Ciencia para todos T06E17: La regresión del litoral de Málaga

Por Francisco R. Villatoro, el 15 junio, 2024. Categoría(s): Ciencia • Noticias • Podcast Ciencia para Todos (SER) • Recomendación • Science

Te recomiendo escuchar el episodio T06E17, «La subida del nivel del mar se come la costa de Málaga», 11 jun 2024 [14:03 min], del programa de radio “Ciencia para Todos”, en el que participo junto a Enrique Viguera (Universidad de Málaga), coordinador de Encuentros con la Ciencia. Esta sección semanal del programa “Hoy por Hoy Málaga”, que presenta Esther Luque Doblas, se emite todos los martes en la Cadena SER Málaga (102.4 FM) sobre las 13:45 horas.

Comentamos dos informes del MITECO (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) sobre la regresión de la costa malagueña: «Entre el término municipal de Torremolinos y la desembocadura del río Guadalhorce», MITECO [PDF], y «Entre el camping Almanat y Torre del Mar (Vélez-Málaga)», MITECO [PDF]. Sin que sirva de precedente, en lugar de contactar con expertos (lo hemos intentado, pero no ha sido posible cuadrar agendas), comentamos dichos informes desde nuestro limitado conocimiento científico.

Puedes escuchar el episodio en Play SER, «La subida del nivel del mar se come la costa de Málaga», 11 jun 2024 [14:03 min].

Esther: Hace unos días nos llegaba una noticia preocupante a los medios de comunicación. El Gobierno, a través de la Dirección General de la Costa y el Mar, declarará en riesgo grave de regresión dos tramos del litoral malagueño: los 800 metros desde la desembocadura del río Guadalhorce, pasando por la urbanización de Gaudalmar y la playa de Arraijanal, hasta el término municipal de Torremolinos, y los 1000 metros que discurren entre la playa de Almayate, pasando por la desembocadura del Río Vélez, hasta Torre del Mar.

El estudio ha sido realizado por la empresa Tragsatec, una empresa pública de ingeniería. Se basa en la evolución de ambos tramos del litoral malagueño entre los años 1957 y 2022. Proponen una predicción sobre cómo evolucionarán, si no se realizan actuaciones compensatorias, dentro de 10, 20 y 50 años.

La Demarcación de Costas en Andalucía-Mediterráneao sacó a información pública el expediente durante un plazo de 20 días para que los interesados puedan presentar alegaciones. Según indica la Ley de protección y uso sostenible del litoral (que modificó en 2013 la Ley de Costas de 1988), la declaración de situación de regresión grave se hará por Orden Ministerial.

Francis, Enrique, ¿a qué se debe la regresión de la costa? ¿Podría ser causada por el cambio climático?

Francis: La regresión de las costas es la pérdida de costas. El mar va ganando terreno, va eliminando las zonas de costa, por ejemplo, las zonas de playas, y eso es una cosa que hemos visto en muchos lugares. Los que ya somos mayores hemos podido comprobar en primera persona, sobre todo cuando hay algún tipo de construcción en una zona de la playa, cómo con los años se va acercando el mar a dicha construcción.

Un buen ejemplo de la regresión de la playa lo muestra la estación de bombeo de aguas residuales EBAR, que aparece en las fotografías de 1993 separada varias decenas de metros del límite de la costa. En 2023 el mar llegaba hasta ella y hubo que instalar una escollera y rellenos de arena para protegerla.

Esther: «¿Habéis estudiado este informe? Porque,  ¿cuántas páginas tiene el informe, más o menos?»

Francis: Hay dos informes, uno para la zona de Guadalmar, que son 405 páginas, y otro para la zona de Vélez, que son 350 páginas, aunque comparten algunas páginas en común, en la introducción. Ambos incluyen muchas fotos, muchas gráficas, muchos cálculos de cómo han ido evolucionando estas playas desde el año 1957. Se han analizado fotos de aviones y de satélites, y se usa un modelo matemático para predecir cómo van a evolucionar en el futuro.

¿Cuál puede ser la causa principal de esta regresión de las costas?  Según este informe, la gran causa son las actividades humanas, tanto las actividades industriales como las actividades turísticas. También influyen el cambio climático y los procesos geomorfológicos naturales.

Hay un estudio europeo del año 2005 que concluyó que el 20 % de las costas europeas están en regresión. Un fenómeno que pone en riesgo la seguridad, se estima, de más de 70 millones de personas en Europa que viven a menos de 100 metros de la línea de costa. En España, el 39.2 % de la población censada en el año 2020, que son más de 18.5 millones de personas, vive en la zona costera.

En el litoral malagueño destaca la actividad turística, que ha crecido de forma desaforada en los últimos 60 años. El turismo costero lleva asociado un desmesurado crecimiento urbanístico en las zonas litorales. La construcción de puertos, urbanizaciones, campos de golf, encauzamientos, soterramientos, desvíos de cauces fluviales y, por supuesto para protegerlos, espigones, diques y escolleras, producen desequilibrios en la dinámica natural del litoral y estos desequilibrios implican un retroceso de la línea de costa.

Enrique: «Estamos acostumbrados a ver una línea de costa fija, los cauces de los ríos muy estables, pero, claro, depende de la escala temporal. Por ejemplo, en Málaga, sabemos que el nivel del mar hace 4.5 millones de años era mucho más alto y la línea de costa se situaba varios kilómetros tierra adentro».

«Por eso encontramos muchos fósiles del plioceno cada vez que hacen una construcción en Málaga capital, Nerja, Fuengirola o Estepona. Encontramos moluscos, restos de corales, … Siempre hay que ver esto dentro de su escala temporal. A la persona que tiene un chiringuito o que tiene una serie de construcciones cerca de la costa estas predicciones le van a asustar mucho».

«Pero es lo que dice Francis, se ha hecho un estudio y, salvo en estas dos zonas, el resto es más o menos estable. Pero en estas dos zonas se ha avisado de que hay serios peligros porque va a seguir la tendencia».

Y también influye el cambio climático, Esther, que predice un incremento en la altura media del nivel del mar, y un aumento de la frecuencia y de la intensidad de los temporales marinos y otros eventos meteorológicos extremos que afectan al littoral, producen erosión y regresión de la línea de costa. «Cuantas veces hemos visto que se ha rellenado con nueva arena una zona de playa y ha venido un temporal que se ha llevado toneladas de arena».

«El calentamiento global incrementa el nivel del mar por la dilatación del agua del mar debido al aumento de su temperatura superficial y porque crece la cantidad de agua de mar por el deshielo de los polos. Según datos recogidos por la NASA partir de datos de satélites, el promedio mundial del nivel del mar ha aumentado 10 cm entre 1993 y 2023. Y se estima que cada 2,5 cm que sube el nivel del mar se traduce en 2.5 metros de línea de playa perdidos a lo largo de la costa».

«La tendencia es al alza y, como decía Francis, a nivel mundial. Se prevé de un aumento del nivel del agua, un incremento de intensidad de los vientos, de la altura de las olas, temporales cada vez más fuertes y frecuentes, .. Y todos estos efectos extremos van a afectar, como es lógico, a la línea del litoral y a toda la infraestructura costera».

Esther: «Veo que os habéis empapado bien estos informes. El nuevo informe, Enrique, analiza la evolución de estas franjas del litoral, desde el año 1957 hasta el año 2022, mejorando el análisis realizado [en otro informe previo] hasta 1995 y ofreciendo una predicción para su evolución futura en los próximos 10, 20, 50 años. ¿Qué nos podéis contar sobre ese nuevo informe?»

Enrique: La conclusión principal del informe es que ha observado un movimiento de vaivén de la línea de costa con un claro predominio de la regresión. Para la zona de Gaudalmar la regresión se estima en 22 hectáreas entre los años 1957 y 2022. [Los cambios más importantes en la línea de costa se dan entre 1957 y 1977, donde se observan grandes movimientos en los sedimentos, creando importantes áreas, tanto de regresión como de progresión. Entre 1982 y 2000 se observa una gran pérdida de playa (erosión) en comparación con aquellos terrenos ganados al mar. A partir de 2016 la dinámica litoral destaca por ser exclusivamente regresiva].

«En parte, la pérdida de la playa ha sido consecuencia de la erosión y de la falta del aporte de lluvias que cada vez depositan menos sedimentos y, por lo tanto, esa playa no puede crecer.

En la zona de Vélez el balance global también ha sido la regresión de unas 22 hectáreas entre 1957 y 2022. [Las  dos grandes regresiones fueron entre 1965 y 1977, y entre 1988 y 1990, tras la entrada en funcionamiento del embalse de La Viñuela y su retención de sedimentos. Hubo un movimiento progresivo entre 1995-1999, pero a partir de 2004 los movimientos de la costa se reducen, siendo predominantes las regresiones].

«Lo más llamativo que, desde la entrada en funcionamiento el embalse de La Viñuela, hay una retención de sedimentos, hay menor aporte de material de sedimentos al río y, por lo tanto, esas playas tampoco pueden crecer en esos puntos».

