Nadie sabe si Grisha Perelman aceptará o no el Premio del Milenio (un millón de dólares)

Por Francisco R. Villatoro, el 20 marzo, 2010. Categoría(s): Ciencia • Matemáticas • Prensa rosa • Science ✎ 4

Una vergüenza. Se mire como se mire, es una vergüenza que el Instituto Clay haya concedido ayer el Premio del Milenio, un millón de dólares, a Grisha Perelman por la Demostración de la Conjetura de Poincaré dos años tarde. ¡DOS AÑOS TARDE! La excusa… que las bases del premio dicen que el resultado tiene que estar publicado… y lo está… en revistas especializadas… y lo está… aunque no lo firme Perelman… ya pagó el Instituto Clay a quien lo hiciera… ¿Que no lo va a aceptar? A quien le importa… le tiene que importar a él y a nadie más. Pero el premio hay que concederlo. No hay tu tía… se concede o el Instituto Clay de Matemáticas y sus Premios del Milenio serán el “hazmereir” de todo el mundo. No tienen palabra. No han cumplido con su palabra. Tenían que conceder el premio “por cojones.”

Se hacen eco de la noticia todos los medios. Por ejemplo, “Perelman, el genio recluso de las matemáticas, premiado con un millón de dólares. El Instituto Clay concede su primer galardón Problemas del Milenio, por la conjetura de Poincaré,” El País, 19/03/2010. “Un comité formado por Simon Donaldson, David Gabai, Mikhail Gromov, Terence Tao y Andrew Wiles, propuso a Perelman como receptor del premio.” James Carlson no sabe si Perelman aceptará o no el millón de dólares. ¿Importa? John Ball, el presidente de la Unión Matemática Internacional (IMU), que concedió en Madrid en 2006 la Medalla Fields a Perelman, afirmó que había dedicado mucho tiempo en tratar de convencer a Perelman de que fuera a Madrid a recibir la medalla (yo asistí al congreso y escuché sus palabras “apenadas” al respecto).

Es una pena que haya que leer chorradas como esta: “La concesión de este premio tenía un escollo difícil de resolver, relacionado con las bases de la convocatoria, que exigían la publicación previa de los resultados en las revistas especializadas. Perelman había colgado sus artículos en el servidor de preprints arXiv. Es una gran noticia que este obstáculo haya sido resuelto.”

Lo dicho, en mi opinión, una pena. Sólo nos queda la excusa del tonto… tarde y mal es mejor que nunca y bien… aunque se trate de matemáticas.



4 Comentarios

  1. no fueron dos, sino cuatro los años de demora, que en el 2006 le dan la Field porque ya estaban publicados los trabajos donde se rellenaban todos los huecos.

    Lo cual los deja peor parados, en realidad

  2. Sin venir a cuento, cualquier noticia que provenga de Rusia tiene que pagar el peaje de los tópicos sobre la leyenda soviética. Por eso este mensaje comienza deslizando sutilmente el tópico de que en 1958 Pasternak rechazó el Premio Nóbel de literatura por la presión del “establishment” soviético. Pero en 1994, ya sin tal “establishment”, Perelman hizo lo propio con otro premio así que ya nadie le puede culpar al referido “establishment”.
    Según el reglamento del Nóbel, para optar al Premio de literatura, una novela tiene que estar editada en su idioma original en su propio país; en 1958 “Doctor Zhivago” estaba aún sin publicar. A causa de ello, para que le dieran el premio que tenía apañado de antemano, la CIA robó el manuscrito del avión en el que Pasternak la remitía unos amigos occidentales. Los espías obligaron al avión a aterrizar en Malta durante dos horas, fotografiaron el manuscrito, que luego editaron en ruso con el sello de la editorial Mutón de La Haya. Para evitar sospechas, utilizaron el mismo papel de imprenta que era corriente en la Unión Soviética. Asimismo, emplearon un tipo de letra especial, común en Rusia, e imprimieron los capítulos de que consta la novela en diferentes lugares con el fin de que no se descubriera la falsificación.
    Fue así de peliculero. El libro fue presentado justo a tiempo al comité de los Nobel y los miembros de la Academia Sueca se mostraron muy sorprendidos de que les obsequiaran con varios ejemplares de una novela en ruso cuya existencia hasta entonces desconocían. Ni siquiera sabían ellos, como no sabía casi nadie, que un poeta como Pasternak hubiera escrito una novela. Fue la primera y la única. Para un poeta como él debió resultar frustrante que le premiaran por una novela y cuatro días después del anuncio rechazó el galardón.
    En 1958 no hubo ninguna presión del “establishment” soviético; las únicas presiones fueron las de la CIA, que manejaba los asuntos de la guerra fría a su antojo.

  3. No soy un gran entendido de las matemáticas, pero si me doy cuenta de que Instituciones como la de Clay por muy importantes que se sean, intentan subirse al carro de la fama, ahora que se dan cuenta de que lo que ha hecho este hombre está muy por encima de lo que nadie hará en mucho tiempo.
    Más reconocimiento y menos oportunismo.
    Creo que Pelerman está dando muchas lecciones a todo el mundo, con su forma de actuar.

  4. Hola:

    Bueno, yo no sé nada dde ciencia; pero la figura de Perelman me lleva intrigadno desde hace algún tiempo. Leí que rechazaba sistemáticamente todos los premios porque había descubierto, muy a su pesar, que el mundo de los matemáticos (o el mundo de las matemáticas, tanto da) era como todo en general: algo imperfecto, viciado por las apariencias, por las mentiras (paradójicamente, porque la matemática es quizá la úncia verdad, en el sentido de que puede discernir “fácilmente” entre la verdad y la mentira). En esto “Grisha” fue muy inegnuo. Creyó haber encontrado un paraíso, y se dio cuenta de que lo que creía vergel se reveló al final como un espejismo que ocultaba el pantano habitaul que uno puede encontrarse por todos los lados.

    Sobre los premios, sean de ciencias o de cualquier otra cosa, siempre reinará el oportunismo, la falsedad, la conveniencia, los prejuicios y demás. Aunque, pensándolo bien, ¿necesita Perelman los premios? Quiero decir, después de su enorme gesta, ¿es necesario que su talento sea refrendado por unas plaquitas con su nombre grabado y que reciba palamadiats en la espalda de tipos que a lo mejor lo desprecian de una forma velada? Yo creo que no. La historia ya lo ha recompensado, como a todos los grandes. Otrs cosa es la pasta, que nunca viene mal. Sin mebargo, también me temo que “Grisha” la seguirá rechazando. Esto es digno de aplaudir, creo yo.

    Un saludo.

Deja un comentario