El misterio del remanente de la supernova SN 1987A: quizás es una estrella de quarks

dibujo20090328supernovasn1987amovieEl 23 de febrero de 1987 se observó a simple vista en el hemisferio sur la supernova SN 1987A, la más cercana en los últimos 400 años. La primera oportunidad para que los astrónomos modernos pudieran ver de cerca una supernova. Supernova de tipo II que emitió neutrinos (con una energía mayor de la esperada) que fueron detectados en la Tierra confirmando la predicción teórica de la formación de un remanente compacto, quizás una estrella de neutrones. ¿Pero dónde está dicha estrella de neutrones y el púlsar asociado? Quizás emite (como un faro) en una dirección en la que no podemos verlo. Quizás se ha convertido en un agujero negro que no podemos observar. Hay muchas propuestas alternativas. La última, quizás ha colapsado en una estrella de materia extraña (una estrella de quarks extraños, teóricamente la materia más estable que se conoce). ¿Cómo pudo surgir? Por una transición de fase en el colapso estelar de que iba a conducir a una estrella de neutrones, resultando en grandes oscilaciones del radio de la estrella, que permiten explicar el flujo de neutrinos (de energía mayor de 30 MeV) observado en la explosión. Esta hipótesis teórica nos la ofrecen T.C. Chan et al. «Could the compact remnant of SN 1987A be a quark star?,» ArXiv preprint, 4 Feb 2009 .

Las estrellas de quarks (de materia extraña), propuestas por Itoh y Bodmer en los primeros 1970s, se volvieron «populares» tras su la propuesta por el famosísimo Edward Witten en «Cosmic separation of phases,» Phys. Rev. D 30: 272-285, 1984 , de que el universo tras la Gran Explosión pasó por una fase en la Era Oscura (antes que se congelara el fondo de microondas) en la que toda la materia del universo era materia extraña. Witten propuso en dicho artículo que una estrella de neutrones en formación podía sufrir una transición de fase similar a ultraaltas densidades que la llevara a formar una estrella de quarks (extraños).

Me diréis, puras especulaciones teóricas que requieren confirmación experimental. Aún así, el misterio del remanente de la supernova más cercana que hemos podido ver explotar «casi» en directo requiere una explicación y no se pueden descartar todas las especulaciones teóricas.



Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 29 marzo, 2009
Categoría(s): ✓ Astrofísica • Astronomía • Ciencia • Física • Noticias • Physics • Science
Etiqueta(s): ,