El retorno tras un breve “descanso” hospitalario

La vía parenteral que me alimentó durante mi “descanso.”
Una noche continua vomitando cada hora. Bebiendo mucha agua para no deshidratarme, aunque vomitándola una hora más tarde. Fuertes migrañas, sin posibilidad de dormir. Un reciente viaje a Venezuela. Factores todos claros para que tras ir a urgencias de un hospital me ingresarán en “observación” y aprovecharán para meterme unos buenos “chutes” de paracetamol (para el dolor), primperan (para los vómitos) y alguna que otra cosa, todo directo en sangre. Tras un día entero durmiendo en la habitación del hospital (con las consabidas interrupciones que acompañan este tipo de ocasiones) me “recuperé”. Muchos análisis de sangre, orina, TAC, ecografías, etc. Varios días interno antes de que me empezaran a dar de comer (por cierto, devoraba la comida cual Carpanta). El resultado: me han dado de alta.
¿Que qué me ha pasado? He sufrido el ataque de un “virus.” ¡Cuando no saben lo que es, es un virus! El análisis de las citologías para chequear si he tenido dengue las recibo el próximo lunes. Ya os contaré.
¿Sabías que la alimentación enteral o parenteral fue un “invento” de Flemming (el de la penicilina)? Busca más información en Google, te gustará. Por hoy, ya he trabajado lo suficiente. Mañana os cuento qué he leído durante mi breve “descanso.”
Mi mujer dice que el culpable de mi enfermedad es el estrés y el trabajo. Así que, prohibido tocar el teclado del ordenata “delante de ella.” Al menos hoy.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>