Cebreros, uva de albillo, clarete y astrofísica

Por Francisco R. Villatoro, el 30 enero, 2008. Categoría(s): Astrofísica • Física

Cebreros, Ávila, es un pequeño pueblo que ha vivido siempre de la agricultura, de la vid, y del vino. El clarete de Cebreros, aunque ahora le llaman rosado, nace en una tierra de vinateros donde las haya (con 3500 habitantes censados hay más de 600 vinateros). Las uva de albillo de Cebreros produce vinos de gran calidad, gran graduación alcohólica, muy sabrosos, con mucho cuerpo, de color amarillo dorado y de potente aroma. Todo un placer para la boca.

Pero en Cebreros también hay actividad astrofísica. En 2005 se inauguró la nueva estación de espacio profundo de la Agencia Europea del Espacio (ESA) que dispone de una antena parabólica de 35 metros que permite a la ESA disponer de una red propia de espacio profundo independiente de la red de la NASA. Estrenada con el lanzamiento de la sonda Venus Express será de gran utilidad en la gestión en tierra de los telescopios espaciales Herschel, Planck y Gaia.

El telescopio Planck, el mejor sucesor del Wilkinson MAP y del COBE, estudiará las anisotropías y la polarización de la radiación del fondo cósmico de microondas con una precisión hasta ahora no disponible. Será lanzado el 31 de julio de 2008, junto al telescopio espacial infrarrojo Herschel. La empresa Alcatel (en Francia) realizó las pruebas criogénicas del telescopio que fueron todo un éxito.

El telescopio Planck observará el efecto de Sunyaev-Zeldovich (SZ) (“Sunyaev-Zeldovich and Cosmic Microwave Background” Burigana, 2007, ver foto) en un amplio rango de frecuencias en el fondo cósmico de microondas. El efecto SZ es una consecuencia de el efecto Compton entre la radiación de fondo y los electrones del gas caliente que se encuentra en los grandes clústeres de galaxias, por ello su estudio permite una mejor comprensión de la evolución de las grandes estructuras del universo. En castellano hay pocas fuentes, pero creo necesario recomendar el trabajo del español José María Diego, cuya tesis doctoral se centró en el efecto SZ.

Me parece que me voy a saborear una copa de clarete de Cebreros (aunque en la etiqueta ponga rosado). Lo siento, si tú te lo pierdes.



Deja un comentario