Francis en Mapping Ignorance: Micro black holes are seeds of vacuum instability

Por Francisco R. Villatoro, el 24 septiembre, 2015. Categoría(s): Bosón de Higgs • Ciencia • Colaboración Mapping Ignorance • Física • Noticia CPAN • Noticias • Physics • Recomendación • Science ✎ 13

Dibujo20150924 micro-black-hole - mapping ignorance

Te recomiendo leer mi última contribución “Micro black holes are seeds of vacuum instability,” Mapping Ignorance, 23 Sep 2015, cuyo primer párrafo (en inglés) dice: “Our universe is not stable according to the currently measured values of the top quark and Higgs particle masses. There is a non-null probability that at any instant in the next billions of years the present “false vacuum” will change to a “true vacuum” by quantum tunneling, destroying all matter, energy and spacetime without any forewarning. Theoretically, a first-order phase transition will occur by bubble nucleation. Usually, phase transitions are dominated by bubbles nucleating around fixed sites, like impurities in the medium or imperfections in the containment vessel. Philipp Burda, from Durham University, U.K., and two colleagues have studied the effect of quantum gravity corrections added to the Higgs potential during the vacuum instability phase transition. Their result is amazing, small black holes can act as nucleation seeds for the decay of the metastable vacuum.”

Seguir leyendo en Mapping Ignorance…

Mi contribución se basa en los siguientes artículos:

 

Philipp Burda, Ruth Gregory, Ian G. Moss, “Vacuum metastability with black holes,” Physical Review Letters 115: 071303, 13 Aug 2015, doi:10.1103/PhysRevLett.115.071303, arXiv:1501.04937 [hep-th].

Joan Elias-Miró et al., “Higgs mass implications on the stability of the electroweak vacuum,” Physics Letters B 709: 222–228, 19 Mar 2012, doi:10.1016/j.physletb.2012.02.013, arXiv:1112.3022 [hep-ph].

Sidney Coleman, Frank De Luccia, “Gravitational effects on and of vacuum decay,”Physical Review D 21: 3305–3315, 1980, doi: 10.1103/PhysRevD.21.3305.

Philipp Burda, Ruth Gregory, Ian Moss, “Vacuum metastability with black holes,” preprint submitted on 25 Mar 2015, arXiv:1503.07331 [hep-th].

 

 



13 Comentarios

  1. El único consuelo es que, de no haberse formado miniagujeros negros en el Big Bang, eso no pasaría hasta un futuro muy, muy lejano, cuando los agujeros negros actuales se estuvieran evaporando -y para entonces puede que ya se habría producido de otra manera esa transición de fase-.

    Y a ver si no acaban saliendo más estudios que muestran que hasta el equivalente de un estornudo a escala cósmica puede destruir el Universo y que hay algo más que aun no hemos descubierto que lo evita. Es apasionante comprobar el avance de la Ciencia.

  2. Igual y es una pregunta tonta pero, si en el CERN se acaban generando micro agujeros negros para estudiar el campo de Higgs, ¿también contribuyen al cambio de fase?

    Sin hacer eco de los sensacionalismos apocalípticos relacionados con el CERN, claro.

    1. Josecb, las fórmulas (5) y (6) del artículo te lo aclaran; dependen del inverso de la masa. En palabras sencillas, la burbuja que se nuclea en el agujero negro lo tiene que destruir/sustituir, lo que sólo puede hacer si su masa es, como mucho, unos cientos de veces la masa de Planck.

  3. Con poca sorpresa veo que en algunos medios se hacen eco de la posibilidad aparición de esos microagujeros en el CERN y ha faltado tiempo para que aparezcan los que piden el desmontaje de esa “maquina del juicio final” ante la posibilidad de que “un agujero negro cuántico se coma la tierra”
    Los periodistas entiendo que son de letras, pero no sería mucho pedir que al menos se molestaran en dar las noticias con un mínimo de rigor

  4. Siempre y cuando existiera esa dimensión extra que se comenta -sería interesante, por cierto ver esos cálculos, ¿algún link a arXiv?-. Por otro lado, incluso si no se hubiera levantado ese revuelo los científicos que están detrás del CERN se habrían preocupado seguramente de los cálculos previos para evitarse posibles sorpresas de muy mal gusto. Aunque los resultados fueran solamente parte de los cálculos que hubiera en el proyecto para así justificar su construcción.

    Además, incluso el más potente acelerador de partículas que podamos fabricar es solamente un juguete al lado de las energías que maneja el Universo. Puede que aquí existan los cinturones de Van Allen y una atmósfera, pero en otros sitios dentro del Sistema Solar no tienen tanta suerte y nada impide que algún cuerpo haya recibido un impacto -o varios- de rayo cósmico más potente que los que puede producir el LHC en los miles de millones de años del Sistema Solar. Y si no basta siempre se puede pensar en los momentos justamente posteriores al Big Bang, cuando todo el Universo estaba en las condiciones que produce el LHC aunque fuera por una pequeña fracción de segundo.

    Está bien avisar de riesgos, pero la línea entre eso y el sensacionalismo es bastante delgada.

Deja un comentario