#rosavientos: ¿Por qué las cabras miran fijamente a los hombres?

Dibujo20160725 Las-cabras-que-miraban-fijamente-a-los-hombres-youtube

Ya está disponible el audio del podcast de Eureka, mi sección en La Rosa de los Vientos de Onda Cero. Como siempre, una transcripción, unos enlaces y algunas imágenes.

Las cabras buscan la mirada de las personas en busca de pistas, solicitando ayuda, como hacen perros, gatos o caballos. Se cree que su origen es la domesticación, que introdujo cambios en el comportamiento de estos animales y en sus capacidades cognitivas. Los perros son capaces de buscar e interpretar las miradas de los humanos, mientras que los lobos (incluso criados en cautividad) no pueden. Los gatos, los caballos y, ahora se ha descubierto, las cabras tienen esta capacidad para interpretar las intenciones de los humanos. La mirada fija buscando ayuda en los bóvidos, vacas, ovejas y cabras nos indica que son más inteligentes de lo que pensábamos.

El artículo es Christian Nawroth, Jemma M. Brett, Alan G. McElligott, “Goats display audience-dependent human-directed gazing behaviour in a problem-solving task,” Biology Letters (05 Jul 2016), doi: 10.1098/rsbl.2016.0283; también cito a Christian Nawroth, Eberhard von Borell, Jan Langbein, “«Goats that stare at men»: dwarf goats alter their behaviour in response to human head orientation, but do not spontaneously use head direction as a cue in a food-related context,” Animal Cognition 18: 65–73 (2015), doi: 10.1007/s10071-014-0777-5.

Más información en Antonio Martínez Ron, @aberron, “Las cabras buscan pistas en la mirada humana,” Next, Vozpópuli, 11 Jul 2016; “Las cabras que miraban fijamente a los hombres”, CienciaXplora, 09 Jul 2016.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=yHl1kSVtORY&hd=1&rel=0]

La película “Los hombres que miraban fijamente a las cabras”, dirigida por Grant Heslov y protagonizada por George Clooney y Ewan McGregor, nos propone un cuerpo militar secreto de soldados con poderes telepáticos que usan la mente como arma. Basada en un libro de Jon Ronson, en una escena se nos muestra a Clooney intentando matar a una cabra con solo mirarla. ¿Por qué las cabras miran fijamente a los hombres? La comunicación no verbal con la mirada es muy habitual en los bebés y en muchos primates. Quienes tenemos en casa un perro como mascota sabemos que también saben interpretar las miradas de los humanos. La mayoría de los estudios previos de comunicación no verbal entre especies se han centrado en los perros (Canis familiaris) y en los chimpancés (Pan troglodytes). Se ha demostrado que tienen habilidades de comunicación intencional similares a las de los bebés de unos diez meses de edad. Los psicolingüísticas evolutivos están tratando de entender si el origen de estas formas de comunicación intencional en los perros es genético, debido al proceso de domesticación, o proviene del aprendizaje. En el caso de los perros se han realizado estudios con sus parientes evolutivos más próximos, los lobos (Canis lupus). Incluso cuando son criados por humanos desde el nacimiento, no son capaces de mantener la mirada fija a un humano con intención de llamar su atención y su comunicación con los humanos es mucho más limitada que la de los perros. Todo ello apunta a la hipótesis de que el proceso de domesticación introduce cambios genéticos que afectan las capacidades cognitivas y permiten una mejor comunicación con los humanos. Para dilucidar esta cuestión se han estudiado otros animales domésticos, aparte de perros y gatos, como los caballos y las cabras. Este mes se ha publicado un estudio en la revista Biology Letters que ha demostrado que las cabras, igual que los perros, dirigen su mirada a los humanos en busca de respuestas ante problemas sin solución, como si su cerebro hubiese sido moldeado por la evolución para confiar en nosotros. Un comportamiento que también se puede observar en los bebés humanos a partir de los seis meses cuando tienen que resolver un problema. Las cabras miran fijamente a los hombres para reclamar su atención.

Dibujo20160725 forward back conditios goat experiments

La cabra es la primera especie de ganado que fue domesticada hace unos diez mil años. El nuevo estudio parece indicar que la domesticación afectó al cerebro de las cabras tanto como al de los perros a la hora de comunicarse con los seres humanos. ¿Cómo se ha realizado este estudio con cabras? El biólogo y psicólogo experimental Christian Nawroth, de la Universidad Queen Mary de Londres, y sus coautores han realizado dos conjuntos de experimentos con un grupo de 32 cabras. El primer tipo de experimentos son llamados de “mirada dirigida” y consisten en dos fases. En la primera se entrena a las cabras para resolver una tarea sencilla en ausencia de humanos, en concreto sacar comida de una caja fácil de abrir. Cuando el animal resuelve la tarea con soltura se pasa a la siguiente fase del experimento. En esta segunda fase del experimento las cabras se enfrentaron a un problema irresoluble, pues la caja con comida no se podía abrir. Pero en esta segunda fase un humano acompaña al animal. En unos casos el humano está de espaldas al animal y no puede ver cómo intenta resolver la tarea sin éxito. En otros casos el humano mira al animal mientras intenta resolver la tarea. En este segundo caso, las cabras dirigen su mirada a los humanos en busca de ayuda y orientación. Cuando el humano está de espaldas este comportamiento no se observa. En el segundo tipo de experimentos, el experimentador proporcionan diferentes señales para indicar la ubicación de una recompensa de comida escondida tras una tapa que el animal puede voltear fácilmente. Las cabras fueron capaces de interpretar las señales del experimentador cuando toca la trampilla y cuando orienta la cabeza y la mirada hacia la trampilla desde una distancia cercana. No así desde una distancia lejana, como pueden lograr los perros en la misma tarea. Todo indica que las cabras son capaces de diferenciar entre las diferentes posturas del cuerpo de un ser humano, incluyendo la dirección de la cabeza y de la mirada. Estos resultados aportan pruebas sólidas de la existencia de una comunicación compleja de las cabras dirigida a los humanos, al menos en relación a la comida.

