La cosmología cíclica conforme de Penrose y los puntos de Hawking en el fondo cósmico de microondas

Roger Penrose popularizó su cosmología cíclica conforme (CCC) de 2005 en su libro de divulgación “Ciclos del tiempo”, Debate (2010). Predice parejas de círculos concéntricos de menos de 2º de radio en el fondo cósmico de microondas (CMB) llamados puntos de Hawking. Desde 2008 se han observado estos patrones, pero eran de mayor tamaño del esperado. En su último artículo se observan unas decenas con el tamaño esperado. ¿Confirman el modelo CCC? No, pues para los cosmólogos expertos en el análisis de los mapas del CMB de las colaboraciones WMAP y Planck se trata de simples pareidolias. Ellos no las observan, así que deben ser producto de un sesgo de confirmación.

En varios medios se han hecho eco de este trabajo (como suele ser habitual con todos los de Penrose). Se afirma a la ligera que los puntos de Hawking son señales de física anterior al big bang. Sin embargo, esta afirmación es pura especulación salvaje. El modelo CCC de Penrose no tiene una formulación teórica precisa que permita realizar predicciones firmes. Solo es un conjunto difuso de ideas, posibles soluciones a posibles problemas, sin que haya modelos matemáticos precisos que las sustenten. Por ello, aunque admiremos con pasión a uno de los grandes físico-matemáticos de los últimos 60 años, debemos ser muy escépticos sobre estas ideas. Lo siento, pero aún somos incapaces de observar señales anteriores a la inflación cósmica.

El nuevo artículo es Daniel An, Krzysztof A. Meissner, Roger Penrose, “Apparent evidence for Hawking points in the CMB Sky,” arXiv:1808.01740 [astro-ph.CO]. Más información divulgativa en Chelsea Whyte, “A glimpse of a previous universe,” New Scientist 239: 4 (18 Aug 2018), doi: 10.1016/S0262-4079(18)31451-9; James Tagg, “Hawking Points in the Cosmic Microwave Background,” PRNewswire, 16 Aug 2018; Sabine Hossenfelder, “Roger Penrose still looks for evidence of universal rebirth,” Backreaction, 21 Aug 2018; entre otros.

Penrose detesta la inflación cósmica, el multiverso y que el principio cosmológico no se aplique al tiempo, solo al espacio; por ello prefiere un universo eterno en el que se suceden infinitos «eones», cada uno iniciado con algo parecido a un big bang y finalizado con algo parecido a una muerte térmica que da inicio de un nuevo «eón». Esta idea contradice las observaciones cosmológicas, pero no le importa, pues supone todo un reto para su mente idear soluciones matemáticas a cada problema que surge, que describen física exótica más allá del modelo estándar. Por ello las ideas de Penrose disgustan a los cósmologos, a los físicos relativistas y a los físicos de partículas. Sin embargo, los medios se hacen eco, pues la fama de Penrose atrae mucho al público.

El tránsito entre eones requiere que el big bang y el universo tras su muerte térmica sean muy parecidos entre sí (por ejemplo, la constante cosmológica se mantiene constante durante el tránsito). Penrose propone que la física que los describe tiene simetría conforme, es decir, es invariante a cambios en la escala. La teoría de Einstein para la gravitación no es una teoría conforme; el tensor de curvatura de Riemann se puede descomponer en dos trozos, el tensor conforme de Weyl y el tensor (no conforme) de Einstein, solo este último aparece en la teoría por culpa de la masa de las partículas. La masa no es un problema en el big bang ya que entonces ninguna partícula tenía masa; la adquieren gracias al campo de Higgs en la transición de fase electrodébil justo antes del primer nanosegundo. Al final de cada eón (tras unos 10100 años) el universo está dominado por partículas sin masa, fotones y gravitones, resultado de la evaporación de los agujeros negros supermasivos, luego parece tener simetría conforme. Sin embargo, también habrá partículas con masa, resultado de la fase final de evaporación, y cuerpos masivos aislados que escaparon de ser tragados por los agujeros negros y vagan por doquier. ¿Qué pasa con estas partículas masivas?

Penrose no nos ofrece una buena solución (aunque siendo “pocas” partículas masivas su contribución a la entropía total es pequeña). Aún así, le agrada la desintegración del protón predicha por las teorías de gran unificación (GUT); pero le gustaría algún modo de deshacerse de los electrones y positrones. En su opinión, la masa es inestable en un espaciotiempo de tipo de Sitter (con constante cosmológica positiva, Λ>0) y se desintegra de forma lenta al final de cada eón. Recuerda que el grupo de Poincaré que describe las simetrías de un espaciotiempo tipo Minkowski (Λ=0) tiene dos operadores de Casimir, la masa en reposo y el espín intrínseco. Sin embargo, el grupo que describe las simetrías del espaciotiempo tipo de Sitter solo tiene un operador de Casimir, el espín intrínseco; la masa en reposo no es un operador de Casimir porque hay un pequeño término adicional que depende de Λ. Sin embargo, la desintegración de la masa no es una solución del todo satisfactoria.

Otro gran problema conceptual de los universos cíclicos es la segunda ley de la termodinámica. La entropía no puede decrecer, luego en el inicio de cada eón (como en el big bang) la entropía tuvo un valor mínimo y al final de cada eón (como en la muerte térmica) alcanza un valor máximo; de hecho, la inflación cósmica desagrada a Penrose porque incrementa la entropía. ¿Cómo se puede destruir toda la entropía del universo en el tránsito de un eón al siguiente? El genio británico recurre a su amigo y compatriota Stephen W. Hawking. Gracias a la pérdida de información en los agujeros negros hay una pérdida de grados de libertad que reduce el volumen del espacio de fases y la entropía total. Como la muerte térmica del universo estará dominada por agujeros negros supermasivos, su evaporación por radiación de Hawking vendrá acompañada de una destrucción masiva de entropía.

La cosmología cíclica conforme tiene muchos más problemas, pero para cada uno de los que preocupan a Penrose él mismo ha propuesto una solución, que en muchos casos es muy exótica. Por ejemplo, en la transición entre eones se requiere un campo escalar sin masa llamado campo ϖ (la letra pomega, una variante de la grafía griega para el número π) que inicie la rápida expansión del espacio en cada big bang inducida por el valor de la constante cosmológica; dicho campo escalar recuerda al campo inflatón, pero es muy diferente porque Penrose no quiere que se incremente la entropía en el proceso. Así las partículas del nuevo campo ϖ no tienen masa y no producen modos B en la polarización del fondo cósmico de microondas. Más aún, ya que estamos, Penrose propone que dicho campo es responsable de la materia oscura al inicio y durante cada eón.

Al grano, ¿qué señales observacionales predice la cosmología cíclica conforme? Como solo podemos explorar el universo temprano mediante el fondo cósmico de microondas (CMB), Penrose predice una señal en el CMB gracias a la materia oscura. El campo ϖ tras en el inicio de un eón se ve afectado por la radiación gravitacional originada en la fusión de parejas de agujeros negros supermasivos en el eón anterior. En concreto, las ondas gravitacionales se propagan con un frente esférico (S2) que al interaccionar con la esfera (S2) donde se encuentra el CMB observado desde la Tierra conduce a una señal en forma de círculo (S1). Según la predicción de Penrose estos patrones se observarán como dos círculos concéntricos (el interior más frío y el exterior más caliente que la temperatura promedio); en el CMB el círculo exterior debe tener un radio angular menor de 2º (0.035 radianes) —recuerda que el diámetro de la Luna y el Sol en el cielo es de unos 0.5º.

El último capítulo del libro “Ciclos del tiempo” nos cuenta que David Spergel (Univ. Princeton) y su joven postdoc Amir Hajian buscaron estos círculos concéntricos en 2008 en los mapas del CMB de WMAP; encontraron círculos con un radio entre 8.4° y 12.4°, enormes en comparación con las expectativas de Penrose. Antes de aceptar una refutación de su teoría, nuestro genio británico emprendió en 2010 su propia búsqueda junto a Vahe G. Gurzadyan. Como no podía ser de otra manera encontraron muchas señales similares, pero también alguna que otra pareja de círculos concéntricos con radios entre 2º y 3° (arXiv:1011.3706 [astro-ph.CO]; arXiv:1012.1486 [astro-ph.CO]); en este blog comenté un posible explicación sencilla, la anomalía del multipolo ℓ=40 en el espectro de multipolos de WMAP (LCMF, 30 Nov 2010).

Búsquedas posteriores de Penrose y Gurzadyan (arXiv:1104.5675 [astro-ph.CO]; arXiv:1302.5162 [astro-ph.CO]) encontraron hasta 352 señales de parejas de círculos, pero la mayoría eran demasiado grandes para ser compatibles con las predicciones del modelo CCC. Estas señales eran consideradas pareidolias por la mayoría de los cosmólogos expertos en el fondo de microondas; ni los cientos de cósmológos de la colaboración WMAP (NASA), ni los cientos de la colaboración Planck (ESA) encontraron ningún indicio de los círculos concéntricos de Penrose y Gurzadyan (a pesar de que los buscaron como señales de posibles defectos cosmológicos debidos a la inflación cósmica).

