Ciencia para todos T05E25: Consejos para estudiar de cara a la PEvAU (antigua selectividad)

Por Francisco R. Villatoro, el 4 julio, 2023. Categoría(s): Ciencia • Podcast Ciencia para Todos (SER) • Recomendación

Te recomiendo escuchar el episodio T05E25, «Consejos para estudiar de cara a la selectividad», 01 jun 2023 [14:55 min.], del programa de radio “Ciencia para Todos”, en el que participo junto a Enrique Viguera (Universidad de Málaga), coordinador de Encuentros con la Ciencia. Esta sección semanal del programa “Hoy por Hoy Málaga”, que presenta Esther Luque Doblas (o en alguna ocasión Isabel Ladrón de Guevara), se emite todos los jueves en la Cadena SER Málaga (102.4 FM) sobre las 13:45. Enrique y yo intervenimos desde nuestras propias casas.

Aprovechando que muchos estudiantes están preparando la PEvAU (en algunos lugares llamada PEBAU), la antigua selectividad, nos atrevemos a dar algunos consejos a estudiantes y sus familias.

Puedes escuchar el episodio en Play SER, «Consejos para estudiar de cara a la selectividad», 01 jun 2023 [14:55 min.].

Isabel: «Se acerca la selectividad, que ahora se llama PEvAU (Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad). Los exámenes serán del 13 al 15 de junio. Muchas madres y padres de familia están preocupados por sus hijas y sus hijos. La ciencia tiene respuestas para muchas cosas, seguro que puede ofrecer consejos sobre cómo estudiar para preparar la selectividad. [Saludos a Enrique y Francis]. Antes de empezar, ¿cómo os fue la prueba?»

Enrique: «A mí me salió regular, me bajó la nota de la media de Bachillerato. Pero conseguí entrar en la carrera que yo quería, Biología».

Francis: «Me pasó algo parecido, tenía mayor nota en Bachillerato. En general me fue bastante bien».

Isabel: «En esta prueba los nervios juegan un papel fundamental». Enrique, ¿en qué consiste la PEvAU en la actualidad?

Enrique: La PEvAU está dividida en dos fases. La primera es la fase de acceso, que es de carácter obligatorio, y en ella el estudiantado se examina de cuatro asignaturas, tres comunes a todos y una cuarta que depende de la rama de bachillerato que se haya cursado. La nota que se puede obtener es de hasta 10 puntos.

La segunda fase es la fase de admisión, que es voluntaria, y permite mejorar la nota de acceso a la universidad. El estudiantado puede presentarse hasta un máximo de cuatro asignaturas de libre elección, pero solo se tendrán en cuenta las dos asignaturas en las que se obtenga la mejor puntuación. Así se obtendrán hasta 4 puntos que se añadirán a los anteriores para totalizar 14 puntos de máximo.

Todas las personas que quieran presentarse este año a la PEvAU tienen que formalizar su inscripción antes del 5 de junio, inclusive. Los exámenes serán del 13 al 15 de junio en Andalucía y las calificaciones se publicarán el 22 de junio.

Isabel: Quedan menos de dos semanas. Francis, Enrique, ¿qué consejos podemos darles a los estudiantes que se están preparando la selectividad este año?

Francis: Un primer consejo es planificar el estudio desde el principio. Recomiendo estudiar todos los días entre seis y ocho horas, para estudiar con buena concentración y con buen rendimiento. Lo importante no son cuántas horas aparentemos estar estudiando, sino cuántas horas realmente estamos estudiando de forma eficaz y efectiva. Por ello son muy importantes los descansos.

Así que lo primero debe ser decidir a cuántas asignaturas voluntarias nos vamos a presentar. No es lo mismo preparar ocho asignaturas que preparar seis. Un estudiante que dedique ocho horas diarias al estudio, podrá dedicar una hora y media diaria a cada una de las seis asignaturas, pero solo podrá dedicar una hora si se prepara ocho asignaturas.

Además, como son muchas asignaturas y no podemos descuidar ninguna, hay que decidir cuánto tiempo vamos a dedicar a cada una. A las asignaturas obligatorias que se nos den mejor, porque nos gustan más o por lo que sea, les debemos dedicar menos tiempo que a las asignaturas que se nos den peor o nos gusten menos. Yo dedicaría a las asignaturas que más nos gustan una hora diaria y a las que menos nos gustan una hora y medio o incluso dos horas.

Enrique: Un segundo consejo es que no descuidemos los descansos y sobre todo tengamos una buena pauta de sueño. Se recomienda dividir el estudio en bloques de dos horas, con un descanso corto de unos diez minutos entre ellas y un descanso más largo de unos veinte minutos entre cada bloque de dos horas. Además, en los momentos de descanso debemos evitar distracciones que como el teléfono móvil o las redes sociales, pues pueden afectar de forma negativa a nuestro rendimiento.

