Sobre muertos vivientes y la clonación de los congelados

Por Francisco R. Villatoro, el 13 noviembre, 2008. Categoría(s): Ciencia • Medicina • Noticias

dibujo20081112rata3Walt Disney no está congelado a la espera de que la tecnología pueda revivirle, es solamente una leyenda urbana. Sin embargo, el ratón de la foto sí que lo está. Lleva 16 años congelada a -20 °C. Sin ningún producto especial de protección criogénica de los tejidos. ¿Se puede resucitar a esta rata? No, con la tecnología actual lo único que podemos hacer es clonarla. ¡Sí, clonarla! Los ratones del recuadro arriba a la derecha son clones del ratón congelado. Parque Jurásico se puede convertir en una realidad (no con dinosaurios, pero sí con mamuts y otros animales cuyos restos congelados podamos encontrar).

La foto está sacada del artículo “Molecular biology: Clones of the dead,” Nature 456: 144, 13 November 2008 , que comenta el artículo técnico de Sayaka Wakayama et al. “Production of healthy cloned mice from bodies frozen at -20°C for 16 years,” PNAS, 105: 17318-17322, November 11, 2008 , quienes ya habían sido capaces de clonar ratones congelados pero a los que se les había inyectado sustancias químicas crioprotectoras. El nuevo estudio es sorprendente. Ninguna de las células obtenidos del ratón congelado estaba intacta. Para sorpresa de los científicos, la probabilidad de clonar a este ratón ha sido similar a la que se observa cuando se quiere clonar un ratón vivo, por ello afirman que la integridad genética se debe haber preservado durante la congelación. El mejor órgano del ratón congelado para donar células para la clonación ha sido su cerebro. Esto es sorprendente porque nunca se ha podido clonar a un ratón vivo adulto a partir de células de su cerebro.

Este tipo de técnica no son fiables al 100%. Clonar con éxito un ratón vivo por la técnica de transferencia nuclear utilizada por los autores funciona el 94.8%. Clonar este ratón congelado 16 años ha funcionado un 47.4% de las veces. Este número es enorme. Eso sí, la técnica requiere obtener células embrionarias troncales con núcleo transferido (ntES) a partir de los núcleos de las células congeladas y esto cuesta trabajo (se logra alrededor del 4% de las veces a partir de células vivas y sorprendentemente un 2% de las veces a partir de células del ratón de 16 años de congelación).

El artículo promete que las novelas de ciencia ficción se van a quedar cortas en poco tiempo. 



Deja un comentario