El cuasi-satélite de la Tierra ideal para la primera visita humana a un asteroide

Dibujo20160831 OSIRIS-REx will gather dust nasa sciencemag org

Visitar un asteroide para recoger muestras es muy costoso, máxime si es una misión tripulada. Por fortuna, hay cinco asteroides que son cuasi-satélites de la Tierra, dan vueltas alrededor del Sol con el mismo periodo, pero sin estar ligados a ella por la gravedad. El quinto, descubierto este año, llamado (469219) 2016 HO3, estará muy cerca durante tres siglos, entre 38 y 100 veces la distancia Tierra-Luna. Por ello es el asteroide ideal para recoger muestras y traerlas a la Tierra.

Nuestros cinco cuasi-satélites son, además de (469219) 2016 HO3, (164207) 2004 GU9, (277810) 2006 FV35, 2013 LX28, y 2014 OL339. Según el estudio de su órbita, el nuevo cuasi-satélite nos acompaña de cerca desde hace unos 100 años y lo seguirá haciendo durante los próximos 300 años. Siendo el más cercano, aunque solo tiene entre 26 y 115 metros de diámetro, parece ideal para la primera visita de un astronauta a un asteroide.

Estudia la órbita de este cuasi-satélite el artículo de C. de la Fuente Marcos, R. de la Fuente Marcos, «Asteroid (469219) 2016 HO3, the smallest and closest Earth quasi-satellite,» Mon. Not. R. Astron. Soc. (MNRAS) 462: 3441-3456 (11 Nov 2016), doi: 10.1093/mnras/stw1972.

La imagen que abre esta entrada muestra la toma de muestras «visto y no visto» (“touch and go”) en el asteroide Bennu de la sonda espacial de la NASA llamada OSIRIS-REx (siglas de Origins-Spectral Interpretation-Resource Identification-Security-Regolith Explorer); la muestra tendrá entre 60 y 300 gramos, y costará tomarla entre 3 y 5 segundos, como nos cuenta Paul Voosen, «NASA to launch asteroid-sampling mission,» Science 353: 974-975 (02 Sep 2016), doi: 10.1126/science.353.6303.974.

Dibujo20160901 motion of 469219 2016 HO3 around earth and sun mnras

Hay muchos tipos de asteroides en función de su órbita (centauros, troyanos, apolos, atones, etc.). Los asteroides co-orbitales están en resonancia 1:1 con un planeta, por ejemplo, los troyanos con Júpiter. Los cuasi-satélites son asteroides co-orbitales en movimiento retrógrado respecto a un planeta (Jackson, 1913), es decir, desde un sistema de referencia centrado en el Sol, durante ciertos periodos de tiempo parecen rotar alrededor del planeta, como si fueran satélites (el nombre cuasi-satélite es de Mikkola e Innanen, 1997). Esta figura muestra el movimiento del cuasi-satélite de la Tierra llamado (469219) 2016 HO3 desde hace 100 años hasta dentro de 200 años.

Todos los asteroides co-orbitales con la Tierra, pero en especial los cuasi-satélites, son candidatos a futuras misiones de toma de muestras y retorno posterior para su análisis. El asteroide de tipo apolo (469219) 2016 HO3 fue descubierto el 27 de abril de 2016. Los De la Fuente Marcos han realizado simulaciones numéricas de mecánica celeste de la órbita de 469219 desde hace unos 4000 años hasta dentro de 5000 años. Han descubierto que desde hace unos 100 años hasta dentro de unos 300 años se comporta como el cuasi-satélite de la Tierra más cercano a ella (de entre todos los conocidos).

Dibujo20160901 Apparent motion in geocentric equatorial coordinates of the known quasi-satellites mnras

Esta figura muestra el movimiento aparente en coordenadas geocéntricas ecuatoriales de los cinco cuasi-satélites de la Tierra, del troyano 2010 TK7, y del asteroide co-orbital 2015 SO2. Tanto (164207) 2004 GU9 como (469219) 2016 HO3 trazan órbitas en forma de ocho. Siendo (469219) 2016 HO3 más cercano, parece el candidato ideal para estudiar in situ las características geofísicas de los asteroides cercanos a la Tierra (NEOs). Los De la Fuente Marcos son optimistas y sugieren que este pequeño asteroide podría ser la «piedra Rosetta» en el estudio de los NEOs.

En resumen, futuros estudios teóricos y observacionales serán necesarios para confirmar la órbita del más cercano cuasi-satélite terrestre. Candidato ideal para un misión «barata» a un asteroide, quizás, antes de llegar a Marte, tras llegar a la Luna, el nuevo pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad, sea en la superficie de (469219) 2016 HO3.



Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 2 septiembre, 2016
Categoría(s): ✓ Astronomía • Ciencia • Noticias • Science
Etiqueta(s): ,