¿Pareidolias en el CMB? Aquí te muestro dos ejemplos en el mapa de WMAP 7, la mula Francis (izquierda) y el loro de Francis (derecha). Como el CMB es ruido gaussiano (amplificado a gran escala por la inflación cósmica), a veces aparecen patrones que un humano interpreta como figuras reconocibles; se trata de pareidolias en toda regla. El mismo fenómeno aparece cuando buscamos círculos (en realidad arcos de círculos) concéntricos mediante un software que aplique una máscara de reconocimiento; la mayoría de estas señales son simples pareidolias, a pesar de que el artículo esté firmado por el mismísimo Penrose. Así lo interpretan todos los cosmólogos expertos en el análisis detallado de los mapas del CMB.

Así llegamos al nuevo artículo del genio británico, junto a Daniel An (SUNY Maritime College, New York, EE UU) y Krzysztof A. Meissne (Univ. Varsovia, Polonia) que analiza los mapas del CMB de WMAP 9 y Planck 2015 (DR2); como se usan los mapas de anisotropías térmicas no es necesario usar los resultados de Planck 2018 (DR3), que solo han cambiado (mejorado) en los mapas de polarización. Lo más relevante del nuevo artículo es que bautiza la señal de círculos concéntricos en el CMB como puntos de Hawking en honor a su reciente deceso. Por lo demás, se observan unos 10 puntos de Hawking (pequeñas elipses negras en esta figura) junto a otros 10 candidatos (pequeñas elipses grises). En entre ellas destaca una señal muy clara en la ventana observacional de BICEP 2 (donde se observaron modos B cuyo origen era la emisión del polvo galáctico). No hay problema, pues los falsos modos B debidos al polvo galáctico se observaron en la polarización, que aquí no se usa.

¿Cuántos puntos de Hawking predice el modelo CCC? Hay miles de millones de agujeros negros supermasivos en el universo visible en nuestro eón, luego en el eón anterior se puede estimar un número similar; aún así, estimar el número fusiones que hayan dejado una huella en el CMB de nuestro eón es difícil; según el día Penrose estima entre miles y millones. Solo se han observado decenas de puntos de Hawking, luego en algunos blogs (como hace Sabine Hossenfelder en Backreaction) se afirma que observar solamente decenas en lugar de millones refuta el modelo CCC. No tan rápido vaquero, el modelo CCC es tan ambigüo que no es posible realizar estimaciones fiables. Así que, en rigor, no podemos criticarlo a la ligera solo por el número de puntos de Hawking observados hasta ahora. Pero, por supuesto, tampoco podemos afirmar que observar unos pocos puntos de Hawking confirma el modelo CCC. Ni mucho menos podemos decir que se trata de señales de física anterior al big bang.

El problema de los puntos de Hawking en el CMB es que los cosmólogos que han analizado los mapas de los telescopios espaciales WMAP (NASA) y Planck (ESA) no han encontrado ningún tipo de señal de estos círculos. Y las han buscado como parte de sus análisis de posibles defectos cósmicos (cuerdas cósmicas, paredes de dominio, etc.). Para la mayoría de los cosmológos las observaciones de Penrose y sus colegas son simples pareidolias. Para hacer ciencia en cosmología hay que tener un modelo teórico bien definido; el modelo de consenso ΛCDM ajusta a la perfección las observaciones (al menos tan bien como se puede realizar el ajuste teniendo en cuenta la incertidumbre de los propios datos). Por desgracia, la propuesta de Penrose no está apoyada por un modelo teórico que permita realizar un ajuste similar; se limita a un listado de posibles fuentes de física exótica sin precisar una formulación matemática precisa. Por ello, el modelo CCC te puede gustar o disgustar, pero no es ciencia, es solo una especulación salvaje.

En resumen, no se han observado señales de física anterior al big bang, no se han confirmado la maraña de ideas que Penrose agrupa en su modelo CCC, y no se ha realizado cosmología rigurosa. Solo estamos ante un nuevo hype del chico malo de la cosmología, el genial Sir Roger Penrose. Si tienes oportunidad de leer su libro “Ciclos del tiempo”, te lo recomiendo porque está muy bien; pero debes leerlo con un alto grado de escepticismo. Recuerda, hay que educar nuestro escepticismo de forma continua, incluso ante las boutades de los genios a los que admiramos con todo nuestro corazón.

