Álvaro de Rújula resuelve el problema del increíble protón menguante

Por Francisco R. Villatoro, el 24 agosto, 2010. Categoría(s): Ciencia • Física • Noticias • Physics • Science

La medida más precisa del radio de un protón en un hidrógeno muónico arrojó un valor un 5% más pequeño de lo obtenido con hidrógeno electrónico, 8 Julio 2010. El problema del increíble protón menguante, “el protón parece ser 0,00000000000003 milímetros más pequeño de lo que los investigadores habían pensado anteriormente,” ha sido resuelto por el destacado físico teórico español Álvaro de Rújula. El resultado observado es correcto. El modelo estándar (teoría QED) también. Lo que está mal es el uso de la aproximación dipolar para el protón. Recordemos. Pohl et al. publicaron en Nature la medida más precisa del corrimiento Lamb en un átomo de hidrógeno muónico (en el que un muón sustituye al electrón). Esta medida caracteriza el radio de la distribución de carga del protón y ha obtenido un resultado que difiere del valor oficial (CODATA) en 5 desviaciones estándar. Los autores y muchos medios interpretaron este resultado como una desviación en el valor de la constante de Rydberg, una señal de física más allá del modelo estándar. Sin embargo, Álvaro nos muestra donde está el error en la interpretación del experimento: depende del modelo utilizado para la distribución de carga (o factor de forma) del protón. El resultado del experimento demuestra que el modelo dipolar (hipótesis utilizada por Pohl et al. en su artículo) no es correcto. Para el nivel de precisión que ha alcanzado el nuevo experimento, el factor de forma habitual para el protón, en forma de dipolo, no es adecuado. Para las energías involucradas en el experimento se ha de usar el factor de forma relativista del protón, con lo que el experimento confirma el valor oficial (CODATA) para su radio. Un gran artículo (de solo 3 páginas) que recomiendo a todos los interesados en este tema enviado a ArXiv por Álvaro ayer mismo: “QED is not endangered by the proton’s size,” ArXiv, 23 Aug 2010.



Deja un comentario