como censores eliminando cualquier cosa que no encaja con su ideología. Por poner algunos ejemplos: Richard Dawkins tuvo que suspender una conferencia en la Universidad de Berkeley (ya ha tenido que suspender varias) por que se consideró que sus discursos son islamofóbos (al final acabarán prohibiendo las clases sobre genética por considerarla “racista”), James Watson (que hizo la “insignificante” aportación de descubrir el ADN) tuvo que vender su premio nobel después de ser vetado en entornos académicos por considerar sus discursos “racistas”, el biólogo español J.Ayala fue expulsado de la Universidad de California por supuesto “acoso” a mujeres, etc,etc. Resultado de la censura progresista: físicos teóricos de primer nivel como Lubos en su casa y físicos de cuarto nivel como S***** en la cumbre de la investigación, por no hablar del despilfarro de fondos públicos en chorradas ideológicas sin sentido. No trato de defender ciertos comportamientos inapropiados (es cierto que a Lubos lo pierden las formas) pero deberíamos aprender a diferenciar entre las cuestiones personales y los trabajos profesionales. La ciencia necesita genios y no podemos expulsarlos cada vez que un progre-feminista-antiracista-antihomofobo-anti*** se sienta ofendido por un comentario sacado de contexto. La ideología y la política debería ser desterrada de la ciencia y solo deberían de juzgarse los trabajos realizados de forma objetiva (ya se que esto es difícil). Los científicos deben estudiar las leyes de la naturaleza y los sociólogos-politológos-etc dedicarse a estudiar las relaciones humanas sin interferir en el trabajo de los primeros y sin tratar de cambiar o ignorar las leyes naturales.

  3. Breve apunte ortográfico, en el tercer párrafo, bagaje se escribe con B y está escrito con V.

    Por lo demás, gran selección de genios, me guardo algunos para ver su trabajo,

    Gracias Francis!

  4. May-Britt Moser (Univ. Oslo), 56 años, Nobel de Medicina 2014, es la madre del concepto de GPS en el cerebro, cómo representamos el espacio que nos rodea; entre quienes le conocen era el genio detrás de su difunto marido, con quien compartió el Nobel.

    Hasta donde yo se (mayo 2019) su marido se había convertido en exmarido pero seguía felizmente vivo… Revisa el dato.
    Por lo demás interesante selección, creo que nunca vivimos una época con tantos genios y cualquier otra persona habría hecho una lista diferente manteniendo el nivel.
    Sin salir de este punto, por ejemplo John O’Keefe tuvo mucho que ver en el concepto de GPS, bastante antes que los Moser, que hicieron por supuesto aportaciones muy valiosas.

    Saludos

  5. Yo creo que comparar a Jobs con Edison y Tesla no procede. En mi opinión los aportes de Jobs son mejoras de lo que ya estaba disponible o acoples de diferentes dispositivos en uno sólo. No hay desarrollos verdaderamente novedosos, a diferencia de muchos de los desarrollos de Edison o Tesla.

  6. Lo que está claro que un genio de la ciencia actual no tiene nada que ver con un genio de hace un siglo. En física por ejemplo, el grado de abstracción y complejidad de los trabajos actuales no puede compararse con nada anterior y su verificación experimental es inmensamente más difícil, de modo que, como dice Francis, es muy probable que actualmente tengamos genios de la talla de Einstein que nunca alcanzarán ni de lejos su fama ya que sus trabajos no tendrán el impacto mediático directo que puede tener la curvatura de los rayos de luz en un eclipse. Witten por ejemplo es un monstruo tanto de la Física como de las Matemáticas y probablemente su genio es comparable o mayor al de Einstein.
    La física anterior al siglo XX era física “cotidiana” e intuitiva: se observaba un fenómeno físico, se proponían hipótesis, se realizaban modelos, se comprobaban experimentalmente las hipótesis, etc. La física del siglo XX ya contiene teorías menos intuitivas y abarca fenómenos que van más allá de nuestra experiencia cotidiana (la MC y la RG). Sin embargo, la física del siglo XXI ha entrado de lleno en el mundo de los “conceptos abstractos”, los físicos ya no usan muelles, bolas o planos inclinados ahora se usan conceptos abstractos como grupos de simetrías, invariantes, lagrangianos, campos… Estos conceptos son, de alguna forma una GENERALIZACIÓN de los conceptos físicos tradicionales (recordemos que por ejemplo lo que llamamos energía no es más que un invariante ante traslaciones temporales). La RG por ejemplo se obtiene al preguntarse ¿Que sucede si exigimos que todos los sistemas de referencia sean equivalentes? ¿Que magnitudes permanecen invariantes? De forma similar los físicos actuales estudian simetrías más generales y abstractas. Este inevitable aumento de la abstracción conlleva la obtención de un poder inmenso: podemos estudiar fenómenos tan alejados de nuestra experiencia cotidiana como los agujeros negros o la creación de nuestro Universo. Los retos de la física del siglo XXI ya no son explicar el campo magnético de una antena o la dinámica de un planeta sino estudiar la creación de nuestro Universo o la propia naturaleza del espacio-tiempo, los retos son mucho más trascendentes pero inevitablemente más alejados de la experimentación. Lamentablemente los ídolos actuales de la mayoría de la gente son personajes como Lady Gaga o Cristiano Ronaldo, los homenajes multitudinarios son para poetas, pintores o escultores mientras que los Médicos, Biólogos, Físicos o Matemáticos (cuya contribución al conocimiento humano es infinitamente más grande) son relegados a un segundo o tercer plano. Witten, Susskind, Maldacena, Strominger, Hawking o Arkani-Hamed son seguramente genios de la talla de Einstein, Dirac o Bohr que aprovechando el conocimiento generado por estos (a hombros de gigantes) están llegando hasta donde era impensable llegar. Sin lugar a dudas la ciencia del siglo XXI cambiará para siempre nuestro conocimiento del mundo que habitamos y nuestro lugar en el de una forma mucho más radical de lo que lo hizo la ciencia del siglo XX.