36 comentarios

Participa Suscríbete

Jesus Jesus

Francis, en una palabra: lamentable esta entrada. La saña y furia con la que intentas desprestigiar la teoria de Penrose delata un sesgo impropio del sano debate cientifico y de la honesta divulgacion cientifica.

Ramiro Hum-Sah Ramiro Hum-Sah

Jesus:

Lamentable que no tengas la capacidad de ver que la “teoría” de Penrose es filosofía de la mala, Francis ha sido objetivo e impecablemente racional.

Penrose contradice básicamente toda la física firme del siglo pasado para arreglar una molestia metafísica (inexistente) usando especulaciones penosas. A mi me entristece y alarma profundamente que alguien de su estatura termine haciendo esta clase de cosas.

Yo censuraría la lectura del libro en los jóvenes que quieren ser físicos serios y personas que buscan buena literatura científica, Francis tiene un sentido agudo de lo que es realmente una teoría, lo expertos lo tienen y los físicos profesionales deberían tenerlo.

Pero no creo recomendable la lectura para un joven, además de que se pierde tiempo, Penrose da a entender (explícitamente y en repetidas ocasiones) que cosas como “los agujeros negros destruyen información”, “La mecánica cuántica es no-unitaria”, “La mecánica cuántica es secretamente no-lineal”, “La inflación cósmica es implausible” son ideas viables y tienen sustento científico.

Gracias por el artículo Francis

Jesus Jesus

Ramiro:

Lamentable que Ud. vea la viga en el ojo ajeno y no la vea en el propio. Hablar de especulaciones salvajes referidas a la teoria de Penrose y tratar de forma benevolente teorias como las branas, el multiverso o incluso la inflacion es der ser excesivamente partisano -o ingenuo, lo cual no le presupongo. Y mucha apologia de estas ideas se puede leer en este blog. Puedo entender que haya personas que se emocionen al ver un constructo matematico detras de una especulacion salvaje, pero eso no implica que esas ideas dejen de ser especulaciones salvajes, y mas aun cuando la evidencia experimental existente al respecto es inexistente o no determinante a efectos practicos.

Y ciertos giros idiomaticos que denotan chuleria, desprecio y/o altivez sobre las opiniones o ideas del rival cientifico sobran en cualquier debate genuinamente cientifico.

Reciba un cordial saludo.

planck planck

Jesus, lo que dices parece demostrar que no sabes muy bien de que trata la ciencia. En ciencia no todas las ideas valen, las hipótesis deben tener una base científica y por supuesto respetar lo que ya se sabe que es correcto. Esto no es como las reuniones de filosofía barata donde cualquier chifladura es tenida en cuenta. En ciencia no puede venir NADIE aunque haya sido una eminencia científica en el pasado y decir que cree haber visto círculos, limones o enanos saltarines en el CMB, en el armario de su casa o en los azulejos y luego exigir que su “teoría” sea tomada en serio por la comunidad científica. Tratar de explicarte esto no es chulería es intentar que entidendas porque las especulaciones de Penrose no son científicas ¿has tratado de entender los argumentos que te han expuesto?
Por otro lado decir que la inflación o incluso el Big-Bang son ¿especulaciones? es negar el modelo cosmológico estándar y todo lo que sabemos de cosmología lo cual es bastante ridículo. Si consideras que alguien que trata de acerte entender estas cosas es un chulo o un arrogante deberias de entrar en el blog de Iker Jiménez o de la bruja Lola, seguro que allí podrás defender cualquier “teoría” que se te ocurra por absurda que sea y nadie te replicará con “chulería”. Recibe un cordial saludo.

