Secuenciado en China el (borrador del) genoma del (oso) panda gigante

En China están de enhorabuena. Investigadores chinos han logrado secuenciar el genoma de una de las especies animales más carismáticas y más en peligro de extinción del mundo: el (oso) panda gigante. Se estima que quedan sólo 1.600 pandas en libertad. Aunque secuenciar el genoma de un animal todavía no tiene consecuencias directas en las políticas de conservación de especies en peligro, este logro muestra que China domina las tecnologías de secuenciación de última generación. Nos lo cuenta brevemente Brendan Borrell, «China celebrates panda genome. Next-generation sequencing technologies tackle iconic bear,» Nature 762: 833, 17 December 2009. Ruiqiang Li et al., «The sequence and de novo assembly of the giant panda genome,» Nature, Advance online publication 13 December 2009.

Se ha secuenciado el 94% del genoma del panda gigante (Ailuropoda melanoleura), unos 2,25 Gb (gigabases); los autores estiman que los huecos que faltan (0,05 Gb) contienen secuencias repetitivas específicas de los carnívoros. Dicho genoma ha sido comparado con el del hombre y con el del perro (el único carnívoro cuyo genoma había sido secuenciado). La mayoría de los genes se conservan bien entre todos los mamíferos secuenciados hasta ahora. Lo más interesante para mí es que se ha descubierto que el genoma del panda carece de genes específicos para el procesado del bambú, elemento exclusivo de su dieta. La única explicación de esta ausencia es que dichos genes deben estar en la flora microbiana de su intestino (que habrá que estudiar en el futuro para confirmarlo). Poco más podemos decir de la secuenciación del primer genoma de un animal de la familia de los Úrsidos (Ursidae).

La moda de secuenciar el genoma del animal más representativo de un país parece estar extendida por todo el mundo. Por ejemplo, en Australia están secuenciando el genoma del canguro (sería el primer genoma de un marsupial secuenciado) y también el del ornitorrinco. Cualquiera de ellos será noticia el año próximo.



Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 17 diciembre, 2009
Categoría(s): ✓ Bioquímica • Ciencia • General • Noticias • Science
Etiqueta(s): ,