La física Laura Mersini-Houghton y un “perdón por haber nacido” para La Buhardilla

Dibujo20141015 Laura Mersini-Houghton - chapel hill- univ north carolina - newsobserver com Humor, ciencia y rigor son las señas de identidad de La Buhardilla 2.0 de Sevilla Web Radio. Rectificar es de sabios y por ello presumen de su “perdón por haber nacido.” En el “Pograma 111” (00:25:50) comentan que “una científica estadounidense demuestra que los agujeros negros no existen” y en directo tuiteé: “Cuidado estáis diciendo cosas que no son correctas. Os tenéis que preparar mejor las noticias.” Por razones obvias tengo que aclarar mi comentario, así como la noticia.

Lo primero, la noticia de Javier Gómez aka @javibuhardilla está basada en “Un cálculo matemático entierra la teoría de los agujeros negros,” Actualidad RT, 05 Oct 2014), que se hace eco de los artículos de Laura Mersini-Houghton, “Backreaction of Hawking radiation on a gravitationally collapsing star I: Black holes?,” Physics Letters B 738: 61-67, 10 Nov 2014, arXiv:1406.1525 [hep-th], y Laura Mersini-Houghton, Harald P. Pfeiffer, “Back-reaction of the Hawking radiation flux on a gravitationally collapsing star II: Fireworks instead of firewalls,” arXiv:1409.1837 [hep-th].

Muchos medios se han hecho eco de esta noticia, pero quiero destacar tres blogs: Lisa Winter, “Physicist Claims to Have Proven Mathematically That Black Holes Do Not Exist,” IFL Science!, 24 Sep 2014, donde el genial físico William Unruh afirma que el artículo tiene “errores fatales” (fatal flaws) y es “un sinsentido” (is nonsense); Sabine Hossenfelder, “Black holes declared non-existent again,” Backreaction, 26 Sep 2014, quien se confiesa amiga de Laura y que hizo su tesis de maestría en la “retrorreacción” (de ahí el nombre de su blog), que presenta serias dudas sobre el trabajo de Laura; y Lubos Motl, “A surge of attacks against classical GR,” The Reference Frame, 29 Sep 2014, quien con su misoginia habitual califica estos trabajos como “idioteces” (totally idiotic), pero cuyo razonamiento basado en escalas de tiempos es la crítica más adecuada para quien no quiere enfangarse en los detalles.

Dibujo20141015 la buhardilla - podcast logo - twitter

Mi crítica en Twitter a Javi Buhardilla es que no discute lo que se presenta en la noticia de Actualidad RT (A-RT) sobre el trabajo de esta científica. Decorar con humor la noticia no es óbice para ser fiel a ella. Los oyentes que no conocieran de antemano la noticia no se habrán enterado de nada y los que ya la conocieran habrán empezado a dudar sobre sus recuerdos. Sobre todo porque la noticia de A-RT no tiene ni pies ni cabeza, quien la haya escrito se ha lucido. Javi tendría que haber recurrido a nuestro común amigo Enrique Borja, “Los agujeros negros no existen… ¡Pardiez!,” Cuentos Cuánticos, 2 Oct 2014.

Por ejemplo, Javi afirma que: “La teoría de Einstein predice la formación de agujeros negros, pero la teoría cuántica sostiene que nada puede desaparecer del universo; como el agujero negro se “come” la materia y no se sabe dónde va, pues esto es contradictorio.” Y añade que “la materia va a un punto que se llena de masa infinitamente.” Hay que comparar esto con lo que dice la noticia original al respecto: “Mersini-Houghton partió de (…) la paradoja de la información perdida.”

Javi intenta aclarar el asunto, pero se hace la picha un lío: “Según Laura, cuando las estrellas colapsan emiten radiación y no van adquiriendo más densidad, como en la teoría de agujeros negros, en la que adquieren una densidad tan grande que atrae a todo lo que está alrededor. Según ella esa radiación que se disipa va perdiendo densidad.” Que hay que comparar con A-RT: “Según los cálculos de la astrofísica estadounidense, antes de que un agujero negro se pueda formar, la estrella ‘moribunda’ se expande y explota.” Lo sé, Javi, lo sé, la noticia de A-RT no tiene ni pies ni cabeza y no hay por donde cogerla, pero ello no quita que, ante la duda, busques otra fuente.

