Atención, pregunta: ¿La enseñanza centrada en el alumno es más eficaz?

Por Francisco R. Villatoro, el 5 octubre, 2012. Categoría(s): Ciencia • Docencia • Noticias • Science ✎ 14

Uno de los objetivos del proceso de Bolonia es un cambio en la metodología docente utilizada en la universidad española hacia una enseñanza centrada en el alumno. ¿Realmente es eficaz esta metodología para la enseñanza de las ciencias? Se publica en Science un estudio a gran escala que afirma que lo es en enseñanza primaria. Las razones más importantes son dos, por un lado que los alumnos comprenden mejor lo que significa modelar un problema y las limitaciones de los modelos, y por otro que permite que los profesores se autoevalúen y midan su eficacia de forma continuada. El artículo técnico es E. M. Granger et al., “The Efficacy of Student-Centered Instruction in Supporting Science Learning,” Science 338: 105-108, 5 October 2012.

¿Cuáles son los objetivos de la enseñanza de las ciencias? Ayudar a los estudiantes a desarrollar las siguientes competencias: (1) conocer, utilizar e interpretar las explicaciones científicas de la Naturaleza, (2) generar y evaluar evidencias científicas y sus explicaciones, (3) comprender la naturaleza y el desarrollo del conocimiento científico, y (4) participar de forma productiva en la práctica científica y su discurso. Para lograr estas competencias, los pedagogos abogan por sustituir la metodología docente centrada en los contenidos por una centrada en el alumno. La eficacia de este cambio se apoya en muchos estudios de campo pequeños, poco aleatorizados, en los que es muy difícil separar los factores que contribuyen al éxito, si lo hay. El nuevo trabajo publicado en Science tiene por objetivos: (1) comparar la eficacia de los dos métodos de enseñanza para apoyar el aprendizaje del estudiante de los fundamentos de las ciencias, (2) identificar las características del maestro o profesor que pueden influir en el aprendizaje, (3) identificar las características de loa alumnos para quienes esta metodología podría funcionar, y (4) identificar cómo influye en los resultados la relación entre el profesor y el alumno.

Los datos se han recopilado en 125 aulas de cuarto y quinto curso de educación básica, con un total de 2594 estudiantes, de los que 1418 asistieron a las clases orientadas al alumno impartidas por 66 profesores y 1176 a las clases de control orientadas al contenido impartidas por 59 profesores. La selección de la metodología que debía impartir cada profesor se realizó de forma aleatoria. El análisis multivariable de los resultados ha mostrado que la característica del alumno que más influye en los resultados es el nivel socioeconómico familiar, los de nivel más bajo requieren más apoyo por parte del docente, y que la característica del profesor que más influye es la llamada autoeficacia, el juicio que el profesor tiene de sus propias capacidades a la hora de aplicar la metodología orientada al alumno; otros factores, como el conocimiento de la materia a impartir son poco relevantes (quizás porque los contenidos a impartir son de enseñanza primaria).

¿Qué opinas de  este estudio? ¿Crees que se pueden extrapolar sus resultados a la universidad? ¿Cuál es tu opinión sobre la enseñanza orientado al alumno en la universidad? Disfruta y abusa de los comentarios, si te apetece.



14 Comentarios

  1. No puedo imaginar a que te refieres con “centrado en el alumno”.

    Si te refieres que lo importante es adaptarte a las capacidades, intereses y nivel del alumno, sería perfecto para dos o tres alumnos por aula. Con veinte alumnos por aula me parece la cosa complicada.

    … Como Madre me pude permitir ese lujo mientras mis hijas eran estudiantes: Mientras que una de ellas aprendía los temas desde las nociones generales, y desmenuzándolos llegaba a los casos particulares, con la otra había que resolver uno a uno todos los ejercicios, hasta que al fin, comprendía los principios generales del tema estudiado.

    Llegó al punto de que tuve que estudiar con cada una por separado, pues constantemente tenía a una de las dos, despistada o aburrida…

    … pero imaginar eso en una clase con veinte (primaria) alumnos…

        1. Lo sé, abuela, yo también. Pero con el Proceso de Bolonia y el “rollo patatero” de la innovación docente he asistido a gran número de charlas, incluso a cursos, sobre estos asuntos en la última década. Sobre el papel todo es muy fácil. El día a día en el aula requiere mucha motivación por parte del profesorado.

    1. Defender a estas alturas de la vida el estilo “o haces lo que te digo o te meto una hostia” dice mucho de quien lo escribe. Hay dos extremos, en un lado los autoritarios y en el otro los de “dejar hacer o paso de todo”. Ambos modelos extremistas son de lo peor. Sólo producen fracaso y resentimiento.

