TERRA y María Antonia Blasco Marhuenda

Por Francisco R. Villatoro, el 12 agosto, 2010. Categoría(s): Biología • Bioquímica • Ciencia • Mujeres en la ciencia • Personajes ✎ 11
B. Luke, J. Lingner, “TERRA: telomeric repeat-containing RNA,” The EMBO Journal 28: 2503-2510, 2009.

El Premio Nobel de Medicina 2009 olvidó a la española María Antonia Blasco Marhuenda. Se tuvo que conformar con el Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal 2010 en el área de Biología. Los medios españoles también parece que se han olvidado de ella. Estar a punto de obtener el Premio Nobel parece que no significa casi nada en España. Buscas en Google News “Maria Blasco” y obtienes bastante poco, por no decir nada. Buscas en Menéame y tres cuartos de lo mismo. La noticia “Investigadoras españolas identifican una nueva diana contra el cáncer,” SINC, 17 mayo 2010, pasó sin pena ni gloria. Incluso una noticia del año pasado, “Premios Nobel de Medicina ¿Por qué no a María Blasco?,” Tall & Cute, 5 octubre 2009, también pasó casi desapercibida. En este blog nos hicimos eco (en una PS a nuestro anuncio del Premio Nobel de Medicina 2009) y le tenemos cierto cariño a María Antonia. Así que habrá que dedicarle una entrada.

PS: Mea culpa por no haberlo comprobado. “El comité Nobel no indica los trabajos de Greider junto a María. Estos trabajos son tan relevantes para el Nobel como los citados por el comité.” Aclaración de Tall & Cute.

Empecemos recordando la noticia del año pasado. El club de los olvidados del Premio Nobel, quienes estuvieron a punto de obtenerlo pero no lo lograron, tiene un nuevo miembro español. La española María A. Blasco, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), trabajó junto a Carol W. Greider en su descubrimiento del papel del enzima telomerasa en el acortamiento de los telómeros de los cromosomas en cada división celular, descubrimiento que ha llevado a esta última a lograr el Premio Nobel de Medicina 2009. La Dra. Blasco fue la primera en caracterizar la enzima telomerasa y ha dedicado su vida a su estudio y sus implicaciones en el cáncer. El Premio Nobel sólo se puede conceder a 3 personas. Quizás esa es la razón de que España no haya alcanzado dicho galardón en esta ocasión.

María A. Blasco realizó su doctorado bajo la supervisión de la Dra. Margarita Salas (a la que la Universidad de Málaga ha nombrado Doctora Honoris Causa este año) y realizó su estancia postdoctoral en el laboratorio de la Dra. Carol Greider en EE.UU. donde clonó el primer gen de la telomerasa. Actualmente es Directora del Programa de Oncología Molecular en el CNIO y es una de las investigadoras españolas más importantes. Entre sus múltiples galardones destaca la Medalla de Oro de la Organización Europea de Biología Molecular (EMBO), siendo la única española en recibirla, de hecho, el único español en recibirlo. Y el reciente Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal 2010 en el área de Biología.

Qué son los TERRA. Nos lo explican muy bien en “Identifican nuevos reguladores de la telomerasa y los telomeros,” SINC, 28 junio 2010. “Investigadoras del grupo de Telómeros y Telomerasa del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han identificado en las células un conjunto de proteínas de unión al RNA que se unen a los RNAs teloméricos (TERRA) y regulan su abundancia y sus funciones. Estos hallazgos anticipan la importancia de las proteínas que se asocian a los TERRA en la biología de los telómeros y las enfermedades teloméricas, como el cáncer y las asociadas al envejecimiento.” Os recuerdo que los telómeros son secuencias repetidas de ADN que se sitúan en los extremos de los cromosomas. Su función es proteger los cromosomas de su degradación mediante la enzima telomerasa. Podría pensarse que los telómeros no son transcritos en ARN, pero no es así, lo son. Sus transcriptos en ARN (o ARN teloméricos) se llaman TERRA, es decir, son ARN no codificantes de diferentes tamaños cuyo papel es la inhibición de la actividad de la telomerasa y gracias a ello proteger los extremos de los cromosomas. Los detalles de los mecanismos moleculares que controlan la concentración de los TERRA en el núcleo siguen siendo desconocidos. Isabel López de Silanes, Martina Stagno de Alcontres y María Antonia Blasco Maruhenda del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han dado un paso importante identificando un grupo de cuatro proteínas que se unen a los TERRA. Estas proteínas no eran desconocidas para los científicos y pertenecen a la familia de proteínas hnRNP (ribonucleoproteínas nucleares heterogéneas). Se sabe que tienen un papel en la transcripción, el procesamiento, la traducción y la protección de ARN recientemente sintetizados. Estas cuatro proteínas son : hnRNP A1, hnRNP A2B1, hnRNP F, y hnRNP M. Gracias a estimular o inhibir la expresión de cada una de estas cuatro proteínas, las investigadores han descubierto como reguan la abundancia y localización de los TERRA, y también como influyen en la longitud del telómero. El artículo técnico es Isabel López de Silanes, Martina Stagno d’Alcontres, Maria A Blasco, “TERRA transcripts are bound by a complex array of RNA-binding proteins,” Nature Communications 1: 33, 29 June 2010 [es de acceso gratuito].