Pero la noticia de A-RT está presente en la mente de Javi que acaba con: “En un intento de combinar dos teorías fundamentales de la física, la catedrática de la Universidad de Carolina del Norte Laura Mersini-Houghton ha demostrado que los agujeros negros supermasivos no existen y que la teoría del Big Bang es infundada.” ¿Mande? Bueno, se acepta pulpo como animal de compañía, ya que en A-RT podemos leer: “Sus cómputos ponen en duda la veracidad de la teoría del Big Bang. (…) Dado que los cálculos de la profesora imposibilitan la existencia de la singularidad, no habría ningún punto de partida para el Big Bang.”

En resumen, ni Actualidad RT, ni La Buhardilla, explican la noticia y realizan afirmaciones a la ligera que son falsas. Quizás no importe. Pero son falsas. Por ello me permito aclarar la noticia para los interesados. Tras esta aclaración presentaré una crítica al trabajo técnico.

Dibujo20141015 hawking radiation - sabine hossenfelder - backreaction

Mucha gente no sabe lo que origina la radiación de Hawking y el efecto de Unruh (o efecto de Fulling-Davies-Unruh). Todo campo gravitatorio variable produce la radiación cuántica de partículas. Al comparar los estados de vacío de un campo cuántico (cualquiera) en dos instantes dados en presencia de un campo gravitatorio variable se observa que estos vacíos difieren entre sí. Asumiendo que el vacío en el primer instante está “más vacío” que un momento más tarde, resulta que el segundo presenta estados tipo partícula del campo cuántico, es decir, radia partículas con energía positiva. Este fenómeno es general. En un agujero negro da lugar a la radiación de Hawking que hace que los agujeros negros se evaporen. En un cuerpo masivo en movimiento acelerado da lugar al efecto de Unruh. También se observa esta radiación cuántica en el colapso de una estrella. Este fenómeno lo estudiaron William G. Unruh, Paul C. W. Davies, Stephen A. Fulling y otros físicos entre 1975 y 1977. Esta radiación cuántica produce una “retrorreacción” (backreaction) en el campo gravitatorio, que se interpreta como un término de energía negativa que roba energía (o masa) a la fuente del campo gravitatorio.

P.C.W. Davies, “On the origin of black hole evaporation radiation,” Proc. R. Soc. Lond. A 351: 129-139, 1976 [JSTOR]; P.C.W. Davies, S.A. Fulling, W.G. Unruh, “Energy-momentum tensor near an evaporating black hole,” Phys. Rev. D 13: 2720-2723, 1976; P.C.W. Davies, S.A. Fulling, “Quantum Vacuum Energy in Two Dimensional Space-Times,” Proc. R. Soc. Lond. A 354: 59-77, 1977 [JSTOR].

Tomemos el caso de un agujero negro cuyo horizonte de sucesos tiene un radio Rh~M, donde asumo c=1, G=1, ℏ=1 y omito constantes O(1) . La radiación de Hawking se caracteriza por una longitud de onda λ~Rh~M (olvida la imagen de pares partícula-antipartícula puntuales en el horizonte de sucesos), luego sólo es observable para distancias r >> Rh. La emisión de esta radiación (que en el infinito tiene un espectro de cuerpo negro) provoca que el agujero negro pierda masa (la radiación tiene energía positiva, luego el agujero negro se comporta como si “comiera” energía negativa que le “roba” masa). La evaporación de un agujero negro es un proceso muy lento que (para un observador en el infinito) dura un tiempo t ~ M³. Para un agujero negro de la masa del Sol sería de unos 21 trillones de cuatrillones de cuatrillones de años (2,1 × 1067 años), un tiempo enorme comparado con la edad del universo.

El colapso de una estrella que gasta todo el combustible de su núcleo es un proceso magnetohidródinámico muy complicado. La estructura en capas de la estrella provoca la aparición de ondas de choque y por la conservación del momento se expulsan las capas más externas de la estrella (explosión de supernova). En este proceso la estrella pierde mucha masa, ΔM ~ M, pero si tiene una masa superior a 25 masas solares acabará dando lugar a un agujero negro de masa estelar. El colapso del núcleo de la estrella para dar lugar a un horizonte de sucesos (y un agujero negro) es un proceso muy rápido que puede durar menos de un segundo.

Durante el colapso de una estrella se produce radiación de Hawking (o de Unruh). La retrorreacción (backreaction) de esta radiación equivale a una pérdida de masa de la estrella durante el colapso (algunos físicos hablan de radiación de “energía negativa” o partículas de “energía negativa” pero no es adecuado este término). Conforme el radio de la superficie de la estrella en colapso se reduce se incrementa el flujo de la radiación de Hakwing. En 1975 muchos físicos se preguntaron si este fenómeno era capaz de evitar que se formara un agujero negro. Los cálculos realizados por Unruh, Davies y otros en los 1970, basados en modelos 2D del colapso, indican que la retrorreacción sigue una función sigmoidal (crece hasta alcanzar un valor constante hasta que se forma el horizonte de sucesos). Por ello resulta una pérdida de masa ΔM ~ 1/M, es decir, completamente despreciable. El colapso es demasiado rápido para que la retrorreacción de la radiación de Hawking pueda evitar el colapso.

Para una estrella cuya masa sean decenas de masas solares que dé lugar a un agujero negro de masa Mb (varias masas solares) si no hay retrorreacción, cuando se tiene en cuenta esta última resulta un agujero negro de masa Mb–1/Mb ~ Mb. Por tanto, no es necesario tener en cuenta la retrorreacción en las simulaciones por ordenador del colapso de una estrella usando relatividad numérica. Los resultados téoricos de los 1980, basados en modelos 4D del colapso, confirmaron los resultados 2D de los 1970. Las simulaciones numéricas del colapso en los 1990 también confirmaron estos resultados.

Por todo ello William Unruh considera que los artículos de Laura Mersini-Houghton deben tener “errores fatales” y son un “sinsentido” (la verdad, no creo que Unruh se haya molestado en leer dichos artículos, no le merece la pena perder el tiempo en ello). Sabine Hossenfelder realizó su tesis de maestría en Física en modelos de la “retrorreacción” y sugiere en su blog que su amiga Laura debe haber cometido algún error pues sus resultados contradicen la física bien conocida del colapso (pero Sabine no se molesta en realizar una búsqueda de dichos errores). Lubos Motl presenta en su blog la clave para entender este asunto, la escala de tiempo que necesita la radiación de Hawking para “evaporar” la estrella en colapso y evitar la formación del agujero negro es “infinitamente” más grande que el tiempo real del colapso, por ello califica el trabajo de Laura como una “soberana idiotez”.

No sé a estas alturas si te interesará saber qué error, creo yo que, comete Laura Mersini-Houghton en sus artículos. En su caso, sigue leyendo.

Dibujo20141015 dust star collapse to black hole - standard theory

La publicación de un artículo en una revista con revisión por pares, como Physics Letters B (PLB), no significa que el artículo esté libre de errores (físicos o matemáticos). Ni siquiera significa que esté bien escrito. El primer artículo de Laura Mersini-Houghton (que aparecerá en PLB en el número del 10 de noviembre de 2014, pero que ya está online desde el 16 de septiembre de 2014) es un trabajo difícil de leer, con errores tipográficos (matemáticos) y con ideas físicas mal presentadas. Leer el artículo cuesta bastante trabajo porque no hila bien las ideas (pega varios saltos y no cuenta ciertas cosas que luego usa como si las hubiera contado). Si yo hubiera sido revisor de este artículo hubiera exigido una reescritura completa del mismo. Pero por lo visto el revisor no ha tocado el artículo (que coincide con la versión en ArXiv del 5 de junio de 2014). Una pena, pero la revisión por pares no siempre funciona como debe.

La idea de Mersini-Houghton es añadir al modelo del colapso gravitatorio de Oppenheimer-Snyder (1939) el efecto de la “retrorreacción” de la radiación de Hawking. La estrella se aproxima por un fluido perfecto, de densidad constante y de simetría esférica perfecta. El radio R(t) de la estrella en colapso separa el espaciotiempo en dos regiones. Para el exterior de la estrella, r > R(t), se usa la métrica de Schwarschild. Para el interior de la estrella, r < R(t), se usa la métrica de Friedmann–Lemaître–Robertson–Walker (que la autora llama FRW) para curvatura κ=+1, que es equivalente formalmente a la métrica correcta y que tiene la ventaja de que es conforme llana (conformally flat). Esta última condición es importante para poder definir el concepto de partícula de un campo cuántico en dicha métrica (aparecen anomalías conformes, pero desde los 1970 se sabe lidiar con ellas mediante un proceso de regulación o renormalización); por ello esta métrica es la elegida en la mayoría de los estudios teóricos del colapso de una estrella. Recuerda que el concepto de partícula no está bien definido en un espaciotiempo curvo y es difícil para uno que no sea conforme (el libro de Birrell-Davies (1982) es referencia obligada para los interesados en estas sutilezas técnicas).

P.C.W. Davies, “Singularity avoidance and quantum conformal anomalies,” Physics Letters B 68: 402-404, 1977; T.S. Bunch, P.C.W. Davies, “Stress Tensor and Conformal Anomalies for Massless Fields in a Robertson-Walker Universe,” Proc. R. Soc. Lond. A 356: 569-574, 1977 [JSTOR]; T.S. Bunch, P.C.W. Davies, “Covariant Point-Splitting Regularization for a Scalar Quantum Field in a Robertson-Walker Universe with Spatial Curvature,” Proc. R. Soc. Lond. A 357: 381-394, 1977 [JSTOR]; P.C.W. Davies, “Stress tensor calculations and conformal anomalies,” Annals of the New York Academy of Sciences 302: 166-185, 1977.

Las secciones 1 y 2 de su artículo en PLB son estándares y no presentan ninguna novedad técnica. Aunque Mersini-Houghton comete algunos errores matemáticos (p.ej. la ecuación 2.8 está mal, pero la 2.9 está bien). En mi opinión ha copiado las expresiones matemáticas de otros artículos (cita las transparencias de un curso) y parece que no le ha importado que tuvieran erratas tipográficas. Al revisor o revisores del artículo en PLB tampoco le deben haber importado estas erratas (confieso que a mí me molestan bastante).

En la sección 3 del artículo, Mersini-Houghton propone añadir la “retrorreacción” de la radiación de Hawking. Para ello tiene que elegir el vacío del campo fuera de la estrella. Hay tres posibilidades, los vacíos de Boulware, Hartle-Hawking y Unruh. En su artículo en PLB usa el vacío de Hartle-Hawking y en el segundo artículo en ArXiv usa el vacío de Unruh. La mayoría de los expertos prefiere el vacío de Unruh para calcular la “retrorreacción”, pero hay que reconocer que muchos usan el de Hartle-Hawking (porque facilita los cálculos teóricos y evita la necesidad de usar un método numérico). Por ello, la elección de Mersini-Houghton está fuera de toda crítica, aunque la redacción de la sección 3 es bastante farragosa. Las ecuaciones 3.1 y 3.2 indican que usa la propuesta de Davies, Fulling y Unruh de 1975. Sin embargo, no queda claro exactamente a qué llama densidad de radiación por “retrorreacción” (no aparece en la sección 3 y la usa en la sección 4 como si fuera obvia a partir de la sección 3).

P. Candelas, “Vacuum polarization in Schwarzschild spacetime,” Phys. Rev. D 21: 2185-2202, 1980; K.W. Howard, P. Candelas, “Quantum Stress Tensor in Schwarzschild Space-Time,” Phys. Rev. Lett. 53: 403-406, 1984.

La sección 4 es donde yo creo que se encuentra el “error fatal” del artículo. La ecuación 4.1, la ecuación de Friedman para el radio de la estrella (que es la ecuación estándar para un universo FRW cerrado), incluye un término que Mersini-Houghton se saca de la manga. Una densidad de radiación por “retrorreacción” que es negativa a diferencia de la densidad de la estrella; además, está dividida por la cuarta potencia del radio en lugar de la tercera. En mi opinión este término no tiene ningún sentido físico (lo que Unruh llama un “sinsentido”). Ni se justifica en la sección 3, ni en ninguna otra parte del artículo. Este término es el responsable de la solución 4.2 que evita la formación del horizonte de sucesos y provoca un rebote de la estrella.

K. Shizume, S. Takagi, “Hawking Radiation Due to a Collapsing Star. Two-Dimensional Oppenheimer-Snyder Model,” Prog. Theor. Phys. 78: 1300-1316, 1987; K. Shizume, S. Takagi, “Hawking Radiation Due to a Collapsing Star. II. Collapsing Shells in Two-Dimensional Space-Times,” Prog. Theor. Phys. 81: 826-840, 1989; K. Fredenhagen, R. Haag, “On the derivation of Hawking radiation associated with the formation of a black hole,” Communications in Mathematical Physics 127: 273-284, 1990; H. Salehi, “On the Hawking radiation associated with an Oppenheimer-Snyder collapsing star,” Class. Quantum Grav. 8: 2169-2190, 1991.

La expresión de la densidad de la radiación por “retrorreacción” que aparece en la ecuación 4.3, no está bien justificada en la sección 3. Parece que Mersini-Houghton se basa en la analogía del espejo de Davies de 1976, pero no me queda claro por qué en la expresión 3.2 elimina uno de los términos de la “retrorreacción” que presenta Davies y tiene un signo positivo. Dicho término es clave para que en el infinito la radiación de Hawking total sea la correcta. Sin dicho término la “retrorreacción” actúa a un ritmo mayor de la cuenta. Quizás por ello diverge en la ecuación 4.4 y evita la formación del horizonte de sucesos. Además, en la ecuación 4.3 Mersini-Houghton usa el tiempo t de la métrica de Schwarschild, realizando un cambio de variable al tiempo propio η en el interior de la estrella que, en mi opinión, no está bien justificado. En el tiempo t la radiación de Hawking actúa durante un tiempo infinito y por ello en el tiempo propio η se obtiene una tangente hiperbólica. En mi opinión este cambio es incorrecto y hace que la “retrorreacción” actúe durante demasiado tiempo.

S.A. Fulling, P.C.W. Davies, “Radiation from a Moving Mirror in Two Dimensional Space-Time: Conformal Anomaly,” Proc. R. Soc. Lond. A 348: 393-414, 1976 [JSTOR]; P.C.W. Davies, S.A. Fulling, “Radiation from Moving Mirrors and from Black Holes,” Proc. R. Soc. Lond. A 24: 237-257, 1977 [JSTOR].

El resto del artículo hace uso de estos resultados para explicar que la “retrorreacción” da lugar a un rebote del colapso que ocurre antes de la formación del horizonte de sucesos. Por ello, concluye que el colapso de una estrella con “retrorreacción” no da lugar a la formación de un agujero negro. No entraré en más detalles. Recuerda, yo no soy experto en estas lides y mis críticas deben ser tomadas con cautela.

Como dice Unruh, si en los 1970 se demostró que para un colapso general de una estrella con “retrorreacción” bien calculada no se puede evitar la formación del agujero negro, “no tiene sentido” que un artículo que presenta un modelo de colapso particular de una estrella con “retrorreacción” logre evitarlo. Un caso particular no puede invalidar un teorema general. Si Mersini-Houghton hubiera descubierto un hipótesis inadecuada en los resultados de los 1970 todo sería diferente. Pero ella usa los resultados de las 1970 a “su gusto” (elimina algunos términos que no le convienen de algunas fórmulas y añade otros que le convienen, siempre sin justificación razonable, para provocar el rebote, evitar el agujero negro y apuntarse un tanto en muchos medios). Yo no soy capaz de encontrar ninguna idea en sus dos artículos que invalide o matice los resultados de los 1970. Por ello no creo que ningún experto se tome en serio su trabajo.

En resumen, en mi opinión, el artículo de Mersini-Houghton es un gol que le ha colado una crackpot a los revisores y al editor de PLB. Lo siento, me gustaría poder decir otra cosa. Pero en rigor, no puedo.

19 comentarios

Participa Suscríbete

Juan R Juan R

Hola Francis, ¿te has planteado enviar una letter a la revista? . Creo que además de exponer aquí tu discusión científica, hacerlo en la revista cuando detectas tamaño error… es lo apropiado, científicamente, en rigor, en todo. ¿no te parece?
saludos

Francisco R. Villatoro Francisco R. Villatoro

Juan R, supongo que PLB habrán recibido ya varias cartas al editor sobre este tema; pero no creo que publique ninguna. Mi experiencia en PLA (y PLB es similar) es que publican artículos cortos de cierto “riesgo” y no les gustan las críticas. Tienen asumido que PRL y EPL son la primera opción y que ellos se quedan con las migajas, luego asumen un alto nivel de “riesgo” y se quedan tan panchos.

Giordano Bruno Giordano Bruno

Realmente majestuosa la proligidad de tu artículo. Justamente estaba intercambiando (bah, “intercambiando”) unas palabras con un conspiranoico que dio crédito a la noticia publicada en TARINGA. Cuando RT argumenta algo hay que ser no cauto sino hábil y no perder tiempo en leerlas. Son DESASTROSOS como medio informativo. Que tengan a Daniel Estulin en sus filas dice suficiente.

Gracias por haber compartido este análisis. Como bien dice un comentarista, deberías hacerlo llegar a alguna Revista de alcance mundial para que este spameo conspiranoico al menos en este pequeño sector muera como debe morir cualquier estupidez.

¡Mis saludos!

Francisco R. Villatoro Francisco R. Villatoro

Pedro, Mersini-Houghton siempre ha sido muy polémica y ha publicado artículos que le permiten copar todos los medios. Afirmó que la mancha fría en los datos del CMB de WMAP era una prueba experimental del multiverso. Que la hipótesis del multiverso era la razón por la cual el LHC no observaría la supersimetría. Fue colaboradora del famoso economista Eric Weinstein que ha propuesto una polémica teoría de todo que no quiere publicar, pero de la que habla si fuera la octava maravilla. Donde haya polémica (como la frase de Hawking sobre la no existencia de los agujeros negros) ahí encontrarás a Mersini-Houghton.

Laura Morrón Laura Morrón

Francis,

Se agradece mucho que hayas aclarado la noticia y la hayas comentado con este nivel de detalle. Es una muestra más de tu compromiso con la divulgación y, por encima de todo, con el público.

Por lo que a La Buhardilla 2.0 se refiere, me gustaría añadir un comentario principalmente para aquellos de tus lectores que no hayan escuchado nunca el programa. No pretendo justificar el error que se cometió puesto que su compromiso con el rigor hace que ellos sean los primeros interesados en subsanar aquellos fallos que de forma muy puntual pueden cometerse. Tú mismo ya has comentado que precisamente con este fin se creó la sección “perdón por haber nasío”.

Lo que sí querría apuntar para que nadie pueda llevarse una idea equivocada, es que estos casos son aislados y propios de cualquier programa. En La Buhardilla se preparan los contenidos y mucho. Como muestra de ello, puede tomarse cualquiera de los “platitos del día” que es la sección en la cual desarrollan monográficos sobre conceptos de ciencia de interés general. Es sumamente difícil tratar un tema de forma rigurosa, didáctica y entretenida logrando llegar tanto a científicos como a personas a quienes no les gusta nada la ciencia. Y ellos lo consiguen y con nota. Y esta es su grandeza y lo que los convierte en un programa necesario y de referencia.
Simplemente quería hacer esta aclaración.
Un abrazo,
Laura

SIGRESMAN SIGRESMAN

Gracias.
Una vez mas disfrutando de cada segundo de lectura.
Y gracias por intentar poner orden entre tanta información.

Maq Maq

Por lo que yo he podido ver, el comentario de Francis en el primer párrafo se puede aplicar el 99% de las veces. Lo digo solo como aviso.

Horacio G. Horacio G.

En buena hora las aclaraciones, ponen en orden las cosas. Espero que estés formando discípulos de tu nivel en este arte de la divulgación, son y van a ser cada vez mas necesarios a medida que pase el tiempo.
Saludos !
Horacio G.

