Premios Ig Nobel 2018

Todos los años me hago eco de los Premios Ig Nobel, este año no podía ser menos. La ceremonia de entrega de los Premios Ig Nobel 2018 se celebró el Teatro Sanders de Harvard el pasado 13 de septiembre de 2018. No se entregó un Ig Nobel de Física, algo excepcional que no ocurría desde 1994 (tampoco se entregó en la primera ocasión, 1991). No hay ninguna razón oculta, pues como ya sabes las denominaciones de los premios cambian de un año a otro. España ha logrado este año el Ig Nobel de la Paz (junto a Colombia), gracias a un trabajo liderado por Francisco Alonso, del Instituto de Investigación en Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS) de la Univ. Valencia.

El trabajo de Alonso y sus colegas estudia mediante estadísticas la agresividad y los insultos de los conductores españoles al volante. Sin entrar en detalles, el estudio destaca la relación entre los accidentes de tráfico y este comportamiento, que como el uso del teléfono móvil, distrae al conductor de su tarea prioritaria. El artículo publicado es Francisco Alonso, Cristina Esteban, …, Maria-Luisa Ballestar, “Shouting and Cursing While Driving: Frequency, Reasons, Perceived Risk and Punishment,”  Journal of Sociology and Anthropology 1: 1-7 (2017) [HTML SciEP], doi: 10.12691/jsa-1-1-1; por cierto,  el DOI no funciona y la editorial SciEP está considerada como depredadora en el listado de Beall (una pena). En español puedes leer F. Alonso, J. Sanmartín, …, M. L. Ballestar, “La Justicia en el Tráfico: Conocimiento y Valoración de la Población Española”, Cuadernos de Reflexión Attitudes (2005) [PDF roderic UV].

Estados Unidos ha logrado del Ig Nobel de Medicina gracias al trabajo de Marc Mitchell y David Wartinger. Un paciente afirmó que había orinado un cálculo renal tras montarse en la montaña rusa Big Thunder Mountain Railroad que está en Walt Disney World en Orlando, Florida. Ni cortos ni perezosos los dos doctores decidieron comprobarlo de forma experimental. Para ello usaron un modelo de silicona del riñón y la uretra en el que introdujeron cálculos renales extraídos de pacientes. En los vagones traseros lograron excretar 23 de los 36 cálculos renales, pero solo fueron excretados 4 de 24 en los vagones delanteros. Obviamente, no recomiendan abusar de los pacientes y repetir el experimento con ellos. El artículo es Marc A. Mitchell, David D. Wartinger, “Validation of a Functional Pyelocalyceal Renal Model for the Evaluation of Renal Calculi Passage While Riding a Roller Coaster,” The Journal of the American Osteopathic Association 116: 647-652 (2016), doi: 10.7556/jaoa.2016.128.

El Ig Nobel de Antropología ha recaído en Tomas Persson, Gabriela-Alina Sauciuc y Elainie Madsen por comprobar en un zoológico que el número de veces que los chimpancés imitan a los visitantes es muy similar al que los visitantes imitan a los chimpancés. Un curioso estudio observacional durante un total de 52 horas recopiló 356 imitaciones, recogidas en esta tabla. Por cierto, solo se estudiaron cinco chimpancés, en el zoo Furuvik Zoo (Suecia), donde se encuentra la Estación Furuvik de Investigación en Primates de la Universidad de Lund. El artículo es Tomas Persson, Gabriela-Alina Sauciuc, Elainie Madsen, “Spontaneous Cross-Species Imitation in Interaction Between Chimpanzees and Zoo Visitors,” Primates 59: 19–29 (2018), doi: 10.1007/s10329-017-0624-9.

El Ig Nobel de Biología ha recaído en ocho investigadores de varios países: Paul Becher, Sebastien Lebreton, Erika Wallin, Erik Hedenstrom, Felipe Borrero-Echeverry (Colombia), Marie Bengtsson, Volker Jorger y Peter Witzgall. Han estudiado la capacidad de los catadores profesionales de vino para identificar el olor de una feromona de las hembras de la mosca del vinagre, incluso en una copa de vino. Primero se educó a los catadores para identificar dicho olor, algo afrutado, oliendo copas vacías en las que la mosca hembra había estado durante unos 10 minutos; luego se realizó una cata a ciegas con copas de vino algunas de las cuales habían contenido durante cinco minutos una mosca hembra, que luego había sido retirada; finalmente, se repitieron las pruebas sin la mosca pero con unos nanogramos de la feromona (Z4-11Al). Un curioso estudio que muestra la capacidad olfativa de los humanos y que se publicó en Paul G. Becher, Sebastien Lebreton, …, Peter Witzgall, “The Scent of the Fly,” Journal of Chemical Ecology 44: 431–435 (2018), doi: 10.1007/s10886-018-0950-4, bioRxiv: 10.1101/206375.

