Publicado en Nature: La “lista negra” de los científicos “inútiles” del Reino Unido

Por Francisco R. Villatoro, el 25 marzo, 2010. Categoría(s): Ciencia • Noticias • Política • Prensa rosa • Science ✎ 6

Cuando en España había “Mili” (Servicio Militar Obligatorio) que te declararan “inútil” no estaba mal visto y muchos presumían de ello. La ciencia británica ha decidido denominar “inútiles” a una serie de científicos, que en lugar de presumir de serlo, se lamentan.  La “lista negra” de la ciencia británica ha nacido este año con 140 miembros. Se estima que el año que viene podría alcanzar los 450. Un investigador británico con sus tres últimos proyectos de investigación rechazados pasa a la “lista negra” de los que no pueden solicitar un cuarto, los “inútiles” (“repeatedly unsuccessful” applicant). Gran parte de la investigación científica en el Reino Unido está financiada por el Consejo Superior de Investigación en Ingeniería y Ciencias Físicas [Engineering and Physical Sciences Research Council (EPSRC)]. Cada año cuesta más que el EPSRC financie un proyecto de investigación, uno de las 5000 solicitudes que recibe al año. En el año 2000, el 43% de los proyectos de investigación fueron concedidos, pero el porcentaje ha caído al 26%. La normativa se ha endurecido. Este año se aplica una nueva normativa que impide volver a solicitar el mismo proyecto que el año anterior (este año el número de solicitudes ha bajado un 35%). Y para más inri, en enero 140 proyectos de investigación solicitadosfueron rechazados sin revisión por pares. A casi nadie le gusta que le llamen “inútil” y muchos científicos británicos están preparando protestas. Año de vacas flacas… nos lo cuenta Richard Van Noorden, Geoff Brumfiel, “Fixing a grant system in crisis. Facing a flood of applications from researchers, a UK funding agency is taking drastic steps,” News, Nature 464: 474-475, 25 March 2010. 

Una caso concreto. Philip Moriarty, físico de la Universidad de Nottingham, está en la “lista negra” como le informaron el 21 de enero de 2010 mediante  e-mail. Su solicitud de proyecto había sido rechazada sin revisión por “inútil.” Para él ha sido un palo. En su opinión una injusticia. Ni justificada, ni justificable. Eso sí, no se va a morir de hambre ni lo van a poner en la calle. Máxime cuando en 2008, Moriarty recibió del EPSRC financiación a través de los 1’5 M£ (millones de libras) extraordinarios destinados a fortalecer a “investigadores de talento”. En su opinión, “si tenía talento” seguirá teniéndolo. Digo yo… Dice él que su proyecto de investigación podría haber pasado el corte de los revisores. Nunca se sabrá… porque el año que viene no puede enviar el mismo proyecto (o un proyecto sobre el mismo tema). Está en la “lista negra.”

Otro caso. Amalia Patanè, también físico de la Universidad de Nottingham, que está entre los 450 que tienen sus dos últimos proyectos de investigación rechazados y teme que, como le rechacen el que acaba de pedir, pasará a la temida “lista negra.” ¿Nerviosa? No. ¡Aterrada! Para ella, no recibir un pellizquillo de los 815 M£ que el EPSRC invertirá en investigación y educación en el presente año fiscal supone todo un trauma.

Por supuesto, los que hay que ni se coscan. Mike Glazer, físico de la Universidad de Oxford, opina que “que haya científicos en la “lista negra” me importa un carajo.” El sistema no prohíbe que los científicos envíen propuestas pésimas. Quien así lo haga, que se atenga a las consecuencias. Tom Welton, Director del Departamento de  Química del Imperial College de Londres, añade que “cuando el gobierno puede hacer algo que afecte a tu trayectoria como científico, debes estar muy seguro de los pasos que das, cuidar hacia donde apuntas y no apuntar a lo loco.” Obviamente es fácil decirlo desde su posición. Muy lejos de la “lista negra” (o no tanto, tres proyectos rechazados son sólo eso, tres proyectos rechazados).

Diferentes puntos de vista en relación a una “lista negra” de científicos, idea que espero que no se imite en España, aunque nunca se sabe… Lo que está claro es que garantizar la calidad cuesta dinero y si no hay dinero, la mejor manera de garantizar la calidad es cortar por lo sano. Si a priori eres “inútil,” lo fácil es pensar que eres “inútil,” aunque como en la “Mili” el más “listo” sea al que declaran “inútil.”



6 Comentarios

  1. Esto me resulta terrible, pero aquí en Argentina todos los científicos ya estamos en una lista negra apenas nos recibimos, ya que el estado no provee fondos para investigación…
    ¿Esos 3 puntos son de por vida? significaría que solo se pueden tener dos malas ideas en toda nuestra carrera jaja ridículo.

    1. No, Push, no son de por vida. Te penalizan sólo una convocatoria. Lo que no puedes “de por vida” es repetir el mismo proyecto en una nueva convocatoria. ¿Qué significa “el mismo proyecto”? Supongo que muchos temen que a los que alguna vez estuvieron en la “lista negra” (“backlist” en inglés) les mirarán con lupa (al resto los mirarán “por encima”) y se verán obligados a cambiar de tema. Estas cosas que dependen de comisiones con “criterios técnicos” cambian mucho de un año a otro, conforme los miembros de la comisión van cambiando. Aún así, hay muchos investigadores “cabreados” por estos asuntos… cuando pase la crisis económica seguramente las aguas se calmarán y todo volverá a ser como siempre… o casi.

  2. Pues mucho que temo que se replicará en España.
    Es una manera de por un lado mostrar la enorme financiación en I+D+i, y por otro otro lamentarse de que no se puede invertir más dada la inutilidad de los investigadores autóctonos. El sueño de todo político.

  3. Desde mi más profunda ignorancia en estos temas, ¿no es un procedimiento redundante? Al menos, económicamente, así me lo parece: Si el cuarto proyecto es malo, se lo rechazarán igualmente; pero si es bueno, se quedará en el olvido por culpa de la lista negra, aún siendo un proyecto de calidad.

  4. Cortar por lo sano y apretarse el cinturón en época de vacas flacas no es un mal criterio, lo malo es que, luego, cuando llegan las “vacas gordas”, nadie se acuerda de la ciencia o la investigación, de ahí las protestas, si recortan ahora no pagarán después.

  5. nada se cambia el proyecto por uno “a la moda” y con la pasta se hace la investigación original, y que les den a los necios que no tienen ni ideade lo que se hace en el lab

Deja un comentario