Abraham Abraham

Francis, gracias por el post. Y por escucharnos! Es un lujo para nosotros tenerte como oyente.
La verdad es que entre mi falta de conocimiento sobre el tema y, por qué no decirlo, absoluta carencia de interés sobre lo que hay más allá de la atmósfera, no me he enterado de nada. Bueno sí, que Laura H. M. ha metido la pata y nosotros también.
Espero que a Kike le quede claro y el sábado pueda explicar a nuestros oyentes las cosas como se merecen. De Javi no me fío. XD
Un saludo!
Abraham

planck planck

Creo que hay un grupo de divulgadores de la ciencia (no digo que sea el caso de la Buhardilla ya que nunca he escuchado el programa) al que no les gustan nada las abstracciones de la Física moderna y se encuentran mucho más cómodos con la Física “tradicional” mucho más tangible y menos abstracta. Por esto tienen un prejuicio que les empujan a hacerse eco de aquellos trabajos que intentan negar la existencia de estas entidades abstractas: agujeros negros, periodos inflacionarios, supersimetría, dimensiones ocultas, agujeros de gusano, multiverso, supercuerdas e incluso el mismo Big-Bang. Para ellos, estas cosas son tan ajenas al sentido común que no deben existir, no pueden existir. Creo que la noticia de Actualidad RT encaja dentro de este grupo y pretendía difundir la muerte de los agujeros negros e incluso del mismísimo Big-Bang.
Por ejemplo Peter Woit encaja claramente dentro de este grupo y niega la existencia de casi todo lo que no es “cotidiano”. Por supuesto, el Universo real en el que vivimos, a nivel subatómico no tiene nada que ver con lo que nos dictan nuestros sentidos y no tiene nada de “cotidiano”.
De todas formas hay que elogiar la actitud de la Buhardilla de rectificar y admitir los errores, todos cometemos fallos y muchos no tienen la valentía de admitirlo por puro orgullo y prepotencia.
Por cierto Francis, no se si has visto este paper que salió un mes después del de Laura Mersini y que afirma que lo que podía haber en el núcleo de nuestra galaxia es en realidad un agujero de gusano en lugar de un agujero negro: http://arxiv.org/pdf/1405.1883.pdf
Lo mejor es que proponen una forma clara y explícita de comprobar ambos casos y que en pocos años podremos tener una respuesta. Creo que pocos medios se han hecho eco de esto, ¿te parece serio este trabajo?

rosgori rosgori

Así que la película “Interstellar” se adelantará a algunos descubrimientos de este siglo. Mentira, no sé la trama de la película y tendría que vivir al menos cien años para saber si que lo que se muestra en correcto.

Curioseando Curioseando

Yo le dejaría este otro a Francis para que comente: http://arxiv.org/abs/1403.2436

The direct detection of dark matter has preoccupied Physics for over thirty years. Of the
current candidate dark matter particles, axions – using the term indiscriminately to encompass
the several families of weakly-interacting, light, neutral, spin-zero bosons – may be
observable as a result of their mixing with photons in an external electromagnetic field, either
astrophysical or laboratory-based (Asztalos et al. 2006; Raffelt et al. 2007).

Curioseando Curioseando

Añado ya una parte de las conclusiones y agradecimientos del artículo:

On the basis of our results from XMM-Newton, it appears plausible that axions – dark matter particle candidates – are indeed produced in the core of the Sun and do indeed convert to soft X-rays in the magnetic field of the Earth, giving rise to a significant, seasonally-variable component of the 2-6 keV CXB. The confirmation of narrow axionic line features associated with silicon, sulphur and iron, in addition to a continuum exhibiting seasonal variation and north-south anisotropy, would raise the bar very high against competing explanations.
6. Acknowledgements
The XMM-Newton observatory, its operations and data archive, constitute a major international collaboration within the European Space Agency (ESA) member states and beyond. Nigel Bannister provided orbital coordinates and AP-8 proton data; Emma Bunce provided a critical reading of an early draft manuscript. We are very grateful to Alvaro de Rujula for very fruitful discussions, and we also thank the referee for very useful comments, which have improved the paper

rosgori rosgori

Son de esos momentos que uno dice: “¿No se ve más elegante esta expresión en latex?” Y también son de esos momento que uno dice: “Voy a reerlo hasta entenderlo por completo.”

Gaston Gaston

Si el articulo no fue respaldo por una revisión de pares esta claro su objetivo. A nadie extraña estas jugadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *