Ciencia para todos T02E23: La plaga de alga asiática

Por Francisco R. Villatoro, el 29 febrero, 2020. Categoría(s): Biología • Ciencia • Noticias • Podcast Ciencia para Todos (SER) • Recomendación • Science ✎ 1

Te recomiendo escuchar el podcast del episodio T02E23, “La plaga de alga asiática”, 27 feb 2020 [09:14 min], del programa de radio “Ciencia para todos”, en el que participo junto a Enrique Viguera (Universidad de Málaga), coordinador de Encuentros con la Ciencia. Esta sección semanal del programa “Hoy por Hoy Málaga” presentado (hoy) por Lola Calvillo (@LolaCalvilloa), se emite todos los jueves en la Cadena SER Málaga (102.4 FM) entre las 13:00 y 14:00 horas (no tiene hora fija de emisión en directo, pero suele ser entre las 13:05 y las 13:15).

Más información en «La UMA realizará el análisis para definir el alga asiática como especie invasora», Noticias UMA, 19 sep 2019; «La plaga de alga asiática avanza sin control», Cadena SER, 17 feb 2020; María Altamirano-Jeschke, Julio De la Rosa Álamos, Francisco José Martínez Medina, «Arribazones de la especia exótica rugulopteryx okamurae (E.Y. Dawson) en el Estrecho de Gibraltar,» SEF 2016 (PDF web); José Carlos García-Gómez, Juan Sempere-Valverde, …, Juan Antonio Parada, “Rugulopteryx okamurae (E.Y. Dawson) I.K. hwang, W. J. Lee & H.S. Kim (Dictyotales, ochrophyta), alga exótica “explosiva” en el estrecho de Gibraltar. Observaciones preliminares de su distribución e impacto”, Almoraima (Revista de Estudios Campogibraltareños) 49: 97-113 (dic 2018) [PDF web]; C. Navarro-Barranco, …, M. Altamirano, …, J. Moreira, «Can invasive habitat-forming species play the same role as native ones? The case of the exotic marine macroalga Rugulopteryx okamurae in the Strait of Gibraltar,» Biological Invasions 21: 3319-3334 (2019), doi: https://doi.org/10.1007/s10530-019-02049-y; Antonio-Román Muñoz, Adrián Martín-Taboada, …, María Altamirano, «La modelación de la distribución de especies como herramienta en la gestión de invasiones biológicas en el medio marino: el caso de Rugulopteryx okamurae (Dictyotaceae, Ochrophyta) en el Mediterráneo», Algas (Boletín de la Sociedad Española de Ficología) 55e: 37-40 (dic 2019) [PDF web]; José Carlos García-Gómez, Juan Sempere-Valverde, …, César Megina, «From exotic to invasive in record time: The extreme impact of Rugulopteryx okamurae (Dictyotales, Ochrophyta) in the strait of Gibraltar,»Science of The Total Environment 704: 135408 (20 Feb 2020), doi: https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2019.135408.

Escucha «La plaga de alga asiática» en Play SER.

Lola: El año pasado los servicios de limpieza de Marbella retiraron de las playas unas 1400 toneladas de algas asiáticas. Según un informe de la Universidad de Málaga encargado por el Ministerio para la Transición Ecológica la plaga de alga asiática avanza sin control. Este verano se espera que cause aún más estragos en el litoral malagueño. Enrique, ¿quién realizó este informe?

Enrique: Lo primero hay que recordar que vivimos en un mundo globalizado en el que los medios de transporte permiten que algunas especies viajen desde unos puntos del planeta a otros, y acaben siendo especies invasoras. Nosotros tenemos un proyecto en las Islas Galápagos para la identificación de especies invasoras allí (usando herramientas de genética molecular).

Con objeto de incluir o no el alga asiática en el Catálogo de Especies Invasoras, el Ministerio para la Transición Ecológica encargó en septiembre de 2019 un informe científico al grupo de investigación de la profesora María Altamirano, especialista en Botánica del Departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Málaga. El informe analiza el ciclo reproductivo del alga asiática, cómo se establece y cómo se dispersa, temas claves para abordar su impacto sobre la biodiversidad marina de las costas.