Otro trabajo reciente del grupo de la Dra. Blasco nos lo explican en “Las proteínas de los telómeros viajan a zonas no teloméricas y regulan la expresión de los genes. La doble vida de las shelterinas,” SINC, 11 julio 2010. “La shelterina RAP1 se aventura a sitios distantes de los telómeros donde controla la expresión de genes implicados en metabolismo. Las shelterinas son un grupo de seis proteínas (TRF1, TRF2, POT1, RAP1, TIN2 y TPP1) que forman un escudo protector al final de los cromosomas o telómeros. Entre ellas, RAP1 es la proteína más antigua, ya presente en levaduras. Para entender la función de RAP1 los científicos de grupo de Maria A. Blasco han generado ratones que carecen del gen que codifica a RAP1. Al contrario que los ratones deficientes para cualquiera de las otras shelterinas, los ratones sin RAP1 tienen telómeros funcionales, indicando que RAP1 no es esencial para la función del telómero. El estudio del CNIO ha descubierto que RAP1 no solo está presente en el telómero sino que también a lo largo de los brazos del cromosoma. RAP1 se une a zonas extra-teloméricas a través del reconocimiento de al menos dos repeticiones de la secuencia telomérica TTAGGG, que se encuentra presente en las regiones promotoras de algunos genes así como en regiones inter-génicas. El estudio demuestra no solo que RAP1 es una shelterina atípica por su presencia en otras partes del cromosoma sino que además su ausencia produce cambios en la expresión de genes implicados en cáncer, adhesión celular y metabolismo. RAP1 es la única shelterina que no es esencial para el desarrollo. Sin RAP1 los ratones viven, pero presentan telómeros más cortos y desarrollan prematuramente hiperpigmentación de la piel, así como problemas metabólicos como obesidad. Este estudio deja la puerta abierta a la relación entre las shelterinas y los procesos de cáncer y envejecimiento.



11 Comentarios

  1. Un apunte rápido, relacionado con lo que comentabamos hace poco en tu post del diagrama de los estudios de doctorado: Conozco a María Blasco relativamente bien, así como a gente de su laboratorio, y he visto como se trabaja alli. El papel que ha jugado ella en el descubrimiento de la telomerasa y en sus implicaciones posteriores esta fuera de toda duda. Otra cosa es como se transforma una persona innovadora y brillante en otra cómoda, que se sube al carro de su descubrimiento y se abona al paper facilote pero que cuela en lo más alto poque se llama Maria Blasco. Para muestra un botón: la he visto en 3 congresos en 3 años consecutivos hacer casi la misma presentacion, sin aportar nada nuevo o relevante. También sé que el método científico aplicado en su laboratorio deja mucho que desear (y no pongo ejemplos para no pillarme los dedos porque son graves). En el CNIO no la tienen en tan buena estima como les gusta aparentar cuando salen en en la tele… pero como he dcho antes, los aportes que ella ha hecho al campo son, o fueron, muy importantes. Eso sú, su marido, Manuel Serrano, es un cientifico brillante y una bellisima persona, se comlementan bien.

    Saludos

  2. Me he alegrado un montón por su premio.

    @cienciadifusa eso del “paper facilote”. Si miras sus papers en Google Scholar (por ejemplo a partir de 2005, ya lejos de EEUU verás que son altamente citados: http://scholar.google.com/scholar?hl=es&q=blasco+MA+2005&btnG=Buscar&lr=&as_ylo=&as_vis=0 por lo que no se puede argumentar que los coló y que no valían. No sé que presentará en congresos pero tiene trabajos excelentes en los últimos años (puedes verlos en pubmed “Blasco MA”. Por último, acusar de mala praxis sin pruebas y desde el anonimato es bastante feo.

  3. Yo no he dicho que no valian, he dicho que a veces el nombre hace mucho y que es mucho mas facil publicar tu articulo en revistas de mas alto indice de impacto. En cuanto a las citaciones, si trabajaras al nivel que esa gente, sabrias que los tienes que citar por compromiso. Me explico, si trabajas en telomerasa y envias un paper a una buena revista, pues tienes que citar todo lo que puedas de los cracks de la telomerasa (en este caso M Blasco) sea bueno o malo, pq esa gente es la que a va revisar tu artículo, y les gusta verse considerados en los papers de los demas, saberse importantes…Solo digo que si te llamas Pepe Perez y envias el mismo trabajo que M.Blasco a la misma revista, no lo cuelas ni con calzador.

