Max Estrella y el espejo cóncavo en “Luces de Bohemia” de Ramón María del Valle-Inclán

Por Francisco R. Villatoro, el 27 mayo, 2011. Categoría(s): General • Recomendación • Science

Max Estrella, misérrimo poeta en la obra de teatro “Luces de Bohemia” de Ramón María del Valle-Inclán, conversa “La deformación deja de serlo cuando está sujeta a una matemática perfecta. Mi estética actual es transformar con matemática de espejo cóncavo las normas clásicas. ¿Y dónde está el espejo? En el fondo del vaso.”

Y gracias al fondo de un vaso (de ginebra) he descubierto que uno mis amigos es Max Estrella, cómico de la legua 2.0, y que tiene un blog llamado, como si no, “Luces de Bohemia.” Seguro que le habrás visto en la tele o en alguna peli o de bares por Málaga. Por cierto, en Málaga se han puesto de moda los lugares que ofrecen cócteles de gin tonic; una combinación sencilla y efectiva: una buena ginebra, una buena tónica y un toque de esencias… Confieso que soy bebedor de whisky de malta y que en su defecto me decante por un ron cubano, pero tampoco desdeño un gin tonic con unas gotas de angostura. ¿Dónde han dejado la angostura esos bares de gin tonic tan de moda hoy en día en Málaga?

El blog de Max está centrado en el teatro, el cine, los actores y su entorno. Se cuestiona lo que todos nos cuestionamos: “¿Es legítimo cobrar derechos de autor?” Y nos recuerda detalles que muchos ignoramos: “Lo que no se cuenta del cine español.” Porque “quién dijo que Internet y el Teatro eran incompatibles.”

Al blog de Max lo único que le falta es un poco de poesía: “Poesía para el pobre, poesía necesaria, como el pan de cada día, como el aire que exigimos trece veces por minuto, para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica” [Gabriel Celaya, 1955].


Deja un comentario