Ciencia para todos T04E01: la nueva cueva en La Araña (Málaga) descubierta por la cementera

Por Francisco R. Villatoro, el 13 septiembre, 2021. Categoría(s): Ciencia • Noticias • Podcast Ciencia para Todos (SER) • Recomendación • Science ✎ 2

Te recomiendo escuchar el podcast del último episodio de nuestra tercera temporada, el T0401, «La nueva cueva en La Araña descubierta por la cementera», 08 sep 2021 [min. 00:50:10–01:05:50], del programa de radio “Ciencia para todos”, en el que participo junto a Enrique Viguera (Universidad de Málaga), coordinador de Encuentros con la Ciencia. Esta sección semanal del programa “Hoy por Hoy Málaga” presentado por Esther Luque Doblas e Isabel Ladrón de Guevara, que se emite todos los jueves (hoy de forma excepcional se emitió un miércoles) en la Cadena SER Málaga (102.4 FM) sobre las 13:30. Enrique y yo hemos intervenido desde nuestras propias casas.

Entrevistamos a Juan José Durán Valsero, doctor en Ciencias Geológicas, codirector de la Unidad Asociada entre el IGME y la Universidad de Málaga sobre Estudios Hidrogeológicos Avanzados y académico correspondiente de la Academia Malagueña de Ciencias. La razón es que este verano ha sido noticia la publicación en redes sociales de unas fotografías de una cueva kárstica en la cantera de la Fábrica de cementos de La Araña (Málaga capital). La espectacularidad de las imágenes y el peligro de que la empresa pueda acabar con esta cavidad ha hecho saltar todas las alarmas. Más información y fotografías en «Estas son las fotos difundidas en redes sociales animando a proteger la cueva de Málaga. La fábrica de cemento de La Araña asegura que desconoce la procedencia de las imágenes y duda incluso de si fueron obtenidas en la gruta descubierta recientemente en su cantera», El Español, 12 ago 2021; «La cementera pide estudiar si hay delito en las fotografías de la cueva descubierta en Málaga. FYM-Heidelberg asegura que desconoce si las imágenes difundidas en redes sociales fueron obtenidas en la gruta y confirma que la actividad está parada en esa zona», El Español, 12 ago 2021; Javier Domínguez Reguero, @javidmgz, «El futuro de una cueva con un «interesante valor geológico» en Málaga está en el aire. La conservación de la cavidad se dificulta debido a que no se han encontrado restos de ocupación humana en la primera inspección. La Junta de Andalucía espera el informe de los espeleólogos mientras la explotación en la cantera donde se ha producido el hallazgo está paralizada», Diario.es, 18 ago 2021.

Escucha «La nueva cueva en La Araña descubierta por la cementera», 08 sep 2021 [min. 00:50:10–01:05:50] en Play SER.

Isabel: “Iniciamos hoy la cuarta temporada. [Saludos] Este verano ha sido noticia la publicación en redes sociales de unas fotografías muy profesionales enviadas de forma anónima y que dicen proceder de la cantera de la Fábrica de Cementos de La Araña, Málaga (una barriada que está en la capital cerca de El Palo, limítrofe con la Cala del Moral). La espectacularidad de las imágenes y el peligro de que la empresa pueda acabar con esta cavidad ha hecho saltar todas las alarmas: movimientos vecinales, asociaciones de espeleología, el Club de Montaña del Rincón de la Victoria, recogida de firmas, … Enrique, Francis, ¿qué sabemos a día de hoy de esta cueva de La Araña?”

