Garzón es un mito, Garzón nos cuesta dinero, Garzón es el “rey”, el Rey nos cuesta dinero, y la genética de Garzón

Por Francisco R. Villatoro, el 7 noviembre, 2008. Categoría(s): Ciencia • General • Música • Personajes • Política • Prensa rosa

El juez Garzón tiene un problema. Tiene muchos problemas. Pero tiene un gran problema. Trabaja como un “cabrón” y sus funcionarios, los que trabajan con él (para él), le duran muy poco. Lo suficiente para conocerle. Lo suficiente para dejarle a la menor oportunidad. Es uno de los jueces con más “tráfico” entre los funcionarios a cargo de su juzgado. ¿Por qué trabaja tanto el juez Garzón? ¿Qué es lo que busca? ¿Proyección política?

En España hay muchos republicanos “de café”. Al poco de llegar al trabajo, hay que tomar un café. A la hora del café, hay que ser “republicano”. El partido republicano español por excelencia es ERC. Los representantes de Esquerra Republicana de Catalunya parece que son los únicos que se atraven en público, abiertamente, a preguntarse el porqué España es una monarquía (IU les apoya, a la “chita callando”). Sin embargo, pocos votan a ERC. ¿Les tendrán miedo? Han solicitado la “congelación del sueldo del Rey.” Respuesta del gobierno (léase PSOE y PP): “El rey no tiene sueldo.” El gobierno “paga” a la Casa Real. La Casa Real, si quiere, le da un sueldo al Rey. Y si no quiere, pues no se lo da. El gobierno le ha subido la “paga” a la Casa Real. La Casa Real, si quiere, le subirá el sueldo al Rey. Y si no quiere, pues no se lo sube. Pero ERC pide saber los bienes de la Casa Real para hacer público “el gran agujero negro de los negocios del Rey.” No hay que olvidar que el Rey, cuando fue señalado por el “dedo incorrupto de Santa Teresa” (paquito el gallego dormía junto él, dicen), vino con una mano por delante y otra por detrás, ahora es uno de los “grandes poderes” de nuestro país. Nadie sabe qué ordinal ostenta entre los “grandes” de España (grandes en caudales, claro). Nadie quiere publicarlo. Porque el Rey es un pobre, “probecito,” con una mano por delante y otra por detrás, como cuando vino. La Casa Real, ostentar, ostenta. Pero el Rey es un españolito de a pié. Como todos los demás. ¡Qué campechano!

Garzón, ¿qué será lo que busca Garzón? Remover la tierra. El arado ha hecho muchísimo daño a la agricultura y muchas veces reclaman que no debemos imponer, desde occidente, el arado a los cultivos del tercer mundo. Es asegurarles la muerte. Como muertos son los que Garzón trata de remover. ¿Cuánto cuesta un análisis de ADN para identificar unos restos humanos “caídos” en el olvido?  ¿Cuánto cuesta un banco de ADN? Cada día menos. Pronto, todos tendremos nuestro ADN almacenado en una base de  datos del gobierno.

¿Pero este blog no era un blog de divulgación científica? Lo siento, me he tomado una copitas de cava (catalán, catalino, … me pondría a cantar pero no me vais a escuchar). ¿Qué diferencia el ADN de una persona del de otra? ¿Para qué puede servir conocer la diferencia? Aparte de para identificar de forma unívoca a dicha persona (módulo gemelos vitelinos). En el número de hoy de Science, 7 November 2008 , se publica el artículo de Richard G. H. Cotton et al. (muchos coautores), “The Human Variome Project,” Science, 322: 861-862, 2008 . El Proyecto Varioma Humano (Human Variome Project), se inició en 2006 como un esfuerzo mundial para recopilar, curar y hacer accesible toda la información genética sobre variaciones (genéticas) que afectan a la salud (humana). “Curar” la información genética significa “entenderla.” Cuando se detecta una variación genética en un paciente (enfermo), el médico (investigador) debe decidir si dicha variación es causa de dicha enfermedad o una mera coincidencia. Mucho algoritmos bioinformáticos se han desarrollado para ello, pero todavía quedan muchos problemas por resolver. El esfuerzo internacional en este campo es enorme y dará sus frutos en el futuro a medio plazo.

Saber si la variación en un gen está relacionada con una enfermedad concreta no es un problema fácil. Pongamos el ejemplo de España. El Instituto de Salud Carlos III ha creado una red nacional de 9 centros de investigación en este campo (red CIBER). Entre los CIBER destaca el CIBERER, Centro para la Investigación de Enfermedades Raras. Muchas enfermedades raras (que afectan a pocos) tienen origen genético. ¿Cómo encontrarlo? No es fácil (si la enfermedad afecta a pocos, una correlación estadística es de poca ayuda).

Dentro de un lustro, tener tu ADN en un CD te costará menos que comprarte una T.V. de plasma o LCD. ¿Qué prefieres, ver el fútbol o que tu médico vea tu ADN? ¿Está la personalidad de cada uno “grabada” en los genes? ¿Crees que el empresario que ha de contrarte debería conocer tu ADN?

Los genes definen muchos de los rasgos de nuestra personalidad. Nos guste, o no nos guste. Así es. En nuestros hijos nos vemos retratados o vemos retratada a nuestra pareja. Nos lo recuerda Constance Holden, “Parsing the Genetics of Behavior,” Science, 322: 892-895, 2008 , en un número especial de Science, el de hoy, sobre genética y personalidad. No hay un solo gen que determine nuestra personalidad. Como es obvio. Los “famosos” genes de la homosexualidad, de la obesidad, o de la agresividad, no son más que eso, “noticias” para un periodista. La complejidad de las redes de transcripción que determinan la expresión de genes en función del entorno está fuera de lo que actualmente podemos abarcar. Quizás dentro de unas décadas. Quizás nunca (si hay un teorema de incalculabilidad, tipo Turing, o de incompletitud, tipo Gödel, en biología).

“Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere, me quiere…” recitamos mientras deshojamos una margarita (¿cuántos pétalos tiene una margarita? ¿todas tienen el mismo número? ¿qué determina dicho número? busca en Dios Google, yo ya lo busqué hace años… y la respuesta científica, estar, está).

¿Podría un análisis de ADN determinar nuestra pareja ideal? ¿Nuestra media naranja? Pregunta propia del programa de Buenafuente. Por 99 dólares y una muestra de tu sangre, la empresa Genesis Biolabs examina tu gen del receptor 1a de la vasopresina (AVPR1a), el llamado “gen del divorcio”, y el de tu pareja, determinando vuestra “compatibilidad genética”, lo que te ahorrará tener que buscar una margarita en el parque más cercano. Si te da verguenza “robar” margaritas en una parque, seguro que te parece un opción maravillosa. En otro caso, te recomiendo ahorrarte los “casi” 100 dólares. La vasopresina es una hormona relacionado con el proceso de encontrar pareja. O eso decían. Las investigaciones más recientes han desmentido dicha relación. El comportamiento sexual humano es demasiado complejo para estar determinado sólo por una hormona (proteína o gen). Aunque una margarita es suficientemente compleja como para determinarlo, claro. Todo el mundo lo sabe. Todo el mundo ha deshojado una… ¿tú no?

Los personajes de las pelis de Woody Allen de toda la vida, tienen problemas con su serotonina (el gen SERT, transportador de este neurotransmisor). Los personajes de las pelis de Stallone tienen problemas con su monoamina oxidasa-A (MAO-A) que afecta a ciertos neurotransmisores generando comportamientos violentos. ¿Qué tienen en común Janis Joplin, Amy Winehouse, y Jimi Hendrix? Muchas estrellas del rock tienen problemas genéticos con sus receptores de dopamina (son “adictos” a la música). ¿Para ser “artista” hay que estar loco? ¿Hay que tener defectos genéticos? ¿Hay que tener ventajas genéticas?

Ya es hora de descansar y que descanséis de mí, por hoy. ¡Qué tal un poco de música!

[youtube=http://es.youtube.com/watch?v=WISX2oSExIA]

[youtube=http://es.youtube.com/watch?v=OqQOaA2LPRo] 



Deja un comentario