El reductor que oxida, el bloguero y la revisión por pares

Por Francisco R. Villatoro, el 15 noviembre, 2009. Categoría(s): Bibliometría • Ciencia • Peer Review (Revisión por pares) • Science ✎ 5

Dibujo20091115_chemical_nonsense_oxidation_by_reductant_published_in_peer_review_journal

En química, ¿un reductor puede oxidar? Obviamente, no. Se oxida pero no puede oxidar. Un artículo publicado en la prestigiosa revista Journal of the American Chemical Society en julio de 2009 afirma que sí, que han encontrado un reductor que además es oxidante. Los revisores han aceptado el artículo sin encontrar ningún sinsentido en sus resultados. El editor ha estado muy contento porque un artículo tan importante haya sido publicado en su revista. El primer reductor que oxida. Obviamente, mucha gente no se lo ha creído. Lo imposible, es imposible. Un perpetuum mobile (móvil perpetuo) es imposible. Y punto. ¿Pero cómo el editor y los revisores no se han dado cuenta? El artículo técnico, para los interesados en tan importante contribución a la ciencia, digna de un Ig Nobel, es X. Wang, Z. Zhang, D. Z. Wang,, “Reductive and Transition-Metal-Free: Oxidation of Secondary Alcohols by Sodium Hydride,” J. Am. Chem. Soc., Published online July 21, 2009. 

Paul Docherty es bloguero y químico. Él sabe que lo imposible es imposible. Y punto. Y así lo afirmó en su blog “NaH as an Oxidant – Liveblogging!,” Totally Synthetic, 22 July 2009 (quizás la entrada más leída de su blog). Como es químico repitió el experimento y no observó ningún tipo de oxidación (como era de esperar). En su opinión algún tipo de impureza (un oxidante) es el causante de la oxidación observada por los autores del artículo con el uso del reductor. Entre los comentarios de sus lectores hay múltiples ejemplos de artículos semejantes que en el pasado proclamaron la oxidación por un reductor y en todos los casos se demostró más tarde que el efecto era debido a impurezas, por ejemplo, G. Edwin Lewis, “The Reaction of Sodium Hydride with p-Nitrobenzaldehyde,” Journal of Organic Chemistry 30: 2433–2436, July 1965. ¿Los revisores no conocían estos artículos? ¿No se molestaron en buscarlos? ¿Tiene que saber un revisor que lo imposible es imposible?

El sistema de revisión por pares (peer review) en las revistas internacionales es necesario (según todas las encuentas a científicos realizadas hasta el momento), pero tiene este tipo de problemas. A veces se cuela lo que, una vez colado, parece imposible que se hubiera colado. Siempre hay que recordar que “que un artículo esté publicado en una revista no garantiza que sus resultados sean correctos.” No. Rotundamente no. No es el trabajo de los revisores garantizar la corrección del artículo. Su trabajo, ya lo hemos dicho en varias ocasiones en este blog, es ayudar al editor a decidir qué publicar. ¿Fácil? ¡Difícil! Por ello muchos artículos han de ser retractados. No me hubiera enterado de todo esto si no fuera por el Editorial, “Peer pressure,” Nature Chemistry 1, 585, 2009.

La presión por publicar lleva a estos extremos.



5 Comentarios

  1. Hola Francis,

    He leido la magnífica entrada de Docherty y me gustaría puntualizar un par de cosillas:

    1. En ningún momento dice que sea “imposible”. Como buen experimentador/científico dice “Does it work? Hard to say without giving it a go, so I am”. [Traducción libre: ¿Funciona? Difícil decirlo sin intentarlo, por lo que yo lo voy a hacer.]

    2. Él sí obtiene el producto previsto de la oxidación pero con unos rendimientos 5 veces menores que los autores. Teniendo en cuenta que él ha usado mucha cantidad de reactivo comparado con los autores, con lo que se minimizan los efectos de las trazas, y la facilidad con la que se oxidan los alcoholes benzílicos, cabe pensar que el producto de oxidación observado lo ha sido por trazas de agua o por el oxígeno del aire.

    3. Con buen criterio, Docherty achaca a los experimentadores falta de rigor científico: tendrían que haber repetido el experimento en condiciones en las que estuviese garantizada la ausencia de oxígeno.

    Dicho lo anterior, los revisores han hecho el papelón de su vida.

    1. Gracias, César. Confieso que he exagerado un poquito con lo de “lo imposible es imposible.” Nunca digas nunca jamás. Nada hay imposible. Cualquier día alguien da el bombazo y descubre un producto simple que actúa a la vez de oxidante y reductor.

  2. Que las cuentas sean correctas no es la labor de los revisores; pero claro, sí lo es que no se cometan errores garrafales. Por otro lado, no es imposible que se cuelen gazapos, de hecho es bastante probable. Nadie tiene los datos originales para ver si siguen una normal o una pluscuamperfecta, ni tiene el programa disponible para ver si efectivamente corre en cero coma segundos, ni los fuentes del programa para ver si el resultado es efecto del algoritmo publicado o de una constante H = 2.7 puesta en el fuente y en ningún otro sitio que hace que todo funcione.

  3. El comportamiento como oxidante o reductor depende de las electronegatividades relativas, no de las absolutas. No hay nada que a priori impida que un reductor electroquimico en una reaccion sea oxidante en otra, un ejemplo para el enlace covalente lo tenemos en el difluoruro de oxigeno donde el oxigeno tiene valencia +2.

Deja un comentario