Enrique: “Como dice nuestro amigo el geólogo Juan Carlos Romero: en la provincia de Málaga tenemos la suerte de contar con enormes tesoros geológicos que harían soñar a visitantes de países que tienen una geología más monótona. En la Sierra de las Nieves podemos encontrar rocas sedimentarias carbonatadas fruto de erosión, transporte y depósito de rocas previas procedentes de antiguos mares tropicales, con unos 200 millones de años de antigüedad (Triásico-Jurásico). Si nos desplazamos más al Sur, en Sierra Bermeja encontramos en superficie rocas de tipo peridotitas que proceden del interior de la Tierra, del manto terrestre a 700 km de profundidad y que afloraron en la superficie hace más de 20 millones de años tras violentísimos choques de placas tectónicas. O mucho más cerca, en los Montes de Málaga, podemos observar rocas metamórficas que se han alterado completamente la roca de partida como consecuencia de aumentos brutales de presión y temperatura, dando lugar a gneises, esquistos, pizarras, etc., cuando antes eran rocas sedimentarias del tipo areniscas, limos y arcillas”.

“La montaña de El Cantal, muy cerca de La Araña, es un macizo calizo de edad jurásica, que contiene varias cavidades subterráneas de gran tamaño. Originariamente eran sedimentos del fondo marino que emergieron hace más de 100 millones de años durante el Plegamiento Alpino. Como consecuencia de la disolución de la roca producida por el agua subterránea y, a su vez, fenómenos de inundación por subidas del nivel del mar, se produjo una gran erosión interna que dio lugar a las conocidas Cuevas del Cantal: la Cueva del Tesoro y la Cueva de la Victoria. De tal forma, que cuando entramos en estas cuevas, estamos viendo las consecuencias de los fenómenos geológicos que las han formado y poniendo en relevancia que el nivel del mar ha fluctuado en muchas ocasiones en los últimos cinco millones de años, con épocas donde ha estado sesenta metros por encima del nivel actual o cien metros por debajo del nivel actual”.

“Cuando entramos en una de las cavidades del Cantal, por tanto, realizamos un viaje en el tiempo geológico en unos espacios naturales más singulares de la provincia de Málaga. Estas cuevas de El Cantal son también conocidas en el mundo científico por su relación con la Prehistoria de Europa y el Mediterráneo, a las que se suman cavidades naturales de Torremolinos y La Araña (Málaga)”.

Francis: “Isabel, la noticia que comentabas apareció en la cuenta de Twitter de Agentes de Medio Ambiente de Andalucía (@AAMM_And) el 25 de junio de 2021 (tuit); se publicaba una de estas fotos junto con la comunicación de la inspección de la cantera de La Araña tras la aparición de una nueva cueva. El descubrimiento parece ser que hizo en el mes de abril, según publica Diario.es, pero no fue hasta finales de junio cuando se puso en conocimiento de la Delegación Territorial de Medio Ambiente de Málaga, de ahí que hayan saltado todas las alarmas. La Delegación Territorial de Cultura de Málaga realizó una inspección de la cantera en la que confirmaron «la existencia de una cavidad interesante con valor geológico», según la Consejería de Cultura. Ahora se está siguiendo un protocolo para la búsqueda de posibles restos arqueológicos en la cueva” (según publica Diario.es, la primera inspección no los ha encontrado).

“No olvidemos que justo al sur de la cantera de La Araña se encuentran los yacimientos arqueológicos de La Araña en el que se ha encontrado abundantes herramientas líticas fabricada por los neandertales en el Paleolítico Medio y posteriormente por el Homo sapiens en el Paleolítico Superior y en el Neolítico; también se han encontrado cerámicas en estas cuevas. Algunos de estos yacimientos son visitables”.

“La fábrica de cementos de Málaga pertenece en la actualidad al conjunto de empresas Financiera y Minera FYM-Heidelbergcement Hispania (antes pasó por Cementos Goliath y el grupo Italcementi). Esta empresa explota la roca caliza de origen marino del periodo jurásico para la fabricación de cemento tras la voladura controlada, fracturación en molinos y calentamiento en el horno”.

Isabel: “Esta misma semana Adelante Málaga, la confluencia de Izquierda Unida y Podemos en el Ayuntamiento, denunciaba la realización de diversas voladuras durante los últimos días, junto a la recién descubierta cueva de La Araña, por parte de la empresa que explota la cantera. Se reclamaba a la Junta de Andalucía que actuase con rigor y rapidez para garantizar la protección de los valores geológicos y arqueológicos de esa cavidad”.

