La cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar… o sus estrategias de huída

Por Francisco R. Villatoro, el 19 diciembre, 2008. Categoría(s): Ciencia • Noticias • Redes de Neuronas • Science ✎ 2

Matar una mosca al vuelo es difícil. Es más fácil cuando está posada. Matar a una cucaracha, un animal mucho más grande, tampoco es fácil. La cucaracha se da la vuelta (gira 180º) y selecciona aleatoriamente una trayectoria de huída de aproximadamente 90º, 120º, 150º y 180º relativa al “enemigo,” como ha demostrado el italiano Paolo Domenici y sus colaboradores. La elección aleatoria entre estas cuatro posibilidades es fundamental para que los predadores no puedan aprender su estrategia de huída y predecir por dónde huirán. ¿Cuál es el mecanismo neuronal que controla esta respuesta? Nadie lo sabe, aún. La cucaracha Periplaneta americana sigue dando mucho que hablar.

dibujo20081219cucarachahuida1Os he extraído la figura clave del artículo técnico original

Paolo Domenici, David Booth, Jonathan M. Blagburn, Jonathan P. Bacon, “Cockroaches Keep Predators Guessing by Using Preferred Escape Trajectories,” Current Biology 18: 1792-1796, 25 November 2008 . La figura no requiere muchas explicaciones (han estudiado el comportamiento de las 86 cucarachas de una colonia experimental que vive en su laboratorio).

La cucaracha (un blátido) es un animal sorprendente que le da asco a la mayoría de la gente (especialmente las mujeres). Como plaga son difíciles de eliminar por su resistencia a los insecticidas (por ejemplo, todo el centro de Málaga capital en verano está plagado de blátidos). La cucaracha es un animal que destaca entre los insectos sociales por la complejidad de su comportamiento. Su neurofisiología es objeto de gran número de estudios científicos y este estudio sugiere que la red neuronal responsable de su conducta de huída debe ser especialmente sencilla, con lo que será objeto de gran número de estudios en los próximos años, aunque suficientemente impredecible para garantizar que nos costará trabajo predecir por dónde huirán.



2 Comentarios

  1. Es decir, que podríamos tener una cucaracha en el interior del ordenador para generar números random realmente aleatorios, y no los actuales “pseudo-aleatorios” basados en el reloj interno. ¿No?

    También valdría una mosca, supongo. Aunque la cucaracha sólo requiere 2 dimensiones.

  2. Isod, curiosa idea, pero no, no creo que sea así. Serán números pseudoaleatorios (los generados por un sistema dinámico no lineal, posiblemente caótico determinista). Cuando en la entrada uso la palabra “aleatorio” (o cuando en el artículo usan “random” o “stochastic”) siempre se refiere a números pseudoaleatorios.

Deja un comentario