Cómo convertir la edad de un perro en la edad de una persona

Por Francisco R. Villatoro, el 25 diciembre, 2019. Categoría(s): Biología • Bioquímica • Ciencia • Noticias • Science ✎ 1

Una fórmula lineal incorrecta, pero muy popular, es multiplicar por siete la edad del perro para estimar el equivalente humano. Se ha publicado en bioRxiv una fórmula no lineal más razonable: 16 log (P) + 31 ≈ 37 log10(P) + 31, donde log es el logaritmo neperiano y log10 el logaritmo decimal. Así un perro de 6 meses tendría 20 años humanos y con 10 años tendría 68 años humanos. La fórmula se basa en el uso del metiloma como reloj epigenético, habiendo sido estimada para la raza labrador retriever. Para otras razas de perros la fórmula puede diferir un poco, pero su forma será muy similar.

El genetista Trey Ideker (Univ. California San Diego, EEUU) y sus colegas han comparado el grado de metilación del ADN en los genomas de 104 perros, con edades entre 4 semanas y 16 años, con el de 320 humanos con entre 1 y 103 años. Se ha observado que la edad en humanos y en canes se puede comparar contando el número de grupos metilo en sitios CpG (parejas de nucleótidos CG consecutivos, una citosinia seguida por una guanina) de ciertos genes asociados al desarrollo. Esta manera de estimar el grado epigenético de envejecimiento permite comparar la edad de ambas especies con rigor. La fórmula obtenida es logarítmica porque el reloj epigenético del perro es más rápido que el humano durante el primer año de vida, pero luego se ralentiza respecto al humano. Así, un cachorro de 7 semanas de edad sería equivalente a un bebé humano de 9 meses, pero con un año (52 semanas) ya sería un adulto de 31 años.

¿Qué edad epigenética tiene tu perro en años humanos? El artículo es Tina Wang, Jianzhu Ma, …, Trey Ideker, «Quantitative translation of dog-to-human aging by conserved remodeling of epigenetic networks,» bioRxiv 829192 (04 Nov 2019), doi: https://doi.org/10.1101/829192; más información divulgativa en Virginia Morell, «Here’s a better way to convert dog years to human years, scientists say,» News, Science (15 Nov 2019), doi: https://doi.org/10.1126/science.aba2340. En español se hicieron eco muchos medios, por ejemplo, «La mejor manera de calcular la edad de tu perro en años humanos, según la ciencia», ABC Ciencia, 18 nov 2019.

Por supuesto, existen fórmulas para estimar el equivalente humano a la edad de tu perro que usan su fenotipo, en lugar de su reloj epigenético. Esta tabla apareció en Amy Flowers, «How to Figure Out Your Dog’s Age,» WebMD, 20 May 2019.

En medicina forense se usa el grado de metilacion del ADN para predecir la edad, tanto en muestras de saliva como de sangre. La enzima metiltransferasa de ADN adiciona un grupo metilo (-CH3) a una citosina que se convierte en 5-metilcitosina; esta marca epigenética se produce en regiones del ADN ricas en citosina y guanina, siempre en una citosina que precede a una guanina (sitio CpG), como muestra la figura. Las marcas epigenéticas que se encuadran en el metiloma permiten silenciar la expresión de ciertos genes. Los estudios epigenéticos han mostrado que la metilación del ADN disminuye con el envejecimiento en algunos genes humanos, mientras crece en otros, porque se producen cambios en la expresión de la metiltransferasa de ADN de tipo 1a (DNMT1a) que dependen de la edad. El nuevo estudio propone que también ocurre en los perros, y además en genes similares a los humanos (genes ortólogos).

La comparación del metiloma de humanos y perros muestra que ambos comparten hitos fisiológicos comunes durante su desarrollo y envejecimiento; en concreto, comparten las etapas de infancia preescolar, adolescencia, juventud, edad adulta y senectud. La semejanza epigenética es mayor en la infancia, juventud y senectud; por ejemplo, los dientes empiezan a aparecer en los cachorros entre las siete semanas (0.13 años) y a los nueve meses (0.75 años) en humanos. La esperanza de vida de un labrador retriever es de unos 12 años, que corresponde a una esperanza de vida humana de unos 70 años.

No quiero entrar en el listado de los genes ortólogos metilados que permiten correlacionar la edad de humanos y perros (que se resumen en esta figura). La tasa de metilación crece con la edad en ambas especies en genes asociados al ensamblaje de sinapsis (18 genes), la diferenciación de células neuroepiteliales (5 genes) y ciertos patrones anatómicos (dos grupos de 117 y 69 genes); y decrece con la edad en genes relacionados con la diferenciación de leucocitos y el metabolismo de los ácidos nucleicos (144 genes).

En resumen, estimar la «edad humana» de un perro parece curioso pero inútil. Sin embargo, estos estudios epigenéticos podrían ayudar a identificar perros que envejecen más rápido de lo habitual debido a que padecen ciertas enfermedades; así podrían tener una utilidad diagnóstica en la práctica veterinaria. Varias ciudades españolas (entre ellas Málaga) exigen una prueba de ADN para todos los perros; en un futuro no muy lejano estas pruebas podrían incluir una análisis del metiloma con fines terapéuticos. Tiempo al tiempo.



1 Comentario

  1. Muy interesante artículo. Aunque no entiendo que en el mismo se diga que aproximadamente con un año de vida es equivalente a 30 años humanos, y en cambio en la tabla adjunta con varios tamaños de perros, todas las columnas coinciden en que un año equivale a 15 años humanos aprox.
    Me parece una diferencia demasiado grande. ¿Cuál sería la más acertada?

Deja un comentario