Francis: El alga asiática «Rugulopteryx okamurae» es una especie originaria del pacífico noroccidental, en concreto de Japón, China y Corea. En el verano del año 2016 se observaron los primeros arribazones de esta alga exótica en las playas de Ceuta y Tarifa. Se cree que llegó al Estrecho de Gibraltar en los lastres de los barcos mercantes. Las corrientes marinas en el Estrecho han expandido la distribución del alga asiática a ambas orillas del Estrecho, alcanzando la provincia de Málaga y hasta Almería. La profesora María Altamirano es una pionera en el estudio de esta invasión de alga asiática, que lleva investigando desde el año 2016.

Lola: La presencia de alga asiática en las playas echa para atrás a muchos bañistas. Además, trae de cabeza a los pescadores, que cada día al volver de faenar se encuentran con sus redes rotas por el peso del alga. ¿Qué impacto tiene el alga sobre la biodiversidad en nuestras costas?

Enrique: Las invasiones biológicas suponen la segunda causa de pérdida de biodiversidad en los ecosistemas marinos (la primera causa es el deterioro de los hábitats). El Estrecho de Gibraltar es una zona de elevado interés biológico y alto valor ecológico, y de gran singularidad por converger allí tres provincias biogeográficas distintas: la lusitánica, la mauritánica y la mediterránea.

Las algas alóctonas, tanto macroalgas como el alga asiática, como las microalgas unicelulares, alteran de manera considerable las comunidades marinas que invaden. Para tomar medidas que minimicen su impacto es importante que se incluyan en el Catálogo de Especies Invasoras (Real Decreto 630/2013). Así la Junta de Andalucía y el Gobierno de España podrá articular medidas urgentes y preventivas que puedan frenar su avance.

Enrique nos confiesa que es escéptico sobre la posibilidad de que se pare el avance de esta alga invasora.

Lola: El avance del alga asiática desde hace cuatro años parece imparable. Ya hay indicios de que ha alcanzado el litoral de Almería. Además de la retirada de las mareas de algas de las playas, ¿qué medidas se pueden tomar?

Francis: Cuatro años parece mucho tiempo, pero no lo es, la invasión del las costas mediterráneas por el alga asiática se encuentra en sus inicios. Por ello hay que adoptar medidas de prevención y de control. Para ello se requieren estudios científicos rigurosos de su biología, como los que está realizando el grupo de investigación coordinado por la profesora María Altamirano de la Universidad de Málaga. Todavía se desconocen los ciclos de reproducción de esta alga en el Mediterráneo, algo que sería determinante para controlar su expansión. Hay que reclamar a las instituciones públicas más financiación para la investigación en la biología de estas algas invasoras.

Hay que hacer un llamamiento a la responsabilidad de todas las administraciones para que puedan coordinarse planes de prevención y control que contengan la expansión del alga a zonas aún no afectadas. Por desgracia, la imagen de playas cubiertas de algas volverá a repetirse este verano, coincidiendo con la subida de la temperatura del mar que alcanza la orilla.

Enrique: El alga asiática crece sobre substratos duros y cuando se establece tiene un crecimiento muy rápido. Incluso es capaz de crecer sobre otras algas, o sobre la fauna bentónica, como estrellas de mar, ostras, almejas, pepinos de mar, ofiuroideos y anémonas de mar. Cuando esto ocurre, termina por ahogar a la especie que tiene debajo, ya que según va creciendo le va quitando la luz.

Una vez el alga se aclimate al entorno mediterráneo su detección visual resultará muy difícil, porque su aspecto es muy parecido al alga autóctona Dictyota dychotoma. Así, para hacerlo habrá que tomar muestras y realiza una identificación en laboratorio.

Muchas veces no nos acordamos de los científicos hasta que ocurre un problema grave. La ciencia en la que se basará el desarrollo de herramientas de control de la invasión de estas algas es la misma que a duras penas consigue financiación para avanzar en el conocimiento de estas algas.

Francis: Todos deseamos que el informe que la profesora Altamirano ha coordinado para el Ministerio de Transición Ecológica acelere las gestiones para incluir el alga asiática en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, lo que permitirá activar medidas correctoras y compensatorias.

Lola: despedida y coda final.



1 Comentario

Deja un comentario