Jesus Jesus

Planck, efectivamente le reitero que la idea de inflacion cósmica, en su estatus actual, se puede considerar como pura especulación, de hecho no existe una teoría como tal, puesto que el concepto está sustentado por muchos modelos diferentes con una dispersión de resultados. Y el big bang, entendido como singularidad que da lugar a la creación de nuestro Universo, es otra gran especulación, y, más aún, una falacia en último término, puesto que en cualquier explicación que quieran darnos de los rabiosos primerísimos instantes del universo siempre se estará asumiendo la pre existencia de unas estructuras iniciales -campos cuánticos- que también requieren explicación, en este caso en eso que podríamos denominar t <0. Si a Ud. le parece ridículo todo lo anterior, es libre de así pensarlo. Hay otras personas, que se dedican profesionalmente a la cosmología, que opinan de otro modo. Y en este contexto de la cosmogonía, es mi punto de vista que las teorías de los universos cíclicos, tipo Penrose, que evitan la idea de la "creación" del universo, tienen clara ventaja conceptual sobre modelos estáticos tipo big bang, y es por ello que me parece interesante fomentar, sobretodo al nivel divulgativo, el interés y la curiosidad en las mismas, aunque su nivel de madurez no sea el deseable. Por algo se suele decir que la curiosidad es la madre de la ciencia. Y de aquí mi comentario en esta entrada. Pero es obvio que el Sr. Francis puede tener sus propios gustos y opiniones al respecto y marcar por tanto la "línea editorial" que desee en su blog, como así ha hecho. Nada más que decir al respecto, creo que los puntos de vista están claros y no tiene sentido enzarzarnos en un debate estéril. Reciba un cordial saludo.

Ramiro Hum-Sah Ramiro Hum-Sah

Jesus:

Me equivoqué, creí que eras alguien que tenía algún interés en aprender. Negar las toneladas de profunda evidencia experimental del big bang me enseña que no tienes ni idea de lo que es ciencia, ni tienes la capacidad de entenderlo.

Jesus Jesus

Ramiro, el modelo cosmológico del Big Bang es criticable, no es un modelo perfecto, cuenta con unos 20 parámetros ajustables y aún así sus cálculos teóricos todavía presentan contracciones importantes con los datos empíricos disponibles, por ejemplo el problema de Litio-7. Además, existen varios problemas teóricos sin resolver, los mayores de ellos la fase de inflación cósmica y la singularidad inicial, y eso dejando aparte reitero el tema del origen del Universo a partir de un evento único en su clase, lo cual es un completo absurdo, y todo el asunto de materia/energía oscura. Pero es que todavía hay más, los famosos cuatro pilares en que se apoya el modelo (desplazamiento al rojo del espectro, cmdb, abundancia de los elementos y formación de estructuras) son todos susceptibles de explicación alternativa, sin ir más lejos, ¿está Ud. absolutamente seguro, 100%, de que el desplazamiento al rojo que se observa del espectro es debido a la expansión del Universo? El propio Lemaitre ya expresó sus serias reservas al respecto en 1947, y a día de hoy este debate sigue sin ser definitivamente conclusivo desde un estricto punto de vista del método científico. Con todo esto lo que le quiero indicar es que efectivamente el modelo del Big Bang es el que mejor explica a día de hoy un buen número de resultados observacionales, pero eso no quiere decir ni que sea perfecto ni que esté libre de serios problemas que si no tienen remedio razonable pueden acabar por arrastrar la credibilidad del propio modelo. En definitiva, que es preciso admitir que no existe absoluto consenso de que el modelo del big bang está bien establecido. Ni Ud. ni nadie puede aseverar a ciencia cierta y a día de hoy que efectivamente ocurrió un big bang que dio lugar al Universo según las características que nos suelen contar en los libros de texto. Para ello, entre otras cosas, Ud. debería ser capaz de demostrarme más allá de la duda razonable que las propias leyes físicas no han cambiado en los 14.000 millones de años que predice el modelo para la edad de nuestro Universo. Y dudo que eso jamás se pueda demostrar. Es por todo lo anterior que reitero es importante reconocer los méritos y éxitos del modelo, pero también sus debilidades, y no cerrarse a nuevas ideas al respecto. ¿Qué tiene de malo sustituir el big bang por un soft bang al estilo Penrose si con ello se consigue hacer by-pass de algunas dificultades del modelo primigenio? Incluso cabe pensar en modelos alternativos, ¿por qué no? En contra de la opinión generalizada el modelo QSS no está definitivamente enterrado, sólo que requiere de nuevo impulso para parchearlo y adaptarlo a las evidencias experimentales. Si se acepta parchear el big bang cada vez que es necesario, ¿por qué no el QSS? El problema que hay aquí es que no estamos en la época romántica de los genios en física que se sacaban ellos solos un conejo de la chistera, hoy día se requiere una legión de manos, de colaboradores, para poder sacar adelante un modelo cosmológico que sea coherente con un buen número de evidencias experimentales. Y para ello se requiere Budget, money. El big bang lo tiene, la inmensa mayoría de la comunidad de cosmólogos está volcado con este modelo porque se supone que es caballo ganador y por eso mismo atrae el dinero de las instituciones públicas y privadas. Pero esta misma situación es la que impide que se aporten fondos para el desarrollo de modelos alternativos, por lo que se hace extremadamente difícil que se fortaleza una competencia seria al big bang. Hoy día muy probablemente no se cede ni una sola hora del tiempo disponible de los telescopios a proyectos que no vayan dirigidos a intentar confirmar este modelo del big bang. Y así es imposible evolucionar los modelos alternativos. Al final es como un pez que se muerde la cola. Si no hay presupuesto no hay desarrollo, y si no hay desarrollo no hay presupuesto. La situación recuerda a la de la teoría de cuerdas, que llegó a ser hace un tiempo absoluto mainstream en gravedad cuántica. Confiemos en que en el futuro más cercano, si el modelo del big bang no consigue pruebas irrefutables de su absoluta corrección, se pueda abrir una nueva época en la cosmología en que se de carta de naturaleza a nuevas ideas alternativas. Sería un beneficio enorme para la propia salud de la ciencia. En fin, acabo diciendo eso de “Señor dame fuerzas para buscar la verdad, y protégeme de aquellos que creen que ya la han encontrado”. Yo seré el primero en alabar el modelo del big bang, pero sólo cuando no me queden dudas razonables de su verdad de acuerdo al método científico. Y a día de hoy no las tengo. Y por eso, mientras tanto, me puedo permitir ser un heterodoxo al dar mi opinión sobre la cosmología actual. No acepto el “pensamiento de grupo”, así lo predique Agamenón o su porquero, es nefasto para la propia ciencia.

