Por qué los científicos están vacunando a los mosquitos en lugar de a los enfermos de dengue

Por Francisco R. Villatoro, el 7 abril, 2011. Categoría(s): Biología • Ciencia • Medicina • Noticias • Science • Virología ✎ 9

Para combatir el dengue en Australia se ha desarrollado una nueva técnica de control de insectos: vacunar en laboratorio huevos de mosquito con la bacteria Wolbachia pipientis, que es inocua en humanos, que se dejan en libertad para que cuando eclosionen infecten a otros mosquitos con dicha bacteria; se estima que 40 mosquitos pueden infectar a unos 6000 en solo una semana. Scott O’Neill, de la Universidad de Queensland, y sus colegas han dejado en libertad unos 72 000 (huevos de) mosquitos vacunados en el norte de Australia y están realizando un seguimiento de su efecto sobre la epidemiología del dengue en la zona. Los resultados provisionales indican que el 25% de las larvas en la población natural en la que se ha aplicado la técnica de O’Neill están ahora infectadas con la bacteria Wolbachia. El próximo verano se ensayará esta técnica también en Vietnam. Esta técnica de control de insectos parece más “políticamente correcta” que las técnicas de ingeniería genética que modifican el ADN del mosquito para que deje de ser un vector transmisor del virus del dengue. Ya se sabe, todo lo GM tiene mala prensa. Nos lo ha contado Rebecca Coffey, “Dengue Fever: Infectious disease Outsmarting,” Scientific American, April 2011.

Os recuerdo. El dengue es una enfermedad vírica aguda (producida por el virus del dengue) que es transmitida por el mosquito Aedes aegypti, que se cría en el agua acumulada en recipientes y objetos en desuso. Una enfermedad que sufren entre 50 y 100 millones de personas en áreas tropicales y subtropicales (Centroamérica, Sudamérica, México, África y norte de Australia); yo he sufrido en propias carnes las campañas de desinfectación de las casas para evitar la propagación de la enfermedad en Cuba. Por cierto, hay cuatro serotipos del virus del dengue, DEN-1, DEN-2, DEN-3, y DEN-4, que producen cuatro enfermedades similares pero distintas. No es una enfermedad mortal (salvo excepciones) pero es motivo de ingreso en un hospital.



9 Comentarios

  1. Ais… la ingeniería genética va a acabar peor que la energía nuclear. Al tiempo. A mí este método no me parece más “políticamente correcto”, me parece incluso más “biológicamente apropiado”. Me apuesto algo a que además es muchísimo más eficiente, por no hablar de barato y con muchos menos efectos colaterales (previstos y naturalmente imprevistos). Bueno, barato para las arcas públicas, claro xD. Si alguien piensa que los OMG tienen mala prensa, me pregunto qué definición daremos cuando pase el Fukushima de turno en la IG…

  2. Pues aunque sea desde la pura lógica cuantitativa, soltar bichos (es decir, genomas enteros) en un ecosistema siempre será más peliagudo que soltar trozos de bichos (es decir, genes concretos). Amos, digo yo.

  3. Pues pienso que dices muy mal, desde la definición hasta el concepto xD. Mira, la ingeniería genética es toda como la industria nuclear: mentiras y dinero. El día que dejen de hacer patentes en ese mundillo y pongan todos sus “descubrimientos” en creative commons, por ejemplo, en ese momento empezaré siquiera a interesarme por lo que hacen. De momento ni hacen nada creativo, ni nada importante (en mi opinión el 95% de lo que hacen es ruido), ni desde luego hacen otra cosa que poner otro clavo en la percepción que el grueso de la población, que es ignorante en ciencia como en tantas cosas, tiene de ésta. La Biblioteca de Alejandría se vino abajo, entre otras cosas, porque en medio de un colapso sociopolítico sin precedentes la gente prefirió agarrarse a verdades ideológicas que a la inseguridad del conocimiento científico, en mi opinión estamos mucho peor, de hecho, tú me estás dando un argumento ideológico y nada científico (cítame por favor un estudio serio que avale la barbaridad que acabas de soltar), así que si la “ciencia” es la primera en vender ideología, ay, que nos vamos a repetir la jugada. Y si ya la primera vez fue una tragedia, una segunda puede ser definitiva.

    Así que no me voy a andar vendiendo por un plato de lentejas. La industria que defienda sus mantras, que no sólo no son científicos, sino que encima manipulan groseramente ésta en beneficio de sus intereses más que espurios.