Enrique: “Esta empresa compró en su día todo ese terreno para extraer roca para la fabricación de cemento. En este caso se debate si la cueva que ha aparecido tiene suficiente interés como para protegerla. La roca caliza erosionada por el agua forma cavidades de enormes dimensiones que, unido a la precipitación del carbonato de la caliza, forman estructuras de tipo estalactitas y estalagmitas que tardan millones de años en formarse. Además, se observan espectaculares cristales de calcita que tapizan todas las paredes, formando un conjunto digno de visitar y de conservar”.

“Yo recuerdo que había una tienda de minerales en Málaga, creo que se llamaba Joyería La Tierra, que comerciaba las calcitas de La Araña (imagino que entonces se podrían sacar) y eran espectaculares. Las calcitas llamadas de diente de perro mostraban una cristalización preciosa”.

“Lo que aparece publicado en la prensa supedita su conservación a la existencia o no de restos arqueológicos. Esto supone despreciar nuestro patrimonio geológico. De verificarse la procedencia de las fotografías y que la cueva sigue intacta, deberíamos solicitar su conservación al igual que se ha hecho con otras cuevas cercanas como la Cueva de Nerja o las Cuevas del Cantal”.

 

Isabel: “Hoy tenemos al habla al Dr. Juan José Durán Valsero, Investigador científico del Centro Nacional Instituto Geológico y Minero de España, perteneciente al CSIC. Doctor en Ciencias Geológicas y licenciado en Geografía e Historia, ha sido profesor asociado en la Universidad Autónoma de Madrid. Es codirector de la Unidad Asociada entre el IGME y la Universidad de Málaga sobre Estudios Hidrogeológicos Avanzados y académico correspondiente de la Academia Malagueña de Ciencias. [Saludos] ¿Qué le parece a usted lo de la cueva de La Araña?”

Juan José: “La cueva de La Araña que ha aparecido es un caso más entre muchos de cavidades aparecidas en la provincia de Málaga cuando se han realizado algunas infraestructuras, como carreteras, autovías, canteras, etc. Me sorprende que no seamos capaces de diferenciar entre el continente y el contenido de una cueva de un importante valor geológico. Se está poniendo el foco en el posible contenido arqueológico, es decir, que se haya demostrado de alguna manera la presencia del hombre en esta cueva, pero no se está hablando del valor del propio continente, de la cueva en sí. Por lo que podemos ver en la prensa y las fotografías que se han trascendido parece ser que ese continente puede ser de un valor extraordinario”.

“Voy a poner un ejemplo, pongamos por caso que ahora se descubriera de forma casual la cueva de Nerja, como se descubrió hace más de 50 años. Y además que esta cueva no tuviera ningún resto de pintura rupestre, ningún yacimiento arqueológico. Pero ahí está la cueva de Nerja, con ese valor indiscutible que nadie niega. Sin embargo, se estaría discutiendo si merece la pena que se conserve o no. Yo creo que lo primero que hay que hacer es valorar, desde el punto de vista geológico, el interés que tiene esta nueva cueva. Hasta ahora no se ha permitido a nadie con criterio geológico para emitir con cierto rigor si de verdad merece la pena conservarlo o no”.

Enrique: “Yo tengo entendido que han aparecido a lo largo de casi cien años de esta explotación que han aparecido muchas otras cuevas y que esas zonas ya no existen. ¿Eran de menor entidad y solo ha salido a la luz pública esta porque parece ser de mayor entidad?¿O es que no nos hemos enterado? No sé si sabes tú algo más al respecto”.

Juan José: “La zona de los cantales, tanto del Cantal Gordo, como el Cantal Chico, sus nombres tradicionales, es una zona caliza con una riqueza espectacular en cuevas; estas cuevas tienen un origen geológico muy singular, algo que no es frecuente. Como están muy cerca del litoral, las oscilaciones del nivel del mar en los últimos millones de años han hecho que la interfase entre el agua dulce y el agua salada genere una cantidad muy importante de cavidades; porque la zona de mezcla de agua dulce y salada es muy corrosiva para la caliza y por tanto genera numerosas cavidades. Estas cavidades se distribuyen a lo largo y ancho de los dos cantales”.