Jesus Jesus

Francis, efectivamente seis parámetros explícitos, aunque algunos discuten si la temperatura cmb es un parámetro libre o no, con lo que podríamos tener hasta siete explícitos, pero no olvidemos las assumptions del modelo y sus extensiones, que si no están bien soportadas desde el punto de vista empírico directo son susceptibles de considerarse también parámetros, en este caso “ocultos” o implicitos, contando estas assumptions y los seis (siete) parámetros explícitos nos estaríamos moviendo en la veintena o treintena de parámetros.

Paco Paco

Falacia de autoridad.
Francis ha argumentado, tú no.

Yo no veo ni saña ni furia. En cambio veo mucho lloriqueo por tu parte que roza el cuñadismo.

Guillermo Guillermo

No debemos confundir ataque personal con critica racional a un conjunto de ideas.
Personalmente opino que la frase más esclarecedora del articulo, en lo que a critica a Penrose se refiere (más alla de los punzante o no del léxico) es la siguiente: “[…]sin que haya modelos matemáticos precisos que las sustenten”.

¿Existe tras las afirmaciones de Penrose citadas en el articulo, un modelo matematico que las demuestre o prediga de forma clara (al menos tanta como en otros modelos aceptados)? Si no es así, esta debe ser la base desde la que partir.

Enrique Moreno Enrique Moreno

Pues la verdad, debo reconocer que tras leer el artículo Francis me ha parecido incluso un pelín benevolente en este asunto con el, por otra parte, gran Penrose.

Saludos.

Alvaro Verdion Alvaro Verdion

¿Penrose no trabajaba en una teoria cuantica del alma?
Se acerca cada vez más a Coelho.

Paul Barbadew Paul Barbadew

Jesús…, ¿dónde está la saña? ¿en el problema del decrecimiento de la entropía al final de cada eón? ¿en la falta de formulación del modelo CCC de Penrose?
Yo creo este tipo de “frivolidades” de un científico, por muy reputado que sea, no se deben dejar de criticar. Es el cuento del traje del emperador: si va desnudo hay que decirlo.

Nikohas Nikohas

Jesus……creo que tu subjetividad hacia Penrose es mayor que la falta de objetividad de Francis….

Sobre la afloración de ideas en los distintos campos de la ciencia..siempre hay que tratarlas con escepticismo…y el tiempo ya las pondra en su sitio…sacar ideas a lo loco y que se conviertan en noticias sensacionalistas pueden llevar a los legos a creerlas…y asi volvemos otra vez a la tierra plana..

Emilio Molina Emilio Molina

Una entrada muy interesante y necesaria (sobre todo en un mundo donde la ciencia en los medios se deja llevar por el sensacionalismo y no por el conocimiento).

Un detalle: donde dice “Pero, por supuesto, podemos afirmar que observar unos pocos puntos de Hawking confirma el modelo CCC.” sería más bien “no podemos”, ¿verdad?

