Sarah Palin o Liz Taylor, ¿a quién votarías como presidente? (o ¿ lo sabe John MacCain ?)

La londinense Elizabeth Rosemond Taylor

Aznar lo hizo, Rodríguez también, y sin lugar a dudas muchos otros. Cambiar de imagen para parecer más atractivo es fundamental a la hora de recabar el voto presidencial. Si Hillary fuera candidata, a pocos días de las elecciones americanas, me estaría preguntando cómo ha cambiado su imagen desde enero. Hoy me pregunto, ¿influye la «belleza» de Sarah Palin en el voto a McCain? No soy el único. Ella cree que sí, al menos su asesor de imagen está muy bien pagado. Rachel Zelkowitz, «Right Look Trumps the Right Stuff,» ScienceNOW Daily News, 31 October 2008 , nos recuerda que los estudios científicos indican que los votantes consideran políticamente más competentes a las (mujeres) políticas cuya cara es más atractiva.

Ya se había demostrado la importancia del atractivo (independientemente del sexo) en los candidatos a la presidencia en Alexander Todorov, Anesu N. Mandisodza, Amir Goren, and Crystal C. Hall, «Inferences of Competence from Faces Predict Election Outcomes,» Science 308: 1623-1626, 2005. Pero, ¿cómo influye el sexo del candidato?

Se acaba de publicar Joan Y. Chiao, Nicholas E. Bowman, Harleen Gill, «The Political Gender Gap: Gender Bias in Facial Inferences that Predict Voting Behavior,» PLoS ONE 3: e3666, october 31, 2008 [el artículo es gratuito y de fácil lectura]. El estudio de Joan Chiao, de la Northwestern University en Chicago, Illinois, utilizó caras de políticos (candidatos a la Cámara de Representantes Americana), tanto hombres como mujeres. En una primera fase se pidió a diferentes sujetos que midieran el atractivo, la competencia, lo dominante y lo próximo que aparentaban ser los correspondientes candidatos (tras presentar su foto durante sólo 1 segundo). Más tarde, se seleccionaron 106 conjuntos de parejas de fotos y se pidió a los sujetos que decidieran a quién votarían en una hipotética elección presidencial en la que se presentaran ambos candidatos (sólo en función de su cara).

Los resultados no dependen del sexo del votante (tanto hombres como mujeres muestran la misma tendencia). En general, los candidatos masculinos y femeninos en los que se ha percibido una mayor competencia son los preferidos (esto ya había sido demostrado en estudios anteriores y sirve de chequeo del presente estudio). La novedad: en el caso de las candidatas, el atractivo físico es el mejor predictor del resultado del voto (en hombres no es un buen predictor). Tanto hombres como mujeres votantes prefieren a las mujeres candidatas a las que han calificado (en el primer test) como más atractivas.

Para Chiao los resultados indican que la idea de que el candidato más atractivo es más capaz para su futuro cargo sólo se aplica a las mujeres (candidatas). ¿Ha tenido en cuenta este sesgo sexual McCain a la hora de elegir a Palin como futura vicepresidenta?



Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 2 noviembre, 2008
Categoría(s): ✓ Ciencia • Mujeres en la ciencia • Noticias • Personajes • Política • Televisión
Etiqueta(s): ,