Los físicos, sobre todos los teóricos, están cada días más “asqueados” de la física teórica de partículas y campos, donde sólo los diestros en matemáticas abstractas logran publicar “matemáticas” (que no física). Cierto es que a los físicos experimentales y sobre todo los aplicados no les falta trabajo (en gran parte compitiendo con los ingenieros). Pero también es cierto que trabajos que antes sólo ocupaban los físicos, ahora también los ocupan los matemáticos. Pero, al grano, lo que quería decir es que ahora muchos físicos se están acercando a temas transversales, como biología (biología física, biología de sistemas, biología sintética, bioinformática, etc.) o ciencias sociales. La sociofísica es el tema de esta entrada. Artículos tan “curiosos” como un análisis de ola (mejicana le llaman) en los campos de fútbol, ¡publicado en Nature! Para los interesados en este fenómeno recomiendo el artículo original de Illes Farkas, Dirk Helbing, Tamas Vicsek, “Crowd behaves as excitable media during Mexican wave,” ArXiv preprint, pubilcado en Nature 419, p. 131, 2002, y el análisis sobre cómo se inicia el fenómeno espontáneamente en Illes J. Farkas, Tamas Vicsek, “Initiating a Mexican wave: An instantaneous collective decision with both short and long range interactions,” ArXiv preprint, publicado en Physica A 369, 830-840, 2006.

Uno de los padres de la sociofísica es Serge Galam, quien ha publicado una biografía técnica personal en “Sociophysics: A review of Galam models,” ArXiv preprint, 2008. En él revisa todos los modelos sociofísicos que ha desarrollado en los últimos 25 años (desde cuando los físicos se dedicaban a otras “cosas”, hasta ahora, que muchos le siguen cual “patitos a su pata”). Galam se ha especializado en sistemas de voto, toma de decisiones, análisis del terrorismo (ahora tan de moda desde el 11S) y dinámica de la transmisión de opiniones. Los análisis utilizando técnicas propias de los físicos muestran muchos comportamientos contra la intuición, las “paradojas” que llaman la atención tanto a propios (científicos sociales) como extraños (otros físicos que se apuntan al carro). Galam presume en su artículo de haber predicho “muchas” cosas, como la victoria de la extrema derecha en Francia en el año 2000 o el victoria del “no” francés a la Constitución Europea. Se pregunta Galam ¿es la sociofísica una “ciencia de verdad”? Y el mismo se responde, ¿alguien lo duda?

A los interesados en estos temas les recomiendo el artículo sobre sociodinámica de Wolfgang Weidlich, “Physics and social science-the approach of synergetics,” Physics Reports, 204(1):1-163, 1991, y “Thirty years of sociodynamics.: An integrated strategy of modelling in the social sciences: applications to migration and urban evolution,” Chaos, Solitons & Fractals, 24(1):45-56, 2005. Weidlich revisa las ideas básicas sobre modelado en ciencias sociales basado en variables de estado, transiciones probabilísticas entre estados, y las ecuaciones de evolución que las rigen. Fenómenos migratorios, crecimiento de ciudades y modelos de opinión política son algunos de los temas estudiados.

MP3 “Where are the zeroes of zeta of s?.”

Ya habíamos hablado de las “demostraciones” de la conjetura (hipótesis) de Riemann (el problema abierto, o sin resolver, más importante de toda la Matemática)[entrada1,entrada2]. Se acaba de publicar una nueva demostración, Xian-Jin Li, “A proof of the Riemann hypothesis,” ArXiv preprint, first submitted on 1 Jul 2008, quien utiliza técnicas de análisis de Fourier (y bases de Haar) para probar un refinamiento de la condición de positividad de Weil, ya presentado por Bombieri (medalla Fields), que implica la hipótesis de Riemann (los zeros de la función zeta no triviales tienen parte real exactamente igual a 0.5). El nuevo artículo, de 41 páginas, dice enmarcarse en la línea de ataque que Alain Connes (también medalla Fields) ha concebido para vencer la conjetura.