  7. Me parece curioso que en una lista de genios científicos aparezca la categoría genios en matemáticas. Para muchos, las matemáticas no son una ciencia pues no se aplicaría el método científico en su desarrollo. Serían un invento humano que puede usarse (o no) como herramienta en las “verdaderas” ciencias.

    NOTA: Ojo, para mí (opinión personal) sí es una ciencia. Por ejemplo, en mi opinión el laboratorio donde poder replicar los experimentos por terceros (uno de los pasos del método científico) sería la pizarra y la tiza.

    Saludos.

    1. Enrique, los filósofos de la ciencia, que se supone que son quienes deciden con rigor qué es una ciencia y qué no es una ciencia, consideran a las matemáticas y a la lógica como ciencias formales. Confundir ciencias naturales con ciencias es un error común entre los legos en la materia.

      1. En realidad yo, como lego que soy, lo que confundía era ciencia con aplicar el método científico. Pensaba que para ser considerado ciencia lo que miraban era que son ciencia aquellas disciplinas que aplican el método científico.

        Saludos y gracias por la aclaración.

        1. Enrique, te recomiendo leer “La tesis de Duhem-Quine” https://culturacientifica.com/series/la-tesis-de-duhem-quine/. Siendo lego no sé si debería contarte esto, para no liarte. Uno de los grandes descubrimientos de la filosofía de la ciencia del siglo XX es que no existe EL método científico; existen LOS métodos científicos; el gran descubrimiento fue que la intersección de TODOS ellos es vacía.

          En la divulgación en contra de las pseudociencias se usa como recurso “EL método científico”. La razón es que se intenta no confundir a los legos. Se entiende “ciencia” en pseudociencia como “ciencias naturales experimentales” y por “El método” al método hipotético-deductivo; concebido para las ciencias naturales experimentales, no es aplicable a las demás ciencias (salvo que se afirme que la únicas ciencias son las ciencias naturales experimentales).

  8. Buen artículo y buenas aclaraciones de Francis.

    En cuanto a los genios o no, estoy en la línea de Planck, tienen que existir pero ahora las cosas son mucho más complejas que antes y puede no ser posible obras como las realizadas en los últimos siglos, por la dificultad, puesto que talento, aunque solo sea por número y acceso a la ciencia, tiene que existir en mayor grado que antes.
    Respecto a las listas pueden estar muy erradas, porque las modas imperan con mucha fuerza también en estas y puede que en el futuro hayan sido lineas erradas de investigación o teorías fallidas y resulte que los “genios” sean otros de los que ahora no sabemos ni el nombre.

    Saludos.

      1. Salas (h-index=60) podrá ser un importante investigadora a escala nacional y tener a su nombre muchas patentes pero es ridículo llamar genio a quien no ha hecho un descubrimiento o investigación verdaderamente disruptiva en toda su carrera. ¿Qué diríamos entonces de Mariano Barbacid (h-index=107) a quien ni se menciona? Lo dicho, una concesión a lo políticamente correcto.

        1. Ahora es cuando vuelves a leer el artículo para comprobar que ese índice no se comenta en ningún sitio y que no nos dice nada sobre si es un genio o no.

          El problema es la gente como tú que cada vez que alguien nombra a una persona que no tiene pene, ya es porque blablalbal políticamente correcto.

          Dais lástima los de tu cuerda.

  9. :)_uelga, sin “H”ache, decir que mi “Nick-Denota(baja ó más)” la profunda admiración por tu trabajo [en todas sus dimensiones]…(-; y más (+). Supongo Que tendré que cambiarlo, ¡ sólo es temporal…!

    Más seriamente…creo que muchos de tus lectores tienen una lista en la que apareces como “Divulgador(comillas)+InspiradoR’/PerfectamenteConsultable= F. VIllatoro, tal vez sea exagerado o desproporcionado, pero eres una especie de “Carl Sagan + Marcus Du Sautoy, versión chapela vasca”.

  10. …Parece que sI. Respecto al artículo y dejándome de bobadas…

    “Informática: Stephen Wolfram (Wolfram Research), 59 años, estaba considerado un genio de la física cuando se pasó a la informática y al mundo empresarial, creador del software matemático Mathematica, lidera la idea de que el universo debe ser descrito mediante algoritmos en lugar de leyes físicas.”.

    Supongo que el bueno de Stephen (de acuerdo contigo, un genio) no quiera ser el único algoritmo,… siendo como es, realmente enorme. (Si alguien me entiende, que me lo explique, “primero a mi”).
    Por favor.

Deja un comentario