“Desde hace más de 100 años hay noticias de numerosas cavidades muy importantes, con y sin restos arqueológicos. La cueva del Hoyo de la Mina, que por desgracia también se destruyó en su momento por la actividad minera; cuevas que tienen unas cristalizaciones extraordinarias, valiosísimas desde el punto de vista mineralógico, como la cueva del Tesoro, que se puede visitar. O como la cueva Navarro IV, con unos espeleotemas fantásticos, además de pinturas rupestres; esta cueva apareció por la actividad minera, pero cuando se permitió su estudio se vio que tenía un valor arqueológico y geológico muy importante, por lo que se ha podido declarar bien de interés cultural (BIC). Por tanto, resumiendo, desde hace un siglo (diría yo) y en las últimas décadas con especial intensidad se han descubierto en esos dos cantales muchísimas cavidades cársticas de un interés excepcional”.

“De hecho y por resumir mucho, posiblemente los cantales sean uno de los lugares de interés cárstico, de interés relacionado con el modelado, tanto superficial como subterráneo, ligado a la disolución de las calizas, más importantes de todo el Mediterráneo español”.

Francis: “Juan José, si fuéramos a proteger esta cueva, ¿cómo podrían afectar las actividades de la cementera a su conservación? La cementera va a realizar voladuras en zonas cercanas a esta cueva, lo que podría afectar a la estructura de la propia cueva. ¿Habría que proteger un gran entorno alrededor de la cueva para evitar el impacto de la cementera sobre ella?”

Juan José: “Con la protección de esta cueva ocurre igual que cuando abordamos el estudio de la cueva Navarro IV para delimitar el BIC que actualmente es; usando una serie de criterios técnicos se delimitó un perímetro de protección que ni las pinturas, ni el yacimiento arqueológico, ni a la propia cueva fueran afectadas. ¿Cómo se hace eso? Hay una manera de saber hasta dónde llegan los efectos de las voladuras y, por tanto, se puede delimitar un perímetro de protección para que se proteja una cavidad, en este caso por su interés geológico”.

“Otra cuestión es que eso tenga implicaciones económicas; lógicamente si la empresa tiene unos derechos mineros sobre ese volumen de roca que iba a explotar, pues habrá que negociar desde la administración con la empresa para ver cómo se indemniza o se llega a un acuerdo del tipo que sea para que el perímetro de protección de esa cueva permanezca inalterado y por tanto se pueda conservar. La empresa mantendrá los derechos que legítimamente le correspondan, pero yo creo que son cuestiones que son soslayables, quiero decir, que se pueden superar”.

“Lo importante es investigar, en este caso, no solo desde el punto de vista estrictamente legal, en el sentido que si hay restos arqueológicos se protege y si no se puede destruir, creo que eso no es de un país civilizado, ni lo que la ciencia puede aportar al estudio de esa cavidad. Hay que estudiar si el valor geológico y científico de esa cueva tiene suficiente categoría como para que entremos en un proceso de conservación, y de negociación. Puede que a la empresa quiera hacer algo emblemático dentro de su responsabilidad corporativa y conservar la cueva como parte de su política empresarial. No hay que avanzar aquí nada ni a favor ni en contra, pero en otros sitios del mundo se ha hecho, porque no es un caso único y estoy convencido que se puede hacer”.

Isabel: “Ya veremos qué ocurre con la cueva de la Araña. Nos ha dejado muchos titulares a lo largo de este verano y lo va a seguir haciendo. Hoy queríamos hablar de su valor geológico con un experto como es el Dr. Juan José Durán Valsero, gracias por estar con nosotros. [Juan José] Gracias por la invitación y estoy convencido de que esto llegará a buen puerto. [Isabel] espero que sea así. [Despedida y cierre].



2 Comentarios

Deja un comentario