¿Es realmente una “demostración” de la conjetura de Riemann? Tengo que leerme el artículo, he estado muy liado con una visita de unos compañeros, pero el “paper” tiene “buena pinta,” … ¿Quién es el autor? El “chaval” hizo la tesis doctoral en 1993 bajo la dirección de Louis de Branges, lo que es toda una “garantía” (afirmó tener una “demostración” de la Hipótesis de Riemann años há, aunque se hizo “famoso” por su demostración de la conjetura de Bieberbach, en 1984, ahora llamado teorema de Bieberbach-de Branges, supuestamente para “ganar” dinero para dedicarse a Riemann; en 2004, volvió a anunciar una “nueva demostración”, sin embargo, su demostración tenía una contraejemplo, conocido desde ¡ 1998 ! ; aún así su apología sobre su demostración, de abril de 2008, merece la pena ser leída). La tesis de Li dirigida por de Branges se titulaba “The Riemann Hypothesis For Polynomials Orthogonal On The Unit Circle,” título de su paper en Mathematische Nachrichten, 166(1):229-258, 2006 (lo que indica que le ha costado publicarla bastante tiempo, aunque ha publicado “bastante” y en “buenas” revistas en los últimos años).

En resumen, el trabajo de Li tiene muy “buena pinta,” y reúne muchos de los ingredientes que matemáticos de la talla de Bomberi y Connes han estado “degustando” alrededor de la hipótesis de Riemann. Habrá que estar “atentos”.

Más información: Terence Tao (medalla Fields en el ICM de Madrid de 2006, uno de los matemáticos más geniales vivos en la actualidad) afirma en su blog que ha encontrado ciertos “problemas” con una descomposición presentada en la página 20 del paper y aparentemente es “clave” para la demostración. Alain Connes afirma en su blog que se ha leído la demostración hasta que no ha podido más, pues se encontrado con resultados que en su opinión no están “realmente” demostrados, según él, en su primera lectura, la técnica no funciona.

Trataré de manteneros informados al respecto.

http://www.youtube.com/watch?v=PyjwZ39EDmw

R. M. Kiehn, en el verano de 1986, estaba visitando a un viejo amigo en Río de Janeiro, Brasil, cuando observó en una piscina ondas no lineales de tipo solitón, a las que bautizó como solitones de Falaco. Este tipo de ondas pueden ser reproducidas fácilmente por cualquiera que disponga de un laboratorio… digo, de una piscina. El video de youtube muestra dos parejas de solitones de Falaco. Sorprendente este tipo de defectos topológicos de la superficie del agua (que generan la sombra oscura) son similares a los defectos topológicos en 2 dimensiones que aparecen en Teorías de Cuerdas (así que si tienes una piscina puedes “jugar” a experimentar en teoría de cuerdas, ¡qué suerte tienes!, y a visualizar fenómenos que sólo las grandes “mentes” pensantes de esta teoría pueden “concebir”).

El experimento es fácil de reproducir para quien disponga de piscina. Si calienta el Sol, como este verano. Se selecciona un objeto circular o disco (por ejemplo un Frisbee) y se “medio”-sumerge en la piscina mientras es golpeado suavemente en la dirección de su eje. Tras el “golpecito” se retira lenta y suavamente el objeto, generando energía cinética y momento angular que se imparte al agua. Los bordes del objeto generarán un par de vórtices de Rankine en la superficie del agua. Estos vórtices de Rankine, bajo la luz del Sol, generarán dos depresiones con curvatura gaussiana negativa, que proyectarán sobre el suelo de la piscina dos puntos oscuros o discos negros, con ciertos brazos espirales difusos debidos a cáusticas. Puede que la primera vez no te salga. Pero si lo intentas varias veces verás que es fácil convertirse en un experto experimentador en la generación de vórtices topológicos (que bien suena) en tu propia piscina (y en las de tus amigos, no lo pruebes en las suyas hasta que tengas dominado este experimento de Teoría de Cuerdas). Recuerda que tienes que afirmar que estás experimentando con la teoría que NO tiene confirmación experimental.

Si sabes algo de teoría de cuerdas, por favor, evita deleitarles con una aburrida charla sobre la materia. A mí al menos me ha dado muy mala “reputación”.

Más información: Artículo técnico de Khien, Monografía científica, Solitones de Falaco como Agujeros Negros, Más sobre lo mismo, para acabar y no aburrir.

Michael Worobey es un especialista en filogenética evolutiva, el estudio estadístico de la tasa de mutaciones en los genes como predictores del momento en que se produjeron cambios sustanciales en el contenido de los mismos. Se ha especializado en el estudio de los genes de virus responsables de enfermedades. Dos de sus alumnos han protagonizado una noticia de emulenews en Menéame. Copio de allí “Marlea Gemmel de la Universidad de Arizona ha demostrado que la cepa del virus del sida VIH-1 infectó a humanos por primera vez en 1908 (y no en 1931 como se creía antes). Aunque en esa época los niveles de presencia de virus en humanos eran muy pequeños. Más aún, Joel Wertheim, de la misma universidad, ha demostrado que el virus del sida existe en monos desde hace sólo algunos cientos de años (y no millones de años como antes se creía). Nuevas sorpresas sobre el virus del sida. Esperemos que estos estudios tengan consecuencias clínicas.”

Estos estudios van en contra de las “teorías de la conspiración sobre el SIDA como arma biológica o instrumento de control de masas,” o sobre el origen de la enfermedad en humanos en los 1950s debido a la contaminación de muestras de vacunas contra la polio contaminadas con virus VIH de monos (el poliovirus para las vacunas orales contra la polio se cultivaba en los riñones de chimpancés antes de ser administrados a la población en África Central entre 1957-1960). Obviamente, la imposibilidad de estos orígenes “exóticos” es imposible de probar. Aunque los estudios de Worobey y otros los hacen estadísticamente poco “probables”.

La idea de que el virus VIH-1 infectó a humanos por primera vez en los 1930s apareció en la revista Science en el año 2000 (comentario de David M. Hillis, “Origins of HIV,” Science, 288(5472): 1757-1759, 2000, sobre el artículo técnico de B. Korber et al. (Los Alamos National Laboratory) “Timing the ancestor of the HIV-1 pandemic strains,” Science, 288(5472):1789-1796, 2000, quienes utilizaron supercomputadores junto a 5 muestras para su tarea, que se encontraron en sangre congelada para transfusiones que se encontró en Haití). Como el número de muestras era pequeño, se estimó como fecha más probable 1931, con un intervalo de confianza del 95%, pero no se puede descartar el intervalo 1915-1941. Sólo un análisis por estas técnicas (o su versión mejorada) que venga acompañado de más muestras puede mejorar esta estimación. Obviamente lo que se demuestra por este método es cuando el linaje del genoma del virus cambia para poder infectar a humanos y no el momento exacto en el que el virus pasa del chimpancé al hombre.

Michael Worobey y sus alumnos tienen una extensa historia en el análisis filogenético del virus del sida. Por ejemplo, con 5 muestras de sangre de haitianos tratados en Miami entre 1982 y 1983, donde encontraron virus VIH-1 grupo M subtipo B (Jon Cohen, “How HIV took the world by storm,” Science NOW Daily News, 29 october 2007, sobre el artículo M.T.P. Gilbert et al. “The emergence of HIV/AIDS in the Americas and beyond,” PNAS, 104(47):18566-18570, November 20, 2007, Open Access Article) revelaron genéticamente que este subtipo del virus se introdujo en Haití desde África Central alrededor de 1966, entrando en EEUU en 1969. La probabilidad de que el virus entrara en Haití desde los EEUU es de 0.00003, extremedamente pequeña (según su estudio estadístico, claro).

