‘Ciencia para todos’ (SER Málaga): Paleogenómica de la Península Ibérica

Por Francisco R. Villatoro, el 5 abril, 2019. Categoría(s): Ciencia • Colaboración externa • Noticias • Recomendación • Science ✎ 7

 

Te recomiendo escuchar el podcast “Cuando el ADN reconstruye la historia”, 24 Abr 2019 [09:40 min] del programa de radio “Ciencia para todos” en el que participo junto a Enrique Viguera @EnriqueViguera (profesor titular de genética de la Universidad de Málaga y coordinador de Encuentros con la Ciencia). Esta sección quincenal del programa “Hoy por Hoy Málaga”, presentado por Isabel Ladrón de Guevara, se emite todos los jueves en la Cadena SER Málaga (102.4 FM) entre las 13:00 y 14:00 horas (lo siento, no tiene hora fija de emisión).

Esta semana hemos hablado de un artículo publicado en la revista Science, uno de cuyos autores es el propio Enrique Viguera, sobre la historia genética de los habitantes de la Península Ibérica en los últimos 8000 años. Los resultados son sorprendentes y muy reveladores sobre nuestros ancestros. El artículo es Iñigo Olalde, …, Enrique Viguera Mínguez, …,  David Reich, “The genomic history of the Iberian Peninsula over the past 8000 years,” Science 363: 1230-1234 (15 Mar 2019), doi: 10.1126/science.aav4040. Todos los medios se han hecho eco de este artículo, por ejemplo, Eva Rodríguez Nieto, “Los varones ibéricos fueron reemplazados por invasores en la Edad de Bronce”, Agencia SINC 14 Mar 2019.

“El pasado 15 de marzo la revista Science publicaba un artículo en el mostraban la historia genética de los habitantes de la Península Ibérica no los actuales sino los que han pasado por aquí en los últimos 8000 años. Eso implica remontarnos nada menos que al Neolítico. ¿Cómo han hecho este estudio? Lo que se ha hecho es un estudio del ADN antiguo. Ya sabes que el ADN (o DNA) es la molécula que lleva nuestra información genética, que se transmite de padres a hijos y que determina caracteres como el color del iris de los ojos, color de la piel o tolerancia a la lactosa, por ejemplo. Si podemos obtener información de esta molécula, lo que los biólogos llamamos «leer la molécula del DNA» de una persona, podemos obtener muchísima información sobre ésta sin ni siquiera verla y eso es algo que se está usando por ejemplo en estudios forenses”.

“La molécula de ADN es muy estable si se mantiene en determinadas condiciones de temperatura y humedad. Si podemos recuperar ADN de organismos que vivieron hace miles de años a partir de restos óseos procedentes de yacimientos arqueológicos por ejemplo, por muy poco que sea, podemos llegar a leer esa información usando las modernas técnicas de secuenciación del ADN y conocer características genéticas de estos individuos, no sólo los rasgos fenotípicos, sino las relaciones familiares entre ellos. El desarrollo ha sido tan vertiginoso en los últimos años que ya se habla de una nueva disciplina: la Paleogenética y la Paleogenómica. De hecho, ya hay Universidades que cuentan con un Departamento de Arqueogenética (Arqueología y Genética)”.

“¿Cuál es la relación del humano moderno con el hombre de Neandertal? Los resultados que se están obteniendo son tan sorprendentes que están cambiando la concepción que tenemos sobre nosotros mismos como especie. En 2010 varios equipos de investigación internacionales en el que se incluye un equipo del CSIC, Carles Lalueza-Fox, lograban secuenciar el genoma (todo el ADN) del hombre de Neandertal, extinguido hace poco más de 35 000 años.  Es más, pocos años más tarde, a partir de una parte ínfima, un trozo de falange y un molar, se analizaba su DNA y su secuencia era tan distinta que se ha propuesto que corresponde a una tercera especie que se denominó Hombre de Denisova. Es decir, que hace 50 000 años habitaron en el Planeta tres especies de homínidos, de las cuales sólo ha llegado hasta nuestros días la nuestra”.

“La sorpresa fue que cuando se compararon los genomas del Neandertal con el nuestro, los investigadores comprobaron que tenemos ADN de Neandertal en nuestro genoma y lo cuantificaron en un 2-3%. ¿Qué quiere decir esto? Pues que cuando la especie humana moderna surgió en África y empezó a migrar por el corredor levantino, Península de Anatolia, etc, se encontró que allí estaba el Neandertal. Y se ha observado que hubo hibridación, cruzamiento entre ellos, cuyo efecto ha llegado hasta nuestros días. También se ha comprobado que poblaciones de Oceanía y Sudeste de Asia contienen DNA de Denisova en su genoma, hasta un 6%. Y este año se identificó un resto óseo que corresponde a un cruce entre un Neandertal y un Denisova. Las poblaciones africanas en cambio no tienen o tiene muy poco DNA de Neandertal”.

“La presencia de genes de Neandertal o de Denisovano en nuestros genomas evidencian eventos de hibridación con especies que actualmente ya extinguidas y reflejan una característica propia del ser humano: las migraciones. Las poblaciones que habitan hoy día una determinada región tienen poco que ver con las que la habitaron hace 10 000 años e indican que los seres humanos actuales somos un mosaico genético fruto de los movimientos de poblaciones a lo largo de los años”.

“El nuesto estudio se centra en la población Ibérica… En este estudio han participado más de cien personas entre arqueólogos, biólogos y bioinformáticos. Se han tomado muestras de individuos que han poblado la Península Ibérica desde hace unos 8000 años, es decir, del Mesolítico, Neolítico, Edad del Cobre, Edad del Bronce, Edad de Hierro y más recientes, del periodo Romano, Visigótico y Musulman, hasta el año 1500 aproximadamente. Los datos muestran que las poblaciones de cazadores recolectores ancestrales fueron casi sustituidas por poblaciones de la península de Anatolia, la actual Turquía, que dominaban el cultivo y por lo tanto, un modo de vida sedentario y la sorpresa fue que al comienzo de la Edad del Bronce, hace 4000 años, viene una población del Centro de Europa con ancestría procedente de la actual Estepa Rusa y a partir de este momento, que no fue rápido, unos 400 años, desaparece el cromosoma Y masculino presente hasta entonces”.

“¿Llegaron y eliminaron al «macho ibérico»? Sabemos que en ese periodo de tiempo desaparecen los individuos masculinos. Si esto es debido a una mayor preferencia por parte de las hembras, no lo sabemos. No olvidemos que esta población aportaba caballos y carros, es decir, culturalmente estaban más desarrollados. Se ha llegado a encontrar un enterramiento en el que ella es de ascendencia ibérica y él esteparia”.

“Ha habido muchas sorpresas, ¿qué se ha descubierto sobre el genoma de los vascos? Este punto es muy interesante, cuando se empezaron a analizar individuos más recientes vimos cómo a partir de la Edad del Hierro aparecían marcadores genómicos que indicaban entrada de poblaciones del este del Mediterráneo (fenicios, griegos, romanos), Visigodos y del Norte de África con la conquista musulmana. Pero curiosamente, estos indicadores no aparecen en poblaciones del norte, que corresponde a la actual región del País Vasco”.

¿Siguen los vascos como en la Edad de Hierro? No, lo que quiero decir es que no han tenido la influencia de las poblaciones recientes. Probablemente al tratarse de una región montañosa, aislada, con poca población y sin oro no tenían interés por los romanos, etc.”

“¿Cuál fue tu papel en este estudio, Enrique? Desde hace 3 años colaboro con el equipo de investigación de la Sima del Ángel, en Lucena, Córdoba. Un yacimiento muy prometedor que contiene una zona de vivienda desde hace al menos 200.000 años y una sima en la que se han encontrado miles de restos huesos y de industria lítica. Allí el investigador principal, Cecilio Barroso se empeñó en que los restos que estaban apareciendo, debían contener ADN y yo en aquel momento estaba dirigiendo un Laboratorio de genotipado en la UMA y comencé este proyecto”.

“Por distintas razones contacté con Carles Lalueza-Fox quien nos indicó que estaban realizando este estudio de toda la Península Ibérica y que era muy importante contar con muestras de hace 5000 años, Calcolítico. Y efectivamente, las muestras contenían ADN de una altísima calidad para tratarse de muestras antiguas y tan al sur de la Península Ibérica. Esto abre unas perspectivas enormes porque esperamos encontrar restos muy antiguos y podemos conocer de dónde procedían las distintas poblaciones que han habitado esta zona, las relaciones familiares entre ellos y su contribución al genoma de la población ibérica actual”.

Lo dicho, espero que os guste el podcast…



7 Comentarios

  1. Muy interesante este estudio a ver si la sociedad empieza a darse cuenta del papel central de la genética en prácticamente todas las facetas de la biología . Es curioso como en la mayoría de estudios sociológicos e incluso en muchos supuestos estudios “científicos” la palabra “gen” no aparece por ningún lado: todo se atribuye a factores educativos, culturales o alimenticios lo que nos lleva a extremos tan ridículos como atribuir a causas sociales todas las diferencias entre hombres y mujeres (la llamada “ideología de género”). Por cierto creo que asuntos tan serios como la posible desaparición del gen SRY del cromosoma Y humano que podría causar algo tan poco importante como, digamos, la extinción del genero masculino no están recibiendo la atención que se merecen (quizás las feministas más radicales estén contentas con este hecho 🙂 Otro ejemplo es negar las diferencias genéticas entre los habitantes del norte y del sur de la península ibérica, incluso algunos atribuyen la diferencia de comportamiento a los hábitos alimenticios. Toda esta ignorancia y estupidez se traduce en la proliferación de todo tipo de “sectas” o grupos sociales “esperpénticos” de “adoctrinados”: veganos, antivacunas, anticientíficos, animalistas radicales, terraplanistas… solo nos falta nombrar a Belén Esteban de presidenta del gobierno y a Terelu Campos de ministra de economía 🙂 Por cierto, ¿para cuando una asignatura de genética-evolución en enseñanza secundaria? Todavía hay gente que piensa que el ser humano ha sido diseñado por una “fuerza superior” o que solo lleva sobre la Tierra unos 2000 años. Es completamente imposible entender el comportamiento de ningún ser vivo de la Tierra (y probablemente del multiverso) sin entender el papel central de la información codificada en el ADN, es sobre esta información (y solamente sobre las células de la linea germinal) donde actúa la ley de la selección natural y por tanto la evolución. Es una sensación increíble darse cuenta que todos los seres vivos del planeta procedemos de un organismo común y que todos somos el resultado de la acción de “replicadores” que interaccionan con el entorno. No se puede apreciar la belleza y la enorme complejidad de la naturaleza sin conocer la acción de los genes y de la evolución, no se puede entender el comportamiento humano, ni animal, ni las enfermedades, ni los cultivos, ni los medicamentos, ni los alimentos ni siquiera los comportamientos sociales… no se puede entender nada. Para terminar, me gustaría destacar otro hecho fascinante: el ser humano es la única especie conocida capaz de escapar de la “dictadura genética”: los animales siguen más o menos a rajatabla el patrón de comportamiento dictado por los genes: “escapa de animales más grandes”, “aliméntate de noche”, “reproducete en primavera”, etc sin embargo, el ser humano es capaz de preveer el futuro (para los animales prácticamente solo existe el presente), es capaz de hacer simulaciones para decidir la mejor opción, es capaz de “decidir” entre muchas probabilidades… algunos (no muchos por desgracia) son incluso capaces de entender y aprovechar en su beneficio las leyes de la naturaleza e incluso de crear modelos factibles de como se creó el Universo. El ser humano es un ser absolutamente extraordinario, el único capaz de admirar la belleza de la naturaleza… ¿Por qué nos empeñamos siempre en mostrar solo la parte negativa del ser humano?

    1. “Otro ejemplo es negar las diferencias genéticas entre los habitantes del norte y del sur de la península ibérica, incluso algunos atribuyen la diferencia de comportamiento a los hábitos alimenticios.” Huele a determinismo biologico, una gran pseudociencia.

        1. Acláranos por favor a quė qué diferencias de comportamiento entre los habitantes del norte y del sur de España te refieres, y porqué son debidas a la diferencia genética entre ambos grupos, si te entiendo bien eso es lo que estas afirmando en tu comentaro. Mare de Deu …

          1. Bueno, en este mismo artículo se mencionan diferencias genéticas entre una región del norte y el resto ¿no lo has leido?

  2. Vamos a ver si no somos tan “entusiastas” y analizamos lo que decimos porque, y mucho más en la situación actual, esto puede terminar como no queremos y de modo nada científico.
    ¿Pero de que diferencias genéticas estamos hablando? Vamos a ver, planck, que te entusiasmas hasta el ensimismamiento con cualquier cosa, no ves que el tal estudio solo compara muestras hasta el 1500 aproximadamente, y por tanto, los habitantes actuales “del norte” poco tienen que ver con los de esa época, ya que ahora somos mezclas del total peninsular; a ver si ahora te crees que tomamos cualquier persona al azar en vascongadas o cataluña, por ejemplo, y son “puros noseque” ¡pues seguramente son de Cádiz ellos o sus padres y ya está!

    La mayoría de estos estudios tienen una doble vertiente politicamente correcta, o sea, engañosa y entre neblinas nos quieren convencer de que actualmente tenemos que aceptar lo inaceptable y además falso. Por eso se financian y publican claro.
    Otra idea a seguir introduciendo es la de que la migración es “lo de siempre”, natural y debemos aceptarlo, con los motivos que cualquiera puede entender y propios del sistema.
    Total, que menos obcecaciones “científicas” y más sentido común, que sin la ciencia el ser humano estaría aquí para siempre de uno u otro modo, pero sin el sentido común no vamos a durar ni el tiempo de construir el siguiente LHC.

    JL

    1. Lo que dice el estudio es que ciertas poblaciones del norte peninsular, concretamente del País Vasco, han permanecido más aisladas y no aparecen ciertos marcadores genéticos en ellos. Es decir, que han permanecido casi sin alteraciones desde la Edad de Hierro, sin haber entrado en contacto y mezclarse con algunas olas migratorias que si intercambiaron genes con otras poblaciones peninsulares.

      El estudio, que por cierto la revista Science lo pone para su descarga en PDF gratis, no dice que eso sea ni bueno, ni malo, ni peor, ni mejor. Tan solo dice que hay diferencias genéticas y que se observan menos alteraciones genéticas por influencia de oleadas migratorias que en otras poblaciones. Nada más. Ese aislamiento de determinadas poblaciones aún se puede ver en ciertas zonas rurales en el interior de Guipúzcoa, el norte de Navarra o la zona pirenaica, por ejemplo. Hay además ciertas trazas de endogamia en esas zonas, donde ves cómo todos son parientes unos de otros y hay apellidos que se repiten por todos los lados.

      Las diferencias genéticas no se terminan en el año 1500, hay otros estudios genéticos que confirman que a día de hoy hay cierta diferenciación genética en esa zona y también en la zona de Aquitania, al norte de los Pirineos. Yo mismo fui partícipe en uno de esos estudios para el proyecto “National Genographic”, con sorprendentes resultados que mostraban que mi grupo genético tiene muy poca representación en el resto de la península.

      Yo tengo una teoría. Todos sabemos que en Donosti ligar no es que sea difícil: ES QUE ES UN MILAGRO. Y ha debido de ser así desde tiempos prehistóricos, a juzgar por el estudio. Por eso los de las estepas rusas y los de Anatolia, los romanos, visigodos, etc… no se comieron una rosca, se aburrieron y se marcharon al sur, que hay más sol y no el sirimiri de la costa vasca, que parece que no termina nunca. 🙂

      Sirva la broma para leer el artículo sin ninguna lectura que no sea la única correcta, que es la de un estudio genético de poblaciones en Iberia desde hace 8000 años. Sin valoraciones políticas de ninguna clase. El origen, con mezclas o sin ellas, no hacen a nadie ni mejor ni peor.

Deja un comentario