Dibujo20160725 Boxplots presenting median times for gaze latencies durations latencies until first gaze and frequencies gaze alternations

Hoy en día las cabras están disfrutando de un momento de gloria en internet. Hay mucha gente que disfruta con estos animales de ojos saltones, incluso hay movimientos de protesta en contra de que sean usados en alimentación. ¿Se puede concluir que otros rumiantes de granja, como vacas u ovejas, muestren una comunicación similar con los humanos? La mayoría de los estudios de comunicación entre animales de granja y humanos se han centrado en los caballos. Su comunicación intencional no es tan avanzada como la de los perros, pero son capaces de entender muchos aspectos de la comunicación humana, incluyendo usar la mirada como una señal para solicitar a un humano un objeto específico que está fuera de alcance. Los cachorros de perros de tan sólo 6 semanas de edad ya pueden utilizar una gran variedad de señales comunicativas con los humanos para localizar la comida escondida. Los caballos (Equus caballus) muestran una menor flexibilidad comunicativa que los perros, pero también dirigen la mirada a sus adiestradores, mueven la cabeza y muestra una comunicación intencional. Un elemento clave en este tipo de experimentos es la llamada “alternancia de mirada” en la que el animal alterna la mirada al cuidador y hacia la tarea que le resulta imposible de resolver. Los niños que todavía no hablan, los perros y los caballos muestran la alternancia mirada de forma similar, algo que se considera un acto comunicativo que se usa para llamar la atención de la persona que les acompaña en el experimento.

Dibujo20160725 second experiment conditions goat experiments

La comunicación entre caballos domésticos y humanos nos recuerda el famoso caso del caballo Hans que era capaz de realizar operaciones aritméticas. Su secreto era comunicarse con la audiencia, incluso sin que lo supiera su dueño. Los oyentes recordarán que ya lo conté en esta sección del programa a principios del año 2015. El caballo “Hans el listo” (Clever Hans), según su dueño, era capaz de sumar, multiplicar, dividir, operar con fracciones y muchas otras cosas. El caballo respondía pateando en el suelo la respuesta. El secreto del caballo era ignorado por su dueño y fue desvelado por un estudio científico. El caballo mientras pateaba miraba la reacción de su dueño y del público. Cuando daba la respuesta correcta las señales involuntarias del lenguaje corporal de su dueño y la reacción del público hacía que el caballo supiera que ya no debía patear. El dueño no era consciente que le daba estas señales no verbales a su caballo y creía que sus habilidades matemáticas eran ciertas. Muchos animales domésticos muestran este tipo de habilidad como han demostrado muchos estudios en cognición animal. Los caballos se capaces de realizar gestos para manipular la atención de un humano y lograr obtener recursos que de otra forma les son inalcanzables. La evolución de las especies domesticadas ha sido dirigida a reforzar los lazos de comunicación entre los animales y los humanos. Por ello muchas mascotas y animales de granja muestran gestos deícticos (o referenciales) que tienen por objeto provocar comportamientos específicos en el receptor. Normalmente tratan de dirigir la atención del destinatario en la búsqueda de una meta deseada. Mantener la mirada fija y alternar la mirada a los ojos con la mirada al objeto deseado es un mecanismo que ha sido observado en primates, canes, caballos y cabras, pero también en delfines y cuervos. Los animales que viven en sociedades complejas necesitan estas habilidades comunicativas para su supervivencia. La evolución dirigida durante la domesticación de animales refuerza dichas habilidades y hace que superen las habilidades que muestran en estado salvaje.

Dibujo20160725 amount subjects engaged in active anticipatory behaviour and relative performance locating a hidden food reward



3 Comentarios

  1. Curiosamente “Mantener la mirada fija y alternar la mirada a los ojos con la mirada al objeto deseado es un mecanismo que ha sido observado…” en esta primaria comunicacion ya esta implicito el germen de la mentira, es decir comunicar y mentir son indisolubles, ahora la humanidad ha llegado a limites increibles en este aspecto.

Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 25 julio, 2016
Categoría(s): ✓ Biología • Ciencia • Eureka (La Rosa de los Vientos) • Noticias • Recomendación • Science
Etiqueta(s): ,