La noticia de emulenews en Menéame hace referencia a Elizabeth Pennisi, “Revising HIV’s history,” Science NOW Daily News, 25 june 2008 , nos indica que Marlea Gemmel, alumna de Worobey, analizó muestras de material genético del virus VIH-1 subtipo M obtenidos de tejido linfático almacenado en 1960 en un departamento de patología en la Universidad de Kinshasa en el Congo, que ha comparado con otras muestras ya conocidas del virus, como la más antigua conocida de muestras congeladas de sangre de 1959. El nuevo estudio filogenético indica que el virus VIH-1 infectó a humanos por primera vez en 1908. ichael Worobey et al, “Reply to Pape et al.: The phylogeography of HIV-1 group M subtype B,” afirman que sus estudios se basan no sólo las 5 muestras de secuencias génicas encontradas en pacientes haitianos, sino en otras 117 secuencias de 19 países.

Habrá que estar “al loro” de futuras confirmaciones de estos estudios, que espero tengan repercusión clínica (conocer cómo se adaptó el virus del chimpancá al humano puede que permita determinar sus puntos “flacos”, posibles dianas terapéuticas).

La gran pregunta “¿Para qué sirven los físicos?” ¿Cómo responderán en la Real Sociedad Española de Física (RSEF)? Puede que no os lo creáis, pero hasta a mí me sorprende su respuesta (bueno, una de ellas).

Pregunta: “Aún hoy… mi madre sigue sorprendiéndome frecuentemente con una profunda reflexión: – Pero tú hijo mío, ¿realmente en qué trabajas?” Respuesta: “soy, y siempre he sido, consultor.” ¿Cómo? Aclaración: me ocupo de “el desarrollo e implantación de modelos de gestión soportados por metodología TQM.” ¿Mande? Reaclaración: que “soy experto en “el diseño de estrategias competitivas focalizadas en el cliente”.” Ah!!! Bueno. Pero: “¿Qué hace un físico en una profesión como esta?” Opinión 1: “Ser físico te capacita para ser un excelente profesional en cualquier campo al que la vocación o la casualidad te derive.” Opinión 2: “Ser físico te proporciona una excepcional preparación universitaria para poder abordar cualquier proyecto laboral independientemente de la especialidad de la que se trate.” Opinión 3: “Ser físico te cualifica para aspirar a cualquier posición ejecutiva dentro de cualquier organización y en cualquier sector productivo.”

Lo dicho, un artículo que sorprende hasta al más “pintado” de los físicos (que según el artículo parecen más “ingenieros industriales”, los ingenieros para “todo” en España).

Bueno, un poco de humor, tres chistes de físicos.

No lo sabía pero acabo de descubrir que la Revista Expañola de Física está gratuita online en la página web de la Real Sociedad Española de Fïsica (yo estuve suscrito durante varios años, hace un siglo, perdón, hasta 1994). La revista tiene muchos artículos interesantes sobre física a un nivel mayor que Investigación y Ciencia, pero similar al American Journal of Physics o al European Journal of Physics, ambas dirigidas a alumnos y profesores de física en la Universidad. Permítaseme destacar un par de artículos (no técnicos).

Un artículo centrado en Ciencia de Materiales y Física del Sólido pero de conclusiones generalizables fácilmente. Iván K. Schuller, J. L. Vicent e Yvan Bruynseraede, “Cómo Juzgar Ciencia Patológica,” Revista Española de Física, Abril/Junio 2007, p. 2-3, traducción (ampliada) del artículo de Ivan K. Schuller and Yvan Bruynseraede, “How to Judge Flawed Science,” MRS Bulletin Vol. 30, No. 2 ( 2005 ) p. 75. La ciencia errónea tiene múltiples facetas, por un lado, los casos de fraude deliberado, por otro, las “ilusiones” que aparecen principalmente en los periódicos y raramente en la literatura científica, como los casos en los “un solo” evento es usado como la base de un gran descubrimiento. Afortunadamente, “una de las mayores ventajas del método científico es que se autorregula y permite resultados similares, cuantificables, y reproducibles por muchos observadores diferentes que no están relacionados entre sí, independientemente de diferencias geográficas, culturales y temporales.”

