Francis en Ciencia de Verano de Cadena SER Málaga

Junto a Enrique Viguera (profesor titular de genética de la Universidad de Málaga y coordinador de Encuentros con la Ciencia) participo en Ciencia de Verano en Cadena SER Málaga (102.4 FM), que se emitirá este verano (julio y agosto), todos los jueves por la mañana entre las 12:15 y las 13:00. La primera pieza es “¿Sabes por qué se produce la ola del Melillero?” SER Málaga, 05 Jul 2018. Yo he hablado de la famosa ola del melillero y Enrique de la I Jornada de Talleres de Verano 2018 de ASA Málaga.

Los bañistas malagueños evitaban acercar sus sombrillas y toallas a la orilla durante la salida y la entrada a puerto del melillero; este “vacío” era aprovechado por turistas e incautos, que acababan con un buen remojón entre las risas de los malagueños. ¿Cuál es la causa de la famosa ola del melillero? La Ola del Melillero es un fenómeno rodeado de cierta polémica, pero su causa es bien conocida, valga la redundancia, el Melillero rápido. De hecho, este fenómeno se produce en muchas playas cercanas a puertos marítimos en todo el mundo, por ejemplo, en la famosa playa de El Zapillo, en Almería. En Málaga se disfruta en las playas de Sacaba, La Misericordia, Huelin y La Malagueta. La causa de la subida repentina y efímera del nivel del mar son las olas que causa la salida y la llegada al Puerto de Málaga (sobre todo con la frenada) del ferry rápido, que en Málaga es el catamarán Alcántara Dos de Acciona Transmediterránea. Hace unos años este melillero salía del puerto de Málaga al as 19:30 todos los domingos, provocando la famosa ola del melillero. Su horario actual se ha cambiado y ahora sale los viernes por la mañana sobre las 10:00, llegando los viernes a las 22:15, así que este verano es más difícil que te pille la ola del melillero (un problema solo para los bañistas más madrugadores los viernes).

Un barco que entra en el puerto de Málaga produce una ola que alcanza playas tan lejanas como Sacaba o el Rincón de la Victoria, ¿cómo es posible que el barco sea tan potente? La ola del melillero se suele iniciar con la frenada de este catamarán rápido, cuando invierte el sentido de rotación de las hélices y pone las máquina en marcha atrás para desacelerar hasta una velocidad mínima de gobierno; la velocidad de navegación es de 24 nudos hasta la zona de aproximación del puerto, entre 1,0 y 1,5 kilómetros del morro, en el canal de aproximación. Al reducir de forma brusca la velocidad en la llegada es el que produce unos importantes movimientos de masa de agua, que puede provocar la ola. Por supuesto, la intensidad de la ola depende del día ya que influye el estado del mar y del oleaje. El nivel del mar que haya en ese momento, la bajamar o la pleamar; y un oleaje de mar de fondo que venga por la popa del barco influyen mucho. En cuanto a la salida ocurre la misma situación, ya que el barco sufre una gran aceleración una vez que abandona las aguas abrigadas del puerto.

Podemos decir que la fuente de la ola es la estela del barco que vemos cuando navega en alta mar que se intensifica en la frenada para entrar en el puerto y la aceleración para salir. La teoría de Lord Kelvin para la estela de la ola de un barco nos dice que tiene forma de V con un ángulo de unos 20 grados, valor que es constante para baja velocidad. Sin embargo, para barcos que se mueven a gran velocidad, sobre todo cuando el agua está muy calmada, el ángulo de la V disminuye en la parte trasera del barco para abrirse hasta los 20 grados un poco más lejos. La causa de este estela de Mach a alta velocidad es que para, para longitudes de onda similares a la longitud del ferry rápido, se acumulan las olas y se forma la onda de choque con un cono de Mach, por ello se observa un ángulo más pequeño que el predicho por Kelvin. En la frenada y en la aceleración se cambia de la estela de Mach a la de Kelvin y viceversa, proceso que viene acompañado de interferencias constructivas entre las ondas que dan lugar a un incremento en la amplitud de la ola, que adquiere una mayor potencia energética. De ahí que estas olas alcancen grandes distancias y acaben sorprendiendo a los bañistas cuando llegan a la orilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *