Los coches que más gustan a los hombres tienen cara de mujer

Por Francisco R. Villatoro, el 5 septiembre, 2011. Categoría(s): Cerebro • Ciencia • Noticias • Science ✎ 3

La parte frontal de un coche recuerda a una cara de  mujer. Un estudio realizado a hombres mediante resonancia magnética funcional (fMRI) indica que el frontal de su coche activa en su cerebro los mismos circuitos de recompensa que una cara de mujer. Además, los patrones de actividad neuronal indican que a los hombres les gustan más los coches con una rejilla para el radiador con forma suave y agradable, cual una sonrisa, pero con unos faros delanteros que parezcan agresivos, cual femme fatale. De hecho, muchos diseñadores de carrocerías de coches utilizan el antropomorfismo como guía o como inspiración, es decir, diseñan la parte frontal del coche para que genere un estímulo emocional similar al que muestra un rostro humano femenino. Así lo demostró un estudio previo basado en entrevistas a diseñadores de coches. El nuevo estudio neurocientífico es Jan R. Landwehr, Bernd Weber, Andreas Herrmann, “Emotional anthropomorphism: What kind of face sits well on a car’s frontal appearance?,” Advances in Consumer Research Volume 38, 2010. El estudio previo era Jan R. Landwehr, Bernd Weber, Andreas Herrmann, J. Elgar, “Car faces are female: Parallels in the neural activation elecited by human and car faces,” NeuroPsychoEconomics Conference, novembre 2008. Lo he visto, como no, en Improbable Research, “Cars and their faces (fMRI study),” Sept. 5th, 2011.

Este tipo de investigación puede parecer una chorrada pero el profesor Landwehr y sus colegas tienen proyectos de investigación financiados por compañías como Audi y Porsche. La psicología comercial y del consumo es una rama de la psicología económica que tiene como objeto principal comprender y predecir la actitud de compra del consumidor. Se aplican teorías y modelos de la psicología básica para la descripción, explicación y predicción de la conducta humana dentro de los mercados reales. Como en otras ramas de la psicología del comportamiento humano, las técnicas de resonancia magnética funcional están de moda. Sus espectaculares imágenes muestran la actividad cerebral mediante la medición de la señal magnética de la sangre oxigenada como prueba indirecta del suministro de oxigeno y glucosa a la región activada. Sin embargo, la interpretación de estas imágenes es muy difícil y se pueden generar algunos errores interpretativos, lo que lleva a muchos psicólogos a dudar de su fiabilidad (“La resonancia magnética funcional y el estudio del cerebro en acción,” Reflexiones de un psicólogo evolutivo, 2008). Por ello este tipo de estudios que utilizan la fMRI para confirmar una hipótesis de partida (como que en el cerebro de un hombre el frontal de un coche recuerda a la cara de una mujer) siempre me resultan difíciles de creer. No sé qué opinarás tú al respecto.



3 Comentarios

  1. Quizás sea un nostálgico de los 80, pero a mi el frontal que más me gustaba era el de KITT (y su interior también)

    En general, me gustan las formas afiladas y aerodinámicas. Los coche “picassianos” modernos, llenos de aristas y ángulos agresivos no me gustan nada.

    Por no hablar de esas ópticas enormes, interminables. Parece que se van a juntar los faros delanteros con los traseros. ¡con lo mono que estaba KITT! con esos faros plegables…

  2. Me gustan las mujeres pero no trago los diseños de coche actuales. Para mí el único coche moderno pasable es el Challenger y en ningún momento su frontal me recuerda a un rostro humano.

Deja un comentario