Jose Antonio Manuel Jose Antonio Manuel

Si solamente se ponen sobre la mesa un conjunto de especulaciones sin una base teórica y matemática sólida que las sustente, ni capacidad alguna de ser validadas o refutadas mediante la observación, entonces no tenemos ciencia, tenemos filosofía, incluso aunque venga de alguien como Penrose.
Francis ha sido crítico, a mi entender de manera impecable, con este artículo de Penrose dejando ver los interrogantes y dudas que surgen de manera natural al leer el paper.

Jesus Jesus

Toda buena ciencia posiblemente comienza con una buena filosofia, ahi esta la teoria atomica de Democrito. Y desde el punto de vista logico la teoria de Penrose es coherente cuando se enfoca el problema de la cosmogonia. Y por el contrario, la teoria del big bang en sentido estricto es simplemente absurda para explicar el origen del Universo, vamos, una especulacion hiper salvaje. Es asi de simple y de contundente.

Jesus Jesus

Paco:

Yo no le estoy diciendo que me incomode el big bang globalmente, como parece que Ud. quiere insinuar, por favor lea bien lo que escribo.

Reciba un cordial saludo.

Edu Edu

Jesús: “… la teoria del big bang en sentido estricto es simplemente absurda para explicar el origen del Universo, vamos, una especulacion hiper salvaje. Es asi de simple y de contundente …”
Ahora ya ha quedado meridianamente claro que no eres más que un troll barato.
Recibe un cordial saludo.

Eduardo Eduardo

Aun estando de acuerdo en todo lo escrito, lo siento pero discrepo en un punto muy importante, estoy seguro que fue por un ataque de narcisismo. La imagen de la izquierda no es una mula, es un conejo.

U-95 U-95

Comentar solamente de paso que Isaac Asimov propuso una idea similar en uno de sus ensayos, me parece que de mediados de los 80.

Eso dicho, aunque ese modelo pudiera de algún modo ser válido y pasada una eternidad una fluctuación cuántica produjera un nuevo Big Bang, ¿porqué tendrían que verse restos del Universo antiguo o de otros Big Bangs pasados en el CMB?. De ser así, por supuesto, supone que no se podría comprobar si la idea es cierta o no.

kurodo77 kurodo77

Más allá de si hay filosofía o no y que la crítica hacia Penrose es correcta la pregunta de la existencia del universo no es absurda. Es decir: eso de que el universo salió de la nada porque antes no había nada es una cosa completamente absurda desde cualquier punto de vista lógico. Pueda ser que nosotros no podamos contestar a esa pregunta por estar fuera del alcance de nuestra física pero algo tuvo que haber antes del big bang si no ¿de donde mierdas se origina un big bang por mucha fluctuación cuántica(tiene que haber algo antes para que esto ocurra) que haya? Vamos que eso no tiene ninguna lógica(ni clásicamente , ni cuánticamente ni de ningún tipo). Otra cosa es que querer responder a esta pregunta no este a nuestro alcance.
Lo lógico sigue siendo pensar que el universo ha existido siempre(una cosa que alguien dedujo lógicamente desde el siglo X ) y que lo que conocemos como “universo” es solo la forma en que la materia tiene de expresarse después del proceso conocido como bigbang.

Paco Paco

“Antes no había nada”.

El estado de vacío de los campos cuánticos difiere de tu concepto de “nada”.

kurodo77 kurodo77

Ok pero eso tiene que tener un antes o una causa o lo que quieras. El concepto de vacío de los campos cuánticos proviene de nuestras leyes físicas actuales y sigue nuestras reglas en esas leyes físicas sobre el espacio y el tiempo….. No tiene ningún sentido hablar de “vacios cuánticos” sin hablar de que puede “llenar” ese “vacio cuántico”….
Yo solo espero que ahora no resulte que tanta crítica a los creacionistas(justa por supuesto)resulte que sirve para reemplazarlo con un nuevo “creacionismo científico” en donde las cosas salen del “vacio cuántico”(o sea el nuevo dios) y ya estuvo sin hacerse preguntas ni nada….
Al menos las preguntas de Penrose me parecen válidas más allá de que sus argumentos siguen cojos como Francis bien explica….

Víctor Víctor

Seguramente sea mi ignorancia, pero me resulta casi insultante a la memoria de Hawking que Penrose ponga ahora ese nombre a sus supuestas estructuras. Tengo entendido que supuestamente se enemistaron precisamente por el tipo de posturas filosóficas que demuestra Penrose en su obra.