  2. Bolonia es y será un fracaso. No se ha implementado bien. Los de Bolonia se ríen de nosotros por como se ha implementado (real).
    Control de firmas, desdoble de grupos de 40 alumnos para clases “prácticas”. Al final, los que mejor funcionan son los profesores que imparten las clases como ellos quieren.

  3. Tengo la solución al problema de la educación y quisiera compartirla.
    ¿Qué tal una educación centrada en …. el bolsillo del docente y su evaluación-cualificación profesional?.
    ¿O no mejoraría la educación primaria, secundaria con, a partir de, 5 000 euros/mes netos?

  4. Algunos puntos:
    – Aprende el que desea aprender, no el que quiere un título o pasar el rato.
    – Enseña bien quien le gusta transmitir conocimiento, no el que se ha visto avocado a la condición de enseñante.
    – Incluso un buen profesor en malas condiciones terminará tirando la toalla.
    – Sale mucho más rentable ser pedagogo-demagogo enchufado por los políticos que profesor. Son vendedores de humo que jamas han enseñado nada y nunca se han enfrentado a una clase. No usan el método científico, usan ideología.
    – El proceso de Bolonia, desde su concepción es, simple y llanamente, una mierda (por no hablar de la ley del doctorado). Tiene algo bueno, como la evaluación continua, pero se hace con menos recursos que antes. Aquí sólo pretende expender títulos a todo el mundo que lo desee y que sólo unos pocos se pueden pagar el máster. Es antisocial y fascista. Pero los estudiantes no se quejaron, así que tendrán lo que quieren: su título, pero no les servirá para nada.
    – Todo en esta vida requiere un esfuerzo, incluso para salir de copas se requiere un esfuerzo. Para aprender también.
    – En la anterior legislatura española la mayoría de los diputados no tenían título universitario (supongo que ahora es igual). De unos despreciadores del conocimiento no se puede esperar nada positivo para la educación o la ciencia.
    – España está acabada en todos los sentidos.

    1. Con lo de “pedagogo-demagogo” te has columpiado pero bien. Sin Pedagogía no hay enseñanza.
      Dices que “todo en esta vida requiere un esfuerzo”. Así es. Enseñar bien también lo requiere. Lo de llegar a clase soltar el rollo de siempre y escucharme yo solito no sirve para nada.
      Que el proceso de Bolonia sea una mierda no significa que la Universidad española no lo fuera ya antes de dicho proceso. Lamer culos también requiero un esfuerzo y la endogamia de la Universidad española ya sabemos cómo funciona…

  5. El problema es asumir una premisa falsa, la a que mantiene que un estudiantes sin aptitudes ni actitud puede ser ingeniero.
    Alguien “normal” puede llegar a ser ingeniero si tiene la base previa, se le ayuda a aprender y, sobre todo quiere aprender y tiene capacidades suficientes.
    Hay una corriente política que dice que todo el mundo puede alcanzar cualquier meta, pero no es cierto. Quien lo crea que asuma el diagnóstico del médico con síndrome de Down al que le han regalado el título (todo llegará).

  6. Todo sistema educativo es mejorable. Se puede motivar y ayudar al estudiante, pero no es sencillo. Es como hacer un jarro a partir de la arcilla. Parece fácil, pero si uno se pone delante del torno le sale un churro. Con la educación pasa lo mismo, todo el mundo tiene una opinión, pero la inmensa mayoría no ha dado clase nunca. Es cómodo estar del otro lado y esperar divertirse. Esto es más fácil divertirse si el tema es de sociología que de Matemáticas.
    El ser humano tiene un cerebro para desenvolverse en la sabana africana en donde evolucionó, no para resolver ecuaciones diferenciales. Por eso lo segundo cuesta más que disparar con un arco. Cuesta siempre un esfuerzo aprender. Y esto hay que asumirlo.
    Sobre el vídeo… Bueno, Punset es un artista en ganar dinero y en vender más magia que ciencia, pero tiene muchos seguidores y no es políticamente correcto criticarle. El entrevistado tiene un opinión, nada más. Tocar la flauta o el teatro forma parte de la cultura pero tras siglos de arte la humanidad no prosperó. La danza está bien, pero no te cura el cáncer o te permite ir físicamente a la Luna, Las matemáticas y la Física sí. Pero sí, las artes son entretenidas, nos hacen humanos, etc.

Deja un comentario