El artículo introduce las 13 reglas de Iván-José-Yvan, aquí las 10 primeras (más comentarios en el propio artículo): (1) Demasiado bueno para ser verdad (2) Precisión extrema (3) Un “solo” punto experimental (4) Condiciones experimentales peculiares (5) Violación de la estadística (6) Excusas, excusas, excusas. (7) Blah, blah, blah. (8 ) ¿Que otra cosa podría ser? (9) Todos pueden ser Einstein (10) Los puentes no se caen

El segundo artículo que quisiera mencionar es el de Angel Ezquerra Martínez, “Sobre el efecto de los medios en la cultura científica,” Enero/Marzo 2007, p. 2. El inicio del artículo es aplastante “¿Por qué estamos perdiendo alumnos en las carreras de ciencias? ¿Puede llamarse persona culta alguien que no sabe casi nada sobre el mundo tecnológico en el que vive? (…) Parece que la sociedad ha dado la espalda a todo lo que significa conocimiento científico.” Con los datos de 2004 en la mano, en Expaña, “prácticamente toda la población ve la “tele” todos los días.” Aunque el lenguaje visual en la T.V. ha avanzado mucho en los últimos, “parece que los contenidos de carácter científico siguen, en general, siendo pensados para un texto escrito y las imágenes son meros acompañantes.” En resumen, los divulgadores de ciencia tienen que cambiar “su lenguaje” si quieren atraer a un público mayoritario. ¿Qué tal un “gran hermano de la ciencia”?

Evariste Galois, según Klein “temperamento indomable que rehusa plegarse a cualquier orden o regla (…) típico del genuino y desordenado genio (matemático) francés” (pág. 121, “Lecciones sobre el desarrollo de la matemática en el s. XIX,” Felix Klein, Editorial Crítica, 2006 , “Development of Mathematics in the 19th Century,” Full view in Google Books), ¿no os recuerda a James Dean, el actor?

La matemáticas tanto a finales del s. XVIII como a inicios del s. XIX fueron dominadas por los franceses (y en la historia europea en general por los devaneos de Napoleón), “fueraparte” Gauss, obviamente, la excepción que toda “caracterización” no matemática tiene. El dominio de la matemática francesa culminó en 1832, el 31 de mayo, con la muerte en duelo, por amor “propio,” del joven Galois (de sólo 20 años). Entonces comenzó el dominio de los matemáticos alemanes.

Políticamente incorrecto, altivo al extremo, es el prototipo del empollón, inadaptado, que busca que “todos hablen de él, aunque sea mal.” Agitador político, tuvo problemas con el gobierno y llegó a estar en prisión. Trató de entrar en la École Polytechnique, la élite universitaria francesa, dos veces, pero en ambas cateó. Su arrogancia le llevó a afirmar que “las preguntas que le hicieron eran tan triviales, que no se dignó a contestarlas” (en realidad, quizás influyera más que su padre se acababa de suicidar por cuestiones políticas, eran tiempos políticamente muy revueltos en Francia). Fue aceptado en 1829 en una universidad de “segunda”, la École Normale, pero al año siguiente lo expulsaron por conducta inapropiada. En cualquier caso, era una “niña bonita” (admirado por muchos de sus profesores) por su extrema inteligencia para las matemáticas. En palabras de Klein, “mozalbete descarado, casi petulante, … es un matemático de completa claridad y madurez formal, con una prodigiosa profundidad”.