Francis: En relación al futuro, [hay que recordar que] predecir el futuro siempre es muy difícil. Este tipo de informes lo que hacen en base a una serie de modelos prospectivos, que extrapolan la situación actual del cambio climático y cómo se espera que evolucione si no se actúa para intentar paliar el avance del calentamiento global.

Se utilizan unos modelos, llamados DSAS [(Digital Shoreline Analysis System)] que son modelos de carácter estadístico que permiten determinar la tendencia de la regresión de la línea de costa en función de la propia orografía de la costa. [Además, se usan modelos SIMAR (simulación de oleaje y del viento en el mar) y WANA para estimar las velocidades del viento y los temporales marítimos en las próximas décadas teniendo en cuenta la situación actual del cambio climático].

Estos modelos nos predicen que lo más relevante será el impacto de los eventos meteorológicos marítimos, como los temporales, así como los cambios en la velocidad del viento. Se modificará su frecuencia y su intensidad, que están controlados por el cambio climático.

En la zona de Guadalmar, entre 1958 y 2003, solo hubo un evento con olas de más de 4 metros de altura y ninguno con más de 5 metros. Sin embargo, entre 2003 y 2023 ya se han producido 18 eventos de más de 4 metros y 5 de más de 5 metros. Los números son muy similares en la zona de Vélez, donde, por ejemplo, hubo 6 eventos en estos 20 años [entre 2003 y 2023] de más de 5 metros.

Los resultados del informe apuntan a una enorme regresión. Cuando miras las figuras que aparecen en el informe, aparecen unas regresiones que incluyen importantes componentes de terreno y que van a afectar significativamente a las urbanizaciones. Por ejemplo, la urbanización de Guadalmar, que va a tener que ser protegida por el oeste. Recordemos que se encuentra entre el este del cauce del Guadalhorce y la playa de Arraijanal a su oeste, y va a tener que ser protegida [por el oeste] si estas previsiones se cumplen.

Las previsiones de futuro son muy complicadas, pero [las del informe] nos muestran que hay un enorme riesgo.

Esther: «La subida del nivel del mar no es una tontería. Lo estáis advirtiendo los expertos desde hace mucho tiempo. Además, el Mediterráneo es una de las zonas del planeta más afectadas por la subida del nivel del mar, ¿Francis y Enrique?»

Francis: Sí, porque al ser un mar cerrado, es un mar que se calienta mucho más fácilmente. El cambio climático va a generar muchos problemas en todo el Mediterráneo. La cuestión clave es si seremos capaces de contener el cambio climático de alguna manera. Pero las expectativas actuales es que siga creciendo y eso puede ser enormemente pernicioso de aquí a 50 años.

Enrique: «Me gustaría hacer hincapié en que la sequía está produciendo un menor aporte de sedimentos al río y, por lo tanto, a la playa. Entonces, tenemos dos factores muy importantes».

Esther: «El Gobierno, a través del Ministerio para la Transición Ecológica, ya lo está advirtiendo, la subida descontrolada del nivel del mar, la que se se podría producir y la que se está produciendo. Y en distintos puntos del mapa malagueño, que haría que el agua llegase a zonas ahora ocupadas por chiringuitos, por hoteles, por casas, por calles, …»

«El horizonte no es nada halagüeño y se quiere poner medidas. De hecho, Costas va a prohibir nuevas autorizaciones para ocupar esos tramos del litoral, que condiciona las ya existentes al avance del nivel del mar. Hay que empezar a hacer esto, porque esto ya es algo que se da por hecho y que no hay vuelta atrás, ¿verdad?»

Francis: Ese es el gran problema, no hay una vuelta atrás. Tratar de poner parches y hacer actuaciones que protejan las urbanizaciones ya existentes, es algo que habrá que hacer. Pero controlar que no haya nuevas urbanizaciones ayudará a evitar tener que actuar para protegerlas a su vez. No se concibe que las nuevas urbanizaciones se vayan a salvar de forma mágica.

Esther: «La imparable subida del nivel del mar en el Mediterráneo, en Málaga ya lo estamos viendo. Una noticia que pasó un poco como desapercibida, pero hoy queríamos explicarlo, qué es esto de la regresión, qué consecuencias puede tener y cuáles son sus causas. Os agradezco haberos leído ese informe para hoy y poder explicarlo aquí en la radio para concienciarnos de lo que está pasando». [Despedida y cierre].



Deja un comentario