China Daily anuncia que China construirá un supercolisionador en 2020

Por Francisco R. Villatoro, el 1 noviembre, 2015. Categoría(s): Ciencia • Física • Noticia CPAN • Noticias • Physics • Science ✎ 6

Dibujo20151101 CERN LHC First half of CMS inner tracker barrel

Muchos físicos desean un supercolisionador de partículas que alcance una energía de 100 TeV. EEUU y la UE no se lo pueden permitir. ¿Tomará el testigo China? El diario chino China Daily publica que Wang Yifang, director del IHEP (Institute of High Energy Physics) afirma que el diseño preliminar del CEPC (Circular Electron Positron Collider) está listo y que el definitivo lo estará en 2016. Si se aprueba dicho diseño, su gobierno debería iniciar la construcción en el año 2020. Más aún, promete una segunda fase llamada SPPC (Super Proton-Proton Collider) que debería alcanzar una energía de 100 TeV (la segunda fase se iniciaría sobre 2040). Un proyecto ambicioso donde los haya.

Pero, cuidado, aún no está listo el diseño definitivo de la máquina CEPC (prometido para 2016). Aún no sabemos qué energía alcanzará ni otros detalles técnicos. Te recuerdo que el diseño del LHC se publicó en 1995 y la construcción se inició en 2002 (aprovechó el túnel de LEP ya construido). Me parece arriesgado afirmar que la construcción se iniciará en 2020 sin aún contar con un diseño conceptual definitivo.

No quiero ser pájaro de mal agüero, pero aún no ha hablado el Gobierno chino de forma oficial. Esta noticia me recuerda a Jauja (valle de Perú famoso por su riqueza) y al SSC (Superconducting Super Collider) que tenía que alcanzar 20 TeV. Su construcción se inició en 1991 y se canceló en 1993. Hoy sus instalaciones están abandonadas. Quizás en China Daily sean mejores augures que los romanos y sus auspicios favorables fuercen el devenir de los acontecimientos.

La noticia es Cheng Yingqi, “China plans world’s most powerful particle collider,” China Daily, 29 Oct 2015; muchos medios se han hecho eco de la noticia.

Dibujo20151101 100 tev collider CERN VLHC

Un colisionador protón contra protón que alcance una energía de 100 TeV en el centro de masas debe tener un circunferencia entre 80 y 100 km (el LHC tiene 27 km) si se usan las tecnologías de aceleración actuales. En el CERN hace tiempo que se sueña con uno, el llamado VLHC (que muestra este dibujo). La ventaja de construirlo en el CERN es que se puede usar el LHC como etapa de aceleración (igual que el LHC usa el SPS que descubrió los bosones W y Z en 1984). Pero su coste es exorbitante, casi prohibitivo.

La propuesta china, según el director del IHEP, es un colisionador circular electrón contra positrón (como el LEP) con una circunferencia entre 50 y 100 km. Esta máquina sería una fábrica de Higgs que revolucionaría nuestro conocimiento sobre esta partícula. Más aún, la propuesta es imitar al CERN, que pasó de LEP a LHC, por lo que se planea una segunda fase llamada SPPC que reaprovechará las instalaciones del CEPC para colisiones protón contra protón hasta una energía de 100 TeV (la segunda fase se iniciaría sobre 2040). Este supercolisionador revolucionará nuestro conocimiento sobre la (posible) supersimetría a baja energía.

Un proyecto ambicioso donde los haya. Pero en territorio chino deberá empezar desde cero en todos los sentidos. ¿Podría una iniciativa internacional liderada por China construir este supercolisionador? Quien sabe. El gran gurú de la teoría de cuerdas, el famoso físico Nima Arkani-Hamed del IAS (Institute for Advanced Study) en EEUU, es el gran promotor internacional del CEPC. Nima está logrando que los físicos teóricos más importantes del mundo (desde David Gross a Edward Witten, pasando por Gerard ‘t Hooft) apoyen la iniciativa. Crucemos los dedos.

 



6 Comentarios

  1. Soñar es gratis, y por eso ¿alguien se imagina una alianza entre China, Estados Unidos, la UE, Rusia, Japón, y seguramente alguno más para construir ese monstruo?. Aunque bien pensado, si fuera posible unirse para eso, seguramente también se podría repetir en otros campos (exploración espacial sobre todo).

  2. A nivel político, lo veo más difícil que el FCC europeo. Las relaciones entre China y EE.UU. no son buenas (por ejemplo, la NASA tiene prohibido colaborar con ningún proyecto chino). Las relaciones con Japón tampoco son muy buenas (aunque no tan malas como con EE.UU.). Europa y Rusia sí podrían colaborar. Otra cuestión es hasta qué punto atraería un proyecto así a científicos extranjeros, para vivir unos años en un país donde los derechos humanos brillan por su ausencia.

  3. Los chinos tienen una mentalidad “colectiva” que quienes vivimos en “democracias” pocas veces pueden percibir.. si es que no has viajado a China y permanecido alla por un largo tiempo.

    Los chinos planifican y ejecutan asi de simple.. si dicen que lo haran.. es por que asi será,independiente de los temas politicos… se viene la era de la ciencia y la tecnologia en China y ellos “reman” todos para el mismo lado siempre.

  4. La verdad es que el Partido Comunista Chino, siempre nos sorprende. Siguiendo, tal y como afirman, el pensamiento de Mao y la teoría de Deng Xiaoping dieron un giro de 180 grados y pasaron de la dictadura Marxista-Leninista al capitalismo de estado, ellos lo llaman socialismo con características chinas. Curiosamente creo que existe una justificación filosófica detrás, que algún día me gustaría leer con atención. Según parece encontraron un pequeño error, o una reinterpretación, a los principios del materialismo dialéctico (la filosofía oficial de la Unión Soviética establecida por Stalin, según él, siguiendo la obra de Lenin). Esta reinterpretación les permitía pasar de la dictadura del proletariado (dictadura de Mao) al capitalismo, como paso previo al advenimiento del ‘paraíso comunista’. Una cosa hay que reconocerles más allá de los dogmas, y es que, hoy en día, China es la segunda potencia económica del mundo y probablemente la primera potencia industrial.

Deja un comentario