Su testamento, su famosa carta a su amigo Chevalier, la noche anterior al duelo, que presenta la culminación de la obra de su vida, de la que ya había publicado varios artículos, lo que ahora llamamos “Teoría de Galois”, una de las primeras grandes contribuciones en “Teoría de Grupos” (a quien Galois le dió este nombre, “grupo”), la aplicación de la teoría de grupos al problema de la resolución (cálculo de raíces) de polinomios, o saber cuándo un polinomio de coeficientes enteros tiene raíces que se pueden expresar utilizando operaciones elementales. En palabras del propio Galois (traducidas y adaptadas) “amigo Chevalier, a menudo he enunciado teoremas de los que no estaba seguro, pero lo que he escrito esta noche, que ronda en mi cabeza desde hace un año, creo que no me equivoco si afirmo que son teoremas verdaderos e induscutibles aunque no presento demostración completa. Amigo Chevalier pídeles a Gauss o Jacobi que den su opinión sobre la importancia de los mismos, no sobre su corrección, que seguro que no faltarán otros, o eso espero, que se ocupen de sacar tajada descifrando este popurrí.” Desafortunadamente, su esperanza se vio truncada por la falta de interés de Jacobi y Gauss. Sólo hasta 1846 (3 lustros más tarde), gracias a Liouville, estos resultados vieron la luz pública y mostraron toda su brillantez. A finales del s. XIX se puso “de moda” entre los profesores universitarios de matemáticas el contar a sus alumnos la teoría de Galois, como ejemplo de los logros más bellos de las matemáticas, aunque la extrema dificultad de la teoría para alumnos de grado hacía que los alumnos acabaran odiando lo que no comprendían (quizás por las propias dificultades de “comprensión” de sus docentes).

¿Quién inspiró la gran obra de Galois? Probablemente, la teoría de resolventes de Lagrange (James Pierpont, “Early history of Galois’ theory of equations,” Bull. Amer. Math. Soc. 4(7):332-340, 1898 , pdf gratuito). ¿Te interesa la vida de Galois? Más información sobre Galois, incluyendo artículos originales y biografía. Si tienes acceso a ScienceDirect de Elsevier, disfrutarás del artículo de Ivo Radloff, “Évariste Galois: Principles and Applications,” Historia Mathematica, 29(2):114-137, May 2002 .

Pero Galois no sólo trabajó en álgebra, teoría de grupos, también trabajó en análisis (las famosas integrales abelianas, integrales cualesquiera de funciones algebraicas de una variable), e incluso en métodos numéricos (métodos de punto fijo de Abel). Os recomiendo, respecto a este último trabajo, Massimo Galuzzi “Galois’ Note on the Approximative Solution of Numerical Equations (1830),” Journal Archive for History of Exact Sciences, 56(1):29-37, 2001 . Por supuesto, no podemos olvidar Jules Tannery, “Manuscripts de Evariste Galois,” Gauthier-villars, Paris, 1908 , disponible gratuitamente en la University of Michigan´s Historical Math Collection (las obras completas de Galois).

Lo confieso. Mi hijo ha estado jugando al fútbol (perdón, al balón de plástico) en una plaza con otros niños, bajo mi vigilancia e intervención “prudente”, mientras España (según la televisión) competía contra Rusia (sólo durante la primera parte). Tras bañar al pequeño, darle de comer, y alcanzar el asiento del sofá, en plan relax, no se me ocurrió otra cosa que, sobre las 22 horas, poner la T.V. para ver el partido del “siglo” y aumentar el share de Cuatro (espero que haya batido otro récord, mañana lo sabremos, hoy miercoles, ya jueves, sólo conocemos las de hoy, perdón, ayer, miercoles). La verdad, por casualidad, poner la T.V. y en menos de un minuto ver el primer gol de España. Me entusiasmó escuchar los “ruidos” de la calle. Y seguí viéndolo, gracias a que mi mujer (anti-fútbol) me lo permitió. El primer gol lo disfruté en la repetición, en directo casi ni me enteré. El segundo, me apenó, Rusia no estaba en el partido, y el tercero, tres cuartos de lo mismo. Enhorabuena para los “futboleros”. Hablando de fútbol, y de matemáticas, me quedo con que “las matemáticas son más excitantes que el fútbol” (como pregunta Do The Math: Soccer More Exciting Than Football?). Ah!!! Perdón, que los americanos llaman fútbol a otra cosa… pero bueno, la notica es interesante sobre “lo predecible” en el fútbol (nuestro fútbol, soccer para ellos) y sobre “su” fútbol (su football). ¡¡Que sí!! Que hasta ellos lo tienen que reconocer. Nuestro “fútbol” es mejor que el “suyo”. Al menos, la matemática “elemental” así lo atestigua. Lo más matemático del fútbol es sin lugar a dudas la geometría del balón (presentación en inglés). La gente está “ida” y qué tendrá que ver el balón de fútbol, las buckybolas y la distribución de “dictadores” en el mundo. Hablando de fútbol y matemáticas,… no será que la botella de cava se me ha subido a la cabeza. Enhorabuena a los “futboleros”.

Lecturas para los “no aficionados” (estilo Charles Lutwidge Dodgson, claro).

¨Influencia del entrenamiento en la relación entre las capacidades condicionales de futbolistas juveniles y su ubicación en el terreno de juego

¨ANÁLISIS DE LA VELOCIDAD DEL BALÓN EN EL GOLPEO EN JUGADORES DE FÚTBOL

¨Kinematics of kicking as a function of different sources of constraint on accuracy

John Morgan Greene, murió el 22 de octubre de 2007, en San Diego, California, debido a complicaciones por el Parkinson (yo me he enterado gracias a su obituario en Physics Today). Especialista en física de plasmas y magnetohidrodinámica, yo lo conozco por su faceta como matemático aplicadao, siendo uno de los descubridores de la transformada espectral inversa (o la transformada de Fourier no lineal) que permitió integrar la ecuación de Korteweg-de Vries (KdV) [ entrada anglosajona de la wiki mucho mejor que la española, alguien se atreve a traducirla ] mostrando que no sólo tiene solitones sino también multi-solitones, y que dió pié a la creación de toda una rama entera de la Matemática Aplicada, la Teoría de Solitones (una de de mis pasiones y uno de los descubrimientos más importantes en Matemática Aplicada durante la segunda mitad del s. XX).

John trabajó en Princeton a finales de los 1950s junto al “genio” Martin Kruskal, quien descubrió por primera vez los solitones (las ondas solitarias de ecuaciones de evolución no lineales integrables) junto a Zabusky. Greene, junto a Clifford Gardner, Kruskal, y Robert Miura, tras el descubrimiento de Miura de una relación entre la ecuación KdV y la KdV modificada, relación que se expresa mediante la ecuación de Schrödinger de la mecánica cuántica, trabajaron juntos para demostrar que la ecuación KdV tiene infinitos invariantes y por tanto es integrable en el sentido de Liouville, introduciendo la transformada espectral inversa. Los cuatro recibieron el premio Leroy P. Steele en 2006 de la American Mathematical Society.

El artículo Gardner-Greene-Kruskal-Miura (GGKM) “METHOD FOR SOLVING KORTEWEG-DE VRIES EQUATION,” PHYSICAL REVIEW LETTERS, 19(19):1095, 1967, citado 1506 veces (hoy en el ISI Web of Science), tuvo un éxito inmediato. Este artículo inicia la serie GGKM, donde al contrario de lo habitual hoy en día, los 4 autores no firman todos los artículos juntos sino dependiendo de sus propias contribuciones:

“KORTEWEG-DE VRIES EQUATION AND GENERALIZATIONS .1. A REMARKABLE EXPLICIT NONLINEAR TRANSFORMATION,” MIURA; JOURNAL OF MATHEMATICAL PHYSICS 9(8):1202, 1968.

“KORTEWEG-DE VRIES EQUATION AND GENERALIZATIONS .2. EXISTENCE OF CONSERVATION LAWS AND CONSTANTS OF MOTION,” MIURA, GARDNER, KRUSKAL; JOURNAL OF MATHEMATICAL PHYSICS 9(8): 1204, 1968.

“KORTEWEG-DE VRIES EQUATION AND GENERALIZATIONS .3. DERIVATION OF KORTEWEG-DE VRIES EQUATION AND BURGERS EQUATION,” SU, GARDNER; JOURNAL OF MATHEMATICAL PHYSICS 10(3):536, 1969.

“KORTEWEG-DE VRIES EQUATION AND GENERALIZATIONS .4. KORTEWEG-DE VRIES EQUATION AS A HAMILTONIAN SYSTEM,” GARDNER; JOURNAL OF MATHEMATICAL PHYSICS 12(8): 1548, 1971.

“KORTEWEG-DEVRIES EQUATION AND GENERALIZATIONS .5. UNIQUENESS AND NONEXISTENCE OF POLYNOMIAL CONSERVATION LAWS,” KRUSKAL, MIURA, GARDNER, ZABUSKY; JOURNAL OF MATHEMATICAL PHYSICS 11(3): 952, 1970.

“KORTEWEG-DEVRIES EQUATION AND GENERALIZATIONS .6. METHODS FOR EXACT SOLUTION,” GARDNER, GREENE, KRUSKAL, MIURA; COMMUNICATIONS ON PURE AND APPLIED MATHEMATICS 27(1): 97, 1974.

Se acaba de publicar el nuevo Journal of Citation Reports (JCR), correspondiente al año 2007. Lo más llamativo para mí es que Nature vuelve a “vencer” a Science (quien la superó en las dos últimas ediciones. La política editorial de Nature, de diversificarse o dividirse en múltiples revistas diferentes, a la que personalmente yo le achaco la pérdida de la contienda, ahora se nos muestra que ha sido una buena idea y que puede seguir siendo la “vencedora”. En el JCR 2007 puedes observar que Nature Reviews Molecular Cell Biology alcanza 31.921 (5to puesto absoluto), Nature Reviews Cancer (29.190, 9no. puesto), Nature (28.751, 10mo. puesto), Nature Reviews Inmunology (28.300, 12vo. puesto), Nature Medice (26.386, 13vo. puesto), Nature Inmunology (26.218, 15vo. puesto), Nature Genetics (25.556, 17vo. puesto), y Nature Reviews Neuroscience (24.520, 19vo. puesto). Es decir, de las 20 revistas de mayor índice de impacto, 8 son del grupo del Nature Publishing Group. A eso se le llama una política editorial bien hecha.

Por otro lado, “vuelve la cordura” en el campo de la Óptica y Fotónica. Todo el mundo “sabe” que Optics Letters es una revista mejor y de más prestigio, donde es muchísimo más difícil publicar, que Optics Express (donde, además, para publicar hay que pagar, aunque con la ventaja de el acceso a los artículos es gratuito), sin embargo, en los últimos años había sido al revés. En el JCR 2007, además, estas dos revistas de la OSA (Optical Society of America) reinan en el área, siendo la primera y la segunda. Enhorabuena a la OSA.

Por otro lado, España pasa de 30 a 35 revistas en el JCR Science Edition y de 2 a 8 revistas en el JCR Social Science Edition (noticia presentada en un buen blog de Bibiometría, que recomiendo encarecidamente). Mucha gente se ha hecho eco de esta noticia (como APEI Garabuya).

Por cierto, recomendable y fresca lectura de cara al verano (cómo una empresa se defiende con uña y carne para no perder beneficios, por supuesto, me refiero a ISI Thomson Reuters y su pugna contre el índice de prestigio).

PD: ¡¡pobrecito de mí!! ¿para cuándo podré publicar en Nature o Science?

PDPD: ¡¡pobrecito de mí!! ¿para cuándo podré publicar en Optics Letters?