Los momentos de descanso son para eso, para descansar la mente y el cuerpo. El descanso debe ser relajado para la vista; conviene levantarse de la silla y andar un poco; caminar con pensamientos distraídos, sin pensar en nada en concreto, puede ser una buena práctica. Hay que aprovechar el descanso para cargar las pilas para seguir estudiando una asignatura diferente con eficacia.

Además, por la noche debemos descansar y dormir bien. Durante el sueño se cristalizan en la memoria las cosas que aprendemos durante el día. Por ello si queremos que lo estudiado se asiente en nuestra memoria debemos cuidar mucho nuestros hábitos de sueño. Dormir siete o incluso ocho horas todos los días de estudio nos vendrán muy bien.

Isabel: Prescindir del teléfono móvil me parece un buen consejo, que se puede poner en modo avión sin wifi, o dejarlo en una habitación diferente. Whatsapp, Instagram y otras redes sociales son una distracción continua que impide concentrarse en el estudio. Francis, has comentado que hay asignaturas que nos gustan más o que se nos dan mejor, ¿cómo se debería repartir el tiempo entre estas asignaturas?

Francis: A todos nos pasa que hay asignaturas que nos resulta más fácil estudiar y otras asignaturas que nos cuestan una barbaridad. Mi recomendación es empezar la jornada todos los días por la mañana con las asignaturas que menos nos gusten (por ejemplo, si no te gusta las Matemáticas, empieza con las Matemáticas a primera hora).

Yo dejaría las asignaturas que más nos gustan para por la tarde, que es cuando más cansados podríamos estar. Si aprovechamos para estudiar entonces lo que más nos gusta, obtendremos un mejor rendimiento.

Soy consciente que la planificación del horario de estudio es muy difícil y que todos tendemos a incumplir con los planes. Pero el estudio para la PEvAU son dos o tres semanas en las que tenemos que ser muy rigurosos con el reparto del tiempo para las diferentes asignaturas.

Isabel: Algunos estudiantes deciden dejarse algunos temas sin estudiar, apostando a que puede que no caigan. Enrique, ¿qué te parece esta práctica? ¿Crees que es una buena idea dejarse parte de la materia sin estudiar para profundizar más en el resto de los temas?

Enrique: Yo creo que no debemos dejarnos ningún tema sin estudiar. Una buena planificación de nuestros horarios de estudio nos permitirá cubrir todos los temas, porque cualquiera de ellos puede caer en los exámenes.

Durante la semana hay que estudiar de lunes a sábado y descansar el domingo. Se puede aprovechar el domingo para hacer una autoevaluación de lo que se ha estudiado esa semana y decidir si conviene ajustar la planificación para la siguiente semana para que el estudio sea más efectivo. Pero un día a la semana, y el domingo es el mejor, conviene descansar del estudio intenso. Hacer un poco de deporte puede ser una buena práctica.

Muchos estudiantes saldrán el sábado por la noche. Mi recomendación es que no beban alcohol. Se puede salir de fiesta sin beber alcohol y te lo puedes pasar igual de bien. Acabar el domingo por la mañana de resaca no es nada recomendable durante las semanas en las que te estás preparando la PEvAU. Salir con los amigos para desconectar el sábado por la noche está bien, pero debes tener mucho cuidado con el alcohol, que nos puede perjudicar mucho para el estudio.

Isabel: En muchos institutos se preparan resúmenes para que los estudiantes puedan estudiar sin usar los libros de texto durante las semanas previas a la PEvAU. Francis, ¿crees que es una buena idea limitarse a estudiar estos resúmenes?

Francis: Una cosa que deben tener muy presentes todos los estudiantes es que los profesores que van a corregir los exámenes conocen la materia, pero desconocen los resúmenes que disponen los estudiantes. Puede que esos resúmenes no incluyan las cuestiones que los revisores de los exámenes consideran que son más relevantes de cada tema. Por ello, si nos limitamos a estudiar estos resúmenes nos estamos limitando la nota máxima que podremos llegar a obtener en el examen.

Hay un consejo importante que no quiero olvidar para el día del examen. Corregir exámenes es una tarea aburrida y tediosa para todos los profesores. Y en la PEvAU los profesores tienen que corregir muchísimos exámenes en poco tiempo. Por ello la presentación del examen es muy importante; una buena letra, una redacción cuidada, clara, una exposición ordenada de las ideas, una claridad expositiva son muy importantes.