    Más reflexión, por favor.

      1. Coño, no. Pensé que estaba claro que estaba contraargumentando a Estévez. Es a Estévez a quien le pedí cita sobre lo que estaba él argumentando. El artículo ya trae lo que tiene que traer. Ay, esto me preocupa, ¿tan mal me expreso?

        El único comentario que critiqué en el artículo un poco más arriba fue la semi-sorna sobre la ingeniería genética. La noticia que se da en el artículo me parece fabulosa, en todos sus aspectos. Este ángulo de ataque siempre me parecerá mucho mejor y más apropiado que emplear tóxicos químicos o ponerse a jugar al Frankenstein. Hace poco compararon la energía nuclear con usar una Husqvarna (una motosierra) para cortar mantequilla, en cierto sentido es hasta una analogía muy adecuada. Para muchísimas cosas (que casualmente son todas las del márketing del producto en cuestión), de la ingeniería genética se podría decir lo mismo. Pero claro, la ingeniería genética da pie a patontas y vivir de la castaña (como el sector químico-farmacéutico), este tipo de métodos son mucho menos susceptibles de ser parasitados por el así llamado sector político-financiero.

        No sé si me he explicado mejor o he acabo de liarla del todo.

    1. Vaya elemento el protestón. Tu si tienes mucha parasitación, ideologica (por llamarlo de alguna manera): topicos antiingenieria genetica, antiquimica, antinuclear, (que pasaba por allí), etc.
      Me ha hecho gracia lo que dices de ‘creative commons’. Si unos cientificos patentan algo no les acuses de ser no ser ‘creatives’ sino de no ser muy ‘commons’ si acaso. De todas formas en arxiv puedes encontrar tropecientosmil articulos gratuitos acerca de ingeniería genetica, asi que ya puedes interesarte en ello según tus palabras.
      Leerte es como rememorar fancines quinceañeros, todos los tópicos ideologicos imaginables.

      1. Muy interesante tu opinión, muy bien fundamentada. Los científicos no suelen patentar nada, suelen hacerlo las grandes corporaciones. Como intento ser científico, precisamente suelo, siguiendo el consejo de Gould, someter bajo estricto escrutinio las ideas que son de mi particular querencia, es un buen consejo y me alegro de conocerlo. En mi opinión deberías aplicártelo tú también.

        La tecnología no funciona ni ha funcionado jamás bajo otros criterios que los que marca la estructura socioeconómica dominante en cada sociedad o cultura. La tecnología es además, una forma de cultura, no una forma de ciencia (y sí, la cultura de tipo “convencional” también está plenamente incardinada en sus estructuras socioeconómicas). Naturalmente, hay tecnología que resulta en retornos beneficiosos para toda la población independientemente de la estructura actual vigente que sólo le interesa el retorno de capital e independiente de que esos beneficios puedan ser hipotecas para los que vienen detrás (con lo cual estamos atentando contra la supervivencia de nuestra propia especie, algo que otorga poca papeleta darwiniana), y tecnología cuyos beneficios no salen del círculo estricto de los directamente beneficiados y que resulta claramente en un perjuicio para la mayoría de la sociedad.

        La energía nuclear es claramente un ejemplo de este estilo, la ingeniería genética, otro. De hecho, si te molestas en leer las tonterías que decían los defensores de la energía nuclear en 1950, verás que no están nada distantes de las sandeces que dicen los adalides de la ingeniería genética, tan, tan cerca, que se aprecian muchas pautas de conducta idénticas con claridad. Igual que la energía nuclear que prometía todo, la energía genética de momento no ha hecho nada. Ni se prevé (ni ellos).

        Por otro lado, el actual paradigma biológico podría ser bastante falso, existen numerosos datos que apuntan a que los genes no funcionan de esa forma tan lineal como se pretende vender, si lo prefieres con otras palabras, en mi opinión por ejemplo Craig Venter es un payaso y un cantamañanas, por abreviar, que no saben ni la punta del iceberg, literalmente, y nos están vendiendo un oso que no es que ni esté cazado, es que no sabemos ni si es oso.

        Pero bueno, si tú ves las cosas de otra manera, tus razones tendrás. Pienso que las mías están claras, creo que las tuyas también son bastante obvias.

  4. No entiendo el debate de mas arriba. Pero me parece que los australianos la han hecho muy bien tomando una medida preventiva que ahorra dinero y previene enfermedades.

Deja un comentario