Portugal ha logrado el Ig Nobel de Química gracias al trabajo de Paula Romão, Adília Alarcão y (el ya fallecido) César Viana, por la medida del grado de limpieza de superficies sucias que se se logra con la saliva en comparación con otros agentes limpiadores. Por lo que parece en el Instituto José de Figueiredo (Lisboa, Portugal) se observó que algunos conservadores usaban su propia saliva para limpiar objetos delicados, por ejemplo, recubiertos de pan de oro; su objetivo era evitar dañar dichos objetos con productos de limpieza convencionales. Como la saliva limpia gracias a las amilasas que contiene, los científicos recomiendan el desarrollo de productos de limpieza orgánicos, basados en amilasas, como sustituto de la saliva para los conservadores. El artículo es Paula M. S. Romão, Adília M. Alarcão, César A.N. Viana, “Human Saliva as a Cleaning Agent for Dirty Surfaces,” Studies in Conservation 35: 153-155 (1990), doi: 10.2307/1506167, jstor: https://www.jstor.org/stable/1506167.

El Ig Nobel de Educación Médica ha recaído en el japonés Akira Horiuchi, por realizarse una colonoscopia a sí mismo. Por lo que parece en Japón los pacientes le tienen mucho miedo a este examen médico. Como solución se propone el uso de un colonoscopio pediátrico, cuyo uso es tan fácil y cómodo que hasta permite una autocolonoscopia. El breve artículo es Akira Horiuchi, Yoshiko Nakayama, “Colonoscopy in the Sitting Position: Lessons Learned From Self-Colonoscopy by Using a Small-Caliber, Variable-Stiffness Colonoscope,” Gastrointestinal Endoscopy 63: 119-20 (2006), doi: 10.1016/j.gie.2005.10.014.

¿Quién lee los manuales de instrucciones de electrodomésticos? Casi nadie, como han estudiado los galardonados con el Ig Nobel de Literatura, los investigadores Thea Blackler, Rafael Gomez, Vesna Popovic y M. Helen Thompson. Los resultados son curiosos, por ejemplo, se leen menos cuanto mayor es el grado de formación académica, o cuanto mayor es la edad, y las mujeres menos que los hombres. Muchas de las nuevas funciones de los electrodomésticos solo están accesibles a quienes leen el manual, luego los investigadores recomiendan que las compañas de publicidad se centren solo en las nuevas funciones que se puedan usar sin recurrir al libro de instrucciones. El artículo es Alethea L. Blackler, Rafael Gomez (El Salvador), …, M. Helen Thompson, “Life Is Too Short to RTFM: How Users Relate to Documentation and Excess Features in Consumer Products,” Interacting With Computers 28: 27-46 (2014), doi: 10.1093/iwc/iwu023.

En el paleolítico se han documentado múltiples casos de canibalismo entre humanos. James Cole ha recibido el Ig Nobel de Nutrición por estimar el contenido calórico de un humano y compararlo con el de otros animales del paleolítico; como era de esperar somos menos nutritivos que muchas de nuestras presas potenciales. Su conclusión es que los episodios de canibalismo documentados deben tener un significado ritual, no siendo relevantes en la dieta de nuestros antepasados. El artículo es James Cole, “Assessing the Calorific Significance of Episodes of Human Cannibalism in the Paleolithic,” Scientific Reports 7: 44707 (2017), doi: 10.1038/srep44707.

El Ig Nobel de Medicina Reproductiva ha recaído en John Barry, Bruce Blank y Michel Boileau por usar sellos postales para estudiar las erecciones nocturnas en hombres. Los sellos (sin pegamento, pues han sido preparados de forma específica para el experimento) envuelven el pene del sujeto. El número de erecciones se determina por el número de roturas observada en los agujeros entre los sellos. El sistema ha permitido detectar las erecciones nocturnas en 22 hombres sin problemas sexuales, y no ha observado ninguna erección en 11 hombres impotentes (incapaces de lograr una erección nocturna). Hoy no es el método menos invasivo para realizar este tipo de experimentos, pero 1980 quizás lo fuera; en cualquier caso, es un método curioso y llamativo. El artículo es John M. Barry, Bruce Blank, Michael Boileau, “Nocturnal Penile Tumescence Monitoring With Stamps,” Urology 15: 171-172 (1980), doi: 10.1016/0090-4295(80)90414-8.

El Ig Nobel de Economía ha recaído en seis investigadores que han estudiado el efecto de las represalias contra muñecos de voodoo para aliviar las tensiones en los empleados que son acosados por sus jefes. Lindie Hanyu Liang, Douglas Brown, Huiwen Lian, Samuel Hanig, D. Lance Ferris y Lisa Keeping han encontrado indicios de que estas represalias (retaliations) son efectivas, aunque recomiendan la detección y corrección de estos problemas por las propias organizaciones (empresas). Obviamente, los muñecos de voodoo no funcionan (no afectan al jefe, aunque este estudio no lo ha comprobado de forma explícita), por lo que actúan por efecto placebo. El artículo es Lindie Hanyu Liang, Douglas J. Brown, …, Lisa M. Keeping, “Righting a Wrong: Retaliation on a Voodoo Doll Symbolizing an Abusive Supervisor Restores Justice,” The Leadership Quarterly 29: 443-456 (2018), doi: 10.1016/j.leaqua.2018.01.004.

En resumen, como todos los años, premios que nos divierten y nos hacen pensar a partes iguales.



1 Comentario

  1. Hola, Francis. En mi opinión, los del año anterior fueron más interesantes, pero me quedo con el de la imitación que hacen los chimpancés de los turistas. Al fin y al cabo, son nuestros “primos”, ¿no? Saludos desde Lima, Perú.

Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 27 septiembre, 2018
Categoría(s): ✓ Ciencia • General • Noticias • Recomendación • Science
Etiqueta(s): ,