Alvaro Alvaro

Se percibe algo de ensañamiento en esta entrada, la verdad.
No soy Físico de profesión aunque tengo formación científica y si soy aficionado a este campo del conocimiento.
Quizá todo marco teórico de la física empieza con unas cuantas ideas dispersas que no forman un conjunto compacto. En la Teoría de Cuerdas (mejor dicho en el Marco Teórico de las Cuerdas) se empezó con algo bidimensional -por otras razones- que extiendía la unidimensionalidad -y puede que limitación- de la hipótesis de la partícula cuántica. Entonces había poco que hacer con aquellas Cuerdas; proponían un espacio-tiempo de 26 dimensiones -cosa mal vista incluso por Feynmann- y la Teoría Cuántica de Campos estaba en pleno apogeo. Supongo que mucha gente entonces diría que aquello no era ciencia seria o cosas similares y seguramente lo dirían por ser algo alejado y sustancialmente diferente a lo que estaba empezando a ser ciencia establecida. Hoy en día el pedigrí de las Cuerdas ha mejorado mucho y lo ha hecho por los que trabajaron -y trabajan- en ella no por los que la criticaron. No será eso lo que le falta a la CCC u otras alternativas del modelo lambda-CBM para que las tengamos en consideración? La historia de la ciencia nos ha enseñado que el avance proviene de las nuevas ideas -que como nuevas tienen más de filosófico que de científico- que siempre son denostadas en sus orígenes. Atomismo clásico frente a energetistas, cuánticos frente a clásicos, cuerdistas frente a cuánticos. Quizá las nuevas ideas, aunque tengan más contenido filosófico que científico, debieran de tener una cabida más natural en lo científico, que no en lo mediático (que siempre lo estropea todo).
A riesgo de que me caiga más de una crítica y más de dos: la extensión dimensional de la cuerda me parece menos natural que la propuesta de ausencia de singularidad en el Universo, por aquello de que las singularidades existen hasta que nos las podemos quitar de encima.
Un placer leer este blog y los comentarios vertidos en él.

Dr Floyd Dr Floyd

Penrose en su libro Moda, Fe y Fantasia critica buena parte de la teoría física actual. Bueno hay que tener en cuenta que es un genio de 87 años y con su bagaje profesional se le puede perdonar casi cualquier cosa. En un mundo como el actual, dominado por la indigencia mental que nos lleva a un Edén vaporoso, los genios como él brillan aunque sea con propuestas exóticas.

Veo bien las críticas al artículo desde el respeto y veo muy bien el articulo y el articulista que le leo desde hace años, agradeciéndole su labor y trabajo.

Jesus Jesus

Al calor de los comentarios que han suscitado esta entrada en torno a la teoría del Big Bang, merece la pena comentar la nota que emitió ayer día 10 de septiembre la oficina de prensa de la Universidad de Stanford, para promover los trabajos del grupo cuerdista que alberga en sus instalaciones.

La nota relaciona los estudios cuerdísticos con el Big Bang y el origen del Universo de un modo especialmente desafortunado, podemos leer en su primer párrafo:

“The Big Bang theory describes the abrupt origins of space and time from a swiftly unfurling singularity – a hot, dense point of pure potential, packed impossibly full with eternity and the rudiments of creation. As with the universe it seeks to explain, the theory is endlessly evolving. Ever since its proposal nearly a century ago, physicists have revised and remade it to reflect new scientific concepts and discoveries.”

Fijémonos en los términos “impossibly”, “eternity”, “rudiments of creation”, “endlessly evolving” … una terminología que choca a todas luces con la práctica científica seria. Este párrafo es un perfecto ejemplo de anti ciencia. Y esto lo publica un supuesto “templo” de la ciencia en mayúsculas como se presupone que es la Universidad de Stanford. Pero da igual, ya sabemos que estamos en la era de la ciencia post empírica.

No es de extrañar que la Iglesia Católica considere la teoría del Big Bang como el perfecto respaldo de sus ideas creacionistas y que no quiera ni oír hablar de modelos del Universo alternativos. Al final se ha conseguido la cuadratura del círculo, la ciencia, en su expresión más pura, la física teórica, yendo mano con mano con los que se dedican al cuidado de nuestras almas por medio de la fe religiosa. Inaudito.

Isaac Isaac

Pues no me parece que Francis se haya ensañado; ha dejado claro su parecer con buenos argumentos. Pero sí que me parece que a alguno de los comentaristas se le va la mano en sus ataques a la posición disidente que, en mí opinión, no ha faltado a otros con ad hominem que no hacen falta en este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *