Para qué sirve encontrar un objeto perdido en la luna

La noticia «Descubren reflector láser soviético en La Luna, perdido durante 40 años,» aparecida en Menéame, nos dirige a la noticia de Richard A. Kerr, «ScienceShot: Decades-Old Soviet Reflector Spotted on the Moon,» Science Now, April 26, 2010, noticia que nos contó Susan Brown, «Lost Light from the Moon May Be Sent Astray by Dusty Reflectors,» UC San Diego News, April 15, 2010, que nos volvieron a contar, supongo que por si las moscas, tras el éxito en Science Now en Kim McDonald, «UC San Diego Physicists Locate Long Lost Soviet Reflector on Moon,» UC San Diego News, April 26, 2010.

El 22 de abril, gracias al Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA, se ha encontrado un vehículo lunar soviético (Lunokhod 1, que se lee/escribe en español como Lunojod) que aterrizó en la luna el 17 de noviembre de 1970, que tenía montado un retroreflector de esquina de fabricación francesa. Este vehículo se había perdido en la luna. El retroreflector está diseñado para reflejar cualquier señal luminosa que reciba en la misma dirección en la que fue enviada por lo que es ideal para medir la distancia entre la tierra y la luna con una precisión de centímetros. ¿Para qué sirve encontrar un objeto perdido como éste si ya hay otros reflectores puestos por los americanos de la NASA en la luna? Parece una tontería, pero al tener varios puntos en los que medir la distancia tierra-luna tenemos la posibilidad de triangular y de verificar con gran detalle la teoría de la gravedad. La de Newton y la de Einstein. Realmente es curioso que encontrar un reflector de espejo en esquina soviético perdido por los rusos nos permite estudiar la validez de la teoría de la relatividad general de Einstein para la gravedad. Realmente curioso. «A long-lost object on the Moon will help test general relativity,» Symmetry breaking, April 26, 2010.

«El Lunojod 1 fue transportado a la Luna por la sonda Luna 17, y alunizó el 17 de noviembre de 1970. El pequeño vehículo poseía ocho ruedas, tenía una longitud de 2,22 m y 1,60 m de ancho y un peso de 756 kg. Teledirigido desde la Tierra, exploró ampliamente el Mare Imbrium (Mar de las Lluvias), realizando en casi un año de actividad más de 10 km de recorrido y transmitiendo a la Tierra más de 20 000 imágenes televisivas y 200 vistas panorámicas de una zona de más de 80 000 metros cuadrados. El reflector-láser diseñado y construido por especialistas franceses permitió obtener excelentes medidas de la distancia Tierra-Luna con una exactitud 100 veces superior a la de los métodos tradicionales de radio localización.

Durante 10 días lunares, el Lunojod 1 obedeció las órdenes dadas por el equipo de Tierra, superando con creces los 90 días terrestres que se estimaron de vida útil, dejando de obedecer a los técnicos en octubre de 1971, al finalizar su undécima noche lunar. La causa del cese de actividad de esta sonda, fue debido al agotamiento de la pila isotópica de la calefacción del equipo de instrumentos, con el consiguiente congelamiento del mismo.»

Desde que dejó de funcionar, muchos lo han tratado de encontrar en la luna, pero parecía imposible (sobre todo porque era buscado a varios kilómetros de distancia de donde realmente estaba). Salvo por este pequeño detalle, la misión fue todo un éxito. El retroreflector que utilizaba estaba formado por 14  reflectores en esquina, cada uno formado por un prisma que actúa como 3 espejos que forman la esquina de un cubo. Este tipo de reflector tiene la ventaja de que si recibe un rayo de luz en cierta dirección lo refleja exactamente en la misma dirección, independiente de la orientación que tenga el reflector. Este tipo de reflector funciona como un juego de niños, si lo piensas un poquito.

Es una gran noticia que se haya localizado y se puedan realizar experimentos con él, casi cualquiera puede hacerlo, como nos muestra el siguiente vídeo de Myth Busters que también explica el funcionamiento de este tipo de reflectores y más curiosidades sobre ellos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=orvMZn8L1f0]



3 Comentarios

Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 30 abril, 2010
Categoría(s): ✓ Astronomía • Ciencia • General • Noticias • Óptica • Prensa rosa • Science
Etiqueta(s): ,