La utilidad de los servicios profesionales de edición y corrección de artículos científicos

Por Francisco R. Villatoro, el 6 diciembre, 2010. Categoría(s): Bibliometría • Ciencia • Science ✎ 3

Pongamos un ejemplo. «Mirko Petrovic tenía un problema. Un artículo en el que era el autor principal había sido rechazado para publicación. Los revisores afirmaban que la metodología del artículo era adecuada, pero los datos eran escasos y su formato no era correcto; además, tenía que pulir el idioma. Mirko tenía prisa, mucha prisa. ¿Cómo lograr resolver los problemas del artículo en menos de dos semanas? Petrovic había oído hablar de una empresa que ofrecía servicios de edición profesional de artículos. Nunca había utilizado este servicio antes, pero decidió probar. Negoció un precio de 300 $ (dólares americanos), envió el artículo acompañado de datos adicionales que no aparecían en el artículo original. Varios días después recibió la versión final. Habían reestructurado la metodología, habían incorporado y reformateado la presentación de los nuevos datos, y el inglés ahora era mucho más claro y fluido. Petrovic y sus coautores enviaron su artículo a la revista médica belga Acta Clinica Belgica, donde fue aceptado rápidamente (M. Petrovic et al. Acta Clin Belg. 61: 119-126, 2006).» Este ejemplo nos lo cuenta Karen Kaplan, «Publishing: A helping hand,» Nature 468: 721–723, 01 December 2010. He de confesar que a mí no me gusta el formato final de las figuras en el artículo de Mirko pero el inglés es fluido.

Científicos de todo el mundo usan cada vez más este tipo de servicios de corrección de manuscritos, especialmente los que no tienen al inglés como lengua materna y provienen de países como China, India, Oriente Medio y América del Sur. El servicio básico incluye la corrección de la gramática, la ortografía, la puntuacion, la coherencia, la claridad, el uso adecuado de mayúsculas, el uso preciso de los términos técnicos y la fluidez de la presentación. Pero muchos autores, como Petrovic, quieren algo más que pulir el inglés, como la incorporación de datos adicionales; quieren alguien que entienda su trabajo y pueda destacar lo que es importante.

El artículo de Karen Kaplan destaca los servicios de edición de textos que ofrece su propia editorial: Nature Publishing Group Language Editing (NPGLE), que desde junio 2008 ha sido muy utilizado por autores que aspiran a publicar en Nature y otras revistas de alto impacto. Además, Karen nos indica que Macmillan Scientific Communication esta desarrollando un servicio de edición científica más avanzado que proporcione asesoramiento en profundidad en cuanto a contenidos, estructura y presentación del manuscrito. Este servicio será lanzado el año próximo.

El costo de estos servicios es alto y los autores deben sopesar si realmente les merece la pena usarlos, ya que ningún servicio de edición científica, ni NPGLE ni ningún otro, puede garantizar que un artículo sea aceptado por una revista (sea Nature o cualquier otra). El precio varía entre 250$ para un artículo de 6000 palabras que deba estar listo en 2 o 3 semanas, hasta 5000$ para un artículo de 12000 palabras a entregar en 48 horas. Muchos editores de revistas internacionales dicen que es una inversión que merece la pena. 

Cuestiones éticas aparte, como si se debe indicar en los Agradecimientos del artículo que se han utilizado estos servicios, lo que los autores deben tener claro, como lo tienen los editores, es que un artículo bien escrito, sin defectos evidentes, es el primer paso para que el artículo sea aceptado por los revisores. Para muchos revisores rechazar un manuscrito porque es «ilegible» es lo más fácil y rápido, ya que no hay que preocuparse por el contenido técnico.



3 Comentarios

  1. Hay revistas que no se cortan al cambiarte párrafos enteros de tu artículo (Science es una de ellas), sospecho que para bien. A veces un revisor se molesta en reescribir frases. En cualquier caso, nosotros enviamos siempre el artículo a servicios profesionales de edición y aunque es necesario echar un vistazo a los resultados, hasta el momento los artículos han mejorado. Los precios que pagamos andan entre los 300 y 500 euros. ¿Mucho? ¿Poco? Bueno, dentro del presupuesto de un proyecto (incluyendo las horas de trabajo en la cuenta) es una fracción mínima respecto a los potenciales efectos que has mencionado: un artículo más legible y con más probabilidades de publicación ya que si la primera sensación de un revisor es de rechazo, al menos que no lo sea por la forma. Saludos.

  2. Nosotros empleamos los servicios de un investigador nativo en el inglés. Soy de la idea de que por cada 10 investigadores se debe tener contratado alguien que revise los articulos; creo que es más barato que la paga profesional.

Deja un comentario