Mi consejo es que pienses en el profesor que va a corregir tu examen. Piensa en qué puedes hacer para que su tarea sea lo más fácil y agradable posible. En este sentido es importante que, aunque se estudie de memoria, se comprenda lo que se está estudiando. De esta forma se expondrán mejor las ideas. Un examen claro y bien presentado prepara al profesor para una puntuación más alta.

Enrique: Prepararse bien los exámenes de PEvAU nos permitirá superar con éxito esta evaluación. Y así podremos disfrutar de unas merecidas vacaciones tras el estudio. Por ello, la planificación de todas las fases del estudio es un sacrificio que merece la pena. Mejora las posibilidades de obtener una gran recompensa, una buena calificación para superar la nota de corte de la carrera que nos gustaría estudiar.

Isabel: Enrique y Francis nos habéis ofrecido unos buenos consejos para los estudiantes mejorar el rendimiento del estudio de cara a la selectividad. ¿Queréis ofrecer algún consejo para las madres y los padres?

Enrique: El mejor consejo para las familias es apoyar, pero sin agobiar, a los estudiantes. Se puede estar pendiente de sus rutinas y de la planificación de su estudio, pero no debemos cuestionarlas y mucho menos angustiarles con nuestros miedos. No se trata de quitarle importancia a la PEvAU, a la universidad, a sus sueños y aspiraciones, sino de propiciar en casa un clima de optimismo y confianza en el esfuerzo.

Todo el segundo curso de Bachillerato está enfocado en la superación de la PEvAU. Las familias no deben transmitir el mensaje de que es un drama obtener una nota insuficiente para entrar en la carrera deseada. Sobre todo durante estas últimas semanas de estudio debemos facilitar un ambiente familiar positivo que facilite la dura labor de estudio que deben emprender los estudiantes.

Isabel: Enrique, tú has participado varios años como corrector en la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad. ¿Cuéntanos cómo ha sido la experiencia?

Enrique: Sí, yo doy clases en los primeros cursos del Grado en Biología y del Grado en Bioquímica y siempre me ha interesado conocer el nivel del alumnado que hace las pruebas de acceso. El examen en sí, en esta ponencia, el examen tiene una duración de 90 minutos y el alumnado no tiene limitación de papel. Para la realización de la prueba NO se necesita ningún material aparte del bolígrafo y no se permite el uso de calculadoras.

Desde el punto de vista del evaluador, el objetivo del examen de la Ponencia de Biología es propiciar la mejor evaluación posible del alumnado, de manera que la calificación obtenida por todos y cada uno refleje de forma fiel sus conocimientos y capacidades.

Isabel: ¿Cuál es la estructura del examen de Biología? ¿Qué consejos les puedes dar a los estudiantes que se presentarán este año?

Enrique: El examen viene determinado por la Orden Ministerial correspondiente. En el caso de Biología, la prueba  consta de 15 preguntas distribuidas en tres bloques: bloque A (5 preguntas de concepto), bloque B (5 preguntas de razonamiento) y bloque C (5 preguntas de imagen). El alumnado deberá responder a un número establecido de preguntas para cada bloque (bloque A: 3 preguntas; bloque B: 2 preguntas; y bloque C: 2 preguntas). El alumno o alumna podrá elegir libremente qué preguntas contestar de cada bloque.

Los estudiantes deben saber que los correctores también nos regimos por una normativa. Algo muy importante es que en el caso de que un alumno o alumna conteste a más preguntas de las exigidas para un bloque, se corregirán exclusivamente las respondidas en primer lugar hasta alcanzar el número de preguntas exigido.

Además, las respuestas deberán limitarse a la cuestión formulada, de manera que cualquier información adicional que exceda de lo planteado por la cuestión no será evaluada. Recomiendo a los estudiantes leer muy bien el enunciado para no cometer el error de perder el tiempo contestando cosas que no serán evaluadas.

En las preguntas que requieren resolver un problema, se considera tanto el resultado correcto como la argumentación adecuada para obtener dicho resultado.

Finalmente, se valorará positivamente el conocimiento concreto del contenido de cada pregunta y su desarrollo adecuado; la claridad en la exposición de los diferentes conceptos, así como la capacidad de síntesis; el desarrollo de los esquemas pertinentes, siempre que puedan realizarse, con el objetivo de completar la respuesta; y la utilización de forma correcta de un lenguaje científico-biológico.

Espero que saber todo esto ayude a los estudiantes a realizar un mejor examen.

Isabel: Y no tenemos más tiempo. Esperamos que estos consejos sean útiles a todos los estudiantes y sus familias. Y les deseamos mucha suerte, que siempre viene bien, aunque debe estar apoyada por el trabajo y el esfuerzo bien planificado de este tiempo de estudio. [Despedida y cierre]



Deja un comentario