    Por ultimo, me reafirmo en lo que he dicho sobre el metodo cientifico de su laboratorio. Conozco personalmente a un cientifico que trabajo años junto a ella en el CNIO y se de lo que hablo. Te puede parecer fea la acusacion, pero te guste o no es lo que hay y asi es como se trabaja hoy dia, porque hay que publicar si o si para que te den la siguiente beca. Y perdona que no aporte pruebas o te ponga aqui mi DNI, pero es que si, son acusaciones graves y dificiles de demostrar, porque lo que esta publicado ahi queda, y es mi palabra, que no soy nadie, contra la de los demas, pero no es una acusacion gratuita.

    Solo quiero decir como ya he dicho antes, que su trabajo ha sido y es importante, y que se merece los honores con que la agasajan, quizas incluso el premio Nobel, que ya es hora de caiga alguno en nuestro país. Sólo quiero poner de manifiesto que no es oro todo lo que reluce ni tan bonito es como parece.

    Disculpadme si he ofendido a alguien, solo quiero aportar una vision mas amplia de un mundo que conozco bien y que me tiene muy quemado, quizas por eso mis comentarios son mas causticos

    Saludos a todos!!

  4. Para Ciencia Difusa,

    Mi nombre es Luis Donate, mi DNI es el 5030603, conozco a Maria A. Blasco desde 1985. Pertenezco al grupo de Supresión Tumoral del CNIO.

    1) A la vista de tus posts, tienes un desconocimiento extremadamente profundo del mundo que dices conocer.
    2) Tú no conoces a Maria A. Blasco, ni relativamente bien, ni relativament mal. Sencillamente no la conoces.
    3) ¿Por qué mencionas a Manuel Serrano?, ¿también le conoces y con el mismo grado de profundidad con el que “conoces” a Maria A. Blasco?.¿O lo haces simplemente por un acto de machismo exacerbado?.
    4) ¿qué idea tienes tú de lo que es o no es relevante o de importancia en el campo de la biología de los telómeros y la telomerasa?.
    5) ¿De verdad que has consultado los avances científicos de su laboratorio en el período de tiempo que mencionas?. Es manifiesta la variedad y la diversificación, en especial en lo referente a la impñlicación de los telómeros y la telomerasa en la reprogramación nuclear de células adultas diferenciadas en células madre pluripotente inducidas. Estos descubrimiento son aportaciones novedosas y “groundbreaking”.
    6) Publicar (que no colar) un trabajo de investigación en una revista de elevado índice de impacto tiene un único requerimiento: que el trabajo enviado sea de calidad.
    7) Tus “acusaciones” (creo que desvaríos sería un término más adecuado) aparte de ser gratuitas son zafias, soeces, vulgares y el paradegima de la envidia endémica.
    8) Tú, ¿cómo trabajas?. Aun más, ?tú trabajas?. Igual sí, si por tal se entiende escribir notas del tipo conozco a uno que conoce a una que conoció a uno que una vez se sentó tres filas por delante de Maria A. Blasco.
    9) Sé que es muy gravoso identificarse cuándo se van a exponer el tipo de tropelías que has detallado en tus aportaciones, pero debieras haberlo hecho.
    10) Por último, ante la posible pregunta de por qué te he respondido y por qué lo he hecho de esta manera te ofrezco una contendete respuesta común a ambas: “Because I can”.
    Atentamente,
    Luis

  5. Hola Luis, gracias por tu comentario. No hace falta que te exaltes tanto. No he trabajado con ella directamente, como tu. Quizas la persona que si lo hizo (nadie en la tercera fila) y que ahora trabaja conmigo acabo escaldado de su trabajo y del CNIO en general, asi que a lo mejor lo que nos ha comentado sobre la forma de trabajar alli este motivado por su descontento y no sea fiel a la verdad, en cualquier caso le doy a él el mismo credito que a ti.

    Que me taches de escribir acusaciones zafias, vulgares, etc creo que esta fuera de lugar, no he insultado a nadie. Y si, si trabajo, en lo mismo que tu, no me menosprecies ni juzgues por lo que escribo. Solo soy un pobre investigador predoctoral (precario) quemado ttras 4 años de tesis. En 2012 empezare un MBA y me desviare del mundo de la ciencia que tantos sinsabores me ha dado, asi que envidia a la gente que se dedica a esto ninguna.

    Saludos a todos y pido disculpas si he ofendido a alguien, solo he expresado una opinion sobre lo dificil o facil que es publicar en segun que casos. Mientras tanto retiro mis “acusaciones” hasta que la persona que me hizo esos comentarios me los pueda confirmar.

  6. Me hace gracia este Luis saliendo a defender, tirándose al cuello, a quien ose criticar a su dueña. No hay que ponerse así, hombre. Todo el mundo científico sabe de la inutilidad del trabajo de María Blasco, de su máquina de hacer churros para publicar y de sus métodos tiránicos y déspotas para exprimir a su gente. Además, dada la irrelevancia de lo que hace, nadie se va a poner a intentar reproducir lo irreproducible de su trabajo. Ejemplos de cosas publicadas por su grupo que no se traga nadie los hay a patadas, y ejemplos de cosas publicadas a base de forzar resultados o manejar información privilegiada también.
    Bastaría con preguntar de manera anónima a los que han trabajado o trabajan para ella, frente a este Luis fiel servidor de su amo.
    Ah, y lo de la chorrada del Nobel ya está bien, que hay varios sitios ya mostrando la ignorancia patriotera que da verguenza ajena. Haber trabajado para alguien importante no te hace merecedor de un premio así. Y haber continuado chupando del mismo bote que otros descubrieron tampoco.

  7. No acabo de entender esta entrada, así como la de Tall & Cute. Estoy de acuerdo en que hay que potenciar el conocimiento y la popularidad de la ciencia, así como de los científicos, y tratar de acercar a la gente lo que estos hacen. Pero de ahí a decir que Maria Blasco recibe poca atención por parte de los medios de comunicación … me parece algo más que exagerado. Ayer mismo teníamos ocasión de leer una entrevista con ella en la contraportada de un diario como El Mundo y son frecuentes los reportajes en medios de comunicación de primera línea que nos acercan su figura. No puede ser de otra manera, puesto que estamos hablando de una de las científicas más destacadas de nuestro país y de Europa.
    Del mismo modo, reconociendo su gran trabajo y el enorme número de publicaciones de altísimo impacto que jalonan su carrera, no entiendo ese empeño por afirmar que se comete una enorme injusticia por no otorgarle el premio Nobel. El hecho de compartir nacionalidad no debe nublarnos la razón. Es evidente en el campo de los telómeros qué personajes han sido clave en su desarrollo y, por muy importantes que hayan sido (y continúen siendo) las aportaciones de María Blasco y su grupo, está claro que su trabajo no la sitúa entre los iniciadores del campo, que es lo que se trata de premiar en los Nobel.
    Pero es que eso no es ningún demérito. La carrera de María Blasco está repleta (y continuará estándolo) de premios y reconocimientos a su trabajo, de enorme importancia y prestigio, adecuados a su contribución científica. No sería el primer caso de científico de rotundo éxito, con producción mayor aún en “peso” que el de pioneros de un campo, que no está entre los elegidos para el Nobel, pero sí recibe reconocimientos propios de la importancia de su trabajo.

    1. Exactamente, no es un deshonor que no te den el Nobel, de hecho dan solo uno cada año (en medicina y fisiologia) y mirad lo competitivo que es esto, la gente buena que hay, los grandes descubrimientos y descubridores…y si no que se lo digan a Antonio Garcia-Bellido, que si ha sido pionero en muchos camposen el ambito de la genetica y el desarrollo, sus investigaciones ya forman parte de los libros de texto y ha sido durante muchos años eterno candidato al Nobel sin conseguirlo nunca…

      Saludos!

  8. aqui una biologa molecular novel, estoy interesada en el trabajo de maria blasco no tengo nada que ver con ella estudio n la univeridad de oviedo, me ha gustado el post; es una pena que no consiguiera el nobel pero alguna que otra injusticia parecida le ha tocado vivir a la ciencia española. como cientifica mis respetos a sus trabajos y descubrimientos y una gran envidia ya que ha encontrado algo innovador con lo que yo ni siquiera sueño, estoy trabajando en EEUU y si la competencia entre equipos y en ciertos casos y departamentos de investigacion entre compañeros es bestial por no hablar del posible desencanto que te puedes llevar si eres el subordinado de un deshonesto al q tngas q rendir cuentas y eche un ojo a tus notas…
    desearia hacer un triple!! la criatura moriria ya no???
    saludos amigos, I miss Spain, adoro los post!

  9. Pues yo conozco a María Blasco desde nuestros tiempos de instituto. Era una estudiante brillante, muy concentrada en su camino y con verdadero interés por el conocimiento. Sin duda, sus logros son la consecuencia de aquél carácter. Y como en todas partes, siempre hay quien siente envidia por los triunfos ajenos. María es una persona, y por tanto con derecho a acertar y a equivocarse, como cualquier otro, con amigos y con enemigos, como es natural.

    PD: por cierto, a uno de esos críticos con María, decirle que los masters MBA ya no son garantía de nada, ya sabemos cómo los venden instituciones prestigiosas a cambio de favores o a cambio del dinero suficiente… Muchos MBA son fachada de muchos ineptos.

    La vida sigue.

Deja un comentario